Issuu on Google+

A los cuatro vientos

Domingo de Ramos 24 de Marzo de 2013 Suplemento del Full Dominical

FRANCISCO

a Iglesia católica ya tiene L un nuevo Santo Padre. Los cardenales eligieron, el 13 de marzo

de 2013, al cardenal de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio, nuevo obispo de Roma, que ha tomado el nombre de Francisco, poniéndose bajo la protección especial de san Francisco de Asís, el santo que renovó la Iglesia de su tiempo. Desde el pasado 28 de febrero, cuando se hizo efectiva la renuncia de Benedicto XVI a la sede de Pedro, estoy seguro que han sido muchas las personas que han rezado para que el Espíritu Santo iluminara a los cardenales que tenían en la Iglesia esta gran responsabilidad. Una vez más, como cuando salió elegido Benedicto XVI en el año 2005, lo primero que me ha llegado al corazón y luego a los labios ha sido: “¡Gracias, Señor!”, y “¡Gracias, Santo Padre, por haber dicho sí, por haber aceptado a ser el sucesor del Santo Padre”. He recordado también la frase que decía el obispo san Fructuoso a los cristianos que lloraban cuando lo llevaban al anfiteatro de Tarragona en el año 259 para quemarlo: “No os faltará nunca más pastor”. Una

vez más, en los ya dos mil años de historia, en la Iglesia no le faltará quien la dirija. Durante los 13 días transcurridos podemos decir que los católicos hemos sido huérfanos porque el papel del Santo Padre es muy importante en la Iglesia. Los nombres con los que le designamos son diversos: vicario de Jesucristo, sucesor de san Pedro, obispo de Roma, Papa, Santo Padre, romano pontífice…Todos hablan de la importancia que dentro de la Iglesia tiene el Papa de Roma, como también a veces lo llamamos. El Santo Padre no es en la Iglesia un elemento más, sino que es una pieza fundamental. Jesús dijo a san Pedro: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las fuerzas del reino de la muerte no la podrán dominar. Te daré las llaves del reino del cielo; todo eso que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo aquello que desates en la tierra quedará desatado en el cielo” (Mt 16,18-19). Y el Papa es el sucesor de san Pedro, la piedra sobre la que Cristo edificó su Iglesia.

Esta es la misión que ha recaído sobre el papa Francisco, de 76 años, el primer americano sucesor de Pedro, también el primer jesuita Papa. El mundo está pendiente de los gestos del nuevo pontífice, argentino con larga experiencia pastoral en una gran diócesis, que ahora ha cambiado por el mundo entero. Es el momento de querer al nuevo Santo Padre y de rezar con confianza al Espíritu Santo que sea un pastor celoso que, en nombre de Cristo, como su predecesor Benedicto XVI, presida la Iglesia universal y acreciente la unidad de la fe y los vínculos de la caridad de los obispos y de sus Iglesias. Comenzamos con el Domingo de Ramos la Semana Santa; que sea para todos unos días santos, llenos de amor, contemplando la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y Primado


Domingo de Ramos

(24 de Marzo de 2013) (Ciclo C) El “Siervo”

El “Siervo” está siempre dispuesto a escuchar la Palabra de dios y a proclamarla a favor de los oprimidos a pesar de padecer él mismo la persecución (1 Lect.). Jesús, el Siervo, proclama su mensaje y es perseguido y muere en la cruz para liberar al hombre del pecado (Ev.). Cristo, sometiéndose a la muerte, es exaltado sobre todo nombre (2 lect.). BENDICIÓN DE LAS PALMAS Lectura del santo evangelio según san Lucas (Lc 19, 28-40) En aquel tiempo, Jesús echó a andar delante, subiendo hacia Jerusalén. Al acercarse a Betfagé y Betania, junto al monte llamado de los Olivos, mandó a dos discípulos, diciéndoles: “Id a la aldea de enfrene; al entrar, encontrareis un borrico atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta: “¿Por qué lo desatáis?”, contestadle: “El Señor lo necesita”. Ellos fueron y lo encontraron como les había dicho. Mientras desataban el borrico, los dueños les preguntaron: “¿Por qué desatáis el borrico?” Ellos contestaron: -“El Señor lo necesita.” Se lo llevaron a Jesús, lo aparejaron con sus mantos y le ayudaron a montar. Según iba avanzando, la gente alfombraba el camino con los mantos. Y, cuando se acercaba ya la bajada del monte de los Olivos, la masa de los discípulos, entusiasmados, se pusieron a alabar a Dios a gritos, por todos los milagros que habían visto, diciendo: - “¡Bendito el que viene como rey, en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lo alto.”Algunos fariseos de entre la gente le dijeron: -“Maestro, reprende a tus discípulos”. Él replicó:-“Os digo que, si éstos callan, gritarán las piedras”. MISA Lectura del libro del Profeta Isaías (Is 50, 4-7) Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados.El Señor me abrió el oído. Y yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no me tapé el rostro ante ultrajes ni salivazos. El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado.

