Page 1

ISSN: 2248-8162

estará en latinoamérica en la primavera de 2012 P.14

P.4

Descansó en la paz del Señor, el 1 de noviembre de 2011, día de todos los Santos.

P.2 P.5

Tenemos que seguir eligiendo la verdad, la honestidad, la libertad, la justicia, la equidad, la solidaridad, la vida, la paz. Y en estas elecciones no puede haber ni abstenciones ni votos en blanco.

inario? ¿Cómo es eso del Sem ¿Qué hacen allá? ¿Cómo viven? P.7


Ha concluido una nueva jornada electoral en Colombia para nombrar los gobernantes locales. Sin que todo haya sido perfecto, puede decirse que, con sus limitaciones, se mantiene la democracia en el país y que el proceso histórico de Colombia, entre vacilaciones y esperanzas, continúa su curso. Sería largo el análisis completo, pues tendríamos que examinar, por ejemplo, la presencia y evolución de la violencia en estos comicios, el sistema de avales políticos, la financiación de las campañas y la procedencia de sus fondos, las alianzas y compromisos que determinarán decisiones de los futuros gobernantes, la concentración de las fuerzas en el nombramiento de gobernadores y alcaldes mientras se dejó en un segundo plano la selección de diputados y concejales. Despierta cierta preocupación la evolución de los partidos políticos en Colombia, que en los últimos años ha sido errática. Ya no son los partidos los que escogen los candidatos, sino éstos a los primeros. Aparecen figuras que

logran capitalizar, en un determinado momento, las ilusiones casi siempre defraudadas de la gente o que valiéndose del recurso de firmas se saltan los partidos para apelar directamente al apoyo popular. Surge así una especie de caudillos, por lo general, sin un programa orgánico y sin equipos preparados para afrontar la conducción del pueblo. En parte, es el castigo a los vicios de la politiquería y el clientelismo que durante años hemos padecido. Igualmente, preocupa que la no siempre correcta y positiva intervención de empresarios, contratistas, organizaciones ideologizadas, medios de comunicación, encuestas amañadas y grupos armados quiten la posibilidad de una presentación objetiva de personas y propuestas, un debate profundo, una opción consciente y libre, una actitud de credibilidad en el pueblo y una adecuada preparación de la ciudadanía y especialmente de los equipos pertinentes para iniciar un nuevo gobierno. En este conjunto, sobresale por su perversidad la llamada “guerra sucia”, que busca la victoria destruyendo a

los contendores y, finalmente, destruye a toda la sociedad. Ahora es importante acoger a los nuevos gobernantes; ellos y todos los ciudadanos debemos saber que no son de los que los eligieron sino del pueblo. Los desafíos para los nuevos gobernantes no son fáciles. Tienen que seguir mejorando la calidad de vida de los ciudadanos, interesarse seriamente en la educación, garantizar el buen manejo de los recursos públicos, frenar la espiral de violencia, pobreza y desempleo que nos flagela. Medellín, por ejemplo, es hoy una ciudad con índices de pobreza cercanos al 40 por ciento, un desempleo que supera el 12 por ciento y 250 bandas criminales que, sólo en el primer semestre del año, participaron en buena parte de los 942 homicidios reportados en la ciudad. Debe venir un tiempo de estudio serio de los equipos de gobierno para definir la gestión de las ciudades y de los departamentos. Se debe crear una escuela de gobierno, que con humildad corrija los errores del pasado e impulse el

futuro sobre bases sólidas. En lugar de soluciones parciales y simplistas desde perspectivas limitadas, de obras aisladas de acuerdo con intereses o posibilidades ocasionales, se debe implementar un proyecto de gobierno de largo aliento, iluminado por la academia, pero nacido desde la práctica, con una visión de conjunto de la realidad y con respuestas integrales e integradoras, capaz de atender las múltiples dimensiones de la complejidad de la persona y de la sociedad de hoy. Esto podría inspirar a todas las instituciones una dinámica de entusiasmo, un compromiso de cooperación y una corriente de creatividad y esperanza para llegar colectivamente a soluciones de fondo. La salida a los graves problemas que tenemos o lleva la firma de todos o no será posible. La situación compleja que vivimos no admite egoísmos, divisiones y aislamientos. En realidad, las elecciones no han pasado todavía. Tenemos que seguir eligiendo la verdad, la honestidad, la libertad, la justicia, la equidad, la solidaridad, la vida, la paz. Y en estas elecciones no puede haber ni abstenciones ni votos en blanco.

CARLOS HERNÁNDEZ

El pasado 30 de Octubre de 2011 se celebraron en el país las elecciones regionales para elegir Gobernadores, Alcaldes, Diputados y Concejales. En el municipio de Bello solo participó un candidato porque la Registraduría negó la candidatura por firmas a la opositora, la cual con sus simpatizantes se dedicó a promover el voto en blanco y logró obtener la mayoría de votos. Según la Resolución N° 920 del 18 de Agosto de 2011 emitida

por el Consejo Nacional Electoral determina: “Que el parágrafo 1° del artículo 258 de la Constitución Política, modificado por el Acto Legislativo 1 de 2009 dispone: PAR.1°__Deberá repetirse por una sola vez la votación para elegir miembros de una corporación pública, gobernación, alcalde o la primera vuelta en las elecciones presidenciales, cuando del total de votos válidos, los votos en blanco constituyan la mayoría. Tratándose de elecciones unipersonales no podrán presentarse los mismos candidatos, mientras en la corporaciones públicas no se podrán presentar a las nuevas elecciones las listas que no hayan alcanzado el umbral”. Este hecho tiene gran signi-

ficación para los católicos que ejercemos el derecho democrático al voto, en estos momentos en que se ataca a la Iglesia, la vida, la familia, la educación religiosa y la libertad. No podemos quedarnos impasibles ante proyectos y personajes que quieren acabar con la Religión Católica, los niños y los ancianos. Esta resolución 920 del 18 de Agosto de 2011 determina que tratándose de elecciones unipersonales no podrán presentarse los mismos candidatos, lo que de por sí mismo implica que de raíz estamos eliminando políticamente con el voto en blanco hasta candidatos presidenciales.

EDICIÓN: 2 CONSEJO DE REDACCIÓN: + Monseñor Ricardo Tobón (Arzobispo de Medellín), Pbro. Juan Pablo Cardona (Director), Pbro. Germán Bustamante, Pbro. Luis Fernando Arroyave, Pbro. Elías Lopera, Pbro. Alexander Pareja, Henry Horacio Cháves, Mauricio Agudelo y Tatiana Díez Hurtado. DISEÑO: Juan Camilo Arboleda y Juan Miguel Suárez.

Este derecho constitucional que está previsto en el artículo 258 de la Carta Magna nos permite asegurarnos hacia el futuro de que nuestros derechos no serán vulnerados y que si nos organizamos podemos luchar objetivamente por defenderlos.


Salga María y entre Jesús Suena irreverente para quienes la han cogido,

pero si eso ha ocurrido es porque saben de qué se trata, a qué se hace referencia. Los demás han quedado en la luna. Pues bien esa es la forma que se le atribuye a nuestros hermanos católicos que por abreviar, salir del paso o aparecer que están en lo que no están, “rezan” en grupo más distraídos que “pa’que”. Con esta nota se quiere hablar sobre los rezos que no son oraciones, y así este título sea una aproximación exagerada conduce a una verdad de común ocurrencia. Estar rezando a lo que da; como si se estuviera participando en la fórmula uno, o haciéndole a los frijolitos con garra, a la hamburguesa, a los trabajos del estudio o de oficina, intercalando conversaciones, regaños y otras cosas; es como ir a cine a dormir, o ír a un partido de futbol a chatear con alguien, en fin a estar en un lugar equivocado. Que tal un cirujano dándole al bisturí a la par que escucha un clásico por audífonos y que tal si el anestesiólogo es del equipo contrario?, con tanta “concentración” seguro que ahí si habrá rezos por el alma de un pobre paciente que no estaba propiamente en las graderías. Inquieta y exaspera que la gente esté en un lugar sin concentrarse en lo que está haciendo, sea lo que sea. Y cuando se trata de la devoción sí que más. Semana Santa y Navidad parecen ser

