Issuu on Google+

A los cuatro vientos NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA 8 de septiembre de 2013 Suplemento del Full Dominical

LAS VÍRGENES HALLADAS

M

uchas veces os he hablado de las vírgenes encontradas. Muchas de las patronas de nuestros pueblos entran dentro de esta categoría, porque como sabéis una virgen encontrada es una imagen de la Virgen que, según las diversas leyendas piadosas, habían sido “encontradas” tras la invasión sarracena. Según estas leyendas las tallas o imágenes se habían hecho antes de la invasión y durante ésta se habían escondido, y luego fueron encontradas en medio de prodigios por pastores o ermitaños. En nuestro país, la más popular es, sin duda la “Moreneta”, la queridísima Virgen de Montserrat. La celebración de la fiesta de las diferentes Vírgenes encontradas se celebra el 8 de septiembre y por eso este día -o en los días cercanos- se celebran encuentros, romerías y procesiones en los muchos santuarios de las vírgenes encontradas que hay en Cataluña. Pero hoy quisiera hablar de otro tipo de “hallazgo”; no de una imagen, sino de una persona. Sin embargo, no dejamos las imágenes porque para el corazón del pueblo estas vírgenes tienen una gran significación. Siempre han sido encontradas en medio de luces resplandecientes, símbolo de la

gracia que por culpa del pecado hemos perdido y que encontramos en medio de un gran estallido de alegría. Por circunstancias diversas, a veces nos hemos separado de Dios y, sin embargo, nuestra alma lo buscaba, tal vez incluso inconscientemente. Y le buscábamos de la manera más inteligible para nosotros, a través de la Madre. Es como cuando éramos pequeños: si nos encontrábamos en dificultades lo primero que nos venía en los labios era llamar: “¡Mamá!”.

Nada más comenzar su Evangelio, San Mateo nos dice que el Hijo de Dios, hecho hombre, vino al mundo por María, de la cual nació Jesús (Mt 1,16). Y desde entonces, María sigue en su misma función de darnos a Jesús, haciendo nacer, crecer y desarrollarse plenamente a cada uno de los escogidos. Entre Jesucristo y nosotros, María es la mayor medianera que existe. Crecer en el amor a María es crecer en el amor a Jesús.

Las vírgenes encontradas siempre llevan a su Hijo en el brazo o en el regazo. Y es que buscando una persona encontramos otra. Es lo que decía nuestro gran poeta nacional, Mn. Cinto Verdaguer: “¡Quien busca a Jesús, lo encuentra en María!”.

Y para darnos a Jesús, Dios se sirvió de María, la cual, humilde esclava del Señor, será hasta el fin del mundo quien siga formando a Cristo en nosotros. Por eso vemos que nadie va a la Virgen sin sentir, con su beso de Madre, revivir en su corazón la gracia y el amor de Jesucristo.

En la Iglesia tenemos experiencias continuas de esta solicitud de María para llevarnos a Jesús y para lograr la salvación incluso los pecadores más empedernidos, si es que un día se resolvieron a invocar a María, su Madre. Lourdes y Fátima, modernamente, nos hablan de esta verdad mejor que la fantasía del poeta, a pesar de ser tan bella y tan acertada.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y Primado


Natividad de la Virgen María

(8 de septiembre de 2013) (Ciclo C) María, la mujer del SÍ

Desde siempre, generación tras generación, todo está dispuesto para acoger a Dios hecho hombre. Desde nuestra mirada podríamos decir que nos encontramos ante el preludio de la salvación universal obrada por Jesucristo y que, por ello, celebramos con tanta alegría el aniversario de María –el día de su nacimiento–. Estamos contentos de celebrar nuestra fe recordando en este domingo de forma especial a María, la madre de Cristo y nuestra Madre. María no pertenece sólo a sus padres, sino a todo el pueblo creyente y a la humanidad entera. Lectura de la profecía de Miqueas (Mi 5, 1-4 a) Así dice el Señor: “Pero tú, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judà, de ti saldrà el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. En pie, pastoreará con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. Habitarán tranquilos, porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz”. Salmo responsorial (Sal 12, 6ab.6cd (R.: Is 61, 10)) R. Desbordo de gozo con el Señor.

Porque yo confío en tu misericordia: alegra mi corazón con tu auxilio. R. Y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho. R. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (Rm 8, 28-30) Hermanos: Sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien: a los que ha llamado conforme a su designio. A los que había escogido, Dios los predestinó a ser imagen de su Hijo, para que él fuera el primogénito de muchos hermanos. A los que predestinó, los llamó; a los que llamó, los justificó; a los que justificó, los glorificó. Lectura del santo evangelio según san Mateo (Mt 1, 1-16.18-23) Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de

Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey. David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amós, Amós a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia. Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquín, Eliaquín a Azór, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. El nacimiento de Jesucristo fue esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: “José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: “Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”. AGENDA 12 de septiembre de 2013

Acto de inauguración del 70 aniversario del traspaso (1943 - 2013) del Dr. Francisco de Asís Vidal y Barraquer

Liturgia de la semana Domingo, 8: Nacimiento de la Virgen María (SOL) [Mi 5, 1-4a; Salmo 12; Rm 8, 28-30; Mt 1, 1-16.18-23 (LE / LH propias)] Lunes, 9: St. Pedro Claver, presbítero (MO) [Col 1, 24-2,3; Salmo 61, 6-7.9; Lc 6, 6-11] Martes, 10: [Col 2, 6-15; Salmo 144, 1-2.8-9.10-11; Lc 6, 12-19] Miércoles, 11: Beat Bonaventura Gran, religioso (MO) [Col 3, 1-11; Salmo 144, 2-3.10-11.12-13ab; Lc 6, 20-26] Jueves, 12: Santísimo Nombre de María (ML) [Col 3, 12-17; Salmo 150, 1-2.3-4.5-6; Lc 6, 27-38] Viernes, 13: St. Juan Crisóstomo, obispo y doctor de la Iglesia (MO) [1 Tm 1, 1-2.12-14; Salmo 15, 1-2 y 5.78.11; Lc 6, 39-42] Sábado, 14: La Exaltación de la Santa Cruz (F) [Nm 21, 4-9; o bien: Fl 2, 6-11; Salmo 77, 1-2.34-35.36-37.38; Jn 3, 13-17 (LE / LH propias)] Domingo, 15: Domingo XXIV del tiempo ordinario [Ex 32, 7-11.13-14; Salmo 50, 3-4.12-13.17 y 19; 1Tm 1, 12-17; Lc 15, 1-32 (o bien más breve: 15, 1-10) (LE / LH propias)] Las lecturas pertenecen al ciclo C. Liturgia de las Horas: Salmodia de la semana III. Lugar: Sala de Actos del Centro Tarraconense “El Seminario” 20.00 h. Conferencia «La purificación de la memoria. El Cardenal Francisco de Asís Vidal y Barraquer, un testigo fiel (1868-1943) », a cargo del Prof. Manuel M. Fuentes y Gasó, canónigo, archivero diocesano y profesor de Historia Eclesiástica de la Facultad de Teología de Cataluña. 20.45 h. Interpretación de un fragmento del oratorio «Pablo y Fructuoso» 21.00 h. Cierre del acto 21.15 h. Inauguración de la exposición «La Iglesia de Tarragona (1936-1939). Testigos de la fe ».

Un servicio del Departamento diocesano de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Tarragona


Hoja dominical (08-09-13)