Issuu on Google+

ISSN: 2248-8162

La Iglesia de la Arquidiócesis de Medellín que se proyecta

Abril de 2013 / No. 16

VALE LA PENA SER SACERDOTE P.4

CANONIZACIÓN DE SANTA LAURA MONTOYA La Iglesia universal está invitada a revitalizar su fe como una gran familia de discípulos misioneros, con el compromiso de dar testimonio de la presencia actuante y vivificante de Jesucristo, para que muchos, por nuestra vida y nuestras acciones, crean en Él y, de esta manera, siendo evangelizados y evangelizadores, celebremos en la Casa de nuestro Padre los grandes misterios de nuestra salvación.

P.5

VIVIR LA PASCUA ES VIVIR DE OTRA MANERA

"El Señor ha resucitado y se ha manifestado" (Lc.24, 35). Creer que Cristo ha vencido el mal y la muerte, y que se nos presenta como la plenitud definitiva de la persona humana, despierta en cada uno de nosotros la esperanza de que nuestros anhelos más profundos se puedan satisfacer y la certeza de que la humanidad camina hacia su plena realización. P.2

DÍA DEL SACERDOTE BUEN PASTOR Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al cielo con El. Y por eso ha querido llamar en el mundo, a personas especiales, para que le ayuden a continuar su obra de salvación hasta el fin de los tiempos. Los sacerdotes son los INSTRUMENTOS DE DIOS

Con él acabamos de finalizar la primera Semana Santa del Papa Francisco, días intensos en los que el Santo Padre ha tenido ocasión de hablar, de actuar y de interpelar a los fieles. El Sucesor de Pedro deja en estos días una profunda e intensa enseñanza sobre la esperanza, la Cruz, el amor de Dios y el servicio a los demás. P.16

P.3


+Ricardo Tobón Restrepo Arzobispo de Medellín Durante el tiempo de Pascua, de modo particular, tenemos la alegría de proclamar la mejor noticia: "El Señor ha resucitado y se ha manifestado" (Lc.24, 35). Creer que Cristo ha vencido el mal y la muerte, y que se nos presenta como la plenitud definitiva de la persona humana, despierta en cada uno de nosotros la esperanza de que nuestros anhelos más profundos se puedan satisfacer y la certeza de que la humanidad camina hacia su plena realización. En Cristo resucitado ha comenzado la vida verdadera y definitiva; por eso, ha sonado la hora de ser sus discípulos y de ser mensajeros de esta nueva vida. Tenemos que lograr que la Pascua de Cristo se haga visible en nuestra sociedad. La victoria que él ha obtenido debe reflejarse en nosotros. Debemos mostrar que hemos encon-

Henry Horacio Chaves @HenryHoracio

Aunque la renuncia de Benedicto XVI se dio el mismo día que fijó la fecha de canonización de la madre Laura, haciendo virar así la atención hacia el cónclave y la designación del nuevo Papa (además de todo lo que se dijo y escribió sobre la decisión de retiro); conviene no perder de vista que la ceremonia de mayo será una ocasión de compromiso general por la equidad. Para muchos, la ceremonia será el trámite de ratificación de lo que han pensado por años: que esa monja nacida en las montañas antioqueñas era un ser de otro mundo, una verdadera santa. Otros, apenas tendrán oportunidad de acercarse a su obra y maravillarse con su tesón. Pero creo que en conjunto,deberíamos aprovechar el hito de tener la primera santa colombiana para hacer pedagogía sobre la responsabilidad social, la protección, la equidad y la entrega. Incluso sería bueno que nos ayudaran a entender, los doctores de la Iglesia, qué es eso de ser santo, como

VIVIR LA PASCUA ES VIVIR DE OTRA MANERA trado lo más auténtico del ser humano. Debemos convencernos que, aunque a primera vista aparezca difícil, su propuesta del amor nos hace más libres y felices que el egoísmo, el odio y la violencia. Es indispensable que todo el sistema haga la opción por los más pobres y necesitados. Tenemos que poner en marcha una cultura de la vida, que liquide la cultura de la muerte que nos oprime y nos mata. En concreto, la Pascua debe llevarnos a descubrir y hacer realidad que todos somos hermanos, a crear entre nosotros una profunda comunión, a construir caminos de respeto, de benevolencia, de encuentro, de diálogo, de solidaridad, de responsa-

bilidad social, de perdón, de reconciliación. No podemos continuar agrediéndonos y matándonos. El ser humano está hecho para la convivencia, no para la violencia. La experiencia de Pascua y la presencia de Cristo resucitado deben aportar lo que necesitamos para construir una sociedad solidaria y fraterna. Pascua es vivir de otra manera. Es permitir que Cristo haga de cada uno un ser para los demás, que se respete siempre la dignidad de los otros, que a nadie le falte lo necesario para vivir, que no se piense que otro estorba, que ninguno quede excluido, que todos sepamos compartir lo que somos y tenemos. Pascua es vivir de otra manera. Es

vivir sin la esclavitud del pecado, es tener libertad frente a los bienes de la tierra, es no dejarnos encerrar en esta esfera del tiempo y del espacio, es usar la capacidad de trascender, es buscar las "cosas de allá arriba", es ensayar en el corazón la alegría de Dios. La fiesta de Pascua no sólo es la fiesta de Cristo; es también fiesta de todos aquellos que permiten que el Espíritu de Jesús resucitado llene su vida de energía, de novedad, de un gozoso aire espiritual, de una real fraternidad que nos transforma personal y comunitariamente. Pascua es relativizar esta vida y entrar en otra gravitación, la del Resucitado, que nos dice todas las posibilidades de la persona humana, que abre horizontes insospechados a la esperanza y que inaugura la vida eterna. Porque la resurrección de Cristo nos permite vivir de otra manera, les deseo a todos feliz Pascua.

opinion@arqmedellin.com

La Santa Paisa podría ocurrir pronto con el padre Marianito, el de Angostura. Desde mi ignorancia diré que no fue fundar una congregación de misioneras, lo que hizo especial a Laura Montoya, aún en tiempos en los que no se veía a las mujeres en esas tareas, y ni siquiera los milagros que le han reconocido en el Vaticano. Más bien fue la capacidad de desempeñarse de forma diferente a quienes la rodearon, a quienes vivieron su misma historia. Como tanta gente en nuestro país, Laura sufrió el asesinato de su padre, pero en lugar de buscar venganza procuró la justicia social. Estudióen la Normal y fue profesora en Amalfi, Santo Domingo y otros pueblos, lo mismo que en Medellín, en donde trabajó en el colegio La Inmaculada, de donde fue directora. Responsabilidad que le otorgaron por ser distinta de las demás. Diez años antes de su muerte recibió la Cruz de Boyacá. Se la entregó el presidente Eduardo Santos, en Año 3 / No. 16

CONSEJO DE REDACCIÓN: + Monseñor Ricardo Tobón (Arzobispo de Medellín), Pbro. Juan Pablo Cardona (Director), Pbro. Germán Bustamante (Redacción), Pbro. Luis Fernando Arroyave, Pbro. Elías Lopera, Pbro. Alexander Pareja, Henry Horacio Cháves y Mauricio Agudelo. DISEÑO: Departamento de diseño, Arquidiócesis de Medellín.

una época en la que había que ganársela, no se iba repartiendo a diestra y siniestra como sucede a veces. La recibió como reconocimiento al esfuerzo que hizo en Dabeiba para enseñarles a los indígenas, en un tiempo en el que no se los trataba como iguales. Creo que esa es su enseñanza mayor, la equidad y la preocupación por estar en donde más se necesitaba. Una mujer, una monja, una docente, que fue útil entre nosotros, en nuestras calles y con nuestra gente, pero también en el campo, con los campesinos, los indígenas y los negros. Una emprendedora paisa consecuente con sus ideales. Más que volvernos devotos de su imagen de santa, me parece útil revisar su afán por la protección de los niños, sin importarquiénes fueran sus padres. Nosotros, los de la ciudad que hace manifestaciones para pedir que se acaben las corridas de toros, pero nos negamos a hablar de la insólita cifra de niños

asesinados o abusados. Una sociedad que en lugar de enseñarles a escribir les enseña a los niños a disparar, o que les arrebata los padres a bala, debe asombrarse de tener adultos capaces de transformar pedacitos del mundo, gente que bajo el mismo cielo, prefiere sembrar que asolar. Es lógico que no se den los santos por montones, pero siaprendiéramos a cuidar a los niños, a darles un poco a los que menos tienen, si fuéramos capaces de tratarlos a todos igual sin fijarnos en el color de la piel, el apellido, el lugar donde viven o su condición, seguro estaríamos mejor como sociedad, que dedicándonos a rezarle a la nueva santa o a los viejos nombres del santoral. La ceremonia de mayo debería servir pues, para pensar y para comprometernos en buscar la equidad, en procurar el respeto y la protección de quienes más lo necesitan. Tal vez ese pueda ser el primer milagro de la santa paisa.


P. Germán Andrés Bustamante

Primera Semana Santa con el Papa Francisco Acabamos de finalizar la primera Semana Santa con Papa Francisco, días intensos en los que el santo padre ha tenido ocasión de hablar, de actuar y de interpelar los fieles. El Sucesor de Pedro deja en estos días una profunda e intensa enseñanza sobre la esperanza, la Cruz, el amor de Dios y el servicio a los demás.

