Page 1

A los cuatro vientos Solemnidad de Pentecostés 12 de junio de 2011 Suplemento de Full dominical

Como los primeros cristianos cristianas. “Mirad como se aman”, decían de ellas. Los agricultores y artesanos daban ejemplo de su fe a través de su conducta; los comerciantes exportaban, junto con sus mercancías, la valiosa mercancía de sus creencias; los misioneros se esparcieron por el mundo…¿Cómo lo hicieron? No se reunieron para fijar una estrategia incontestable, no convocaron reuniones hasta determinar un comunicado perfecto. Simplemente, se dejaron llevar por el Espíritu de Dios.

E

ste domingo celebramos la fiesta de Pentecostés. Soy conciente de que hablar hoy del Espíritu Santo requiere poner en ejercicio la fe; no una fe basada en el fetichismo, sino en la palabra de Cristo, que dijo a sus apóstoles que no se ausentaran de Jerusalén, sino que permanecieran allí a la espera del Espíritu Santo. Los once apóstoles así lo hicieron y, junto a la Virgen, permanecían en oración en el Cenáculo, escenario de la despedida de Jesús, cuando fueron invadidos por la presencia del Espíritu Santo. La fe se basa en creer lo que Cristo dijo. Pero no es una certeza que se impone. Jean Guitton expresa la libertad de adherirnos diciendo que tenemos “suficiente luz para creer y suficiente sombra para dudar”; pero advierte que, en el peor de los casos, como dijo Bossuet “la fe comporta oscuridad, pero el ateísmo comporta el absurdo”.

Los apóstoles también pasaron por ese claroscuro de la fe, en cuya conservación María jugó sin duda un papel de madre. Sabemos por los Evangelios que, tras recibir el Espíritu Santo, los discípulos — antes temerosos— se lanzaron con gozo a predicar, y que de ahí nació la primera expansión de la Iglesia. Quizá ahora muchos se sienten también dubitativos o desesperanzados, manejando las estadísticas de jóvenes que se encuentran alejados de la Iglesia y pensando que los católicos practicantes están en minoría en Catalunya. ¡También estaban en minoría los primeros cristianos en la sociedad de su época! El paganismo, el politeísmo, dominaban la cultura del Imperio Romano, por no hablar de tantas regiones del mundo a las que tardaría siglos en llegar el mensaje de Cristo. Pero la fe se fue extendiendo, a través del ejemplo de vida de las personas sencillas que eran

Los primeros cristianos, y nosotros como ellos, se sentían incapaces por si mismos de cambiar el mundo. Comenzaron cambiando ellos, poniendo su confianza en el Señor, y Dios hizo lo demás. En cada época surgieron santos, que fueron como faros de luz, y que la Iglesia canonizó para ponerlos de ejemplo. Y junto con ellos llegó el esplendor de muchas vidas santas, nunca canonizadas —porque sería imposible—, que dieron testimonio de su fe. Pentecostés no es un hecho histórico solamente. El Espíritu Santo sigue soplando sobre quienes le invocan y se dejan llevar por ese “viento impetuoso” que también suele manifestarse como suave brisa, que barre de nuestra vida toda tristeza y nos conduce a la alegría de sabernos hijos de Dios.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado


Solemnidad de Pentecostés (12 de junio de 2011) (Ciclo A) La Iglesia vive en el espíritu de Cristo La solemnidad de Pentecostés corona los cincuenta días de la fiesta de Pascua y la lleva a su plenitud. Jesús había prometido a sus apóstoles enviarles el Espíritu Santo, hoy cumple su promesa. El Espíritu, presente al inicio de la vida pública de Jesús, está también presente al inicio de la actividad misionera de la Iglesia (1ª Lectura). El Espíritu Santo se da a la Iglesia en multiplicidad de dones para el bien común (2ª Lectura). Con ellos la Iglesia del Espíritu lucha contra el mal y se convierte en fuerza viva y liberadora (Evangelio). Lectura de los Hechos de los Apóstoles (He 2,1-11)

