Page 1

A los cuatro vientos

XXV Domingo ordinario. 23 de septiembre de 2012 Suplemento del Full Dominical

DOS GRANDES FIESTAS

unca olvidaré que, a los pocos N días de de mi consagración episcopal, me correspondió la suerte de presidir las ceremonias religiosas propias de la festividad de Santa Tecla y de la Mare de Déu de Misericòrdia, tan entrañables para los cristianos de Tarragona y de Reus desde hace siglos.

En la actual festividad de Santa Tecla, vuelvo de nuevo los ojos a la reliquia de su venerado brazo y al recuerdo de la vida de esta santa discípula de San Pablo cuyas huellas son tan notables aún hoy en la actual Turquía, en cuya ciudad de Iconio, actual Konya, nació la popular santa. Recuerdo el viaje que hicimos hace un tiempo a estos territorios, correspondiendo a una amable invitación, que nos permitió sentir la emoción de pisar la tierra en la que se desarrolló la primitiva Iglesia, hasta el punto de ser en Antioquía donde por primera vez se utilizó el término “cristianos”. Con especial ilusión celebré la santa misa en la modesta iglesia de San Pablo y Santa Tecla, de Konya, y visité otras ciudades entrañables, como Tarso, la ciudad del apóstol, o Estambul, donde es manifiesta la calidad de

puente entre Oriente y Occidente, situación que nos remite al deseo de Sant Fructuós, manifestado al soldado Félix, de evangelizar a todo el mundo. Los santos nos llevan a Dios. Esta es la razón del culto que la Iglesia les tributa y la que justifica y hace recomendable su presencia plástica en los templos. Santa Tecla ha llevado a muchas personas a honrar a Aquel a quien Tecla honraba y por quien padeció cruentos martirios. Por otra parte, la persona más santa que ha existido es la Virgen María, y a ella nos dirigimos en sus numerosas advocaciones, entre ellas la de la misericordia. Y se da la circunstancia de que en el calendario podemos celebrar la fiesta de la Mare de Déu de Misericòrdia muy cerca de Santa Tecla. Si esta tiene en la Catedral de Tarragona el centro de su veneración, la fiesta mariana, en nuestra archidiócesis, tiene su centro espiritual en el Santuario que le está dedicado en Reus. Fue en 1592, hace justamente 420 años, cuando la Virgen se apareció a una pastorcilla, Isabel Besora, en unos años en los que la ciudad

estaba castigada por la peste, y le encargó que la población hiciera una procesión de candelas tan larga como la muralla, dejándole como muestra de su presencia un beso en la mejilla que quedó convertido en flor. También aquí, como ocurre con Santa Tecla, la lejanía secular de los hechos permite que se mezclen la historia y la leyenda. Lo cierto es que la devoción manifestada desde entonces a la Virgen María en Reus creció y se plasmó primero en una pequeña ermita y más tarde en el precioso Santuario, tan visitado cada día y tan refulgente de luz y de asistencia de fieles en las misas dominicales. Que la Virgen y los santos nos acompañen y hagan que también nuestra generación ofrezca los frutos de santidad que Dios quiere de todos nosotros.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y Primado


XXIV Domingo del Tiempo Ordinario (23 de septiembre de 2012) (Ciclo B)

La autoridad es servicio. El justo no tiene una vida fácil, pues es perseguido y muerto (1 lect. y Ev). Se busca prestigio, grandeza y poder (Ev.). Para conseguirlo se ambiciona, se litiga e incluso se acude al asesinato (2 lect.). El discípulo de Jesús debe regirse por otros criterios de conducta y estar al servicio de todos (Ev.). Lectura del Libro de la Sabiduría paz, comprensiva, dócil, llena (Sap 2,12.17-20) de misericordia y buenas obras, constante y sincera. Los que Se dijeron los impíos: “Acechemos procuran la paz están sembrando al justo, que nos resulta incómodo: se la paz, y su fruto es la justicia. ¿De opone a nuestras acciones, nos echa en dónde proceden las guerras y las cara nuestros pecados, nos reprende contiendas entre vosotros?¿No es nuestra educación errada; veamos de vuestras pasiones, que luchan en si sus palabras son verdaderas, vuestros miembros? Codiciáis y no comprobando el desenlace de su tenéis; matáis, ardéis en envidia y vida. Si es el justo hijo de Dios, lo no alcanzáis nada; os combatís y os auxiliará y lo librará del poder de hacéis la guerra. No tenéis, porque sus enemigos; lo someteremos a la no pedís. Pedís y no recibís, porque prueba de la afrenta y la tortura, para pedís mal, para dar satisfacción a comprobar su moderación y apreciar vuestras pasiones. su paciencia; lo condenaremos a muerte ignominiosa, pues dice que Lectura del Santo Evangelio hay quien se ocupa de él.” según San Marcos (Mc 9,30-37) Salmo responsorial (Sal 53)