Domingo de Ramos

Una de las frases de la homilía del Domingo de Ramos ya ha quedado en la memoria de todos los que han seguido y leído al Papa estos días: "No os dejéis robar la esperanza que nos da Jesús". Una homilía en la que dio tres palabras clave: alegría, cruz y juventud. Nuestra alegría, recordó el papa, no es algo que nace de tener tantas cosas, sino que nace de haber encontrado a una persona, Jesús. Francisco invitó a no escuchar al diablo y no dejarse llevar por los problemas y los obstáculos porque "Jesús está en medio de nosotros" "nunca estamos solos". Jesús entró en Jerusalén para morir en la cruz, "su trono regio es el madero de la cruz". Porque Jesús toma sobre sí el mal y el pecado y lo lava con su sangre. ¡Cuántas heridas inflige el mal a la humanidad!, por eso recordó el Papa lo que le decía su abuela de niño "el sudario no tiene bolsillos". La última palabra clave de la homilía, jóvenes. "Nos traéis la alegría de la fe y nos decís que tenemos que vivir la fe con un corazón joven, siempre, incluso a los setenta, ochenta años. Con Cristo el corazón nunca envejece". Aprovechó la ocasión para recordar el encuentro del mes de julio en Río de Janeiro en la JMJ e invitó a los jóvenes a prepararse bien " sobre todo espiritualmente en vuestras comunidades, para que este encuentro sea

un signo de fe para el mundo entero. Los jóvenes deben decirle al mundo: es bueno seguir a Jesús"

Jueves Santo

Pasando al Jueves Santo, Francisco tuvo dos celebraciones y un encuentro importantes ese día. Por la mañana la Misa Crismal en la Basílica del San Pedro, celebración en la que los sacerdotes renuevan sus promesas hechas en la ordenación. Por eso el Papa habló especialmente a los sacerdotes, dando paso a otra de las frases que será recordada "sed pastores con olor a oveja", "pastores en medio de su rebaño, pescadores de hombres". Dijo además que "al buen sacerdote se lo reconoce por cómo anda ungido su pueblo, esto es una prueba clara" y les invitó a ir a las "periferias, donde el pueblo fiel está más expuesto a la invasión de los que quieren saquear su fe". Definió a los sacerdotes como "mediadores entre Dios y los hombres" El jueves almorzó con un grupo de sacerdotes de la diócesis de Roma, donde les hizo una invitación muy concreta: “Dejen las puertas abiertas de las iglesias, así la gente entra, y dejen una luz encendida en el confesionario para señalar su presencia y verán que la fila se formará”. Por la tarde se vivió uno de los momentos más emotivos de estos días, el santo padre quiso celebrar la misa “In Coena Domini” en el Penitenciario de Menores de Casal del Marmo y lavó los pies a doce jóvenes reclusos. En una breve pero muy concisa homilía habló de la importancia de ayudarnos entre nosotros, comenzando por quien está más arriba. "Lavar los pies significa yo estoy a tu servicio", "Tengo que estar a vuestro servicio, es un deber que me viene del cora-

zón". Y les invitó a reflexionar "¿Estoy dispuesto a servir y a ayudar al otro? Y piense que esta señal es una caricia de Jesús que uno hace, porque Jesús vino justamente a ayudarnos".

Viernes Santo

Y así llegamos al viernes, a una basílica de San Pedro iluminada no al máximo, con pocas flores y en la que el color rojo resaltaba de forma particular. Uno de los momentos más impresionantes de la celebración fue al inicio, cuando el Papa Francisco, vistiendo casulla roja, símbolo de la sangre de Cristo y del martirio, se postró en el suelo en oración silenciosa delante del altar. Por la tarde llegó el momento del tradicional Vía Crucis del Coliseo. En presencia de la multitud de fieles el Papa no quiso agregar muchas palabras porque "en esta noche tiene que quedar una sola palabra, que es la misma Cruz, la Cruz de Jesús es la palabra con la que Dios respondió al mal en el mundo". El Papa explicó que Dios no se queda nunca en silencio frente al mal porque la Cruz de Cristo es su respuesta. "Dios nos juzga amándonos" dijo, y "si acojo su amor estoy salvado, si lo rechazo estoy condenado, no por Él, sino por mí mismo, porque Dios no condena sino que ama y salva".

Sábado Santo

El Papa Francisco envió un mensaje con motivo de la ostensión extraordinaria de la Sábana Santa de Turín y dijo que "no se trata simplemente de observar, sino de venerar" e hizo una invitación: "dejémonos alcanzar por esta mirada, que no va en busca de nuestros ojos, sino de nuestro corazón". El rostro de la Sábana Santa, dijo el santo padre, " es como si nos dijera: ten confianza,

no pierdas la esperanza; la fuerza del amor de Dios, la fuerza del Resucitado, todo lo vence". Durante la celebración eucarística de la Vigilia Pascual, el Papa Francisco habló en su homilía en torno a tres ideas: la novedad, el Viviente y hacer memoria. A menudo, dijo el Papa, "la novedad nos da miedo", "tenemos miedo de las sorpresas de Dios", y por eso nos invitó a no cerrarnos a la novedad que Dios quiere traer a nuestras vidas, porque "no hay situaciones que Dios no pueda cambiar, no hay pecado que no pueda perdonar si nos abrimos a él". Francisco recordó donde está Aquel que vive. "Los problemas, las preocupaciones de la vida cotidiana tienden a que nos encerremos en nosotros mismos, en la tristeza, en la amargura..., y es ahí donde está la muerte. No busquemos ahí a Aquel que vive", si aceptamos a Jesús Resucitado, Él, "te dará la paz que buscas y la fuerza para vivir como él quiere". Para finalizar invitó a hacer memoria del encuentro con Jesús porque "esto abre el corazón de par en par a la esperanza para el futuro"

Domingo de Resurrección

¡Cristo ha resucitado! Así comenzó el Papa su bendición 'Urbi et Orbi' el domingo. Esto significa "el amor de Dios es más fuerte que el mal y la muerte misma, significa que el amor de Dios puede transformar nuestras vidas". Además quiso pedir por la paz en el mundo, especialmente por Oriente Medio, en África y en Asia.

Lunes "del Ángel"

Para finalizar las celebraciones de la Semana Santa, el Papa Francisco en el rezo del “Regina Coeli” recordó que le corresponde a los hombres "acoger esta victoria en nuestra vida y en las realidades concretas de la historia y de la sociedad". Y, para finalizar el día, de nuevo un gesto significativo por parte del Papa argentino. Por primera vez un Papa visitó las excavaciones de la necrópolis vaticana situada bajo la basílica de San Pedro y se detuvo en oración silenciosa, en recogimiento profundo y conmovido.


4

P. Alexander Pareja Botero

Por las calladas aldeas de Palestina escuchaban, de mañana y de tarde, el tropel de algún rebaño, guiado por su pastor. Una figura que hemos dulcificado demasiado en las estampas de Navidad. Esos pastores bíblicos eran muchachos fornidos, tostados por el sol, que se entretenían por las noches tocando sus flautas y repitiendo historias de amores y aventuras. De otro lado, no gozaban de buena reputación. Muchas leyes aconsejaban no comprarles ni la leche ni el queso ya que podrían ser robados. La primitiva comunidad cristiana guardó con cariño la enseñanza de Jesucristo buen pastor, el cual da la vida por las ovejas. Pero ha de entenderse que se puede dar la vida de diversas maneras. Dan la vida la madre, el salvavidas, el soldado, el celador, el médico, el bombero. También el sacerdote da la vida por sus ovejas. La historia nos habla de muchos Pastores que entregaron su sangre por su grey. Pero otros, la

mayoría, dan su vida de otro modo: La gastan en el servicio de los demás. Nos dan su tiempo, su salud, sus posibilidades, su capacidad de realizarse en otras áreas. La misión sacerdotal es anunciar el Evangelio y celebrar los Sacramentos. Pero dentro de este programa se encuentran mil actitudes de servicio: Acompañar a la gente, escucharla, traducir en lenguaje llano e inteligible los “signos de los tiempos”, hacerle resonancia a cualquier acontecimiento festivo o doloroso, orientar a los desconcertados, o simplemente “estar allí” para ser testigos del amor y la esperanza. Alguien se queja de que la amistad del sacerdote es siempre transitoria. Quizás. Porque él conserva la libertad del viento, que “no tiene cadenas ni memoria”. Tiene que ser así, porque su corazón no puede atarse solamente a unos pocos. El Señor lo ha llamado a ser amigo de todos. Hombre cómo cualquiera, tiene el oficio de continuar

la presencia de Jesús en el mundo. A un grupo de campesinos les señala un horizonte más amplio. A una familia marginada le explica el sentido del dolor, de la pobreza y del trabajo. Preside la comunidad cristiana y renueva el diálogo entre Dios y los hombres. Cuando fallamos, nos reconcilia con la vida, con nuestra fragilidad, con la historia, con los acontecimientos. Nos enseña a leer en nuestro calendario la Historia de la Salvación. Cuando un joven descubre que el sacerdote es alguien realizado, alguien irreemplazable en la comunidad humana, lo incluye también en sus opciones, y todo por esa posibilidad de entrega y de servicio. Quizás este llamado no había llegado antes a su mente y a su ilusión. Con plena conciencia les digo que Vale la pena ser sacerdote hoy, en este mundo cambiante y pluralista, agitado por tan variados problemas, pero a la vez rico en posibilidades y sostenido por las manos amables del Padre. Vale la pena ser sacerdote aún en medio de una iglesia lastimada por la infidelidad de algunos ministros, Vale la pena ser sacerdote en medio de una Iglesia herida por los pecados de los ministros. Es meta de gente valiosa seguir los pasos del Buen Pastor: Conocer sus ovejas, llevarlas a los mejores pastos, defenderlas del lobo, dar la vida por ellas. Respaldemos a nuestros sacerdotes, con nuestro agradecimiento y nuestro cariño. Cada familia puede hablar a sus hijos sobre la posibilidad de llegar al sacerdocio. Los educadores pueden presentar a sus alumnos la vocación sacerdotal y misionera, con

