Page 1

A los cuatro vientos Domingo XVIII del tiempo ordinario 31 de julio de 2011 Suplemento de Full dominical

Por encima de las fronteras contribuyen a una mejor comprensión entre todos. En muchos casos su cultura es muy distinta y también su religión. Se trata entonces, por parte de los católicos, de respetar sus creencias y, al mismo tiempo, de mostrarles, con el ejemplo de coherencia de nuestra vida, la fe que profesamos, sabiendo que no son las palabras sino la caridad lo que convence. En ocasiones son los inmigrantes los que llevan consigo la fe católica que esparcen por el mundo. Es el caso de Suecia. En los años cincuenta del siglo pasado había unos 19.000 católicos. Pronto llegaron refugiados húngaros de la revolución de 1956; luego, refugiados chilenos de Pinochet; por fin, refugiados polacos ligados a Solidarnosc. El resultado es que los católicos son ahora 200.000 y la cifra sigue creciendo.

D

ios creó el mundo, pero no las naciones. Es una primera consideración que puede iluminar el tratamiento que hoy deseo hacer de la inmigración, un fenómeno que parece actual, por lo que se debate, pero que es de todos los tiempos. Desde antiguo hubo fronteras y siempre las personas han buscado su modo de vida en el lugar que les pareció conveniente, para cubrir sus necesidades materiales o por su propia seguridad física. Jesús de Nazaret fue inmigrante cuando sus padres le sacaron de Palestina y, atravesando el Neguev y el desierto de Sinaí, le llevaron a Egipto para librarlo de la condena a muerte dictada por Herodes. La Sagrada Familia fue, en lenguaje de hoy, una familia de refugiados políticos. Es interesante pensar en esas escenas de la vida de Jesús de las que, ciertamente, tenemos pocas noticias. Sólo sabemos que estuvieron un tiempo, hasta que las circunstancias políticas cambiaron

en Jerusalén. Podemos intuir la emoción con la que la Virgen y San José pisarían aquella tierra legendaria de la que Moisés sacó al pueblo elegido. Hoy como ayer los desplazamientos son habituales en el mundo; también en Europa, que recibe cada año a millones de personas del Tercer Mundo, llegadas la mayoría en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. En Catalunya, si la población ya pasa de los siete millones y medio de habitantes, es gracias a los inmigrantes llegados en su mayoría del Magreb, de la Europa del Este y de Latinoamérica. No sólo desempeñan trabajos agrícolas o se emplean en fábricas, sino que muchos, sobre todo mujeres, prestan servicio doméstico en las casas, acompañando a niños y ancianos o ayudando a los padres en las tareas del hogar. Se integran en nuestros pueblos y ciudades y aportan valores de humanidad que

Cualesquiera que sean su religión o sus hábitos culturales, los inmigrantes deben ser acogidos como hermanos. Gozarán entre nosotros de derechos y estarán sometidos a unos deberes, como todo el mundo; pero, sobre todo, deben recibir la comprensión y ayuda de quienes tenemos la suerte de no tener que abandonar nuestra casa en busca de modos de subsistencia.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado


Domingo XVIII del tiempo ordinario (31 de julio de 2011) (Ciclo A) El verdadero alimento El evangelista san Mateo inicia una nueva sección centrada en la Iglesia como realización concreta de las promesas del Reino de los cielos. El profeta promete, de parte de Dios, bebida y comida que sacian de veras. Dios pone a disposición de los hombres los bienes materiales y espirituales (1ª Lectura). Jesús, compadecido de la multitud, le da de comer multiplicando los panes y los peces y sacia su hambre (Evangelio). Ningún poder podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo (2ª Lectura). Lectura del libro del profeta Isaías (Is 55, 1-3)

E

sto dice el Señor: ¡Oh, todos los que estáis sedientos, id por agua, aunque no tengáis dinero! Venid, comprad grano y comed, sin dinero y sin pagar, vino y leche. ¿Por qué gastáis vuestro dinero en lo que no es pan, y vuestro salario en lo que no llena? Escuchadme bien, y comeréis cosas buenas; y os deleitaréis con manjares exquisitos. Prestad oído y venid a mí; escuchad y vivirá vuestra alma. Haré con vosotros un pacto eterno, según la fiel promesa que hice a David. Salmo responsorial (Sal 145) El Señor es tierno y compasivo, paciente y lleno de bondad; el Señor es bueno con todos, lleno de ternura con todas sus obras. Los ojos de todos están fijos en ti y tú les das a su tiempo la comida; abres la mano y sacias a placer a todos los vivientes. El Señor es justo en todos sus caminos, leal en todas sus acciones; el Señor está cerca de los que lo invocan, de los que lo invocan con sinceridad. Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos (Rom 8, 35.37-39)

