Issuu on Google+

A los cuatro vientos Domingo VIII del tiempo ordinario 27 de febrero de 2011 Suplemento de Full dominical

El mandato de evangelizar

E

vangelizar es llevar al mundo la buena noticia de Jesús. Hay personas que temen que sea imponer a otras una cultura, una fe, una forma de pensamiento. No es verdad. No se trata de imponer nada, sino de dar a conocer, con el ejemplo y con un diálogo amable, el tesoro que representa la doctrina de Cristo. No es un capricho, o un deseo poco respetuoso de hacer prosélitos con la intención de aumentar el grupo, como si fuera un negocio en el que se trata de mejorar continuamente los datos de la producción o los dividendos. Se basa en algo tan humano como el compartir lo que uno posee cuando estima que es bueno. Y además responde al mandato de Cristo que, en el día de su Ascensión, se pronunció así ante los apóstoles: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado” (Mt 28, 19-20). El mismo Jesús, que corrigió a sus discípulos cuando le propusieron que lloviera fuego del cielo sobre un pueblo infiel, pide que su mensaje divino sea llevado por todo el mundo. Una vez más, aquí está la diferencia entre imponer y proponer que, afortunadamente, la Iglesia tiene muy clara. El Concilio Vaticano II contribuyó a fijar con rotundidad la libertad de las conciencias con su decreto sobre la Libertad Religiosa. Nadie

puede imponer sus creencias a otros, nada justifica las guerras de religión ni las presiones o las coacciones en esta materia. La conciencia de cada uno es el ámbito más sagrado que debemos respetar. El mismo Concilio se dio cuenta —eso sí, analizando la sociedad del siglo XX—, que era necesario un replanteamiento de la relación entre la Iglesia y el mundo contemporáneo. La necesidad venía de los extraordinarios cambios producidos en las últimas décadas. Pensemos en los avances de las ciencias y de la técnica, que para algunos ha supuesto la tentación de pensar que la nueva civilización podría prescindir de Dios porque se explicaría por ella misma. Sin embargo, la experiencia de este último medio siglo muestra con claridad meridiana que la ciencia tiene las respuestas penúltimas, pero no las últimas sobre la condición humana. Es capaz de responder muy bien al cómo, pero no al por qué. ¿Por qué nacemos? ¿Por qué vivimos? ¿Por qué morimos?

La experiencia nos enseña que, en Europa, una vez caídas las grandes dictaduras –el fascismo, el nazismo, el comunismo— se va imponiendo lo que el Papa ha llamado “la dictadura del relativismo”, cuya víctima es la verdad misma. Las nuevas formas de pensar, y a veces las formas de no pensar, inspiran y sostienen una existencia vivida “como si Dios no existiera”. Ante ese alejamiento práctico de la experiencia religiosa, Juan Pablo II primero y ahora Benedicto XVI han hecho un llamamiento a una “nueva evangelización”. De ella me ocuparé en el próximo comentario. Es una necesidad que nos implica a todos.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado


Domingo VIII del tiempo ordinario

Liturgia de la semana

(27 de febrero de 2011) (Ciclo A) No os agobiéis por el futuro El Evangelio de hoy puede ser «provocador». El pasaje de hoy es breve e intenso. Es un canto al amor que Dios tiene para con su pueblo. Una madre nunca olvida a su hijo; Dios nunca olvida a sus hijos (1 ªLectura). Seguimos el sermón de la montaña. Jesús nos invita a no agobiarnos por lo material. Quizá las comparaciones pueden ser demasiado poéticas, pero Dios es poesía y realidad (Evangelio). Pablo dice que Dios juzgará a todos y en particular a los ministros (2ª Lectura).

Domingo 27 de febrero: Domingo VIII del tiempo ordinario: [Is 49,1415; Sal 61; 1Cor 4,1-5; Mt 6,24-34 (LE/LH propias)].

Lectura del libro del profeta Isaías (Is 49, 14-15)

Jueves 3: [Sir 42,15-26; Sal 32; Mc 10,46-52].

S

ión decía:«Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado.» ¿Es que puede una madre olvidarse, de su criatura, no conmoverse por el hijo de sus entrafias? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré. Salmo responsorial (Sal 61, 2-3. 6-7. 8-9ab [R.: 6a]) R/. “Descansa sólo en Dios, alma mía” Sólo en Dios descansa mi alma, porque de él viene mi salvación; sólo él es mi roca y mi salvación; mi alcázar: no vacilaré. R.

Descansa sólo en Dios, alma mía, porque él es mi esperanza; sólo él es mi roca y mi salvación, mi alcázar: no vacilaré. R. De Dios viene mi salvación y mi gloria, él es mi roca firme, Dios es mi refugio. Pueblo suyo, confiad en él, desahogad ante él vuestro corazón. R. Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1Cor 4,1-5)

H

ermanos: Que la gente sólo vea en nosotros servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora, en un administrador, lo que se busca es que sea fiel. Para mí, lo de menos es que me pidáis cuentas vosotros o un tribunal humano; ni siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero tampoco por eso quedo absuelto: mi juez es el Señor. Así, pues, no juzguéis antes de tiempo: dejad que venga el Señor. Él iluminará lo que esconden las tinieblas y pondrá al

descubierto los designios del corazón; entonces cada uno recibirá la alabanza de Dios. Lectura del santo evangelio según san Mateo (Mt 6,24-34)

E

n aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: —«Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: No estéis agobiados por la vida, pensando qué vais a comer o beber, ni por el cuerpo, pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida?¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues, si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados, pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los gentiles se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso. Sobre todo buscad el reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana, porque el mañana traerá su propio agobio. A cada día le bastan sus disgustos».

Lunes 28: [Sir 17,20-28; Sal 31; Mc 10,17-27]. Martes 1 de marzo: [Sir 35,1-15; Sal 49; Mc 10,28-31 (LE/LH propias)]. Miércoles 2: [Sir 36,1-2a.5-6.13-19; Sal 78; Mc 10,32-45].

Viernes 4: San Casimiro, príncipe de Polonia (MO)[Sir 44,1.9-13; Sal 149; Mc 11,11-26]. Dissabte 5: Memòria de Santa Maria [Sir 51,17-27; Sal 18; Mc 11,27-33]. Domingo 6 de marzo: Domingo IX del tiempo ordinario: [Dt 11,18.2628.32; Sal 30; Rom 3,21-25a.28; Mt 7,21-27 (LE/LH pròpies)]. Les lectures pertanyen al cicle A. Litúrgia de les Hores: Salmòdia de la IV setmana. La web del Arzobispado se renueva www.arquebisbattarragona.cat Desde ahí, “clicando “sobre el logo (parte inferior derecha de la web) puede accederse también al Facebook

Presentación del catálogo Mvsevm Biblicvm Tarraconense

E

l próximo 7 de marzo, a las 20 h. y en el Palacio de la Diputación (Passeig de Sant Antoni, 7) de Tarragona, tendrá lugar la presentación del catálogo Mvsevm Biblicvm Tarraconense, publicado por Editorial Escua. La presentación correrá a cargo de Mn. Joaquim Claver Caselles, teólogo y filólogo. En el curso de dicho acto también se rendirá homenaje a Mn. Joan Aragonès Llebaria y a Mn. Joan Magí Ferré por su magisterio bíblico y por acercar Tierra Santa a Cataluña. La sesión está organizada conjuntamente por la Diputación de Tarragona, el Arzobispado de Tarragona y el Ayuntamiento de Tarragona.

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona


Hoja dominical