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la Oh Dios, sálvame por tu nombre, montaña y atravesaron Galilea; no sal por mí con tu poder. quería que nadie se enterase, porque Oh Dios, escucha mi súplica, iba instruyendo a sus discípulos. Les atiende mis palabras. decía: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, R. El Señor sostiene mi vida. y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.” Pero no Porque unos insolentes entendían aquello, y les daba miedo se alzan contra mí, preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y hombres violentos y, una vez en casa, les preguntó: me persiguen a muerte, “¿De qué discutíais por el camino?” sin tener presente a Dios. R. Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era Pero Dios es mi auxilio, el más importante. Jesús se sentó el Señor sostiene mi vida. llamó a los Doce y les dijo: “Quien Te ofreceré un sacrificio voluntario, quiera ser el primero, que sea el dando gracias a tu nombre, que es último de todos y el servidor de bueno. R. todos.” Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó Lectura de la carta del apóstol y les dijo: “El que acoge a un niño Santiago (Sant 3,16-4,3) como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no Queridos hermanos: Donde hay me acoge a mí, sino al que me ha envidias y rivalidades, hay desorden enviado.” y toda clase de males. La sabiduría que viene de arriba ante todo es pura y, además, es amante de la

Liturgia de la semana Domingo, 23: XXV Domingo del tiempo ordinario: [Sab 2, 12. 1720; Sal 53; Sant 3, 16-4, 3; Mc 9, 3037 (LE/LH propias)] En al ciudad de Tarragona: Santa Tecla, virgen y mártir (S) Lunes, 24: Nuestra Señora de la Merced (ML): [Prov 3, 27-34; Sal 14; Lc 8, 16-18(LE/LH propias)] Martes, 25: Nuestra Señora de Misericordia (en la ciudad de Reus, Solemnidad, en el resto de archidiócesis ML): [Prov 21, 1-6. 10-13; Sal 118; Lc 8, 19-21)] Miércoles, 26: San Cosme y San Damián, mártires, (ML): [Prov 30, 5-9; Sal 118; Lc 9, 1-6] Jueves, 27: San Vicente de Paúl, presbítero (MO): [Qo 1, 2-11; Sal 89; Lc 9, 7-9] Viernes, 28: San Wenceslao, mártir, San Lorenzo Ruiz y compañeros, mártires (ML) [Qo 3, 1-11; Sal 143; Lc 9, 18-22] Sábado, 29: Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, (F) [Dan 7, 9-10. 13-14; o bien: Ap 12, 7-12 a; Sal 137; Jn 1, 47-51 (LE/LH propias)] Domingo, 30: XXVI Domingo del tiempo ordinario: [Nm 11, 25-29; Sal 18; Sant 5, 1-6; Mc 9, 38-43. 45. 47-48 (LE/LH propias)] Las lecturas pertenecen al ciclo B. Liturgia de las Horas: Salmodia de la semana I. FELICITEMOS Esta semana celebra el aniversario de su ordenación sacerdotal los presbíteros: 24 de septiembre: Pere Llagostera Tous (1960) Víctor Montserrat Santamaria (1949) Ad multos annos!

Un servicio del Departamento diocesano de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Tarragona

Hoja Dominical (23-09-12)  

Semanario de información de la Archidiocesis de Tarragona n. 3263

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you