Page 1

A los cuatro vientos

Domingo XXXI del tiempo ordinario 30 de octubre de 2011 Suplemento de Full dominical

Los cristianos ante las urnas claro, pero no hay verdad sin caridad. Y, sobre todo, no hay verdad si hay fanatismo y rechazo de los otros.

E

n primer lugar dejadme decir que para los cristianos la democracia, con su mecanismo del voto universal, parece el mejor sistema político y, pese a cualquier deficiencia, el que mejor refleja la idea cristiana de la dignidad por igual de todos los hijos de Dios. Cada persona es llamada a depositar un voto, sin que nadie se considere superior ni inferior en ese momento de intervención en la vida pública. Podría no ser lógico desde el punto de vista de la razón, pero lo es desde el corazón. Y el resultado es que es el sistema que mejor funciona. Por este motivo, y por la responsabilidad de ciudadanos, tenemos el derecho y el deber de votar cuando se convocan elecciones. Es cierto que el voto en blanco y la abstención consciente son alternativas válidas, pero lo habitual será que examinemos la ideología y los programas de los par-

tidos políticos y las conductas de sus líderes, y que votemos en conciencia al que nos parece mejor, y si no hay ninguno, acordémonos de la doctrina del mal menor. Dicho esto, como Arzobispo no me atrevería a ser más concreto. La Iglesia no está vinculada a ningún partido político, no es de izquierdas, ni de derechas, ni de centro, porque sus fines se mueven en otro plano, el de la evangelización y la búsqueda de la santidad, que no se reducen a una actividad política. Todas las personas son objeto de su atención, con preferencia de las más necesitadas. No hay otra regla de conducta. Es cierto que debemos dar testimonio de la verdad, pero, como observaba Romano Guardini, la verdad ha de ser dicha oportunamente para no herir innecesariamente a nadie que se siente afectado por ella. Hay que hablar

Esto no quiere decir que no se deban denunciar las leyes o las decisiones inhumanas de los gobiernos. En el año 1931, poco después del advenimiento de la República, el cardenal Vidal i Barraquer y todos los obispos españoles firmaron una carta colectiva en la que se decía que un católico debe ser el mejor ciudadano y debe sumisión a la jurisdicción de la autoridad legítimamente establecida, sea cual sea la forma de régimen; pero advertía que una cosa es el “poder constituido” y otra la “legislación”, es decir, las decisiones que tomen el Gobierno o el Parlamento. El resultado electoral, cualquiera que sea, no autoriza a quienes llegan al poder a saltarse derechos humanos como el derecho a la vida, el de expresión, el de religión o el de asociación. Hay que tener claros los principios para votar con acierto. Y en los largos periodos entre elecciones, no se puede hacer dejación de nuestra conciencia. En todo momento nos asiste el derecho, y tenemos la obligación de intervenir, de acuerdo a las posibilidades de cada uno, en el debate público para influir en bien de la sociedad.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado


Domingo XXXI del tiempo ordinario (30 de octubre de 2011) (Ciclo A)

Buscar ante todo la gloria de Dios El profeta Malaquías, como Jesús, critica duramente a los escribas y fariseos, a las clases dirigentes de su tiempo por su hipocresía y el modo interesado de realizar su ministerio. El profeta, en el siglo v antes de Cristo, lanza un duro ataque a los sacerdotes de su época, por lo mal que realizan el culto y el mal ejemplo que dan en su vida. Buscan su propia gloria en vez de la de Dios (1ª Lectura). Jesús reprocha a los escribas y fariseos su afán de ostentación y de nos cumplir lo que enseñan (Evangelio). Pablo refleja en la segunda lectura el aprecio que tiene por la comunidad de Tesalónica y les recuerda que no les ha transmitido palabras de hombre, sino la Palabra de Dios (2ª Lectura). Lectura de la profecía de Malaquías (Ml 1,14 b-2, 2b.8-10)

Y

o soy el rey de los reyes, dice el Señor del universo, y todos los pueblos veneran mi nombre. Y ahora, sacerdotes, os advierto que de no hacer caso de mí, si no estáis atentos a honrar mi nombre, os sacaré el poder de bendecir. Vosotros habéis abandonado el camino derecho y, al ver como juzgábamos, muchos se han alejado. Ha violado la alianza que yo había hecho con Leví, dice el Señor del universo. Por eso, yo haré que todo el pueblo pierda la estima y el respeto que le tenía, tal y como vosotros lo habéis hecho conmigo, por no haber seguido mis caminos y haber juzgado con parcialidad. No tenemos todos un mismo padre? No nos ha creado el mismo Dios? Por qué somos desleales los unos con los otros y violamos así la alianza de nuestros padres? Salmo responsorial 130 Mi corazón no es ambicioso, Señor, no son mis ojos altaneros; no pretendo grandezas, o de cosas demasiado altas para mí. R. Guárdame en paz a tus brazos, Señor. Me mantengo en una paz tranquila, como un niño en el regazo de la madre, en espera de sus dones. R. Israel espera en el Señor ahora y por siempre. R. Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Tesalonicenses (1Te 2,7 b-9.13)

