Page 3

DSS ARCHITECTURE

En lo que respecta a cómo trabajo, cuando me encargan un reportaje acostumbro a ir al despacho de los arquitectos para que me expliquen el proyecto y si es posible hacer una visita conjunta a la obra. Es muy estimulante poder charlar directamente con el arquitecto, a parte de que es esencial para que el resultado final sea satisfactorio para ambas partes. Es la única manera de comprender plenamente el proyecto, los puntos fuertes y visiones interesantes a reforzar y también si ha habido alguna modificación en obra que desvirtúa la idea original y que conviene evitar eligiendo otro punto de vista y que quede en un segundo plano. Una vez tengo toda la información que necesito por parte de los arquitectos preparo cómo debería ir el día del reportaje con la ayuda de alguno de los programas que hay sobre asoleamiento para planificar básicamente las tomas exteriores y cual es la mejor hora para fotografiar los distintos planos de fachada y las horas de salida y puesta del sol. A la hora de afrontar el reportaje fotográfico es importante tener presente la función descriptiva y documentalista que tendrán las fotos, pero de igual manera también será importante aportar una interpretación personal que hará que dos reportajes de un mismo edificio fotografiado por distintos fotógrafos den siempre visiones y sensaciones diferentes. Por ello la única manera posible de conocer un edificio es visitándolo. Es imposible plasmar una experiencia espacial en una fotografía, por lo que las imágenes resultantes nunca te

www.dssmagazine.com

darán una visión objetiva de la realidad. Todas las fotografías quedan supeditadas a un punto de vista muy concreto y a una hora del día determinada donde se pone en valor ciertas cualidades que el arquitecto o el fotógrafo pretende transmitir, decidiendo lo que muestras y lo que dejas fuera del encuadre. Los fotógrafos tenemos la misión de sacar lo mejor de cada proyecto fotografiándolo en su preciso momento cuando se ajusta en mayor medida a lo proyectado por el arquitecto. Por ello a veces es fácil oír aquello de “me gusta más en fotos que en la realidad”. Dependiendo de la entidad del proyecto dedico entre uno y dos días para tomar todas las fotografías, desde primera hora hasta que se pone el sol para captar las mejores condiciones lumínicas en cada situación y tener imágenes a última hora cuando la iluminación artificial se compensa con la luz natural. Posteriormente, hay un importante trabajo de procesado de cada una de las fotos. Para finalizar el encargo, realizo una tarea fundamental que consiste en dar difusión al proyecto por publicaciones en todo el mundo, con el fin de dar visibilidad a las obras, tanto en editoriales impresas como en magazines digitales y blogs de arquitectura. De hecho el tiempo que paso delante del ordenador con este tipo de tareas, incluyendo el mantenimiento y actualización de mi web, redes sociales, mails, etc, es muy superior al que estoy con la cámara en las manos.

ARCHITECTURE

25

Simon Garcia | arqfoto | fotografia de arquitectura  

Reportaje del fotógrafo de arquitectura Simón García con una selección de imágenes a toda página y un texto explicativo de cómo trabaja

Simon Garcia | arqfoto | fotografia de arquitectura  

Reportaje del fotógrafo de arquitectura Simón García con una selección de imágenes a toda página y un texto explicativo de cómo trabaja

Advertisement