Page 1

A los cuatro vientos Domingo XVI del tiempo ordinario 18 de Julio de 2010 Suplemento de Full dominical

La gracia y la justificación santifica y nos diviniza. Es sobrenatural, porque depende totalmente de la iniciativa gratuita de Dios y supera las capacidades de la inteligencia y de las fuerzas del hombre. Por lo tanto, escapa de nuestra experiencia. Y eso no debe sorprendernos, ya que hay muchas cosas que escapan a nuestra experiencia sensible y no por ello dudamos de su existencia, como el amor o la inteligencia. El misterio, lo sobrenatural, son los ámbitos habituales de la acción de Dios en el hombre y en el mundo.

ensar en la vida moral es sinónimo de pensar en la felicidad y en la salvación. Jesús ha venido a salvarnos y nuestra felicidad será perfecta en el Cielo. Pero para conseguirlo necesitamos ser "justificados", ya que nosotros solos no somos capaces, es algo que está más allá de nuestras posibilidades naturales.

P

La justificación es la obra más excelente del amor de Dios. Es la acción misericordiosa y gratuita de Dios, que borra nuestros pecados y nos hace justos y santos en todo nuestro ser. Esto ocurre por medio de la gracia del Espíritu Santo, que nos ha sido merecida por la pasión de Cristo y nos es dada en el Bautismo. Sorprende que muchos cristianos sean ajenos a este panorama maravilloso y gratuito y acaben reduciendo la vida cristiana a unos parámetros muy humanos de acción social, de preocupación por los demás, de activi-

dades variadas, que siendo cosas importantes no constituyen el núcleo de la santificación. Quizá debería ser más bien al contrario: la justificación da pie a la libre respuesta del hombre, es decir, a la fe en Cristo y a la colaboración con la gracia del Espíritu Santo y, a partir de ello, a todas las infinitas posibilidades del amor humano hacia los demás. Como dice Jesús en el Evangelio, hay un mandamiento primero y uno segundo que están indisolublemente unidos pero que tienen un orden. Es necesario que la vida cristiana sea auténticamente cristiana y, para ello, debe tener en su centro esa gracia que Dios nos da y que es la que nos puede santificar. La gracia es el don gratuito que Dios nos da para hacernos partícipes de su vida trinitaria y capaces de obrar por su amor. Se llama gracia habitual, o santificante o deificante, porque nos

Los sacramentos, las huellas de Jesús en la tierra, son los canales más habituales para acercarnos a la gracia de Dios; no la rechacemos, sino al contrario, vivamos siempre en la gracia de Dios que previene, prepara y suscita la libre respuesta del hombre. Sin la gracia estamos no al nivel humano, porque Dios nos ha creado para ser capaces de él, sino por debajo, en un plano que no nos permite alcanzar nuestros fines de felicidad, de amor y de bien y que, como nos dice la experiencia, tampoco favorece la auténtica concordia y paz entre los hombres.

† Jaume Pujol Balcells Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

.


Domingo XVI del tiempo ordinario (18 de Julio de 2010) (Ciclo C) La acogida La hospitalidad es de siempre. Abrahán acoge a los tres personajes y Dios le ofrece el don de la vida (1ª Lectura). Las hermanas de Lázaro acogen a Jesús en su casa. Las virtudes de la hospitalidad son: el servicio y la escucha(Evangelio). El que acoge el misterio de Cristo lo debe anunciar sin descansar hasta que todos lleguen a la madurez plena de Cristo (2ª Lectura). Lectura del libro de Génesis (Gen, 18, 1-10) n aquellos días el Señor se apareció a Abrahán junto al encinar de Mambré, cuando estaba sentado ante su tienda en pleno calor del día. Alzó los ojos y vio a tres hombres de pie delante de él. Al verlos, corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda, se postró en tierra y dijo: «Mi Señor, por favor; si he hallado gracia a tus ojos, no pases sin detenerte con tu siervo. Os traeremos agua, os lavaréis los pies y reposaréis a la sombra de este árbol. Yo voy a buscar un bocado de pan, y así os repondréis antes de pasar adelante, ya que habéis pasado cerca de vuestro siervo». Ellos respondieron: «Haz como has dicho». Abrahán fue deprisa a la tienda de Sara, y le dijo: «Toma en seguida tres medidas de harina, amásala y haz panecillos». Entretanto él corrió al establo, tomó un becerro tierno y cebado y se lo dio a su siervo, que a toda prisa se puso a prepararlo. Tomó después manteca y leche y el becerro ya aderezado, y se lo presentó a ellos. Él se quedó de pie junto a ellos, bajo el árbol, mientras comían. Ellos le preguntaron: «¿Dónde está Sara, tu mujer?». Él respondió: «Está en la tienda». Uno de ellos prosiguió: «Dentro de un año volveré. Para entonces, tu mujer, Sara, habrá tenido un hijo».