Canonización de Santa Laura Montoya Quienes conocieron a la madre Laura guardan un particular recuerdo suyo y dan testimonio como su vida se traducía en una unión de vida con el Señor. La canonización, que se realizará en Roma el próximo 12 de mayo, es un acto de la Iglesia Católica por el que nuestro Santo Padre Francisco declara, solemnemente, que la beata Laura es Santa y manda que su nombre sea introducido en el “libro de los santos” y sea venerada en toda la Iglesia con el culto debido a todos los canonizados. Ella es modelo a imitar. Su vida es ejemplo que estimula no solo a las misioneras Lauritas, sino también a todos los cristianos que por el bautis-

mo, recibimos la vocación universal a la santidad, buscamos escuchar la voz de Dios que nos llama a atender las penurias espirituales y materiales de la humanidad. Con la canonización de la Madre Laura se certifica que ella llevo a plenitud la perfección de la vida cristiana; supo escuchar la llamada particular para tener más en cuenta a los indígenas al estar atenta a la Palabra de Dios, fue siempre fiel a la Iglesia, entregándose ferviente a la evangelización de los pueblos. En 1930, estando en la basílica de San Pedro, en Roma, después de una viva oración ante la Eucaristía escribió: «Tuve fuerte deseo de tener tres

largas vidas: la una para dedicarla a la adoración, la otra para pasarla en las humillaciones, y la tercera para las misiones; pero al ofrecerle al Señor estos imposibles deseos, me pareció demasiado poco una vida para las misiones y le ofrecí el deseo de tener un millón de vidas para sacrificarlas en las misiones entre infieles». Unámonos, como Iglesia extendida por todos los rincones de la tierra, en acción de gracias, unimos nuestras mentes y corazones en alabanza y gratitud al Señor por el don de los Santos que coronan su gloria.

“En aquel tiempo dijo Jesús: Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna”. San Juan, cap.10. su enorme tarea de servicio a la Iglesia y de plenitud personal. ¡Qué bueno que cada parroquia se preocupara efectivamente, por ayudar a los jóvenes que se sienten llamados al servicio de la Iglesia, dentro del ministerio sacerdotal! ¡Que bueno que muchos ayuden económicamente a quienes están en los seminarios! Vuelvo a repetir: vale la pena ser sacerdote hoy aún en medio de las críticas y comentarios. Nunca olvidemos que los sacerdotes son seres humanos. Algunos muy santos, otros pecadores, de estos todos conocemos, prenda el televisor para que vea las historias de pecado, pero visite algunas parroquias, monasterios, asilos, seminarios, orfanatos para que vean los santos que no salen en la televisión. Pero si queremos hacer algo para ayudarlos, oremos por ellos y colaboremos con su ministerio. Por eso si te consta que uno anda atado en graves pecados, vete al obispo que es su padre espiritual para que reciba ayuda. Entonces deja el asunto en manos de Dios y sigue orando. Dale gracias a Dios que a través del sacerdote llega a tí para darte vida en los sacramentos.


PROGRAMACIÓN DE LA ARQUIDIÓCESIS CON MOTIVO DE LA CANONIZACIÓN DE SANTA LAURA MONTOYA


6

P. Alexander Pareja Botero

Los años convulsionados en Francia, después de la Reforma Protestante, formaron el fondo de la vida de Francisco de Sales. Nace el 21 de agosto de 1567 de una familia noble, en el reino de Saboya, situado entre Francia, Italia y Suiza. Estudió en el Colegio de Jesuitas, en París, y en la Universidad de Padua, donde se doctoró en Derecho Canónico y Civil. Siendo estudiante en París, tuvo que atravesar la tempestad de una severa crisis espiritual, al sufrir la tentación de desesperación respecto a la predestinación. Allí hizo un detallado plan de vida para preservarse durante su estadía en Padua, y se propuso hacer lo siguiente: Cada mañana hacer el Examen de previsión: que consistía en ver que trabajos, que personas o actividades iba a realizar en ese día, y planear como iba a comportarse ante ellos. A mediodía visitar el Santísimo Sacramento y hacer el Examen Particular: examinando su defecto dominante y viendo si había actuado con la virtud contraria a él, (durante 19 años su examen particular será acerca del mal genio, de aquel defecto tan fuerte que era su inclinación a encolerizarse). Ningún día sin Meditación: Aunque fuese por media hora, dedicarse a pensar en los favores recibidos por

P. Carlos Mario Hincapié Pérez Proclamamos que Dios, Padre de Jesucristo, es Santo, porque tiene en si todas las perfecciones: bondad, belleza, sabiduría, amor, inteligencia, poder. Al rezar o entonar el “Santo”, la comunidad y el sacerdote, reconocen la grandeza de Dios; después de este gesto de reconocimiento, el sacerdote extiende la manos sobre el pan y el vino y pide al Espíritu Santo, que los transforme en el Cuerpo y en la Sangre de Jesús. El Prefacio abre las puertas para el comienzo del sacrificio de Cristo, a través del cántico de acción de gracias, el Santo, proclama la grandeza de Dios, al permitir el rescate de la

el Señor, en las grandezas de Dios, en las verdades de la Biblia o en los ejemplos de los santos. Cada día rezar el Santo Rosario: no dejarlo de rezar ningún día de su vida, promesa que siempre cumplió. En su trato con los demás ser amable pero moderado. Durante el día pensar en la Presencia de Dios. Cada noche antes de acostarse hacer el Examen del día : decía, "recordaré si empecé mi jornada encomendándome a Dios. Si durante mis ocupaciones me acordé muchas veces de Dios para ofrecerle mis acciones, pensamientos, palabras y sufrimientos. Si todo lo que hoy hice fue por amor al buen Dios. Si traté bien a las personas. Si no busqué en mis labores y palabras darle gusto a mi amor propio y a mi orgullo, sino agradar a Dios y hacer bien a mi prójimo. ¿Si supe hacer algún pequeño sacrificio?, ¿Si me esforcé por estar fervoroso en la oración? y pediré perdón al Señor por las ofensas de este día, haré propósito de portarme mejor en adelante; y suplicaré al cielo que me conceda fortaleza para ser siempre fiel a Dios; y rezando mis tres Avemarías me entregaré pacíficamente al sueño. Firmado: Francisco de Sales, Padua 1589.

Para su papá, fue una gran decepción que Francisco no aceptara una carrera espléndida en el mundo, sino que prefiriera el sacerdocio. Después de la ordenación, su obispo lo envió como joven misionero a una región de Saboya, por cuatro años. Allá adquirió una gran fama por sus folletos en defensa de la fe y por las numerosas conversiones logradas por su ejemplo y predicación. Fue consagrado obispo de Ginebra en 1602, pero residía en Annecy, Francia, ya que Ginebra estaba bajo el dominio de los Calvinistas y, por lo tanto, cerrada para él. Su diócesis se volvió muy conocida en Europa a causa de su eficiente organización, de su celoso clero y de sus laicos bien esclarecidos. Su fama como director espiritual y escritor aumentaba. Quería escribir además una obra paralela al Tratado, o sea, sobre el Amor al Prójimo, pero su muerte el 28 de diciembre de 1622, a los 55 años de edad, frustró este proyecto. Francisco aceptó en su casa a un joven con dificultad de audición y creó un lenguaje de símbolos para posibilitar la comunicación. Esa obra de caridad condujo a la Iglesia a darle otro título, o sea, el de Patrono de los de Difícil Audición. Junto a Santa Francisca de Chantal fundó la Orden religiosa de las Hijas de la Visitación de Santa María,

conocidas por la simplicidad de su regla y tradiciones y por su apertura especial a las viudas. El espíritu y la fama de Francisco y la influencia de sus escritos se extendieron rápidamente después de su muerte. En 1665 la Iglesia lo declaró santo y le dio el título excepcional de Doctor de la Iglesia en 1867. Aquí en Medellín dirigimos la mirada a sus hijas, las hermanas del Monasterio de la Visitación de Santa María, ubicadas en la vía los Balsos, en el sector del Poblado. Desde allí emana la fuerza misteriosa de la vida de San Francisco de Sales, el santo de la amabilidad, y se perpetúa su legado de sencillez, oración, castidad y obediencia.

goticas@arqmedellin.com

CANTO LITÚRGICO “SANTO” EN LA EUCARISTÍA humanidad. Reconocemos que Dios es Santo. La santidad de Dios, sobrepasa todas las miserias, impurezas, maldades, corrupciones, debilidades, injusticias, malestar, desánimo, incredulidad, egoísmos y otras tendencias que impiden encontrar a Dios en nuestra vida de todos los días. Al proclamar por tres veces la santidad de Dios, reconocemos su existencia en la Santísima Trinidad y la transmisión gratuita de su vida.

