Issuu on Google+

A los cuatro vientos Domingo XXVII del tiempo ordinario 3 de Octubre de 2010 Suplemento de Full dominical

.

Promotores de paz ne el mal si somos nosotros quienes recibimos su afrenta?

“L

a paz sea con vosotros…”. La expresión que utiliza Jesús muchas veces es una referencia a que el cristianismo es una religión promotora de la paz. No resulta fácil actualmente ver hasta qué punto era una novedad que Cristo predicara el amor a los enemigos, la fraternidad universal como hijos de un mismo Dios Padre y, por tanto, hermanos entre sí. Un doctor de la ley le pregunta para aprender, o quizá para excusarse: “¿Y quién es mi prójimo?”, y Jesús contesta con la hermosa parábola del buen samaritano. En el mundo actual, en el que tanto abunda la violencia —aunque no mucho más que en otras épocas— podríamos preguntarnos: ¿Es posible ser un pacifista radical, poner siempre la otra mejilla? ¿Es necesario y aún conveniente dejar que predomi-

Esto nos da pie a considerar en términos realistas, aunque no menos exigentes, las posibilidades de la paz y la justificación de oponerse a un ataque. En otras palabras, y aun considerando el ideal de un mundo en paz, la pregunta es si cabe una guerra justa. Ante todo hay que recordar que el Cristianismo predica la guerra contra uno mismo, contra sus bajas pasiones o las malas tendencias, como el egoísmo, la soberbia, la pereza. El término “lucha ascética” tan usado, habla claramente de esta autoexigencia. Pero ¿y frente a los demás? El Catecismo de la Iglesia Católica, recogiendo la tradición de la Iglesia, considera que hay guerras justas, como por ejemplo para la legítima defensa de las naciones; pero con una serie de condiciones: que el daño causado por el agresor sea duradero, grave y cierto; que los demás medios para defenderse hayan sido utilizados (es decir la guerra como último recurso), que haya condiciones razonables de éxito y que el uso de armas no entrañe males mayores que los que se pretende eliminar.

En el Cristianismo primitivo hay ejemplos de que los soldados son admitidos. Lo que les dice Juan Bautista es que no abusen y se contente con la paga que les corresponde. Por otra parte, a los catecúmenos les era prohibido ser gladiadores y participar en espectáculos violentos, pero no ser militares. Uno de ellos, Cornelio, fue uno de los primeros conversos. Pero una vez sentado que es admisible, y en ocasiones imprescindible, hacer frente a la violencia mediante la fuerza (de ahí que exista también la policía), la Iglesia siempre ha procurado que no se llegue a la situación de guerra, que muchas veces es fruto de la injusticia. Basta ver muchas guerras del Tercer Mundo con un lamentable pasado colonial. Por ello Pablo VI dijo en la “Populorum Progressio” que “el desarrollo es el nuevo nombre de la paz”. Nosotros no podemos intervenir directamente en los grandes conflictos, pero sí podemos ser promotores de paz en nuestras familias, en nuestro entorno social. Con la ayuda de Dios así debemos hacerlo, poniendo el esfuerzo necesario y avanzando con ello el asentamiento del Reino de Dios ya en este mundo.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado


Domingo XXVII del tiempo ordinario (3 de Octubre de 2010) (Ciclo C) La fe en tiempos difíciles El profeta, a pesar de las violencias y desgracias, pruebas y luchas, afirma que el justo vivirá por su fe (1ª Lectura). Después de haber hecho lo que teníamos que hacer somos siervos inútiles e imploramos la fe (Evangelio). Pablo recomienda tener siempre presente los puntos más importantes de la fe y del testimonio (2ª Lectura). Lectura de la profecía de Habacuc (Hab 1, 2-3; 2,2-4) asta cuándo, Señor, pediré auxilio sin que tú escuches? Yo te grito: «¡Violencia!», y tú no salvas. ¿Por qué me haces ver tantas injusticias y tú aceptas el espectáculo de la opresión? Ante mí no hay más que robos y violencia, por todas partes hay querellas y discordias. Y el Señor me respondió: «Escribe la visión, grábala en tablillas, para que pueda leerse con facilidad; pues es aún una visión para una fecha fija, llegará a su término y no fallará; si tarda, espérala, pues llegará en el momento preciso». El que no es justo sucumbirá, pero el justo por su fidelidad vivirá.

