Page 1

A los cuatro vientos Domingo de Pascua de Resurrección 24 de abril de 2011 Suplemento de Full dominical

La principal fiesta cristiana

L

a Pascua es la fiesta principal para judíos y cristianos. El judaísmo conmemora en ella el éxodo de Moisés, cuando sacó de Egipto al pueblo escogido en busca de la tierra prometida. Los cristianos celebran la resurrección de Jesucristo, nuestra “fiesta mayor” como la llamó el papa León I. Cristo es inmolado el mismo día de la Pascua en que eran sacrificados los corderos en el templo. Hay una continuidad grande entre el Antiguo y el Nuevo Testamento que se manifiesta en esta celebración. Precisamente la Pascua tiene una fecha variable porque no se rige por nuestro calendario solar, sino por el calendario judío, basado en las fases de la Luna. Es, por ello, el domingo siguiente a la Luna llena posterior al equinoccio de primavera (21 de marzo). Este año —decimos— la Pascua “cae” tarde. En efecto, a finales de abril. Pero a la vez de la continuidad entre la celebración judía y la cristiana, conviene indicar que la pasión y resurrección de Cristo son unos hechos de tal trascendencia que —desde entonces— el Cordero pascual se convierte en “el único y verdadero sacrificio”, la ofrenda por

antonomasia. Y la resurrección de Cristo, en prenda de nuestra propia resurrección. Por ese motivo celebramos la Pascua como fiesta principal, y todos los domingos nos remiten a ella. ¡Cristo ha resucitado! Es la gran verdad que nos llena de gozo y esperanza. “Si no hubiera resucitado, nuestra fe sería vana”, escribirá San Pablo. La tradición en muchos países avala la importancia de esta festividad. Hay numerosas costumbres que se refieren a ella. Recuerdo de mi infancia cómo la parroquia se vestía de luto durante los días santos hasta llegar a esta fecha esplendorosa. Los niños hacían sonar las matracas, hechas con trozos de madera unidos por una cuerda, desde el Jueves Santo hasta la

misa del Domingo de Pascua, que es cuando volvía el tañido de las campanas. Era cómo si el dolor diera paso a la alegría. En Cataluña, como si nos supiera a poco celebrar el domingo pascual, tenemos festivo también el lunes, en el que se ha impuesto la bonita costumbre de regalar y comer la “mona”, este pastel generalmente adornado con huevos de chocolate o con figuras de todo tipo. Los niños esperan ese obsequio vinculado a los padrinos de bautizo y que tiene, por tanto, un notable simbolismo cristiano. Siendo además un dulce que hay que compartir, nos remite también a la importancia de la familia y los amigos en la vida de cada persona. Con mis mejores deseos, como suele hacerse en estas fechas, aprovecho para desear a todos una santa Pascua de Resurrección.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado


Domingo de Pascua de Resurrección (24 de abril de 2011) (Ciclo A) Vida pascual ¡Aleluya! Cristo ha resucitado. El anuncio pascual resuena hoy con toda su fuerza en la Iglesia. Cristo vive y ha vencido a la muerte; es el Señor de vivos y muertos. Si Cristo ha resucitado, también nosotros debemos resucitar con él. Cristo resucitado es el centro de la vida cristiana y el fundamento de nuestra fe. El sepulcro vacío anuncia la Resurrección de Cristo (Evangelio). Los apóstoles proclaman con firmeza el misterio de la Resurrección (1ª Lectura.). Los discípulos de Cristo, los que han resucitado con él, buscan los bienes de arriba y llevan una vida nueva (2ª Lectura). Lectura de los Hechos de los Apóstoles (He 10,34. 37-43)

esto ha sido obra del Señor, una maravilla a nuestros ojos. R.