En cada instante, descubrimos la bondad infinita del Padre, la fidelidad del Hijo y el amor del Espíritu Santo, somos convocados a participar de esa triple realidad, para que seamos santos, capaces de todo el bien. No proclamamos la Santidad de un Dios distante, sino de un Dios presente, que nos permite llegar hasta Él. La multitud de perfecciones divinas, alimenta al ser humano y lo capacita para realizar el proyecto del Amor del Padre, continuando así la

misión del Hijo. Proclamar que Dios es Santo, es esforzarse por llegar hasta Él, en busca de la perfección; es disponerse a pensar, a sentir y actuar como Jesucristo, que es Santo, por la fuerza del Espíritu; igualmente Santo, para la gloria del Padre, plenamente Santo. La Santidad no es algo distante del ser humano, inclusive con limitaciones, somos llamados a buscarla y Dios, que es libre, porque es Santo, nos dará la plena liberación. Al hacer su opción fundamental por Cristo, el cristiano busca la santidad, esforzándose por ser fiel a su vocación de continuar la misión del mismo Cristo.


higiene del alma higienedelalma@arqmedellin.com

7

UNA DECISIÓN FANTÁSTICA:

CONTROLAR EL PESO Cuando se recibe información se recorre uno de estos tres pasos o los tres, y son: Sé que se. Sé que no se. No sé que no se. Los vamos a recorrer con base a la obesidad.

Sé que se. Todos sabemos lo siguiente: La obesidad es un exceso de grasa por consumir excesivas calorías y un gasto muy disminuido de ellas. Es grasa que se acumula en todo el cuerpo especialmente en el abdomen y en las caderas. Es perjudicial para la salud. La causa de la obesidad son los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria. Un problema que trae la obesidad es el daño psicológico por la baja autoestima.

Sé que no se: Cuántas curiosidades deseamos satisfacer a diario pero no tenemos la respuesta. En relación a la obesidad pueden ser las siguientes preguntas que en algún momento se han planteado algunos de los lectores que están leyendo este artículo, como estas: ¿Cuáles son las enfermedades por causa de la obesidad? ¿Cuál es el parámetro para medir la obesidad? Además de la dieta y la falta de ejercicios ¿cuáles son otros factores que causan la obesidad? Le voy a responder a estas preguntas. Enfermedades por causa de la obesidad son: Hipertensión, Diabetes tipo II, Cálculos en la vesícula, Infarto miocardio, Accidente cerebrovascular, Cáncer de mama o de ovario en mujeres menopáusicas, Cáncer colorectal, Abnea del sueño, Complicaciones en las cirugías, Dificultades en el manejo del paciente obeso, Artrosis, Reflujo gastroesofágico, Infecciones micóticas en los pliegues de la piel

Parámetros para medir la obesidad: El método más conocido para medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC). Consiste en sacar el cociente entre el peso y la talla al cuadrado. Ejemplo: peso 75 kilogramos, talla 1.75 metros. Entonces 75 kgs/1.75 x 1.75 = 24kg/m Un IMC por debajo de 19 es bajo peso. Un IMC entre 19 y 24 es un peso saludable Un IMC entre 25 a 30 es sobrepeso Un IMC entre 30 y 35 es obeso A su vez el peso de obeso se clasifica en tres grupos: 30 a 35 Tipo I 35 a 40 Tipo II 40 en adelante tipo III: muy alarmante, candidato para cirugía de derivación gástrica. Además de la falta de hábitos de ejercicios y malos hábitos alimenticios, ¿qué otros factores contribuyen al aumento de peso? Lesión del cerebro a nivel del hipotálamo, Hipotiroidismo, Síndrome de Cushing, Medicamentos antidepresivos, Medicamentos antiepilépticos (Valproico - Carbamazepina) y Esteroies (glucocorticoides)

No sé que no se: Es cuando uno recibe una información y dice “ni me lo imaginaba”. Es todo aquello que existe pero no está en nuestro banco de datos. Lo que sabemos es una gota de agua comparado con lo que ignoramos que equivale a un océano. He aquí unos ejemplos para muchos de los lectores con relación al tema que estoy describiendo. Es importante hallar el cociente entre la medida de la circunferencia del abdomen y la circun-

ferencia de las cadera (haga usted este ejercicio, mida su cintura y mida sus caderas y divida el resultado de la cintura con el de la cadera). Mayor a 0.9 en las mujeres y mayor a 1 en los hombres se asocia a niveles altos de triglicéridos y niveles bajos de HLD (lipoproteína de alta densidad), y resistencia a la insulina. Y por qué se diagnostica con esta operación los triglicéridos?, debido a que están acumulados en el abdomen y en los glúteos. Es importante conocer el valor de los triglicéridos porque su exceso atraviesa las arterias ocasionando infartos. No deben estar por encima de 150 mg/dl, y si tuvo infarto no deben estar por encima de 100 mg/dl. Este dato se sabe con un examen de laboratorio. Los triglicéridos varían con la edad y el sexo. A los 50 años en hombres se consideran normal entre 110 mg/dl a 150 mg/dl, y en las mujeres 140 mg/dl a 150 mg/dl. En hombres jóvenes de 20 años entre 60 mg/dl y 90 mg/dl y las mujeres entre 60 mg/dl y 80 mg/dl. El aumento de los triglicéridos nos pone sobre aviso para sospechar las siguientes enfermedades: diabetes, daño renal, daño de hígado, daño tiroides. El contenido alto de HLD es bueno para la salud, en especial al corazón, lo ideal es tener un HLD por encima de 60. A nivel de salud se habla de una medicina preventiva y promocional. Es mi deseo crear interés en el cuidado del peso porque como ustedes se pudieron enterar es causa de muchas enfermedades, todas ellas afec-

P. Rafael Posada Soto tando la calidad de vida que se pueden prevenir con hábitos saludables de la alimentación y el ejercicio. Y, la Iglesia entre sus múltiples misiones tiene el valor de la vida cuidándola y promocionando su calidad en sus múltiples sistemas, y una de ellas es la salud para llegar a tener mente sana en cuerpo sano. Sugiero a los rectores de universidades y colegios, párrocos con los grupos de pastoral de salud y juveniles, escuelas de padres de colegios, reuniones de padres de familia y para los medios de comunicación oral y escrita, crear espacios de información y formación en hábitos alimenticios saludables. Una de las causas de mayor mortalidad que se considera en este siglo es el cigarrillo y la obesidad. Así como hemos educado para prevenir el SIDA, el aborto, la drogadicción, etc. Hago la motivación para tomar estas decisiones fantásticas: Controlar el peso con hábitos alimenticios saludable. El común de nuestra población no tiene buenos hábitos alimenticios.


8

P. Jorge Buitrago Orozco La Parroquia del Santo Cura de Ars, está ubicada en el Barrio Belén Los Alpes, dentro de la comuna 16, en la zona Sur occidental de la periferia de nuestra ciudad de Medellín. Fue creada Parroquia por el Exmo Señor. Tulio Botero Salazar bajo el decreto arzobispal Nº 132 del 2 de Octubre del año 1959. Tomará el Nombre del Patrono de los Sacerdotes San Juan María Vianney, quien en ese año de 1959 se celebraba el centenario de su Muerte La gestación de la Parroquia, se dio en el año 1959, cuando los Sacerdotes de la Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús, del barrio Laureles atendían a los fieles que recién asentaban este sector de los Alpes (llamado así por la densidad de pinos y ambiente campestre que se asemejaba mucho al paisaje alpino Italiano), que en su mayoría eran empleados de la Gobernación de Antioquia y muchas Familias procedentes del Suroeste Antioqueño (Andes, Jardín, Ciudad Bolívar, Jericó, Salgar, Tarso, Amagá, Titiribí, Fredonia y Venecia). Ante el crecimiento de esta población, se da la necesidad de surgir una Parroquia, para ello es nombrado el Pbro. Abel Díaz López (+) quién comienza a liderar este proyecto de Iglesia, convocando a los fieles a ser un solo rebaño, en torno a Jesucristo el Pastor eterno, pero solo durará un año de labor. En el año de 1960, llega a la Parroquia Mons. Tulio Herrera Hoyos (+), quien fue el Párroco constructor, formó comités y convites para construir el Templo, personas comprometidas con el empeño de ver crecer una casa para el Señor, utilizaban múltiples estrategias como vender cremas a la salida de la escuela, empanadas, tamales y rifas o venta de bonos de casa en casa. Las Familias con sus hijos iban hasta la quebrada la picacha a sacar Piedras para la edificación del templo o subían hasta lo que es hoy Belén Aguas Frías también por materiales de construcción, en especial piedras, ladrillos y bultos de carbón. Entre estas personas cabe destacarse

Párrocos

Párroco: Wilson de Jesús Álvarez Herrera Teléfono: 238 80 03 E mail párroco: p.elsantocuradears@arqmedellin.com E mail despacho: elsantocuradears@arqmedellin.com Horario de Misas: lunes, miércoles, jueves y viernes: 7:00 a.m. y 6:30 p.m. Martes a las 7:00 a.m., 4:00 p.m. y 6:30 p.m. Sábados 7:00 a.m. 12:00 m. 6:30 p.m. Domingos 7:00 a.m. 9:00 a.m. 12:00 m. 5:00 p.m. 6:00 p.m. y 7:00 p.m.