¿H

Salmo responsorial (Sl 95) Venid, cantemos jubilosos al Señor, aclamemos a la roca que nos salva; vayamos ante él a darle gracias y a cantar himnos en su honor. Venid a adorarlo, hinquemos las rodillas delante del Señor, nuestro creador. Porque él es nuestro Dios y nosotros su pueblo, las ovejas que él guarda. «No endurezcáis vuestro corazón como en Meribá, como el día de Masá en el desierto, cuando vuestros padres me desafiaron y me pusieron a prueba aunque habían visto mis obras». Lectura de la segunda carta del Apóstol San Pablo a Timoteo (2 Tim 1, 6-8. 13-14) uerido hermano: Te recomiendo que reavives la gracia de Dios, que te fue conferida por la imposición de mis manos. Pues el Señor no nos ha dado espíritu de temor, sino de fortaleza, de amor y de prudencia. Así pues, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, su prisionero. Al contrario, soporta conmigo los sufrimientos por el

Q

evangelio, con la ayuda del poder de Dios, Conserva como modelo de sana doctrina lo que oíste de mí, con la fe y el amor de Cristo Jesús. Guarda este preciado depósito con la ayuda del Espíritu Santo, que habita en nosotros. Lectura del santo Evangelio según San Lucas (Lc 17, 5-10) n aquel tiempo los apóstoles dijeron al Señor: «Acrecienta nuestra fe». Y el Señor dijo: «Si tuvierais una fe tan grande como un grano de mostaza y dijerais a este sicómoro: Arráncate y trasplántate al mar, él os obedecería». «¿Quién de vosotros, que tenga un criado arando o pastoreando, le dice cuando llega del campo: Pronto, ven y siéntate a la mesa? Más bien le dirá: Prepárame de cenar, y ponte a servirme hasta que yo coma y beba. Después comerás y beberás tú. ¿Tendría que estar agradecido al criado porque hizo lo que se le había ordenado? Así también vosotros, cuando hayáis hecho lo que se os haya ordenado, decid: Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer».

E

Debate interreligioso

M

añana, lunes, 4 de octubre, a las 18.30 h. y en la sede del Colegio de Abogados (c/ Enric d’Ossó, 1) de Tarragona, mesa redonda sobre el diálogo interreligioso moderada por el Sr. Arzobispo. Intervendrán el cardenal Paul Poupard, presidente emérito del Pontificio Consejo de la Cultura; el Dr. Jaron Engelmayer, rabino de Colonia (Alemania); el sheik Dr. Mohammad Sammak, secretario general del Comité nacional del Líbano para el diálogo islamo-cristiano, y el Dr. Armand Puig, presbítero y decano de la Facultat de Teologia de Catalunya. Habrá servicio de traducción simultánea. Organiza la Comunidad de San Egidio.

Liturgia de la semana Domingo 3 de octubre: Domingo XXVII del tiempo ordinario: [Hab. 1,2-3.2,24, Sal 94; 2Tim 1,6-8.13-14; Lc 17,5-10 (LE/LH propias)]. Lunes 4: San Francisco de Asís, religioso y fundador (MO) [Gál 1,6-12; Sal 110; Lc 10,25-37]. Martes 5: Témporas de acción de gracias y de petición [Dt 8,7-18; Sal 1cr 29; 2 Cor 5,17-21; Mt 7,7-11 (LE/LH propias)]. Miércoles 6: San Bruno, presbítero (ML) [Gál 2,1-2.7-14; Sal 116; Lc 11.1-4]. Jueves 7: La Virgen del Rosario (MO) [Gál 3,1-5; Sal Lc 1,69-75; Lc 11,5-13 (LE/LH propias)]. Viernes 8: [Gál 3,7-14; Sal 110; Lc 11,15-26]. Sábado 9: San Dionisio, obispo, y compañeros, mártires, y san Juan Leonardi, presbítero (ML) [Gál 3,2229; Sal 104; Lc 11,27-28]. Domingo 10: Domingo XXVIII del tiempo ordinario: [2Re 5,14-17; Sl 97; 2Tm 2,8-13; Lc 17,11-19 (LE/LH propias)]. Las lecturas pertenecen al ciclo C. Liturgia de las Horas: Salmodia de la III semana. En la ciudad de Valls el Año Jubilar en el Centenario de la Coronación de la Virgen de la Candela sigue su camino como preparación para las Fiestas Decenales 2011. Los días 7 de octubre, 11 de noviembre y dos de diciembre el grupo "Reflexión y Diálogo" ha organizado un ciclo, titulado genéricamente DIÀLEGS, en el que están programados tres temas de diálogo de la máxima actualidad. Tres personas de reconocida solvencia responderán las cuestiones que les presentarán tres entrevistadores avezados en la materia. Las sesiones se realizarán en la Casa de Cultura, de Valls, a 19.30 h de la tarde.

El próximo día 7 de octubre, jueves, a las 19.30 h. y en la capilla del Santísimo Sacramento de la Catedral de Tarragona, el Señor Arzobispo presidirá una celebración de la eucaristía en sufragio de Mons. Josep Martí y Aixalà (e.p.d.), organizada por el Capítulo de la Catedral.

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona


Hoja dominical