E

Salmo responsorial (Sal 15) El que vive sin tacha y practica la justicia; el que dice la verdad de corazón y no habla mal de nadie con su lengua; el que no hace mal a su hermano ni difama a su vecino, y no habla mal de nadie con su lengua; El que no hace mal a su hermano ni difama a su vecino, desprecia al criminal

y honra a los que temen al Señor; el que, si jura en su perjuicio, ya no se desdice, El que presta su dinero sin cobrar intereses y no se deja sobornar contra el que es inocente. El que hace todo esto jamás perecerá. Lectura del libro de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses (Col 1, 24-28) e alegro de sufrir por vosotros, y por mi parte completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo por su cuerpo, que es la Iglesia, de la que fui hecho ministro según la misión que Dios me dio para bien vuestro, con el fin de dar cumplimiento a su mensaje divino, el plan secreto de Dios, escondido desde los siglos y desde las generaciones y ahora manifestado a los creyentes, a quienes Dios quiso descubrir cuál es la riqueza sublime de este secreto entre los paganos, que es Cristo entre vosotros, la esperanza de la gloria, a quien nosotros anunciamos amonestando e instruyendo a todos los hombres en toda sabiduría, para presentarlos perfectos en Jesucristo.

M

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (Lc 10, 38-42) n aquel tiempo, llegó Jesús a una aldea; y una mujer, de nombre Marta, lo recibió en su casa. Marta tenía una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus palabras. Marta, que andaba afanosa en los muchos quehaceres, se paró y dijo: «Señor, ¿te parece bien que mi hermana me deje sola con las faenas? Dile que me ayude». El Señor le contestó: «Marta, Marta, tú te preocupas y te apuras por muchas cosas, y sólo es necesaria una. María ha escogido la parte mejor, y nadie se la quitará».

E

Liturgia de la semana Domingo 18 de julio: Domingo XVI del tiempo ordinario [Gén 18,1-10a; Sal 14,2; Col 1.24-28; Lc 10,38-42 (LE/LH propias)]. Lunes 19: [Miq 6,1-4.6-8; Sal 49, Mt 12,38-42]. Martes 20: San Apolinar, obispo y mártir (ML) [Miq 7,14-15.18-20; Sal 84, Mt 12,46-50]. Miércoles 21: San Lorenzo de Brindisi, presbítero y doctor de la Iglesia (ML) [Jer 1,1.4-10; Sal 70, Mt 13,1-9]. Jueves 22: Santa María Magdalena (MO) [Jer 2,1-3.7-8.12-13, Sal 35; Mt 13,10-17 (o Cant 3,1-4a, Sal 62, Jn 20,1.11-18 (LE/LH propias)]. Viernes 23: Fiesta de Santa Brígida de Suecia, religiosa y patrona de Europa [Gál 2,19-20; Sal 33, Jn 15,1-8 (LE/LH propias)]. Sábado 24 : San Charbel Makluf, presbítero (ML) [Jer 7,1-11; Sal 83; Mt 13,24-30]. Domingo 25. Solemnidad de Santiago Apóstol, patrón de España [Hch 4,33-5,12.27 -33.12,1-b-2 o bien Hch 11,19-21.12,1-2.24, Sal 66; 2 Cor 4,7-15; Mt 20,20-28 (LE/LH propias)]. Las lecturas pertenecen al ciclo C. Liturgia de las Horas: Salmodia de la IV semana.

on un gesto muy significativo, durante el rito del bautisC mo el padre o el padrino enciende una vela en el gran Cirio pascual, símbolo de Cristo resucitado, y luego, dirigiéndose a los familiares, el celebrante dice: "Que vuestro hijo, iluminado por Cristo, camine siempre como hijo de la luz". Este gesto, que encierra todo el sentido de la transmisión de la fe en la familia, para ser auténtico debe ir precedido y acompañado por el compromiso de los padres de profundizar el conocimiento de su fe, avivando su llama con la oración y la práctica asidua de los sacramentos de la Confesión y la Eucaristía. Benedicto XVI (Roma, Angelus del 2 de julio de 2006)

Un servicio del Departament diocesà de Mitjans de Comunicació Social de l’Arquebisbat de Tarragona

Hoja dominical  

Semanario de información de la Archidiocesis de Tarragona 18-07-10

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you