La celebración de la Misa es un sólo acto desarrollado en dos momentos: La primera parte; denominada Liturgia de la Palabra, en la que escuchamos todo lo que Dios nos quiere enseñar. La segunda parte; es decir, la Liturgia de la Eucaristía, es la mesa del sacrificio y del banquete. Comienza con la presentación del pan y del vino. Hecha la preparación, sigue la inmolación y la consumación de la Víctima del Sacrificio bajo las especies del pan y el vino. Durante la Celebración de la Eucaristía se realizan algunos gestos, se entonan cantos y se pronuncian muchas fórmulas y oraciones. El ser humano es, sin duda, un ser comunicativo, expresa sus sentimientos a través de gestos y

un paseo. Casi todo el mundo las espera con ansias locas para un contenido de supermercado o menú de enseñanza televisiva. Unas porciones de descanso, otras de piscina, una pequeña ración de ese motivo que dio lugar a estos días o sea de la parte religiosa, de sobremesa unos traguitos y como no debe faltar el postre se le pone rumba hasta al Viernes Santo. Pero, eso sí se está en Semana Santa. Y en la Navidad sí que pecamos de no saber o de “no pararle bolas” al cumpleañero. Y vamos a la novena aquí y allá, natilla y buñuelos “ventiados”, “cháchara” sobre lo divino y lo humano, villancicos a la lata sin percatarnos mucho de lo que dicen, significan, congregan, invitan o conmueven a un gran momento de la fe, pero que la pasamos rico; con regalos o sin ellos; si pa’ que negarlo. Es una época tan esperada, como tan misteriosa que nos vuelve buena gente, saludadores y con un descuento fabuloso al egoísmo, a la individualidad y a su majestad entronizada de la envidia. Pasando a otro lado no se reza el Rosario porque es muy largo (8 o 10 minuticos), además porque es la repetición de la repetidera. Eso dicen algunas personas. Y lo más particular es que se hacen filas de horas para entrar a una corrida, a futbol, a un concierto y también las hubo para meterse al corral por las hamburguesas o para darle la bienvenida a don crépes (apuesto a que se acuerdan muy patentico). ¿Cuántas cosas se toman para prevenir enfermedades y cuántas para curarlas? ¿Cuántas notas se envían o llamadas se hacen para pedir un favor y cuántas para agradecer? Pues eso es precisamente lo que hacemos muchos, dedican-

palabras habladas o cantadas, así: El gesto de colocarse de rodillas, expresa el sentimiento de humildad delante de Dios. Él da la vida y le da sentido. El ser humano reconoce, en este gesto, la grandeza de Dios, Señor de la vida. El gesto de permanecer sentados, es una actitud de escucha, de atención a la Palabra de Dios o de meditación. El gesto de permanecer de pie demuestra prontitud para escuchar y acoger la Palabra de Dios, o respeto ante el misterio que celebramos. Cuando cantamos hacemos más expresiva nuestra conversación con Dios. Al caminar en procesión, recordamos el camino que nos lleva a algo más en compañía de los hermanos. Es lo que acontece en el diario vivir. La Procesión de entrada es una forma de manifestar nuestra disposición a caminar juntos para la celebración de la vida de Jesús ofrecida al Padre en el sacrificio y

do esos Misterios o “las casas o casitas” como decían y dicen las matronas, como drogas preventivas y curativas, listado del mercado de necesidades y abonos a las deudas contraídas. A veces da golpe ver entrar a los visitantes del Señor Caído, por ejemplo, y no se han dado la bendición y tirado una rodilla atrás, como inclinada, cuando ya están saliendo como despavoridos a cumplir citas y labores. Pero convencidos quedan y la intención les vale. Yo no sabría decir en qué porcentaje, pero diría: así muy fresco; que de los estilos se vale Dios. La invitación es la de hacer siempre lo que estamos haciendo con gusto, dedicación y concentración, sea lo que fuere, sin meternos en otro cuento, durante ese tiempo o ese ratico. Y que esta Navidad sea una celebración del CUMPLEAÑOS al cual asistimos pero en el cual se nos pasa por alto el homenajeado. Ahí sí que c a e m o s muchos.

de nuestra vida que asume un nuevo sentido, si se impregna con los mismos sentimientos y actitudes de Jesús. El silencio es una actitud que nos invita a percibir la presencia de Dios que nos habla en los momentos más importantes de la vida. El contenido de las “Goticas” que siguen, es como un primer paso para la comprensión de la Misa y su significado en el quehacer de cada día, porque la Misa es misión. Misión para vivir en casa, en la calle, en el trabajo. Aquello que celebramos en la Eucaristía: La Pascua del Señor y nuestra Pascua.


Quizá la palabra Providencia le dice bien poco a un niño y, sin embargo, la Providencia de Dios, ese cuidado amoroso, que decía el catecismo son los gestos sencillos y amables que prodigamos a diario a nuestros infantes. De Dios se puede hablar de muchas maneras, con y sin palabras. Aunque nuestros hijos sean pequeños, siempre hay maneras de decirles cómo es Dios: un Padrenuestro al oído cogiendo sus manos entre las nuestras o mezclando las palabras con caricias... Quizá no entiendan las palabras, no importa, más tarde llegará el momento de entender. Ahora es el momento de "dejarse mojar", de oír Padre y saber que Padre es ternura, entrega, presencia... Llegar a lo explícito, a una fe confesada requiere experiencia de Dios y se hace experiencia desde el principio, desde lo que somos capaces de captar por todos los sentidos,

desde lo que podemos saber de Dios por sus huellas en la vida diaria. Para el que sabe ver -y se puede aprender a mirar- todo habla de Dios. Sabremos que Dios es amor cuando hayamos experimentado el amor, cuando nos hallamos sentido amados gratuitamente. Podremos confiar en Dios si sabemos lo que es la acogida incondicional... Tenemos que llenar de contenido las hermosas palabras. Dar vida a las palabras p a r a que

cuando las oigan nuestros hijos tengan imágenes de donde agarrarse. Hay una palabra que me gusta, especialmente, es la palabra misericordia. Tampoco sabría muy bien definirla, pero me parece que es como cuando mi hijo está columpiándose en una silla, atrás, adelante... ¡Qué te vas a caer! Se lo repites: ¡Te vas a hacer daño!. De repente, la

Es verdad que hay santos cuya vida, envuelta en prodigios, es más propia de ser admirada que imitada. Se trata de casos impresionantes que Dios suscita en ocasiones y que suelen estar rodeados de hechos milagrosos, para testimoniar ante el mundo que la gracia lo puede todo y que no hay nada imposible para Dios. El padre Marianito se hizo santo, su gracia se forjó en la vida sacrificada a la vez que alegre, en el olvido de sí mismo, en la atención incansable a los enfermos, en su predilección por los niños, en el estilo de vida pobre, en su sensibilidad hacia la naturaleza… y todo ello sostenido por una devoción a la Virgen María llena de ternura y en un profundo amor a la Eucaristía. Nuestro santo nace en tierras de Yarumal un 14 de Octubre de 1845, siendo el primogénito entre siete hermanos. Fue educado por sus

padres ya que ellos mismos fueron maestros de sus hijos y no permitiron que fueran a la escuela. Mariano tenía un tío sacerdote, el conocido Padre Fermín de Hoyos a quien Marianito acompañó por mucho tiempo y seguramente de él recibió un gran testimonio de vida. Bajo el testimonio de su tío se enciende el fuego de la vocación del padre Marianito. “ Un fuego que enciende otro fuego: el fuego de la santidad” En 1868 ingresa al Seminario de Medellín y luego en 1872 es ordenado sacerdote y se entrega por comple-

to al servicio de Dios, mediante el ministerio ordenado. Comenzó su servicio pastoral como vicario en muchas parroquias y luego ayudando al párroco de Angostura, ya que era un hombre muy anciano. Marianito fue un hombre sencillo, no tenía grandes dotes intelectuales, es la figura del cura de Ars Antioqueño, que con sencillez, humildad, vida espiritual profunda, mostró la cercanía de Cristo en todas las gentes. Como buen pastor iba en busca de sus ovejas, visitaba veredas y enfermos, no dejaba miseria sin remediar, ayudaba a los pobres

caída, el llanto... y, entre besos, ponemos hielo en el “chichón” y le hacemos caricias, a veces menos de las que nos pide el cuerpo por aquello de no perder la autoridad... Luego, por la noche, ya en la cama, comprobamos que el “chichón” ha bajado. Volvemos a besarle. ¡Que se entere que le queremos entre sueños! La misericordia de Dios debe ser algo así. De Dios decimos que tiene “entrañas de misericordia”. Yo creo que hace con nosotros como nosotros con nuestros hijos, también nos besa entre sueños... aún cuando nos equivocamos.