H

ermanos, ¿quién podrá separarnos del amor de Cristo? ¿La tribulación, la angustia, la persecución, el hambre, la desnudez, el peligro, la espada? Pero en todas estas cosas salimos triunfadores por medio de

aquel que nos amó. Porque estoy persuadido de que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los principados, ni las cosas presentes ni las futuras, ni las potestades, ni la altura ni la profundidad, ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor. Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (Mt 14,13-21)

E

n aquel tiempo al enterarse Jesús de la muerte de Juan Bautista se fue de allí en una barca a un lugar tranquilo y solitario; la gente, al enterarse, lo siguió a pie desde las ciudades. Al desembarcar y ver a tanta gente, se compadeció de ella y curó a sus enfermos. Al caer el día, se le acercaron sus discípulos y le dijeron: «Estamos en un descampado y ya es muy tarde; despide a la gente para que vayan a las aldeas a comprarse algo de comer». Jesús les dijo: «No hace falta que se vayan. Dadles vosotros de comer». Ellos le dijeron: «Sólo tenemos aquí cinco panes y dos peces». Él dijo: «Traédmelos». Mandó que la gente se echase sobre la hierba, tomó los cinco panes y los dos peces, alzó los ojos al cielo y los bendijo; partió los panes y se los dio a los discípulos para que se los distribuyeran a la gente. Todos comieron y se hartaron; y se recogieron doce canastos llenos de las sobras. Los que comieron eran unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños. El próximo 14 de agosto, a las 19 horas y en la Tarraco Arena Plaça (antigua Plaza de Toros),actos del Día de la Archidiócesis con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Los interesados en asisitir pueden solicitar las invitaciones en su parroquia

Liturgia de la semana Domingo 31 julio: Domingo XVIII del tiempo ordinario [Is 55,1-3; Sal 144; Rom 8,35.37-39; Mt 14,13-21 (LE/LH pròpies)]. Lunes 1 agosto: San Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor de la Iglesia (MO) [Núm 11,4b-15; Sal 80; Mt 14,13-21]. Martes 2: San Eusebio de Vercelli, obispo, y san Pedro Julián Eymard, presbítero (ML) [Núm 12,1-13; Sal 50; Mt 14,22-36] Miércoles 3: [Núm 13,1-2.2514,1.26-30.34-35; Sal 105; Mt 15,2128]. Jueves 4: San Juan María Vianney, presbítero y párroco de Ars, patrono de los sacerdotes (MO)[Núm. 20,113; Sal 94; Mt 16,13-23]. Viernes 5: Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma (ML)[Dt 4,32-40/ Sal 76/ Mt 16,2428]. Sábado 6: Transfiguración del Señor (F) [Dan 7,9-10.13-14; Sal 96; 2Pe 1,16-19; Mt 17,1-9 (LE/LH pròpies)]. Domingo 7 agosto: Domingo XIX del tiempo ordinario [1 Re 19,9a.1113a; Sal 84; Rom 9,1-5/ Mt 14,22-33 (LE/LH pròpies)]. Las lecturas pertenecen al ciclo A Liturgia de las Horas: Salmodia de la II semana.

Consejos del Papa para las vacaciones

"C

onviene que reservemos un amplio espacio para la lectura de la Palabra de Dios, en particular del Evangelio. No dejéis de poner un ejemplar en vuestras maletas cuando las preparéis para estas vacaciones", dijo el Papa. En el pasaje evangélico en que Jesús dice: "Venid a mí todos los que estéis cansados y agobiados", el Santo Padre Benedicto XVI ve una invitación" a confiar en Él", un mensaje de "descanso y serenidad" para las vacaciones. El Santo Padre también dice que rezará para que las vacaciones sean un momento de "regeneración para el cuerpo y el espíritu, así como una oportunidad para descansar en el Señor". Unos buenos consejos a tener en cuenta.

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona


Hoja dominical (31-07-11)  

Semanario de información de la Archidiocesis de Tarragona (n.3203)

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you