Párroco Actual Rosana Morales, Julia Osorio, Margarita Agudelo, Teresita Cano y Marina Quintero quienes ya descansan en la paz del Señor, y otro grupo de personas que todavía viven como Bernarda Arango, Dominga Quintero, Rocío Muñoz, Resfa Agudelo y Lucila Betancur. En un momento el Templo se pensó construir donde es hoy la Universidad de Medellín, pero la dueña de ese terreno donó otro que es donde está hoy el Templo en la calle 30. El Padre Tulio, comenzó celebrando la Eucaristía en donde es hoy la Institución Educativa Horacio Muñoz Suescún, que antes era una escuela, ubicada en el sector de Las Mercedes. Con el pasar del tiempo y gracias a la generosidad de las personas de estos sectores de Los Alpes, las Mercedes y las Violetas, se pudo edificar este hermoso templo. A la par que el Templo se iba edificando, la vivencia pastoral comunitaria iba también surgiendo, forjándose la Legión de María, el Movimiento Familiar Cristiano y la Acción Católica. En la edificación del

Horario despacho parroquial: lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de 2:00 p.m. a 6:00 p.m.

templo cabe destacarse la elaboración del mural en 1966, que abarca todo el Presbiterio del Templo; Obra realizada por el monje Benedictino el Padre Martín Canyis de origen español en donde se resalta la vida de Jesús desde el Bautismo hasta su ascención al cielo, dentro de esta obra cabe destacarse también el diseño del altar, del Baptisterio, del ambón, la sede y la base del Cirio Pascual. El Padre Tulio Herrera, continuó su labor pastoral en la Parroquia luego de la construcción del templo, por un espacio de diecinueve años (ha sido el Párroco con mayor duración), luego de él han Pastoreado a semejanza de Cristo los siguientes Sacerdotes: Mons. Ismael Mejía Benjumea (1979- 1986), Pbro. Guillermo Botero Londoño (+) (1986-1987), Pbro. Julio Vélez Ochoa (19871994), Pbro. Gustavo Velásquez Corrales (1994. Su periodo fue de 5 meses), Pbro. Luís Enrique Bonilla Arenas (1994- 2001), Pbro. Luís Humberto Restrepo Restrepo (+) (2001- 2006), Pbro.

Wilson de Jesús Álvarez Herrera (2006- Párroco actual) El pasado año del Señor 2009, se tuvo el privilegio de celebrarse el jubileo Parroquial, a la vez que coincidió con el Año Sacerdotal, promulgado por el Papa Benedicto XVI conmemorando los ciento cincuenta años de muerte del Santo Cura de Ars. Fue un año de muchas bendiciones para la Parroquia, en especial por la construcción e inauguración del centro de Evangelización y Cultura. Una obra de tres pisos, donde toda la comunidad parroquial de Los Alpes se nutren de la experiencia Evangelizadora y Misionera, pero a la vez de una vivencia cultural y social. A la vez la Parroquia en ese año se convirtió en Santuario Jubilar, donde los fieles de todas las periferias de la ciudad y de fuera, podían ganar la indulgencia plenaria a raíz del año Sacerdotal. Se tuvo también la gracia de la Ordenación Diaconal de cinco Seminaristas y la visita de muchos Sacerdotes, que a los pies del Santo Cura de Ars,


9 pedían fortaleza y constancia en el Ministerio a ejemplo de Cristo bajo el patrocinio de quién es el Patrono de todos los Sacerdotes del mundo. Experiencia Pastoral: A la luz de la Misión Continental, acción Pastoral a vivenciarse en nuestra Arquidiócesis de Medellín, nuestra comunidad Parroquial quiere unirse a esta realidad de la Iglesia, reflejando el rostro de Jesucristo a todas las gentes. La Parroquia cuenta con ocho sectores dividida en los Barrios Los Alpes, Las Mercedes (partes alta y baja), La Pradera, Consucasa, El Ciprés, Las Brisas, Vicuña y Villa Café, además de 11 Unidades o Conjuntos Residenciales. Contamos con las siguientes comunidades Pastorales: Proclamadores de la Palabra, Servidores del Altar, Legión de María, Grupo Bíblico, Pastoral de la Salud, Ministros Extraordinarios de la Eucaristía (Se distribuye semanalmente la Sagrada Comunión a 145 enfermos), Comité de la Caridad (Un grupo que distribuye semanalmente los mercados a 55 familias de escasos recursos con una proyección social dedicadísima) Catequistas de Primera Comunión y Confirmación (Que imparten la enseñanza a niños y a jóvenes que se disponen a recibir estos sacramentos), Grupo Misionero, Comunidad Juvenil CARPEDIEM, Ministerio de Música juvenil, Talleres de Oración y Vida (Para Hombres, mujeres y parejas), Grupo de Oración y de alabanza “Al taller del Maestro”, Costurero Parroquial, Logística Parroquial, Dos grupos de Gimnasia para el adulto mayor

en convenio con Comfenalco y el Consejo Parroquial que reúne a todos los líderes de todos los grupos Pastorales. Al igual que el grupo que se gestó en base a la formación para la Misión continental que de ahí se saldrá un grupo sólido para comenzar la misión en todos los sectores de la Parroquia. Todo esto para mostrar que la misión del anuncio del Evangelio es una realidad, de que hay que salir a todos aquellos que están tristes y abatidos, los que se encuentran como ovejas sin pastor. Que al estilo de Cristo y del Santo Cura de Ars, se sigue celebrando y viviendo a Cristo, para que todos tengamos vida en él, mucho más en este año de la Fe.

parroquiadelmes@arqmedellin.com

Ubicación Dirección: Calle 30A No 84–25 Vicaría Episcopal: Occidente Zona Pastoral: 2 Arciprestazgo: San Bartolomé Apóstol


P. Elías Lopera Cárdenas Nació en el barrio Prado de la ciudad de Medellín el 5 de agosto de 1935, su casa quedaba más cercana al templete de El Sagrario que a la parroquia del Espíritu Santo. El primogénito de Jaime Londoño Posada y Blanca Mesa Mesa. Sus hermanos son: Juan Ignacio, Alberto, Francisco Javier y Luis Carlos. Fue bautizado en La Candelaria por el padre Germán Montoya el 10 de agosto e hizo la Primera Comunión en la Capilla del Gimnasio Caycedo. Luego con su familia vivió en el barrio Provenza vecino a la parroquia de La Divina Eucaristía. Hizo los estudios de primaria en el Gimnasio Medellín y pasó a cursar el bachillerato en el Colegio San Ignacio, en donde recibió su orientación vocacional e ingresó al noviciado de los Jesuitas en Santa Rosa de Viterbo, al terminar el noviciado se retiró e ingresó al Seminario Mayor de Medellín donde estudió filosofía y teología. Recibió la tonsura el 2 de abril de 1960, las primeras órdenes menores el 16 de octubre del mismo año, las segundas el 7 de abril de 1962, el subdiaconado el 25 de agosto de 1963, el diaconado el 14 de mayo de 1964 y el presbiterado en 6 de septiembre del mismo año, en la capilla del Seminario Mayor, de manos de monseñor Tulio Botero Salazar, Arzobispo de Medellín. Sus 14 compañeros de ordenación son: Mario Acosta, Fabio Betancur (Arzobispo), Horacio Carrasquilla, Antonio Ferrer, Bernardo Guzmán, Alonso Hernández, Andrés Jaramillo, Julio Jaramillo, Ismael Mejía, Joaquín Mariano Montoya, César Restrepo, Alfredo Rodríguez, Fredy Salazar y Armando Santamaría. Tenía 5 años de ordenado cuando el Señor Arzobispo lo envío a España, donde estudió en Salamanca teología, como dice el mismo padre José Jaime “me fui a pañar letras a Salamanca” citando a Santa Teresa de Ávila y obtuvo la licenciatura en teología. También estudió psicología clínica en Madrid en el Centro Psiquiátrico y vino a la Universidad de Antioquia a obtener el postgrado en psicorientación. En sus casi 49 años de ministerio sacerdotal, en la pastoral parroquial, en la docencia, como formador de los jóvenes aspiran-

10 tes al sacerdocio, en las Vicarías y en el SPEC gastó gustoso todas sus capacidades y fuerzas: Como vicario cooperador del padre Hernando Barrientos en San Cayetano (1964-1969), párroco de Ntra. Sra. de las Nieves y del Niño Jesús de Praga, capellán del Colegio Villa Lestonac (La Enseñanza, 1973-1978), vicario cooperador en Santa María Reina y miembro del Equipo del Departamento de Familia (1978-1979), secretario ejecutivo de la Vicaría Episcopal de Pastoral de Laicos (1979-1981), vicario cooperador de Santa María Magdalena (1981-1982), director espiritual de la Casa Pablo VI (1982-1983), párroco de San Juan de la Cruz y miembro del Equipo de Pastoral Familiar (1983-1987), párroco de La Consolata (1987), secretario de la Comisión de Ministerios Jerárquicos en el SPEC (1987-1990), vicario episcopal de Familia y de la tutela de la vida, vicario episcopal de los Institutos de Vida Consagrada (19921 9 9 4 ) , v i c e rector

personaje@arqmedellin.com

del Seminario Mayor (1994-1995), párroco de Lourdes (1995-1998) y de San Pedro y San Pablo (19982010). Miembro de una familia católica y distinguida que infundió en él los principios y valores cristianos, una familia donde papá y mamá como maestros de la fe inducían a sus hijos, con la palabra y más con el ejemplo, en el conocimiento y en la práctica de la religión católica; por eso, desde niño era cercano y colaborador en el templete de El Sagrario y en la parroquia del Espíritu Santo. En su entorno familiar, parroquial y del colegio nació su vocación al sacerdocio que él ha vivido con alegría en su misión como pastor abarcando varias áreas como profesor, formador, apóstol y administrador; con la que ha demostrado su amor sincero a la Iglesia. Se caracteriza por el buen gusto. Conversador agradable. Muy culto. Sus relaciones humanas exquisitas las aprendió en su hogar y las ha vivido continuamente, primero en un amor especial a