Evoca algún gesto concreto en el que tus padres han sido para ti "carne de Dios", Piensa en algún gesto concreto en el que tú has "hablado" de misericordia, de perdón, de providencia con tu decir y/o con tu hacer.

con profunda generosidad, daba de lo que tenía y compartía su pan. Fue un testimonio de vida entre su gente, ya que fue un celoso sacerdote y un apóstol incansable. Cerca de la medianoche del 12 de Julio de 1926 muere este hombre en la pobreza absoluta, diciendo con voz temblorosa y cansada: “Ya he vivido bastante. Ahora mi mayor deseo es ir a unirme con Jesús” Son muchas las gracias y favores que derrama Dios por intercesión del padre Marianito, encomendémonos a el. El Beato Juan Pablo II en la ceremonia de su beatificación el 9 de abril del año 2000 nos dijo: “Que su luminoso testimonio de caridad, servicio, solidaridad y perdón sirvan de ejemplo en Colombia y también sea una valiosa ayuda para seguir trabajando por la paz y la reconciliación”


5

Desde cualquier parte de Medellín es posible dirigir la mirada hacia las montañas que circundan el horizonte y es fácil percibir en medio de ellas uno de los más bellos referentes arquitectónicos de nuestra ciudad, se trata de la CAPILLA DEL SEMINARIO, lugar en el que se forman los futuros pastores de nuestra Iglesia. Ese “huevo blanco” al que mucha gente con sencillez se refiere, sin saber de que se trata es la casa que alberga y ha mantenido durante decenas de años los sueños y las esperanzas de un sinnúmero de jóvenes que, sintiendo el llamado del Señor, han decidido hacer realidad, en su propia vida, el proyecto de Jesús: hacerse uno con Él.

nario? ¿Cómo es eso del Semi á? all n ¿Qué hace ¿Cómo viven? A preguntas como estas tenemos que responder a diario los seminaristas a las personas que no conocen el seminario y cuando les mencionan esta palabra, inmediatamente se imaginan un lugar encerrado y sombrío en el que viven personas alejadas de la sociedad que pareciera que se encierran allí para vivir de manera triste y aburrida su propia vida. Pero la realidad es

otra, sin lugar a dudas, hace falta una adecuada presentación de esta casa en la que como familia compartimos la vida tal y como somos, reconociendo que no siempre es lo más fácil, que somos distintos, con diferencias y defectos; pero donde lo más importante es buscar vivir desde la comunión fraterna. Nuestro Seminario es una edificación digna en sus espacios, profunda en su sentido y cargada de significado para todos los que en ella nos formamos; basta dar un recorrido para entrar en el más sencillo de los encuentros, no solo con la belleza de la naturaleza, sino con la bondad de Dios que habla desde las cosas más sencillas de la vida. Es pues, en este ambiente, sencillamente descrito, donde nos encontramos alrededor de 120 jóvenes formándonos para ser discípulos misioneros identificados plenamente con Jesús, Buen Pastor. Lo que se alcanza a ver de m u c h o s lugares de la ciudad es la c ú p u l a de nuestra Capilla Mayor, sin duda es el lugar más importante y significativo para

Pastoral vocacional

nosotros; en ella se encuentra el “dueño de la casa: Jesús” y en ella compartimos lo más grande que todos podemos tener: la fe. La sobriedad de su diseño y la dignidad de su disposición, permiten el encuentro con Jesús. Alrededor de esta maravillosa construcción se encuentra el resto de edificaciones que conforman el Seminario: el comedor, las canchas, las habitaciones, la biblioteca y los espacios para el encuentro común… es que para nosotros la vida en común constituye uno de los elementos más importantes de nuestra formación, pues de esta manera construimos verdaderos lazos con los que, a pesar de las deficiencias, tratamos de hacer vida el Evangelio. Así, por ejemplo, cualquier sacerdote o seminarista que haya pasado por el seminario sabrá explicar cuál es el famoso “Muro de las Lamentaciones”, lugar que se encuentra en uno de los jardines de donde se puede divisar, allá abajo, la grandeza de la ciudad; este espacio es conocido así porque es en él donde los seminaristas se dirigen a reflexionar acerca de su propia vida, a mirar la ciudad o simplemente a pensar muy bien las cosas cuando el mar de la existencia se encuentra en turbulencia, de ahí el nombre que tradicionalmente ha recibido. Como este, también existen muchos otros espacios en los que vamos creciendo a medida que pasan los años de nuestra formación, pues en esta casa de formación no solo oramos y celebramos la fe; también jugamos, reímos, sentimos y tratamos de hacer la vida lo más amena posible. Finalmente, más que una presenta-

ción del Seminario se trata de una invitación a reconocerlo como un referente espiritual, a elevar siempre al cielo una oración, así como se eleva con imponencia la cúpula que nos recuerda que nuestra vida siempre tendrá que dirigirse a Dios, por los que allí vivimos y por los que han de vivir. Cada que desde cualquier lugar se mire la capilla del Seminario habrá que pedirle al dueño de la mies que siga enviando operarios, que estén dispuestos a seguirle con radicalidad y alegría, tratando de hacer del Evangelio un estilo de vida. Ese es el Seminario, el lugar de las vocaciones, la escuela del Evangelio, un lugar en el que todavía creemos en los sueños, donde no se ha apagado la llama de la fe y donde todavía creemos en la esperanza de habitar un mundo mejor. Aquí nos formamos primero como personas, porque aún pensamos en la persona como centro de cualquier tipo de desarrollo; aquí, finalmente, nunca dejamos de orar por quienes “entierran sus manos en el surco”, por quienes riegan con sus lágrimas los campos, por quienes alegran con su sonrisa los días de la ciudad y por todos los que hemos recibido el encargo de construir el Reino de la Vida que nunca se agota.


6

Para comenzar con esta historia parroquial debemos ubicar a Medellín en los años 50, porque es en esta época donde comienza la vida de la comunidad parroquial de la Milagrosa. En la década de los años 40 la Ciudad empezó un proceso de industrialización que alcanzó grandes frutos en la década de los años 50, obteniendo no sólo el reconocimiento como una ciudad industrial a nivel nacional, sino que además alcanzó un crecimiento de la población de unos 224 mil habitantes a unos 358 mil habitantes. El arzobispo de esa época era el Excelentísimo Señor Joaquín García Benítez. En agosto de 1951, preocupado por el crecimiento demográfico de Medellín, hasta el punto de que había parroquias con 60.000 habitantes, sin que los párrocos pudieran atender adecuadamente a tantos feligreses, observando además el crecimiento urbanístico antes mencionado, decidió convocar una junta para realizar un estudio de la ciudad.

El 6 de Agosto de 1951 envió al capítulo Metropolitano el siguiente comunicado:

“Por haber llegado a la convicción de que la Gloria de Dios y el bien de las almas exigen la creación de más Parroquias en esta Ciudad, muy atentamente propongo a la consideración del capítulo las siguientes: Sta. Teresita del Niño Jesús, en el barrio laureles; Santísima Trinidad, en el barrio Antioquia; San Judas Tadeo, en el barrio Castilla; Sagrada Familia, en el barrio Villa Hermosa; La Milagrosa, en el Barrio Quijano; Perpetuo Socorro, a la salida del Poblado; Santa Ana, en el barrio Manrique Oriental; Cristo Rey, en el barrio Guayabal; Nuestra Señora del Santísimo Sacramento, en el barrio de la Universidad Bolivariana; Nuestra Señora de los Dolores, en el barrio las Estancias, y Niño Jesús de Praga, en el barrio Enciso”.

A esta Comunicación contestó el Capitulo Metropolitano, dando aprobación alegremente e insinuando cuatro más, a saber: El Sagrario, en el barrio del Templete Eucarístico; Nuestra Señora de Fátima, en el Barrio Nutibara; San Cayetano, en el barrio Aranjuez y otra en el barrio la Floresta, cerca de los Escolapios.

Y como gran noticia fue publicada en todos los diarios de la ciudad y comentada como primer orden, el decreto del 28 de Agosto de 1951, en el que erigía canónicamente 18 parroquias simultáneamente en la ciudad de Medellín.

Antiguamente al Barrio de la Milagrosa se le conocía como el Quijano; a este Barrio se le hace alusión con respecto a los barrios construidos por el municipio. Su nombre se debe a la donación de terrenos realizada al municipio en 1925 por Don Camilo Quijano con el fin de construir viviendas para los obreros. En 1932, en el informe de Junta de Casas para la clase proletaria, decía que “estaba edificado por todos sus costados” y “que tiene su servicio de Energía… Estanque para el agua… local de escuelas públicas… espíritu cívico y moralidad y donde se puede construir viviendas”. Con el tiempo y con el fervor a la Madre Milagrosa, la comunidad fue adoptando el nombre de la Milagrosa. El primer Párroco de esta comunidad fue el Reverendo Presbítero FRANCISCO JARAMILLO MEJÍA, nacido del hogar formado por Don Carlos Jaramillo y Doña Virginia Mejía en el año 1904. Ingresó al Seminario Mayor el 31 de enero de 1920 y recibió su ordenación sacerdotal en el año 1931 de manos del Señor Arzobispo Caicedo. Llegó a esta comunidad parroquial en el año 1950, cuando entró a reemplazar al Pbro. Gabriel Lalinde M., como rector del Templo de la Medalla la Milagrosa, cuyos terrenos también fueron donados por Don Camilo Quijano el 14 de diciembre de 1943. Al fundarse la Parroquia el 28 de agosto de 1951, tomó en calidad de Párroco los inicios de los muros de una comunidad y un Templo; que hoy muestra la majestuosidad de una comunidad expresada en la obra arquitectónica, que con el liderazgo de este querido servidor del Señor y venciendo todos los obstáculos de la época, logró llevar con gran adelanto la terminación del Templo, para Gloria de Dios y honra de su Santa Madre.