H

ermanos, entre vosotros nos hicimos amables como las madres cuando acarician sus hijos. Así, con el deseo de ganarse, no sólo le queríamos hacer participar de la buena nueva de Dios, sino que le habríamos dado incluso nuestras propias vidas, de tanto que te hiciste amar. Ya recordáis, hermanos, como era nuestro esfuerzo y nuestro cansancio: por no ser una carga a nadie, trabajábamos día y noche, mientras os anunciábamos la buena nueva de Dios. Y ahora no dejamos nunca de dar gracias a Dios, recordando que, cuando recibisteis de nosotros la palabra de Dios, el aceptasteis como lo que es de verdad: no palabra de hombres, sino palabra de Dios, que trabaja eficazmente en vosotros, los que habéis creído. Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (Mt 23,1-12)

E

n aquel tiempo dijo Jesús a la gente y sus discípulos: “Los escribas y los fariseos le hablan desde la cátedra de Moisés: cumpla y observe todo lo que le mandan, pero no hagáis como ellos, porque dicen y no hacen. Preparan fardos pesados y los cargan en los hombros de los demás, pero ellos no quieren ni moverlos con el dedo. En todo abren para hacerse ver de la gente. Por eso se hacen bien grandes las filacterias, y las borlas, bien largas; les gusta ocupar los primeros puestos en la mesa y los primeros asientos en las sinagogas, y que la gente los salude en las plazas y les dé el nombre de rabino , o sea ´maestro´. Pero vosotros no os tenéis que hacer decir maestros, porque, de maestro, sólo tiene uno, y todos vosotros sois hermanos; no debe dar a

Liturgia de la semana Domingo 30 de octubre. XXXI Domingo del tiempo ordinario: [Mal 1,14 b-2,2b.8-10; Sal 130; 1 Ts 2,7 b13/09; Mt 23,1-12 (LE/LH propias)]. Lunes 31: [Rom 11,29-36; Sal 68; Lc 14,12-14]. Vísperas y misas vespertinas de la solemnidad de todos los Santos. Martes 1 de noviembre: Solemnidad de Todos los Santos [Ap 7,24.9-14; Sal 23; 1 Jn 3,1-3; Mt 5,1-12 a (LE/LH propias)]. Miércoles 2: Conmemoración de todos los fieles difuntos [Is 25,6 a.7-9; Sal 24; 1 Jn 3,14-16; Mc 15,3339; 16,1-6 (LE/LH propias)]. Jueves 3: San Martín de Porres, religioso (ML) [Rm 14,7-12; Sal 26; Lc 15,1-10]. Viernes 4: San Carlos Borromeo, obispo (MO) [Rm 15,14-21; Sal 97; Lc 16,1-8]. Sábado 5: [Rm 16,3-9.16.22-27; Sal 144; Lc 16,9-15.]. Domingo 6 de octubre. XXXII Domingo del tiempo ordinario: [Sb 6,12-16; Sal 62; 1Ts 4,13-18; Mt 25,113 (LE/LH propias)]. Las lecturas pertenecen al ciclo A Liturgia de las Horas: Salmodia de la III Semana. ¡Felicidades! Esta semana celebran el aniversario de su ordenación sacerdotal los siguientes presbíteros: 31 de octubre: Mn. Joan Cañas Coch (1993). 1 de noviembre: Mn. Enrich Alberich Ferrando (1951), Mn. Josep Bonet Grau (1951), Mn. Ernest Gabernet Morros (1960), Mn. Marià Sordé Dalmau (1961), Mn. Rafael Serra Abellà (1984) i Mn. Josep Alegret Bellmunt (1985). 3 de noviembre: Mn. Josep Masdeu Aymamí (1991). Ad multos annos!

nadie el nombre de padre en la tierra, porque, de padre, sólo tiene un , que es el del cielo, ni se debe hacer decir guías, porque, de guía, sólo tiene uno, que es Cristo. Lo más importante de vosotros será vuestro servidor. Todo el que sea ensalzado será humillado, y todo el que se humille será ensalzado ».

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona

Hoja dominical 30-10-11  

Semanario de información de la Archidiocesis de Tarragona n.3216

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you