A

l llegar el día de pentecostés, estaban todos los discípulos juntos en el mismo lugar. De repente un ruido del cielo, como de viento impetuoso, llenó toda la casa donde estaban. Se les aparecieron como lenguas de fuego, que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu Santo les movía a expresarse. Había en Jerusalén judíos piadosos de todas las naciones que hay bajo el cielo. Al oír el ruido, la multitud se reunió y se quedó estupefacta, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua. Fuera de sí todos por aquella maravilla, decían: «¿No son galileos todos los que hablan? Pues, ¿cómo nosotros los oímos cada uno en nuestra lengua materna? Partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, Judea y Capadocia, el Ponto y el Asia, Frigia y Panfilia, Egipto y las regiones de Libia y de Cirene, forasteros romanos, judíos y prosélitos, cretenses y árabes, los oímos hablar en nuestras lenguas las grandezas de Dios». Salmo responsorial(Sal 104) Bendice, alma mía, al Señor. Señor, Dios mío, qué grande eres. Vestido de esplendor y majestad. Qué numerosas son, Señor, tus obras; todas las has hecho con sabiduría, la tierra está llena de tus criaturas. si escondes tu rostro, se acobardan; si retiras tu soplo, expiran y retornan al polvo; si envías tu soplo, son creados, y renuevas la faz de la tierra. La gloria del Señor es eterna, el Señor se complace en sus obras.

Ojalá le agrade mi poema. Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios (1Cor 12,3-7.12-13)

H

ermanos: Nadie, movido por el Espíritu de Dios, puede decir: «Maldito sea Jesús»; y nadie puede decir: «Jesús es el Señor», si no es movido por el Espíritu. Hay diversidad de dones espirituales, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de funciones, pero el mismo Señor; diversidad de actividades, pero el mismo Dios, que lo hace todo en todos. A cada cual se le da la manifestación del Espíritu para el bien común. Del mismo modo que el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, con ser muchos, forman un cuerpo, así también Cristo. Porque todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, fuimos bautizados en un solo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido del mismo Espíritu. Lectura del santo Evangelio según San Juan (Jn 20,19-23)

E

n la tarde de aquel día, el primero de la semana, y estando los discípulos con las puertas cerradas por miedo a los judíos, llegó Jesús, se puso en medio y les dijo: «¡La paz esté con vosotros!». Y les enseñó las manos y el costado. Los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Él repitió: «¡La paz esté con vosotros! Como el Padre me envió a mí, así os envío yo a vosotros». Después sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados; a quienes se los retengáis, les serán ¿Conoce nuestra página web? www.arquebisbattarragona.cat Todo sobre nuestra Iglesia

Liturgia de la semana Domingo 12 de junio: Solemnidad de Pentecostés. Jornada de la Acción Católica y del Apostolado Seglar [Hch 2,1-11;Sal 103;1Cor 12,3b-7,12-13;Jn 20;19-23 (LE/LH propias). Tras el rezo de Completas termina el tiempo de Pascua]. Lunes 13: Comienza el tiempo ordinario. San Antonio de Padua, presbítero y doctor de la Iglesia (MO) [2Cor 6,1-10;Sal 97;Mt 5,38-42]. Martes 14: [2Cor 8,1-9; Sal 145; Mt 5,43-48]. Miércoles 15: Santa María Micaela del Santísimo Sacramento, virgen (ML)[2Cor 9,6-11; Sal 111; Mt 6,16,16-18]. Jueves 16: Jesucristo, Gran Sacerdote para siempre (F) [Is 52,1353,12 (o bien: Heb 10,12-23); Sal 39; Lc 22,14-20 (LE/LH propias). Viernes 17: [2Cor 11,18.21b-30; Sal 33; Mt 6,19-23]. Sabado 18: Memoria de Santa María [2Cor 12,1-10; Sal 33;Mt 6,24-34]. Domingo 19 de junio: Solemnidad de la Santísima Trinidad. Jornada “pro orantibus” [Éx 34,4b-6.8-9; Sal Dan 3,52-56; 2Cor 13,11-13; Jn 3,1618 (LE/LH propias)]. Las lecturas pertenecen al ciclo A Liturgia de las Horas: Salmodia de la III Semana ¡FELICIDADES! Esta semana celebran el aniversario de su ordenación sacerdotal los siguientes presbíteros: 13 de junio: Mn. Josep Maria Ribot Margarit (1994) y P. Adam Safianczuk (1998). 17 de junio. Mn. Artur Boronat Sendra (1945) y Mn. Pere-Lluís Ramon i Martori (1984).

PEREGRINOS DE LA PALABRA VERANO 2011 La Asociación Bíblica de Cataluña organiza un verano más, el viaje a Tierra Santa guiado por Mn. Joan Magí. Este año será del 2 al 15 de agosto. Con este viaje pretendemos conocer mejor los lugares de la Biblia y las personas que allí viven. Para más información e inscripciones dirigirse a Mn. Joan Magí (teléfono 977 200 039 o bien a María de la Esperanza Amill (teléfono 977 605 939)

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona


Hoja dominical 12-06-11  

Semanario de información de la Archidiocesis de Tarragona n.3196

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you