7

Adviento Comenzamos un tiempo muy importante en la Iglesia, el tiempo del adviento, preparación para la navidad. Adviento es el tiempo durante el cual nos preparamos para conmemorar la venida de nuestro Señor Jesucristo: su primera venida a Belén hace más dos mil años, su venida a nosotros cada día y finalmente el tiempo cuando será visto claramente como origen y finalidad de toda la creación. Adviento nos habla de la preparación a la venida de Cristo, un Cristo que nos sale al encuentro a lo largo del camino de la vida nos coloca en una actitud de vigilancia por eso es necesario saber descubrirlo en esos mil caminos, en este Adviento es necesario adecuarnos para hacerlo nacer, crecer y madurar en cada uno de nosotros y en el mundo. Es un tiempo que nos llama a la vigilancia que no es otra cosa que vivir en Dios, no se necesita hacer nada extraordinario es estar despierto para no permitir que el mundo nos duerma en el sopor del pecado y de aquellas cosas que nos separan de su amor pensando todos los días en que somos seres para la eternidad y estamos despiertos esperando que llegue e incluso en el momento definitivo de nuestra muerte. Este tiempo de Adviento, al ser preparación para la Navidad, tenemos que decir que no todos la entienden de la misma manera. Según se entienda y viva el hecho navideño, puede hablarse de diferentes navidades:

Momento privilegiado para comprar y ni se diga para vender, la gente gasta más de lo que tiene, muchos derrochan, en la navidad comercial hay demasiado consumismo, masificación, ruido, música a todo volumen, en contraste con la primera navidad, silenciosa, pobre, oculta, liberadora, mucha gente no vive la navidad o mejor cree que la vive por lo que gasta y compra, por el derroche pero no sabe que el Señor no puede nacer sino en el silencio de un corazón que le espera.

En navidad no solo se compra, también podemos decir que la familia se reúne en torno al pesebre a los adornos navideños, a los manjares que se preparan en este tiempo, es un momento donde se recuerdan otros tiempos, se añora al que murió al que está ausente, muchos piensan con melancolía en el pasado o en un futuro incierto, hay algarabía, ruido, villancicos y en otros hay soledad y angustia, en navidad se dispara la depresión de muchas personas.

Para a mayoría de la gente la navidad es una fiesta alegre, bulliciosa, sensible, los pesebres, la música, la fiesta, el niño desvalido, la madre silenciosa, san José absorto, Herodes perverso, los reyes generosos, regalos van y vienen.

cristiana Ante tantos significados que tiene la navidad los cristianos nos preguntamos. ¿qué significa la navidad? ante todo es una celebración que exige vivirla a la luz de la fe, en un clima de recogimiento, de paz de cercanía, desprendimiento y amor. Litúrgicamente la navidad nos habla de las raíces subversivas de ese nacimiento de Jesucristo “Dios con nosotros” cercano a pastores, pobres, humildes, sencillos, lejano de sabios de reyes de adinerados de poderosos. Para los cristianos creyentes, navidad es cercanía de Dios, adoración del niño, opción por los pobres, alumbramiento de María en peregrinación de noche con testigos pobres. La navidad Cristiana es encarnación del Salvador, para ser de todos, la navidad nos descubre quien es Jesús cuál es su buena noticia. La navidad invita a una celebración en paz, alegría y sobriedad nos invita a pensar que Jesús “se ha hecho en todo semejante a los hombres” (Filp. 2,7) y nos ha mostrado la importancia del amor entre los seres humanos. El primer mensaje navideño es la humanidad de Dios, Dios se hace hombre, el segundo es consecuente con el primero, la divinización de la persona humana en virtud de la fecundidad de María “a la sombra del Altísimo”. Navidad es la fiesta del optimismo Cristiano respecto del ser humano y del mundo. San Ireneo decía: “Dios se ha hecho hombre para que el hombre se haga Dios”. La liturgia de navidad es una meditación jubilosa por eso no basta una meditación en un acontecimiento histórico o grandes reflexiones teológicas es necesario un compromiso con el hermano y con nosotros mismos.

El adviento es una nueva oportunidad, para el encuentro con Jesús, es una carrera hacia Jesús y también hay que decir que Jesús corre hacia nosotros. Esperar es poner en movimiento todas nuestras capacidades para conseguir lo deseado, podemos decir que somos lo que esperamos. Pensemos en el reto que nos lanza el adviento “Ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer”.


8 Padre Rafael Posada

Todos hemos tenido enfermos o los vamos a tener en casa, es una experiencia común en las familias. Hay enfermedades crónicas, tienen su inicio para no aliviar, ejemplo: discapacitados (minusválidos, Alzheimer, demencia senil, accidentes cerebrovasculares, cáncer, etc.). También las hay de pronta recuperación y fácil manejo; y, hay enfermedades que incapacitan y dificultan el desarrollo normal de actividades vitales y/o de relaciones sociales. Lo normal es que donde hay un enfermo esté quien lo cuide y generalmente son mujeres en un promedio de edad de cincuenta años, sin trabajo, o son madres, esposas, tías, hermanas. Generalmente surgen del grupo familiar. No todos los miembros de la familia asumen de igual manera el cuidado de sus enfermos. A los miembros que asumen la máxima responsabilidad en el cuidado se les llama “cuidadores”. En la ciudad de Medellín hay 4.595 camas distribuidas entre adultos, pediatría, obstetricia, cuidados intensivos adultos, farmacodependencia, psiquiatría cuidado intensivo neonatal, cuidado intensivo pediátrico, quemados. Y, Por cada paciente hay un cuidador, que vienen de otras ciudades, pueblos, el campo, diferentes barrios de Medellín. No todos tienen los medios y los recursos para la alimentación, el transporte, ni relevo. Duermen en sillas incómodas (se supone que si van a cuidar a su familiar, deben estar alerta para ver y oír lo que el paciente dice para pedir apoyo y brindar información a los profesionales de la salud.). El enfermo estructura su tiempo con la visita del médico. Es evaluado permanentemente por enfermeras, estudiantes en el área de la medicina, duermen, tienen asegurada su alimentación. Pero el cuidador, ¿Cómo estructura su tiempo?. Muchos de ellos aguantan hambre, quedan incomunicados con sus casas, no tienen como descansar y la pasan aburridos. Se les hace el tiempo eterno, más la tensión por todo el imaginario que produce el manejo hospitalario (sondas, exámenes, cirugías, etc.).

Y cuando el enfermo es remitido a su casa, el cuidador además de atender lo doméstico, debe alimentar, bañar, dar los medicamentos, conseguir las citas con la EPS, movilizarlo, atender las visitas, vigilarlo. Todo esto acumulado estresa, fatiga. Por lo tanto el cuidador debe ser objeto de una especial protección por parte de la familia y la red sanitaria que atiende al enfermo.

El equipo sanitario deberá reconocerlo y aceptarlo como parte del equipo terapéutico del paciente. Son quienes ven y oyen lo que le va sucediendo al enfermo. Informarlo en los cuidados del paciente: el aseo, el alimento, la movilización para evitar escaras. El personal de la salud y las secretarias de las EPS y centros de salud, deben ser elegidos con criterios con una salud mental que les facilite la acogida, amable a la solicitud de estos cuidadores. Las EPS deben de agilizar en el tiempo la atención en las citas, entrega de medicamentos, procedimientos, etc. El hospital debe tener red social que le facilite al cuidador satisfacer sus necesidades básicas: alimentación, baño, sueño. Entre nosotros son modelo el voluntariado del Hospital General Luz Castro Gutiérrez, como alivian de bien las necesidades del cuidador, otro ejemplo en el grado de la excelencia es el Hospital Pablo Tobón Uribe a través de su servicio social. Ofrecer compañía para facilitar que exprese su desasosiego, desánimo, desilusión, desaliento, desconcierto, desconfianza que lo afecta en esta situación que vive. Información adecuada sobre el proceso que afecte al enfermo y su posible evolución, cómo prevenir las ulceras. Enseñar algunas tareas en el manejo del enfermo, esto no se adquiere en forma espontánea, ejemplo, prevención de úlceras, qué hacer en caso de crisis Conocer cómo puede obtener ayuda: con amigos, trabajo social, voluntariado, ayudas institucionales de la EPS. Recibir apoyo emocional y relevo por parte de la familia en el cuidado para que pueda desatrasarse y atender sus actividades habituales. Asesoramiento en la toma de decisiones. Acompañamiento en la agonía y en el duelo. Ayudarle a planificar su futuro y prepararse para recuperar las tareas normales de la vida tras el fallecimiento del ser querido. Repartirse entre la familia las tareas. Ayudas económicas. Favorecer el crecimiento espiritual.

Que positivo para el cuidador que estuvo dentro de una familia que le brindo buena comunicación para expresar sentimientos, emociones y necesidades; en la que se distribuyeron las tareas; tuvo buena relación médico – cuidador – paciente; y no quedaron enemistades ni resentimientos entre la familia. Es verdad que si el paciente murió les ha dejado una tristeza y deben elaborar el duelo, pero les deja mucha paz y esto es de un gran valor.