Sacerdote digno, distinguido, inteligente, muy sociable, buen profesor, excelente predicador,... sus progenitores y a su familia, extendidas a tantísimos amigos, a sus formandos y a los feligreses; de ahí que se ha ganado siempre el aprecio, la admiración y el respeto de todos. Tiene el don de hacer sentir muy bien a todos aún a los que corrige. Ha gozado de la confianza de sus superiores al brindarle servicios de responsabilidades especiales. Sus feligreses y un número considerable de parejas que ha casado dan testimonio de su fama de predicador elocuente. En la UPB y en el Seminario dicen que fue un profesor que transmitía sus conocimientos con método adecuado. Ha orientado su espiritualidad de sacerdote secular en la imitación de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, y en el amor e imitación de la Virgen María; ha llevado a la práctica la orientación de la espiritualidad de San Ignacio de Loyola. El tiempo y ministerio que más lo han marcado y que más alegría y satisfacciones le han dado es el de formador de futuros sacerdotes, pues el sacerdocio dice él “es lo mejor que me ha pasado en la vida y en mi vida sacerdotal no me he aburrido ni un minuto en ningún puesto”. De San Pedro y San Pablo se fue a vivir en su apartamento de El Poblado y a finales del 2011 se fue a vivir en el Hogar Sacerdotal “Pedro Pablo Isaza”, donde se encuentra plenamente satisfecho y donde lo visitan permanentemente sus hermanos, la familia y tantos con quienes está unido por los vínculos del corazón. Unos con cariño le dicen “Jotica”, otros “el Príncipe” y en nombre de todo el presbiterio le agradecemos a Dios los dones con que lo enriqueció y a él su buen ejemplo y sus servicios calificados a esta Iglesia amada de Medellín.


11 Al terminar de analizar las posibles causales que pueden llevar a la declaración de una nulidad matrimonial nos queda analizar el papel de ustedes como actores en un proceso y el del Tribunal eclesiástico como receptor, impulsor, analizador y ejecutor de la causa. Una vez que un cristiano tiene indicios claros de fallas graves en la celebración de su matrimonio por antecedentes o consecuencias padecidos o por problemas en la misma celebración, puede acercarse al Tribunal eclesiástico, ubicado en la curia arquidiocesana de Medellín, o a los auditores de cada curia diocesana. Allí le darán una orientación mediante el estudio de su caso. Esta orientación consiste en escuchar toda su historia matrimonial y en darle un primer juicio sobre la posibilidad o no de presentar una demanda matrimonial en el Tribunal eclesiástico, en juzgar la competencia del Tribunal para seguir el caso y en orientarle la elaboración del escrito de demanda. El Tribunal eclesiástico regional de Medellín es competente si el matrimonio se celebró dentro del

Las causas de nulidad matrimonial territorio de las dos arquidiócesis y de las ocho diócesis que lo componen (Departamentos de Antioquia y Chocó) o si la parte conventa (la otra persona componente del consorcio matrimonial) reside en este mismo territorio. En los otros casos es necesario solicitar la competencia a los Tribunales que la tengan según el derecho canónico (c.1673). El escrito de demanda que se elabora contiene los siguientes capítulos: encabezamiento, antecedentes familiares de las partes, uniones anteriores de las partes, noviazgo, preconvivencia, preparación del matrimonio, celebración del matrimonio, convivencia matrimonial, motivos de nulidad, testigos, notificaciones, anexos y firma del demandante (parte actora del proceso). Una vez hecho este escrito con las correcciones pertinentes se le adjuntan las partidas exigidas (matrimonio, bautismo de los dos cónyuges y de los hijos) y el

registro notarial del matrimonio y se hace su presentación ante el Vicario judicial – Presidente del Tribunal eclesiástico, mediante una cita previa. El matrimonio que no ha sido registrado en Notaría no tiene inconveniente de presentarse para estudio del Tribunal eclesiástico pero el hecho no subsana la falta y le quedará a los interesados la obligación de hacerlo para trámites civiles que lo requieran El Presidente del Tribunal acepta la solicitud de demanda, revisa la documentación pertinente y la envía a una de las seis salas del Tribunal eclesiástico que se encargan de estos casos. Una vez recibido el proceso por el Vicario judicial adjunto se abre la dinámica del mismo que puede tener en su acciionar la duración aproximada de un año. Se notifica la demanda a la parte conventa, se concierta el capítulo de nulidad que será el camino conductor del estudio de la demanda, se hace el interroga-

M. Rodrigo Durango Escobar torio de las partes y luego el de los testigos, se estudia y se realiza, si es necesario, la intervención del perito psicólogo o psiquiatra, según el caso, se hace la publicación de actas para el conocimiento y juicio de las partes y se termina con la sentencia. Ambas partes comprometidas, es decir los dos cónyuges, tienen todo el derecho de conocer todas las declaraciones y actos que componen el proceso y dar su juicio pertinente para que el juez pueda llegar a la certeza al menos moral de la determinación que va a tomar en cuanto a la veracidad o no del matrimonio contraído.


12

P. Ancízar Restrepo Toro El silencio litúrgico del Sábado Santo me lleva a reflexionar sobre el silencio de la Esperanza que acompaña a este día pero, también, me lleva a reflexionar que hace al santo, al hombre prudente, al hombre sabio y me lleva, casi que espontáneamente, a pensar en el silencio testimonial y de oración con que se ha comprometido nuestro Pontífice emérito Benedicto XVI a favor de la iglesia, es decir, a favor de cada uno de nosotros. Aunque hay un silencio neutro que solo reporta ausencia de ruido y sonidos; aunque hay un silencio que mata que mata y asfixia, que remueve el estanque tranquilo de las ideas amargas y pesimistas, así mismo, hay un silencio que genera vida, que enriquece la vida de una manera serena y armoniosa, que es principio de análisis y pensamiento, que es cuna de paz y consuelo, que madura el alma, que es vuelo a lo trascendente y punto de encuentro con el Otro y el con el otro.

coloquiosdevida@arqmedellin.com

SILENCIO POR AMOR Y PARA SERVIR Nuestro Papa emérito ha hecho una elección libre y responsablemente para, como Jesús, retirarse a un lugar solitario para orar por la Iglesia. Él se ha definido como “un peregrino más en la fase final de su peregrinaje” y ha asumido su peregrinaje con el silencio propio de un místico, con la generosidad de un Moisés orante por su pueblo; él ha optado por el silencio pero no por el aislamiento de quien rompe la relacionalidad de Fe y Amor con quienes con él formamos el cuerpo vivo de Cristo; él no ha roto enfermizamente la natural tendencia a la relación. El silencio de nuestro Papa emérito Benedicto XVI es el silencio de la meditación y la reflexión; su silencio es una firme convicción de que el silencio es algo más que estar callado, es su seguridad de que es tan necesario el silencio de afuera como es indispensable el silencio interior para recogerse y encontrarse consigo mismo. Su silencio es silencio

favorecedor de una más profunda relación consigo mismo en su más escueta y objetiva realidad como hombre, como creyente, como sacerdote y pontífice. Se ha recogido en silencio para acallar las seductoras propuestas de la ostentación, el boato y la comodidad. Su silencio me hace pensar en el pasaje de Elías al percibir que el único rumor que hace Dios cuando pasa por el mundo y por la vida de una persona es una suave brisa; su elección la siento como un estar seguro de que sólo en la inmensidad de su silencio podrá escuchar a plenitud a Dios dentro de sí llamándole a vivir plenamente la última etapa de su peregrinar; su elección responde a estar seguro de que “cuando termina de hablar el hombre, entonces habla Dios” (San Francisco de Sales); su silencio es, también, su convicción de que cuando el silencio está en un lado y el amor en el otro le pone alas a su corazón. Su silencio es, además, un silencio respetuoso para no interferir

la voz de su sucesor en la cátedra de Pedro. El silencio del Papa emérito ha sido una libre decisión, un ejemplar testimonio de servicio a la iglesia en el ministerio de la oración. Doy gracias a Dios por el silencio estimulante de nuestro emérito y envejecido Pontífice. Doy gracias a Dios por el silencio ejemplar y espiritualmente pedagógico de tantos enfermos; acá recuerdo el largo y doloroso silencio de mi madre impuesto por grave enfermedad (Alzheimer) pues me dio la oportunidad de recibir por largos años sus más jugosas y sentidas lecciones; su rostro enfermo y envejecido no reclamaba, no solicitaba pero siempre enseñaba. Doy gracias a Dios por el duro pero digno silencio de tantos oprimidos por la agresión de sus hermanos. Doy gracias a Dios por el silencio, como opción de cercanía a Dios y a la iglesia, vivida por la Iglesia contemplativa. “Sólo en el silencio el hombre logra escuchar en lo íntimo de su conciencia la voz de Dios, que verdaderamente le hace libre” (Beato Juan Pablo II).