Salmo Responsorial (Sal 21) Al verme, se burlan de mí, hacen visajes, menean la cabeza: “Acudió al Señor, que lo ponga a salvo; que lo libre, si tanto lo quiere.” R. Dios mío, Dios mío, ¿porqué me has abandonado? Me acorrala una jauría de mastines, me cerca una banda de malhechores; me taladran las manos y los pies, puedo contar mis huesos. R.

Se reparten mi ropa, echan a suertes mi túnica. Pero tú, Señor, no te quedes lejos; fuerza mía, ven corriendo a ayudarme. R. Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Fieles del Señor, alabadlo; linaje de Jacob, glorificadlo; temedlo, linaje de Israel. R.

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Filipenses (Flp 2, 6-11) Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz.Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el “Nombresobre-todo-nombre”; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre. Evangelio: Pasión de nuestro Señor Jesucristo según San Lucas (Lc 22, 14-23,56) (No la podemos publicar por su gran extensión)

Liturgia de la semana Domingo, 24: Domingo de Ramos en la Pasión del Señor [Procesión: Lc 19, 28-40; Misa: Is 50, 4-7; Sal 21; Flp 2, 6-11; Lc 22, 14-23, 56 (LE/LH propias)] Lunes, 25: Lunes Santo [Is 42, 1-7; Sal 26; Jn 12, 1-11] Martes, 26: Martes Santo [Is 49, 1-6; Sal 70; Jn 13, 21-33. 36-38] Miércoles, 27: Miércoles Santo [Is 50, 4-9 a; Sal 68; Mt 26, 14-25] Jueves, 28: Jueves Santo. Jornada del Amor Fraterno Misa de la Cena del Señor: Éx 12, 1-8. 11-14; Sal 115; 1 Cor 11, 23-26; Jn 13, 1-15(LH/LE propias)] Viernes, 29: Viernes Santo. Jornada de plegaria y colecta para los Santos Lugares [ Celebración de la Pasión del Señor: Is 52, 13-53; 12; Sal 30; Heb 4, 14-16; 5, 7-9; Jn 18, 1-19, 42 (LE/LH propias)] Sábado, 30: Sábado Santo. [(Este día no se celebra la Eucaristía) (LH propia). Vigilia Pascual: 1ª: Gén 1, 1-2, 2; Sal 103; o bien: Sal 32; 2ª: Gen 22, 1-18; Sal 15; 3ª: Ex 14, 15-15, 1; Sal: Ex 15, 1-18; 4ª: Is 54, 5-14; Sal 29; 5ª: Is 55, 1-11; Sal: Is 12, 2-6; 6ª: Bar 3, 9-15. 324, 4; Sal 18; 7ª: Ez 36, 16- 28; Sal 41; o bien Sal 50; Rom 6, 3-11; Sal 117; Lc 24, 1-12] Domingo, 31: Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor [Misa de la Solemnidad: Hch 10, 34. 37-43; Sal 117; Col 3, 1-4; o bien: 1 Cor 5, 6b8; Secuencia. Jn 20, 1-9; o bien, en las Misas vespertinas: Lc 24, 13-35 (LE/ LH propias)] Las lecturas pertenecen al ciclo C. Liturgia de las Horas: Salmodia de la semana II.

AGENDA- 25 de marzo Misa Crismal a las 10.30 h en la Catedral de Tarragona. Acto seguido, a las 12.45 h, conferencia a cargo del Hermano Rodolfo Cosino Meoli, f.s.c, sobre el tema “Itinerario de la Causa del Obispo Borràs y compañeros mártires”, en el Aula de Santa Tecla del Centro Tarraconense El Seminari.

Un servicio del Departamento diocesano de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Tarragona


Hoja dominical (24-03-13)