Derecho a experimentar sentimientos negativos. Derecho a preguntar aquello que no comprende. Derecho a ser tratado con respeto por aquellos a quienes solicita servicios, consejo y ayuda. Derecho a cometer errores y ser disculpado por ello. Derecho a ser reconocido como miembro valioso de la familia y equipo médico.

Lo más probable para nosotros es que cuando estemos enfermos tengamos un cuidador. No lo conocemos, es un rostro desconocido, pero nos va a dedicar mucho de su vida y de su tiempo con desgaste físico, emocional y económico. Orémosle a Dios por él desde ahora y que sea una persona llena de Dios, que a través de él, sintamos la ternura de Dios porque él vive la parábola del buen samaritano. Que sea Dios quien lo elija para nuestro cuidado y le de las cualidades de ese servicio.


Introducción La sección “El ABC del…” explica de manera sencilla temas de actualidad política, económica y cultural a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia. En la sección de este mes vamos a exponer qué es el TLC, cuáles son sus objetivos y qué beneficios traerá para Colombia. En otras ediciones de MISIÓN explicaremos temas que tienen que ver con nuestra vida cotidiana y nos afectan como la globalización, la deuda externa, el precio del petróleo, etc.

Un Tratado de Libre Comercio (TLC) es un acuerdo para extender el mercado de bienes y servicios entre los países que lo suscriben. Un aspecto clave del TLC consiste en rebajar o eliminar aranceles para los bienes estipulados en el acuerdo, corresponde a la Organización Mundial del Comercio (OMC) “poner las reglas de juego”, aunque ciertos tratados se rigen según acuerdos entre los países. La firma de un TLC no supone que se dé una integración política, social y económica, ejemplos de esto son el Mercosur, la Comunidad Andina y la Comunidad Sudamericana de Naciones, por citar sólo realidades cercanas a la economía de Colombia.

¿Cuándo se firmó el primer TLC? El primer TLC firmado en la historia fue el Tratado Franco-Británico de Libre Comercio en el año 1860 (Un acuerdo comercial entre Francia e Inglaterra). Colombia ya ha suscrito acuerdos comerciales con varios países, entre ellos Canadá, sin embargo para nuestra economía reviste especial importancia el TLC con Estados Unidos. El pasado 12 de octubre el Congreso de los Estados Unidos aprobó con 66 votos a favor y 33 en contra el TLC con Colombia.

¿Cuáles son los objetivos del TLC? Fomentar la cooperación entre los países. Eliminar barreras, muchas de ellas burocráticas, que desaceleran el comercio. Propiciar espacios de competitividad. Incrementar oportunidades de inversión. Estimular la producción nacional. Proteger los derechos de propiedad intelectual. Reducir o eliminar derechos arancelarios de importaciones/exportaciones.

¿Qué beneficios traerá el TLC? Sólo a mediano y largo plazo podremos ver los beneficios, oportunidades y retos para Colombia. Según especialistas la firma del TLC generará 300.000 mil nuevos empleos de calidad y al país ingresarán cada año unos 30 mil millones de dólares. Además los consumidores encontraremos más variedad de productos importados a más bajo precio.

¿Qué debe hacer Colombia para aprovechar el TLC? Mejorar su infraestructura (vías de comunicación, tener excelentes carreteras para la importación y exportación de productos). Subsidiar las pequeñas y medianas empresas para que sean más competitivas. Proteger a los agricultores y en general a toda empresa que sea productiva. Continuar luchando contra la corrupción.

¿Cómo debemos actuar los católicos? Debemos entender que Dios nos ha dado muchos dones y talentos para nuestro bien y ponerlos al servicio de todos; el católico debe ser muy estudioso, preparado, competitivo, honesto y justo. Amar y proteger los recursos naturales. Ser críticos frente al sistema comercial, “pensar antes de comprar”, no ser consumidores de productos innecesarios. Velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos, especialmente los derechos de los trabajadores y de los más débiles de la sociedad. Mantenernos actualizados sobre la realidad política y social del país y contribuir al progreso y la justicia social. Actuar siempre con responsabilidad.

Nota: En la sección “el ABC del…” no podemos explicarlo todo por el espacio del que disponemos, puedes consultar en Internet términos importantes como: “Globalización”, “Burocracia”, “Arancel”, “Subsidio”, “Inflación”. Recuerda que en nuestras parroquias tenemos personas muy preparadas y competitivas, capaces de explicarte esos temas, empezando por tu párroco. Cualquier duda me puedes escribir a

padrefercho@gmail.com


10

Fiesta de los Benefactores

El 16 de noviembre en el salón Gran Chablis del Hotel San Carton, se llevó a cabo el evento ERES organizado por la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Medellín. ¿Por qué la Iglesia Católica de Medellín a través de la Pastoral Social organiza y se compromete con un En-cuentro de Responsabilidad Social?. Esta fue la pregunta que inquietaba a los medios de comunicación du-rante el desarrollo de éste segundo encuentro. Pregunta clave para entender el compromiso de la Iglesia de cara al mundo. El evento contó con el apoyo y patrocinio de la Secretaría de Educación de la Gobernación de Antioquia, la Secretaría de Participación Ciudadana y Desarrollo Social de esta misma Gobernación y Institu-

to para el De-sarrollo de Antioquia (IDEA). El acto se inició con el saludo de Mons. Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín. Los asistentes de diferentes gremios públicos y privados de la ciudad, fueron participes de excelente ponencias, entre los expo-sitores se encontraron: el señor ex presidente de Colombia, el Dr. Belisario Betancur Cuartas; la Directora de Fomento de la Educación Superior, la Dra. Natalia Ruíz Rodgers, delegada del Ministerio de Educación Na-cional; el Rector de la Universidad EAFIT, Dr. Juan Luis Mejía Arango; el Director Nacional del SENA, P. Camilo Bernal Hadad, y el Gerente del IDEA, Dr. Francisco Beltrán Montoya.

Respecto a esta oportunidad de la Iglesia para dar a conocer sus aporte a la sociedad, el Padre Alexander Ramírez Aristizabal, Director de Proyectos de la Pastoral Social expresa: “La Iglesia al comprometerse con la responsabilidad social, no se está comprometiendo con algo distinto a su misión, cuando esta Institución se compromete con el tema desde una clara conciencia, inspirada en el mandato de Jesús, que su misión está en el mundo, que su misión no es otra que la de contribuir a la construcción de un mundo según el proyecto de Dios, un mundo donde nadie se pierda. Esa es nuestra responsabilidad. Queda mucho por hacer, el camino es largo, pero el hecho que generemos espacios para pensar estas cosas, y pensarlas así, estamos dando un paso importante dentro del proceso. Esto es ERES, esto pretende seguir siendo”.

En un acto cultural el pasado 9 de noviembre, en el Teatro del Colegio María Auxiliadora del Centro, los niños, niñas y jóvenes de las obras a cargo de Monseñor Armando Santamaría, agradecieron a sus benefactores los aportes brindados cada año. Con gran alegría Monseñor Armando Santa María Encargado de los Hogares Infantiles San José, Hogares de Acogida Belén, Granjas Infantiles, Tallercito San José, Posada de Belén y Escuela Técnica Agropecuaria, expresó sus más sinceros agradecimientos. En el evento se contó con la asistencia de nuestro Arzobispo Monseñor Ricardo Tobón y de los 3 obispos auxiliares, monseñor Gilberto Jiménez Narváez, monseñor Edgar Aristizabal y Monseñor Hugo Alberto Torres Marín.


11 no es responsable por las tendencias que encuentra en sí mismo. Cada uno es responsable del uso que, libremente, hace de sus propias tendencias”. Hoy, quiero llegar hasta el corazón de aquel hombre o mujer que se haya encorvado y humillado por el peso de sus fallas. Hoy, quiero acercarme a lo más íntimo de aquella persona que no puede mirarse sin sentir dolor, que no puede mirar al otro sin sentir vergüenza, que no puede mirar al cielo sin sentirse pecador. Hoy, quiero enviar un fraternal mensaje a aquella persona que ha roto el sentido de la esperanza y se siente atado a lo más bajo de sus pasiones o tendencias. Empiezo por recordar las pedagógicas palabras de Viktor E. Frankl: “No son las circunstancias las que me determinan; soy yo quien determino si me someto o no a ellas”. Además, asumo el pensamiento de Jonata Pasquale: “Ningu-

Yo soy responsable de hacer lo que, en mí, es moralmente “posible” de actuar, es decir, soy responsable de actuar aquellos dones especiales y peculiares que Dios Creador ha puesto en mis manos. Soy una esperanza dura de pulir como un diamante, pero posible de pulir, contrario a lo que dicen ciertos refranes de la no esperanza: “Árbol que nace torcido nunca su tronco endereza” o “vaca ladrona no olvida el portillo”, etc. Estos refranes estarían diciendo que “NO” puedo llegar a cambiar, que no puedo llegar a ser dueño o señor de mi destino sino que debo resignarme a ser víctima de mi destino. Pero, tú eres un ser que decide; estás llamado a ser

El Redentor

San Marcos

señor y dueño de tu destino y no, irremediablemente, su víctima. Tú puedes llegar a sentir un desaliento vital por causa de tus debilidades, pero te invito a que jamás llegues a sentirte un ser frustrado en el camino del bien, pues esto sería tanto como asumir una vocación de muerte. Tú, a pesar de tus debilidades, sigues llamado a “crecer” como hombre y como hombre de Fe. El pecado más grande que podemos cometer, en este orden, es no hacer lo que en realidad es posible hacer. Lo “posible” choca siempre contra lo “existente”. Lo existente es mucho más tranquilizador que lo posible, pues lo posible siempre exige un compromiso mayor, requiere soportar la crítica, asumir delicadas cargas de responsabilidad y utopía, no dejar de lado ni al pasado, ni al presente, sino asumirlos adecuadamente para prepararnos mejor al futuro y a lo “posible”.