ocurrencias@arqmedellin.com

Federico Velásquez

Aunque el diccionario de la Lengua Castellana indica que SOTANA 1.significa vestidura eclesiástica 2.zurra, tunda, somanta y HÀBITO es sotana o traje de los religiosos, además de costumbres, hoy me refiero al Traje que sí hace al Monje. Así se vaya de cachaco, de sport, sin clergyman, el paso de un Sacerdote se siente (aún no se le conozca) pues hay algo inmerso en si. Aunque humano, es un Ser diferente que convoca a respetarle, ponerle atención, "pararle bolas" y hacerle un seguimiento a todo lo que hace por la comunidad en la cual está comprometido. Cuando niños muchos jóvenes quisieron ser sacerdotes y hasta caminaron por la senda del seminario, pero no se les dio. Otros disfrutá-

bamos haciendo procesiones y siendo apóstolos, o, ya jóvenes, en las Misiones que se atendían en las veredas, por los sacerdotes de la Parroquia. Y más de una vez me he detenido a pensar sobre lo que se tiene que recorrer para llegar a ser Sacerdote o miembro de una Comunidad Religiosa. Es una decisión un poco titánica. Para unas personas más que para otras, pues esos encierros de Monjes y Cartujos, lejos de sus seres queridos, sí que representaban un inmenso sacrificio, sin demeritar a las demás. Para ser Sacerdote se pasaban saltando por los inconvenientes. Abandonar el lar querido, el grupo de compañeros y la familia, el sacrificio económico de esos padres que hacían todo cuanto fuera para apoyar a su hijo, en una Carrera o Profesión con estudios tan intensos como los de otras muchas, pero con un sentido de concentración en la fe, en la vocación que impulsaba a servir a Dios, y siendo sus representantes en la tierra. Ser Sacerdote o de Comunidad Religiosa representa algo bien diferente a las otros Estudios Supe-

riores, pues se encarnan unas limitaciones que no son cualquier cosa y que por muchas de ellas, seguramente, no existen más vocaciones. Además de esa entrega, de la sumisión, de trabajar intensamente para formar Comunidad Eclesial, y hacer de las Donaciones y Limosnas un altar para el servicio de Dios, un trabajo de sacrificio para ayudar a niños, jóvenes, ancianos, crear y dar de sí para los Centros Creados, por ellos como Iglesia, en el campo educativo, de la salud, de la drogadicción, de los desamparados, de los reclusorios y tanta variedad que se ha iniciado en el mundo entero gracias al empuje y valentía de Sotanas y Hábitos que son Misioneros en cada Parroquia o en tierras lejanas, donde por su obediencia, carisma y espíritu de servicio exponen su salud. Estos Servidores de Cristo (y aquí caben hombres y mujeres de Clero o Comunidades) son, además de unos Profesionales por sus estudios y formación, unos decididos por lo que han escogido libremente y por vocación. Para mí, se es de guapura privarse unos (los de encierro monasterial) o alejarse todos los demás, de esas delicias que disfrutamos el resto de

los humanos, de la rumba, las debilidades del consumo, el enriquecimiento, los lujos, las fragancias, y por qué no decir de lo que significa amar y ser amado, en todos los tonos y tonalidades. Precisamente, por disipados, muchos no hubiéramos podido ser Ordenados. Y como olvidar esa guerra que tenían que dar las mamás, espantando moscos de faldas o fundas (como se les decía), de niñas a quienes les apetecían aquellos de sotana, como vestían los Seminaristas aún en sus salidas esporádicas o en períodos vacacionales. Era bien particular que habiendo tantos jóvenes para conquistar, a las muchachas les calaban más las Sotanas y los Uniformes, pues hasta apostaban con hacer salir al seminarista y cambiarle la sotana por el dril, o en otros casos dejar el romanticismo de la Poesía por el Uniforme de la "policía”. Sin charlar de a mucho esa era una faena dura. Este es un homenaje que da para ahora y para el DÍA DEL BUEN PASTOR.


En la Santa Misa, después de que se pronuncia el relato de la institución y consagración, el sacerdote continúa con la aclamación «Este es el Misterio de la fe» o bien «Este es el Sacramento de nuestra fe» a la que el pueblo prosigue diciendo «Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!»: en esta fórmula se condensa lo que se podría denominar el contenido esencial del credo eucarístico y se declara un conjunto de verdades del don inefable de la Santa Misa, herencia que la Iglesia ha recibido de su Señor como prenda de su inmenso amor, legado que se considera el tesoro más preciado. La alusión a la fe hace referencia a la certeza que se tiene respecto a aquello que se realiza y celebra en el sacramento, por el poder de la Palabra y el Espíritu Santo. Si bien el término misterio en general sugiere algo secreto, quizás oculto, que no se llega a comprender, para nosotros, en la Iglesia, el vocablo misterio tiene en sí mismo un valor intrínseco. Con la expresión se revela una verdad ya conocida, que, si antes se encontraba bajo el velo de los signos e imágenes del Antiguo Testamento, en la plenitud del tiempo se ha mostrado en Jesucristo y en el Espíritu Santo, gracias al designio benevolente de Dios Padre. Así, por ejemplo, cuando se habla del Misterio de Cristo se alude a los eventos históricos de la vida del Salvador que inicia con la encarnación y pasan por su pasión, muerte, resurrección y gloriosa ascensión; o cuando se habla de los Misterios del Rosario se proponen las diversas etapas de la vida de Jesús. Pero también con el término Misterio indicamos igualmente las celebraciones litúrgicas, ya que tales acciones rituales reproducen y

permiten participar de la misma acción salvadora obrada por Cristo: con el bautismo se es sepultado y se resucita con Él; en la Unción de enfermos se es asociado a su pasión; por la Ordenación se ejerce como su representante; en el Matrimonio los esposos son signo indisoluble de la alianza de Cristo y de la Iglesia... Cuando luego de la consagración profesamos la fe eucarística, no lo hacemos refiriéndonos únicamente a aquel instante de la Plegaria Eucarística, que reclama de todos la adoración del Señor Jesús real y substancialmente presente en las especies del pan y del vino, sino que la voz de la asamblea constituye también una total proclamación de la fe en la Eucaristía que hace siempre la Iglesia, un reconocimiento confiado del sacramento, que por excelencia contiene, manifiesta, participa y ofrece toda la Obra Redentora. Por la Eucaristía se obedece al mandato de Jesús, el cual, para no alejarse de nosotros y hacernos partícipes de su Pascua, instituyó de ese modo el memorial de su ofrenda voluntaria al Padre por la salvación de todos. «Si los cristianos celebran la Eucaristía desde los orígenes, y de forma que, en su substancia, no ha cambiado a través de la gran diversidad de épocas y de liturgias, sucede porque sabemos que estamos sujetos al mandato del Señor, dado la víspera de su pasión: “haced esto en memoria mía” » (Catecismos de la Iglesia Católica,

1356). Este memorial no se convierte solamente en el recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino también en la proclamación de las maravillas que Dios ha realizado en favor de los hombres. Por la Eucaristía se representa (= hace presente) el sacrificio de la cruz, que se ofreció una vez y para siempre en el Calvario. Su carácter sacrificial se manifiesta en las palabras mismas de la institución: «Esto es mi Cuerpo que será entregado por vosotros» y «Esta copa es la nueva Alianza en mi sangre, que será derramada por vosotros» (Lc 22,19-20). En la Eucaristía, Cristo da el mismo cuerpo que, por nosotros, entregó en la cruz, y la sangre misma que «derramó por muchos para remisión de los pecados» (Mt 26,28). Por la Eucaristía se toma parte en el banquete del Señor: en cuanto nacida el Jueves Santo, vísperas de la Pasión, en el contexto de la cena pascual conlleva en su estructura el sentido de alimento: «Tomad y comed... tomad y bebed todos de él...»; la Eucaristía es, además, reunión fraterna, porque es aquí donde toda la comunidad de los fieles encuentra al Señor resucitado, quien los invita a su banquete. Comulgar es recibir a Cristo mismo que se ofrece por nosotros. La Eucaristía es también, por otra parte, anticipo del banquete de bodas del Cordero en la Jerusalén celestial del que se narra en el libro del Apocalipsis. Los cristianos esperamos el

Como Arquidiócesis de Medellín, debemos motivarnos a pedir, con humildad y confianza, el don de la fe, especialmente para los Sacerdotes.

P. Gabriel Jaime Molina Vélez retorno de Cristo al fin de los tiempos, por eso alimentamos tal esperanza invocando «¡Ven, Señor Jesús!», que es la misma exclamación que cierra la Sagrada Escritura, y reclama sin cesar tal presencia (cf. Ap 22,20). Tal imprecación comprende una triple verdad: Él ha venido, en la realidad de la carne, «nació de Santa María Virgen»; viene hoy en la celebración de sus misterios, y «en cada hombre y en cada acontecimiento, para que lo recibamos en la fe»; pero, igualmente creemos que «ha de venir» revestido con gran poder y gloria (cf. Ap 3,11 y Mt 24,30). La fe nos pide que ante la Eucaristía seamos conscientes de que estamos ante Cristo mismo, su Obra de salvación que se actúa y opera en nosotros por medio de los sacramento. Ésta es la fe de la que han vivido a lo largo de los siglos las generaciones cristianas. Ésta es la fe que con gozosa gratitud reiteramos continuamente por tan inestimable don. Así lo imploramos en una oración de la misa: «Concédenos, Señor, participar dignamente de estos santos misterios, pues cada vez que celebramos este memorial del sacrificio de Cristo, se realiza la obra de nuestra redención» (2 dom. TO). La Iglesia vive del sacrificio redentor, y accede a él no solamente a través de un recuerdo lleno de fe, sino en un contacto actual, puesto que este sacrificio se hace presente, perpetuándose sacramentalmente en cada comunidad que lo ofrece por manos del ministro ordenado.

Tipsitos de fe


14

jefecomunicaciones@arqmedellin.com

Encuentro Arquidiocesano de la Infancia Misionera

En este tiempo de Pascua en el que se invita a los jóvenes a acoger el llamado de Cristo de "Ir y hacer discípulos a todos los pueblos" (Mateo 28, 19), las pastorales Vocacional y Juvenil, en el marco de la Semana Vocacional, invitan a todas las comunidades y grupos juveniles de las parroquias de las vicarías episcopales del Sur y del Occidente a participar de la JORNADA VICARIAL VOCACIONAL que tiene como lema "Joven, Él te ha llamado porque cree en ti". Vicaría Sur Abril 20 Liceo Francisco Restrepo Molina (Envigado)

Vicaría Norte Abril 27 IP Jesús de la Buena Esperanza (Bello)

Vicaría Occidente Abril 20 Liceo San Rafael (Belén)

Vicaría Oriente Abril 27 Colegio de Maria (Aranjuez)

Domingo 21

Jueves 25

Eucaristía de apertura Semana Vocacional en la Catedral Metropolitana. Hora: 12:00 m.