E

Lectura de la carta de San Pablo a los Colosenses (Col 3,1-4).

n aquellos días Pedro tomó la palabra y dijo Vosotros conocéis lo que ha pasado en Judea, comenzando por Galilea, después del bautismo que predicó Juan: cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y llenó de poder a Jesús de Nazaret, el cual pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el demonio, porque Dios estaba con él. Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en el país de los judíos y en Jerusalén. Ellos lo mataron, colgándolo de un madero. Pero Dios lo resucitó al tercer día y le concedió que se manifestase no a todo el pueblo, sino a los testigos elegidos de antemano por Dios, a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de su resurrección de entre los muertos; y nos encargó predicar al pueblo y proclamar que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. Todos los profetas testifican que el que crea en él recibirá, por su nombre, el perdón de los pecados». Salmo responsorial (Sal 118,1-2. 16-17. 22-23) R. Este es el día que obró el Señor. ¡Alegrémonos y felicitémonos en Él! ¡Aleluya! Dad gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor. Diga la casa de Israel: es eterno su amor. R. La diestra del Señor es poderosa, la diestra del Señor hace proezas. No, no moriré, seguiré viviendo para contar las obras del Señor. R La piedra que desecharon los constructores se ha convertido en piedra angular;

H

ermanos, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios; pensad en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Vosotros habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo se manifieste, él que es vuestra vida, entonces vosotros también apareceréis con él en la gloria. Lectura del Santo Evangelio según San Juan (Jn 20,1-9)

E

l primer día de la semana, al rayar el alba, antes de salir el sol, María Magdalena fue al sepulcro y vio la piedra quitada. Entonces fue corriendo a decírselo a Simón Pedro y al otro discípulo preferido de Jesús; les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto». Pedro y el otro discípulo salieron corriendo hacia el sepulcro los dos juntos. El otro discípulo corrió más que Pedro, y llegó antes al sepulcro; se asomó y vio los lienzos por el suelo, pero no entró. En seguida llegó Simón Pedro, entró en el sepulcro y vio los lienzos por el suelo; el sudario con que le habían envuelto la cabeza no estaba en el suelo con los lienzos, sino doblado en un lugar aparte. Entonces entró el otro discípulo que había llegado antes al sepulcro, vio y creyó; pues no había entendido aún la Escritura según la cual Jesús tenía que resucitar de entre los muertos.

Liturgia de la semana Domingo 24 de abril: Domingo de Pascua [Vigilia pascual: 1) Gén 1,12,2; Sal 103 o bien 32; 2) Gén 22,118; Sal 15; 3) Ex 14,15-15,1a; Sal Ex 15; 4) Is 54,5-14; Sal 29; 5) Is 55,111; Sal Is 12; 6) Ba 3,9-15.32-4,4; Sal 18; 7) Ez 36,16-17a.18-28; Sal 48 o bien 50; Rom 6,3-11; Mt 28,1-10. Misa del día: Hch 10,34a.37-43; Sal 117; Col 3,1-4; Jn 20,1-9; Misa vespertina: Todo como en la del día, pero en el evangelio se recomienda leer [Lc 24,13-35 (LE/LH propias)]. Lunes de la Octava de Pascua 25: [Hch 2,14.22b-33; Sal 15; Mt 28,815]. Martes de la Octava de Pascua 26: [Hch 2,36-41; Sal 32; Jn 20,11-18]. Miércoles de la Octava de Pascua 27: [Hch 3,1-10; Sal 104; Lc 24,1335]. Jueves de la Octava de Pascua 28: [Hch 3,11-26; Sal 8; Lc 24,35-48]. Viernes de la Octava de Pascua 29: [Hch 4,1-12; Sal 117; Jn 21,1-14]. Sábado de la Octava de Pascua 30: [Hch 4,13-21; Sal 117; Mc 16,9-15]. Domingo 1 de mayo: Domingo II de Pascua o de la Divina Misericòrdia: [Hch 52,42-47; Sal 117; 1Pe 1,3-9; Jn 20,19-31. Tras el rezo de Completes concluye la Octava de Pascua (LE/LH propias)]. Las lecturas pertenecen al ciclo A. Litúrgia de les Hores: Salmodia de la Octava. Completas I o II de domingo. ¡Felicidades! Esta semana celebran el aniversario de su ordenación sacerdotal los siguientes presbíteros: 25 de abril: Mn. Armand Puig Tàrrech (1981) 1 de maig: Mn. Agustí Ayats Badia (1978) El próximo día 5 de mayo, jueves, a las 19.30 horas y en la sala de actos del Museo Bíblico Tarraconense (c/ de les Coques, 1) tendrá lugar la presentación de La Biblia (edición popular de la Biblia Catalana Interconfesional) con ilustraciones de Perico Pastor.

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona

Hoja dominical n. 3189  

Semanario de información de la Archidiocesis de Tarragona 24-04-11

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you