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Santa Inés (Bello)

Santa Juan de Arco

San Juan Apóstol

Nuestra Señora del Carmen (San Javier)

San Juan Evangelista

La Inmaculada

La Divina Misericordia San José de Calasanz

Nuestra Señora de las Lajas El Divino Redentor Nuestra Señora María Reina San Basilio

Nuestra Señora de los Dolores (La América) El Carmelo

Corporación Padre Daniel Restrepo Uribe

(Medellín)


Hogares Infantiles San José obra fundada por el señor José de Jesús Toro con el nombre de “Orfanato San José”, el 15 de agosto de 1908. El Excelentísimo Monseñor Manuel José Cayzedo, arzobispo de ese entonces, le dio el apoyo y la aprobación eclesiástica. Su primer objetivo fue: Brindar protección a los niños y niñas huérfanos y pobres, para sacarlos de la miseria y prepararlos para integrarse a la sociedad. Desde su inicio la obra es atendida por la Comunidad Hermanas Dominicas de la Presentación, en la sede de Boston. El señor Santiago Mejía Herrera, en 1955 hizo construir una casa en la vereda Carrizales para trasladar los niños. Las niñas permanecieron en Boston. En 1965 la obra cambió el nombre por “Hogares Infantiles San José”. El 2 de mayo de 1992 fue nombrado síndico monseñor Armando Santamaría Ortiz, quien vio la necesidad de proporcionar a las niñas de quinto año de primaria, la posibilidad de seguir el bachillerato. El primero de febrero de 1999 se dio inicio a las labores del internado de Bachillerato con 24 niñas, a cargo de las Hermanas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio, quienes permanecieron hasta el año 2004, cuando asumió la dirección la señora María Cristina González Delgado, con el apoyo de un grupo de monitoras.

El Adviento es todo un drama cristiano en donde confluyen sentimientos de esperanza, restauración y conversión, es un drama en donde dos grandes personajes de la Biblia cobran toda su importancia: el profeta Isaías y Juan el bautista. Por estos días del año, Isaías nos lleva a pensar en lo que no existe, pero que puede existir, nos lleva a pensar en un estado paradisíaco, en donde se respira paz, armonía y felicidad, nosotros al escuchar a Isaías tenemos que renovar la capacidad de soñar, que es un elemento importante en la fe, soñar que las cosas pueden cambiar y que el mañana puede ser muy diferente. La fe es fruto de la confianza cierta de que hay algo que es superior a nosotros y precisamente la fe del hombre en Dios significa fe hasta en lo humanamente imposible: “Los ancia-

El internado de niños estuvo a cargo de las Hermanas de La Presentación hasta el año 2003, cuando llegaron las Hermanitas de la Anunciación. Recientemente, monseñor Ricardo Tobón Restrepo bendijo otro internado con el nombre de El Tallercito de San José, donde albergamos 30 niños de tres a cinco años, hijos de padres en la cárcel. Los niños de los cuatro internados permanecen en la institución de domingo a viernes en la tarde, cuando regresan a sus hogares. En el Hogar, las directoras procuran la formación cristiana y humana de los niños, buscando su bienestar a través del estudio y del servicio de salud, odontología, recreación, manualidades, canto, danzas, costura, entre otras. Hogares Infantiles San José, como obra de la Arquidiócesis de Medellín, es la prolongación del amor de Dios para dar a los niños huérfanos y pobres el abrazo solidario de una nueva vida. La filosofía de los internados está basada en la protección y formación de los niños, en el rescate del amor y la vida y en el derecho al respeto de su dignidad como hijos de Dios. Los valores institucionales que se trabajan con los niños son: la fe en Dios, el amor y el servicio al prójimo. Hogares Infantiles San José atiende, en educación y formación, en el

internado femenino de Primaria a 200 niñas, de 6 a 12 años, en el internado femenino de Bachilleratos a 170 niñas y jóvenes, de 3 a 18 años y en el internado masculino de Las Palmas a 135 niños, de 5 a 11 años, en El Tallercito de San José, 30 niños de tres a cinco años. Hasta la fecha, Hogares Infantiles San José ha logrado atender una población de más de 26.000 niños, librándolos de graves problemas sociales solucionándoles sus necesidades básicas, en AMBIENTE DE HOGAR.

profesionales y una cantidad grande de hombres y mujeres de bien. Actualmente, tenemos varios jóvenes en diferentes estudios de pregrado que continúan viviendo en nuestra institución pues es su Hogar. Hogares Infantiles San José se mantiene por los benefactores donantes de todos los estratos: instrumentos de la Divina Providencia y continuadores de la misión protectora de San José.

Hemos formado muchos

nos engendran hijos, las bestias profehacerse realidad es necesario escuchar a Juan el Bautista que grita en el tizan, las zarzas arden sin consumirse, desierto de nuestra vida: «Convertios, las prostitutas preceden a los justos en el reino de los cielos, los primeros porque está cerca el Reino de los cielos» y añade: «Una voz grita en el serán los últimos y los últimos serán los primeros. Es todo un mundo al desierto: “Preparad el camino del Señor, allanad sus revés. Los senderos”». El naranjales dan “Comienza el Evangelio de Jesuperas, las jirafas Señor está muy cristo, Hijo de Dios. Una voz grita cerca y quiere encogen los en el desierto: Preparadle el camino hombros, las entrar a nuestra al Señor, allanad sus senderos”. vida para renovarcasas empiezan San Marcos, cap.1. a construirse por nos y hacernos felices, el Señor el tejado, los toca a nuestro corazón y pide que le ciegos ven, los leprosos quedan limpios, los muertos resucitan” y para dejemos entrar, si él logra entrar agregar Isaías nos dice que: “habitará empezaremos a dar frutos, porque la el lobo con el cordero, la pantera se conversión lleva consigo frutos de amor. En algunos textos del Evangelio tumbara con el cabrito, el novillo y el podemos darnos cuenta que el Bautisleón pacerán juntos y un muchacho ta quiere sacudir nuestra vida con pequeño los apacentara” palabras ásperas e incluso hirientes: Nosotros podemos soñar, pero para que los sueños empiecen a «raza de víboras ¿quién os ha enseña-

do a escapar del castigo que llega? El hacha esta lista para cortar los árboles que no producen fruto. El Señor tiene en la mano el trillo para limpiar el trigo y quemara la paja en el fuego» pero a pesar de todo nos anuncia una gran noticia: “El Reino de Dios está cerca”, es decir que el mundo tiene remedio todavía y que nosotros aun podemos cambiar. Podemos sacar varias tareas para este tiempo de adviento: Es necesario aprender a soñar, soñar en la paz que traerá consigo el Reino, y que en el día de mañana todo será mejor, pensar que Cristo esta cerca y que pronto, muy pronto el Señor volverá, que es el tiempo para preparar el camino, hacer un alto y revisarnos interiormente, tanto en nuestra vida personal, como en la vida familiar, en el campo laboral, en la relación con mis amigos y conocidos, en mi vida cristiana y en mi relación con Cristo mediante la oración y los sacramentos.