Jornada de oración por las vocaciones. Noche con Jesús: Noche de fe Reclamar plegable en Oficina de Pastoral Vocacional para realizar en todas la parroquias de la Arquidiócesis.

Lunes 22 - Viernes 26 Actividad vocacional en los colegios

El sábado 18 de mayo en el pabellón blanco de Plaza Mayor, se realizará el ENCUENTRO ARQUIDIOCESANO DE INFANCIA MISIONERA, en el que participaran delegaciones de todas las parroquias que tienen organizados grupos de Infancia Misionera. El encuentro tendrá como marco la celebración de los 170 años de la Infancia Misionera a nivel mundial y la celebración del Año de la Fe.

Él te ha llamado porque cree en ti"

IGLESIA LAMENTA EL FALLECIMIENTO DEL OBISPO DE FACATATIVÁ La Arquidiócesis de Medellín se une en oración, con toda la Iglesia colombiana, por el fallecimiento de monseñor Luis Antonio Nova Rocha, Obispo de Facatativa. Ocurrido en la ciudad de Bogotá el pasado 9 de abril. Nuestro saludo de condolencias a todo el clero de la Diócesis de Facatativa donde desempeño estos últimos años su ministerio episcopal, e igualmente, a la Arquidiócesis de Barranquilla donde fue Obispo Auxiliar por 8 años. Dios lo tenga en su gloria.

Cáritas Arquidiocesana de Medellín, Pastoral Social, agradece con gozo, al contemplar a Cristo Resucitado, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que compartieron la dinámica cuaresmal de la caridad por medio de la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes 2013. Hemos vivido una experiencia en la que evidenciamos que creemos en el amor cuando verdaderamente aporta, desde su esencia, a la ayuda al hermano. De esta manera los recursos económicos obtenidos, que

con sus generosos aportes fueron considerables, no son más que el signo tangible que nos anima a seguir amando, atendiendo las carencias de los más necesitados. Juntos hemos testimoniado la fe en el amor, porque al dar, en la caridad, hemos tenido la fuerza de Dios para actuar; porque al dar hemos podido, amando, ayudar a salvar al mundo; porque al dar fraternalmente hemos aportado a la constitución de una sola familia; porque hemos dado testimonio de la excelsa cultura del dar, instaurada por el mismo Dios, al mostrarnos la gratuidad de su misericordia. A todos un sentido y humilde “Dios les pague” por haber creído en el amor que ayuda.


15 dsi@arqmedellin.com

P. Luis Fernando Arroyave

RERUM NOVARUM INTRODUCCIÓN

1

“Rerum Novarum” significa “De las cosas nuevas”, esta es la primera gran encíclica social escrita por el Papa León XIII. En la edición pasada del Periódico Misión estudiamos los antecedentes del pontificado de León XIII, especialmente los Papas del siglo XIX (Gregorio XVI y Pío XI); también hicimos breve referencia a las primeras experiencias del “catolicismo social” (en Francia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos e Italia)

El pensamiento social de la Iglesia Católica se desarrolla para responder a las interpelaciones culturales, económicas y políticas; su evolución se da en la historia de acuerdo con las transformaciones sociales, es un “cuerpo teórico” con unas orientaciones claras para la práctica, respondiendo a los problemas sociales. En la historia reciente podemos distinguir 3 fases (tabla).

2

Fase

Síntesis

Principales Encíclicas

De “Rerum Novarum” (1891) antecediendo el Vaticano II

Nuevo significado de “Cristiandad”: construir un Estado laico respetando el pluralismo. Nace la “sociología católica”. Iglesia en diálogo con el mundo–.

“Cuarenta años” (1931)

Desde 1958 hasta los años posteriores al Vaticano II

Iglesia servidora de la humanidad, atenta a discernir “los signos de los tiempos”

“Madre y Maestra” (1961) “Paz en la tierra” (1963) “Progreso de los pueblos” (1967)

Juan Pablo II Benedicto XVI

La economía al servicio de la persona. Globalización de la solidaridad. Desarrollo humano, integral y sostenible.

“El trabajo” (1981) “La Caridad en la verdad” (2009)

SÍNTESIS DEL DESARROLLO HISTÓRICO DE LA DOCTRINA SOCIAL

LA ENCÍCLICA “DE LAS COSAS NUEVAS” DE LEÓN XIII

El contexto histórico de esta primera gran encíclica social está marcado por el fenómeno del neocolonialismo (en el continente africano) y la creciente intervención de occidente en China. Lo más determinante es el liberalismo económico: la revolución industrial provocó profundos cambios en la sociedad. Sólo a partir de la década de 1880 a 1890 el desempleo se comenzó a considerar como consecuencia negativa de las depresiones económicas, la crisis (que duró hasta 1896) se propagó por toda Europa. Hay un enfrentamiento entre dos ideologías: “marxismo” y “liberalismo”, ambas de carácter materialista. León XIII señala los orígenes de la crisis social que atraviesa Europa, señalando que sus causas se deben al abandono de la fe: “Disueltos en el pasado siglo los antiguos gremios de artesanos, sin ningún apoyo que viniera a llenar su vacío, desentendiéndose las instituciones públicas y las leyes de la religión de nuestros antepasados, el tiempo fue insensiblemente entregando a los obreros, aislados e indefensos, a la inhumanidad de los empresarios y a la desenfrenada codicia de los competidores” (RN,1). La encíclica condenó al capitalismo como causa de la pobreza y degradación de los obreros, enseñando a los patrones que “no deben considerar al obrero como un escla-

vo; que deben respetar la dignidad de la persona y la nobleza que a esa persona agrega el carácter cristiano”. El Papa León XIII insistió en los derechos de los trabajadores a un salario justo, a la protección del obrero por parte del Estado, la seguridad laboral, el derecho al descanso dominical y jornadas laborales más cortas. También recomendó a los católicos organizar asociaciones de trabajadores. ¿Sigue teniendo vigencia una encíclica del año 1891? ¿Es útil en la actualidad? La temática y contenidos del pensamiento del Papa León XIII son de utilidad extraordinaria, todavía hoy enfrentamos dilemas éticos relacionados con el mundo del trabajo que se pueden resolver a la luz del pensamiento de este Papa, sobre todo en lo que respecta a los deberes y derechos de los trabajadores, así como de los directivos y patrones. Lo fundamental es dejarse guiar por los principios morales del evangelio para construir sociedades justas y en paz.

3 1 2

S CCIONE EAS Y A

TAR

PARA LA

VIDA

ridad en la lica “La Ca íc c n e la e d la lectura I. tinuar con nedicto XV n e o c B a e d rd ) e te ta ri Recu e v Estás Caritas in práctica: ¿ n e a rl Verdad” (“ e n o ra p ¿Cómo lesia es pa l de tu parroquia? Ig la justa? e d l astora sociedad a socia p in a o n tr p c u ru o ir g d u n a tr L ns lgú tido con a es para co comprome esde la fe que tien sd contribuye


No te olvides de ellos, ayuda a los sacerdotes ancianos, enfermos y de zonas marginadas.

Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al cielo con El. Y por eso ha querido llamar en el mundo, a personas especiales, para que le ayuden a continuar su obra de salvación hasta el fin de los tiempos. Los sacerdotes son los INSTRUMENTOS DE DIOS

Un Sacerdote es un hombre que LO HA DEJADO TODO, para SEGUIR A CRISTO. Un hombre que ha decidido ENTREGAR SU VIDA A DIOS para servirle a Él y para ayudar a los demás hombres a salvarse. ¿ Crees que puede haber un hombre más generoso que éste? Es por eso que los católicos debemos amar tanto a nuestros Sacerdotes.

Preside la celebración de la Eucaristía. Administra el sacramento de la reconciliación. Celebra la unción de los enfermos. Bendice la unión matrimonial. Nos hace hijos de Dios a través del Bautismo. Confirma nuestra fe

Renunció a tener ...por casarse con una esposa. la Iglesia Renunció a ...por ser padre tener hijos. de todos

Cifras:

Total Sacerdotes en la Arquidiócesis de Medellín

sd e

25-35 años

10%

llín

po

17%

76-más años

66-75 años

11%

56-65 años

r dades ee od

ote

is de Mede

ng

S a c e rd

óces

11%

l

q Ar

i uid

Renunció a ...por la vida eterna ganar un sueldo.

745 ra

a

...por seguir una Renunció a una vida extraordinaria vida ordinaria. en Cristo

29% 46-55 años 22% 36-45 años

Promedio de edad de los Sacerdotes de la Arquidiócesis de Medellín

50 años

Para tus donaciones: Cuenta 550 en el Instituto Corporativo de Acción Pastoral (ICAP) Medellín Banco Bancolombia cuenta de ahorros número 09754260235. (Arqmedellín / Fondo Común Sacerdotal) O deposita tu ofrenda en tu parroquia.

Renunció a ...por ser guía de la mediocridad. su comunidad Renunció a ...por anunciar horas de sueño, fielmente el por horas de Evangelio estudio.


Misión Ed. 16. Abril