Page 70

69 ¿Quieres saber más del Secreto Financiero? Infórmate en: www.emagica.com

siete; lo más traumático es que no tenía ni idea de cómo se manejaba un negocio de construcción. Había perdido mucho el tiempo enamorando mujeres; mis estudios eran de psicología y tenía poco conocimiento acerca de la construcción. No sabía leer un juego de planos. Al principio, estaba paralizado y no comprendía cómo me había podido suceder tal cosa. La solución que se me vino a la mente fue vender la empresa y con eso resolvía el problema. Esa fue la primera alternativa, pero me quedé decepcionado al enterarme de que la gigantesca empresa de mi padre era solo una fachada: debía más de lo que tenía. Prácticamente la empresa estaba quebrada y estaba sobreviviendo a pesar de la deuda. Esto me dejó devastado. Había un montón de compromisos y trabajaban más de mil personas en la empresa; vivían de su trabajo; mi conciencia no me permitía despedirlos. Quizás eso era lo que motivaba a mi padre a seguir adelante con la empresa. Reflexioné acerca de cuál era la posición donde más podía aportar; ya que había estudiado psicología industrial pensé que mi área fuerte era el talento humano. Inicié los estudios para técnico en construcción y cursos de administración; empecé a prepararme y aprender todo lo que podía acerca del negocio. En dos años había adquirido conocimientos acerca del negocio y de la construcción. Un asesor en administración y procesos industriales y yo reestructuramos la empresa. Lo primero que hicimos fue identificar cuáles eran los puestos clave de la empresa, colocando a las personas más capaces en cada posición. El principal negocio era la construcción de casas prefabricadas, por lo que contratamos a un extranjero que tenía varios años de trabajar en un negocio similar en otro país. Autor: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias: 2019-00019DAC

Profile for AlvaroRodrigoPellecer

El Secreto Financiero