En estas épocas se ha vuelto c o m ú n escuchar y hacer balances, evaluaciones de gestión, sobre todo en años como éste en que el cambio del calendario coincide con el relevo en las administraciones públicas, que son –o deben ser- la cara cercana del Estado. Evaluaciones que suelen hablar más de los logros que de las ausencias, dada la costumbre generalizada de creer que si se acepta una carencia, se entrega parte de la dignidad. Una oportunidad para hacer balances propios, personales e íntimos, así como los generales, de empresa, de grupo, o de comunidad; pero por supuesto para analizar con detalle los balances de las empresas y dependencias públicas. Porque otra verdad incontrastable es que los balances los suelen leer e interpretar sólo quienes los elaboran y la oposición que los suele estudiar con mayor detalle que los amigos, para poderlos controvertir. Prueba de ello es, por ejemplo, la frecuencia con la que se escucha decir que “se superó la meta”, sin que nadie se pregunte realmente si fue tan efectiva la acción oficial o la meta fijada fue mal calculada, tímidamente expresada como para no quedar mal. Como es también frecuente que los debates de quienes hacen el control político, utilicen los mismos datos oficiales para poner de presente lo que no se hizo o no se alcanzó. El balance debería ser, en mi opinión, una oportunidad de medir lo actual en comparación con la realidad que había al comienzo de la gestión y contrastarlo con las metas, los sueños, las promesas, las esperanzas fijadas. No con el ánimo de darnos palmaditas en la espalda y mirarnos en el espejo del consuelo con los pequeños logros obtenidos, pero tampoco con la idea de arrancarnos las vestiduras y desconocer los aportes de cada gestión al bien común. Una evaluación que permita plantear planes de mejoramiento, que ayude a identificar asuntos por mejorar, estrategias por definir, sueños por replantear. En pocos días, comenzaremos un nuevo año y con él inauguramos nuevas esperanzas en el manejo de lo público, en el escenario local y regional. Una oportunidad de oro para evaluarnos también individualmente y verificar qué tanto hemos aportado para la construcción de los sueños colectivos, pero sobre todo, para la consolidación de las metas sociales. Una ocasión única para hacer un corte de cuentas, comenzar de nuevo y redimensionar nuestra relación con el territorio y con el Estado. Por ejemplo, dejarnos de excusas y no evadir impuestos o contribuciones, asumir los compromisos ciudadanos de comportamiento solidario y respetuoso, velar por el medio ambiente y la ética, asumir los compromisos morales y, en fin, para comenzar con el nuevo año y los nuevos gobiernos, una nueva vida social, comunitaria, que convenga a nosotros mismos, pero también a los otros. Para eso, deberán servirnos los balances, los generales y públicos, y los personales, íntimos y hasta secretos. De lo contrario serán otra vez letra muerta, palabras al viento y cantos a la bandera. Una cosa harta y aburrida, en lugar de ser un instrumento útil, como mojón de fundación.


4

14

Hombre de verdad, sacerdote santo, obispo sabio y prudente, "padre y ejemplo del clero", canonista perito y consultado, de excelente humor y amigo leal. Monseñor HÉCTOR RUEDA HERNÁNDEZ descansó en la paz del Señor, el 1 de noviembre de 2011, día de todos los Santos, a las 6:45 a.m. en su casa de Bucaramanga, después de pasar unos días aquejado por un cáncer en el páncreas. Fue velado en la Catedral, “La Sagrada Familia”, de la misma Ciudad y sus exequias celebradas el 2 del mismo mes y año, a las 3.00 p.m. El primer prelado sepultado en el panteón de la Catedral, construido hace poco para la inhumación de los arzobispos de esta Iglesia particular. Nació en Mogotes (Santander) el 9 de noviembre de 1920, donde recibió los sacramentos de la Iniciación Cristiana. A los 12 años quedó huérfano de madre y a los 14 de padre. Fue el mayor de cinco hermanos: Georgina, Gonzalo. Josué y Cecilia. Estudió en el Seminario Menor de San Gil y los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Bogotá donde

fue ordenado el 15 de diciembre de 1946. Fue Vicario cooperador en El Socorro y San José de Suaita (19471948), donde fue al mismo tiempo capellán de la Empresa de Tejidos; Vicario ecónomo de Encino y Coromoro (19481952); Canciller de San Gil (1952) y Capellán de la Normal de Señoritas, párroco de Cincelada (1955-1960). Estudió Derecho Canónico en el Pontificio Instituto Lateranense de Roma donde se graduó en 1955. El 10 de mayo de 1960 fue preconizado como segundo Obispo de Bucaramanga por S.S. Juan XXIII y fue consagra-

El Coro Arquidiocesano “Cantate Domino Canticum Novum” ha sido una experiencia pascual para nuestra familia de la Iglesia de Medellín. Por intuición del entonces Sr. Arzobispo Mons. Alberto Giraldo Jaramillo que quería “hacer algo” por la música diocesana y catedralicia, de la mano de músicos comprometidos y sapientes, y con el apoyo de parroquias e instituciones, y de la Delegación Arzobispal para la Liturgia, nació para acompañar el canto de la Santa Misa Crismal del 2010, esta agrupación coral que ya es un feliz y apreciado distintivo de las celebraciones arquidiocesanas. La despedida de Mons. Giraldo, la bienvenida y posesión del nuevo arzobispo, Mons. Ricardo Tobón Restrepo, así como múltiples espacios litúrgicos de la

do el 19 de junio del mismo año por el Nuncio Giuseppe Paupini. S.S. Pablo VI lo nombró como primer Arzobispo de Bucaramanga cuando ésta fue ascendida a la dignidad de Arquidiócesis el 14 de diciembre de 1974. Asistió como padre conciliar a las sesiones del Concilio Vaticano II (19621965). Fue Presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana de julio de 1984 a julio de 1987. Participó en las conferencias generales del Episcopado Latinoamericano de Medellín, Puebla y Santo Domingo. S.S. Juan Pablo II lo trasladó a Medellín el 9 de noviembre de 1991 y tomó posesión el 12 de diciembre del mismo año. Días antes de cumplir los 75 años renunció, su dimisión le fue aceptada un año después cuando fue nombrado para sucederle monseñor Alberto Giraldo Jaramillo. Durante los seis años de su ministerio episcopal en esta Iglesia particular, iba y venía atendiendo esa agenda siempre copada de una Arquidiócesis con tantas parroquias, seminarios,

Catedral Basílica Metropolitana y de muchas de nuestras parroquias, fueron los privilegiados escenarios donde el coro cantó y encantó con su repertorio y su servicio fino, elegante y verdaderamente ministerial. Se ha convertido así, en coro modelo, que trata de restaurar la música eminentemente litúrgica y aportar un grano de arena en la reconstrucción de un patrimonio que nos pertenece a todos como Iglesia Católica y que se diluye en medio de esta crisis musical que vivimos, en donde todos creen cantar y en donde se canta de todo. A petición del Sr. Arzobispo, el coro abre ahora sus puertas para nuevos miembros, entre los que tal vez pueda estar usted, apreciado

universidades, colegios, casas religiosas, movimientos, reuniones, consejos, etc.; que no le dejaba un minuto de reposo. Desde el 14 de marzo se trasladó a vivir en Bucaramanga, la Ciudad Bonita, donde estableció su residencia definitiva. Fue uno de los principales líderes de la Iglesia Católica en Colombia orientando y apoyando a los sacerdotes que lo visitaban y a los jerarcas que lo consultaban para enriquecerse de su experiencia y sus conocimientos. Sin duda fue una fortaleza de virtud, una montaña de bienaventuranzas y un ejemplo para todos; fue un testimonio vivo de fe y confianza inquebrantable en Dios, de amor a la Iglesia, de disponibilidad de servicio y de obediencia. El 9 de noviembre cumplía noventa y un años, con 65 años de sacerdocio y 51 de ministerio episcopal, se fue para el cielo a celebrar la Pascua y, a donde llegó dejando el testimonio de una vida santa, a interceder por nosotros. A su hermana Cecilia, a sus otros hermanos, a toda su familia y al clero de la Arquidiócesis de Bucaramanga nos unimos de corazón y les agradecemos el don tan apreciado de la vida y del ministerio de tan eximio Padre y Pastor. Q.E.P.D. 1 Datos obtenidos de las Cancillerías de las Curias de Bucaramanga y Medellín, del Departamento de Comunicaciones de esta última.

lector de MISIÓN. No se necesita mucho conocimiento musical, sino muy buena voluntad y disponibilidad para el canto.

Los ensayos son en la Parroquia de El Sagrario, cerca a la Clínica León XIII y a la estación Hospital del Metro, todos los miércoles de 6 a 8 pm en el Salón Parroquial. Para cualquier información puede llamar al 212 05 12 ó escribir al correo electrónico: dondavided@hotmail.com.

Contar con su presencia y seguir así cantando juntos las alabanzas del Dios de la vida.


15

EL PENTATEUCO “Pentateuco” significa “cinco”. Los cinco primeros libros de la Biblia reciben entre los judíos el nombre de “Torá” que significa “Ley”. Estos libros son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio.

Tareas del Curso Bíblico y acciones para la Vida Es muy importante realizar personalmente o en grupo las sencillas tareas que proponemos para avanzar en el conocimiento de la Palabra de Dios. Hazlo con la ayuda de tu párroco o catequistas. Recuerda que las dudas se resuelven con nuestra familia la Iglesia Católica, hay que conocer la Biblia para no dejarse desorientar o engañar por las doctrinas de las sectas. Cualquier duda o inquietud sobre el curso me puedes escribir al correo padrefercho@gmail.com

Lectura de la Palabra de Dios: Éxodo 20, 1-21 Explicación

es el Creador del univerEl libro del Génesis nos muestra que Dios mujer, un Dios que rige la so y es un Dios cercano al hombre y la ar un pueblo. Aquí se historia humana y elige personas para form , Isaac, Jacob y José. En relata la historia de Adán, Noé, Abrahám de Dios y la Alianza (los el Éxodo se narra la liberación del pueblo al pueblo y lo educa, es un Mandamientos). Yahvé Dios acompaña El Levítico contiene las Dios fiel que ama al pueblo elegido. agradar a Dios a través normas rituales que cumplía el pueblo para eros se muestra al pueblo del culto religioso. En el libro de los Núm ue su Dios es Santo. El de Israel como una comunidad santa, porq con su pueblo insistienDeuteronomio destaca la relación de Dios uario, un pueblo elegido, do en que hay un solo Dios, un único sant (6, 4-6) encontramos el una tierra y una ley. En Deuteronomio s los días y que contiecredo que los israelitas piadosos rezan todo l: Yahvé nuestro Dios ne el mandamiento principal: “Escucha, Israe con todo tu corazón, con es el único Dios. Amarás a Yahvé tu Dios den en tu corazón estas toda tu alma y con todas tus fuerzas. Que palabras que yo te dicto hoy”. de Dios, por eso La Biblia nos muestra el amor y fidelidad Escrituras como venera la Iglesia Católica venera las Sagradas también el Cuerpo de Cristo.

¿Realizaste las tareas del mes anterior? ¡¡¡Ánimo!!! Si te faltó alguna tarea resuélvela con alguien de tu comunidad parroquial. Lee y reflexiona este mes con los siguientes textos tomados del Pentateuco: Génesis 1, 1-27; Éxodo 3, 1-12; Levítico 20, 22-24; Números 21, 4-9; Deuteronomio 6, 1-9. Investiga: ¿Por qué el Antiguo Testamento prohíbe fabricar imágenes? ¿Por qué en la Iglesia Católica se permite el uso de imágenes? ¿Qué diferencia hay entre “adorar” y “venerar”? ¿Qué significa el nombre de “Yahvé”? ¿Es correcto el nombre de “Jehová”? ¿Cuáles enseñanzas o doctrinas de las sectas confunden más a las personas? ¿Existen en tu Parroquia grupos bíblicospara estudiar la Palabra de Dios y crecer en la vida de fe? ¿Haz practicado algún método para profundizar en la Palabra de Dios? (“Lectio Divina”, “Estudio de Evangelio”) ¡¡¡Atención!!! Si te interesa aprender a hacer “Estudio de Evangelio” puedes bajar gratis el folleto de mi página web: www.unixlandia.com/fercho Durante este mes meditarás y orarás con las palabras del libro del Levítico 11, 44: “Sean santos, pues yo su Dios soy santo”. ¿Te parecen demasiadas tareas? ¡¡¡Es poco!!! Tienes un mes para realizarlas, verás cómo iremos creciendo juntos en el conocimiento de la Palabra de Dios, procura hacer las tareas con personas de tu familia y comunidad parroquial.

El padre Juan Camilo García

Aunque en medio de nuestras debilidades y limitaciones la vida pareciera un terreno de poco valor donde el Señor pudiera cultivar una vocación, el quehacer de Dios es escavar en nuestras vidas hasta encontrar lo más valioso, lo más brillante para desconcertar a sabios y entendidos. De esta manera el Señor se enamora y nos elige tal cual somos, y en nuestra imperfección muestra la grandeza de un Dios que descubre en terrenos olvidados y abandonados, un invaluable tesoro escondido por el que es capaz de “vender todo lo que tiene” para quedarse con él.

Así podemos entender la vocación, Dios halla en nosotros un tesoro que está escondido, incluso, a nuestros propios ojos. El mundo, el bullicio, la rutina, aparta de nuestra vista los valores, talentos y capacidades que vamos enterrando en lo profundo de la vida, impidiendo que cautivemos e irradiemos valor, calificándonos como personas “sin nada extraordinario”. Pero aun así Dios como buen “buscador de tesoros”, se muestra deseoso por comprar nuestro terreno: nos hace ofertas de conversión, de felicidad, de servicio de generosidad y Él mismo se pone como modelo para seducirnos, para atraernos, para que le permitamos ser propiedad suya. Una vez seducidos, llega el momento de darle sentido a la vida, sentimos que algo nos llama a desenterrarnos, a ser mejores, a dar más en lo que hacemos, a deslumbrar con nues-

tros talentos; allí descubrimos que es necesario “vender nuestra vida”, dar nuestro terreno a Aquél que lo buscaba para hacer de nosotros un tesoro, un discípulo, una vocación. ¿Cuánto nos cuesta descubrir el tesoro, la vocación, en el terreno de nuestra vida? Los errores, fragilidades y pecados, nos reclaman que no somos los mejores,pero hay alguien que mira más allá de una apariencia, de lo que hemos hecho,nos mira con amor de Padre. Él descubrirá en nosotros un tesoro que no será más escondido, una vida que se pondrá al servicio de los demás.

Deja que Dios encuentre en tu vida el tesoro de tu vocación.


noticias eclesiales

16

S.S. Benedicto XVI

estará en Latinoamérica en 2012 El Papa Benedicto XVI prepara un viaje a México y Cuba para el próximo año 2012, informó el portavoz del Vaticano, P. Federico Lombardi.

Según datos del Estudio Internacional de Cívica y ciudadanía, la Iglesia Católica y las instituciones religiosas cuentan con un amplio porcentaje de aprobación entre los jóvenes estudiantes del país, situándose en el primer lugar de aprobación y aceptación entre todas las instituciones del país. Los datos, citados por el diario EL ESPECTADOR, afirman que los estudiantes colombianos comparten la opinión de la Iglesia (iglesias). Así:

El Papa Benedicto XVI estuvo el 27 de octubre en la ciudad italiana de Asís con ocasión de la Jornada de reflexión, oración y diálogo titulada "Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz" con representantes de distintas religiones. Allí exhortó a todos a trabajar por la paz y de combatir la violencia y el terrorismo.

El Santo Padre celebrará una misa con ocasión del bicentenario de la independencia de los países latinoamericanos en la Basílica de San Pedro el próximo 12 de diciembre, día en el que la Iglesia celebra a la Virgen de Guadalupe. A esta atención particular con la región que concentra más del 40 por ciento de los católicos en el mundo, asistirá la niña de 10 años que estuvo secuestrada varios días en Colombia, Nohra Valentina Muñoz. Esta iniciativa es signo de la contribución original que la Iglesia Católica ofrece para conmemorar, a la luz de la verdad histórica, este bicentenario, a fin de iluminar la actual situación de América Latina y alimentar la esperanza de un futuro de paz y justicia.

Las cifras del estudio, sitúan a la Iglesia colombiana como una de las instituciones con mayor favorabilidad y aprobación institucional.

Colombia rindió homenaje el sábado 22 de octubre, a Su Santidad Juan Pablo II al conmemorarse el XXV aniversario de su histórica visita al país. Coincidiendo con el acto de beatificación del más carismático de los Papas de los últimos tiempos, se bendijo una escultura monumento en su honor, empotrada en el Templete Eucarístico que conserva el Parque Metropolitano Simón Bolívar de Bogotá. Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia (CEC

modelos para todos los Católicos de la era Moderna

En la Plaza de San Pedro, el Papa Benedicto XVI proclamó el pasado 23 de octubre, Domingo Mundial de las Misiones, a tres nuevos Santos. En una solemne ceremonia, el Papa Benedicto XVI canonizó a Guido Maria Conforti, Obispo de Parma (Italia) y Fundador de la Pía Sociedad San Francisco Javier para las Misiones Exteriores; Don Luigi Guanella, conocido como el "Apóstol de la caridad", sacerdote italiano Fundador de la Congregación de los Siervos de la Caridad y del Instituto de las Hijas de Santa María de la Providencia; y Bonifacia Rodríguez de Castro, Fundadora de la Congregación de las Siervas de San José. En Medellín, la celebración de acción de gracias por estos nuevos Santos, fue presidida por Monseñor Ricardo Tobón Restrepo en la Catedral Metropolitana, a esta asistieron delegaciones de las congregaciones de los Misioneros Javerianos de Parma y de las Siervas de San José.

El martes 25 de octubre se llevó a cabo el Encuentro de los Obispos de la Frontera Colombo Venezolana, en la localidad de Ureña. En el encuentro, participaron los obispos de las diócesis de San Cristóbal, Venezuela, Mario Moronta, de Cúcuta, Colombia, Julio Vidal;, y del Tibú, Colombia, Omar Sánchez. Los prelados asistentes plantearon la necesidad de realizar una pastoral fronteriza de conjunto.

Fuente: ZENIT

MISIÓN - Periodico Arquidiocesano - Ed 02  

MISIÓN - Periodico Arquidiocesano - Ed 02

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you