Page 15

Expr esso de Or ient e, L unes 1 0 de Diciembr e del 20 12 Expresso Orient iente, Lunes 10 Diciembre 201

La Prosa Nostra

Mi Generación Arnulfo Rubio "Imagina", "Ayer", cuando creía tener resueltos mis problemas, "Ruby Tuesday" se marchó. Lloré más, mucho más que "96 lágrimas"; le supliqué: "Quédate conmigo". "Es mi vida", hago lo que quiero, dijo. "Bajo el andén" la alcancé: "No me malinterpretes", le dije, tú "Eres tan hermosa para mí"; "No me abandones"... perdóname. "Soy un tipo celoso", pero "No puedo vivir sin ti", me hace falta "El brillo de tu amor". "Eres como un arcoiris"... Ella volteó y me dijo: "El entusiasmo se ha ido". Entonces, "Mareado y confundido", abordé "El último tren a Londres". Luego de vagar por callejas desiertas, "Noches y días perdidos", me recriminaba furioso, porque, ¿saben? "Cuando un hombre ama a una mujer", sus noches se iluminan con "Grandes bolas de fuego". Después, "Triste y solitario", abandonado, me la pasé "Llorando en la oscuridad". Fue "La última vez" que la vi. "Un día en la vida", no recuerdo exactamente cuándo, me convertí en un "Peleador callejero", puesto que no entendía "La forma de las cosas". Como consecuencia de aquella "Comunicación interrumpida" con esa mujer, me dio por insultarla. La llamé "Perra", "Rompecorazones", "Mujer cabeza dura", "Mala mujer" y otros epítetos que avergonzarían al ser humano más ruin. Anduve "Rodando y cayendo", soñando con la que solía ser mi "Angel de la mañana". Por mi cabeza embotada desfilaban las "Páginas del pasado" vividas junto a ella. Corrí "A través de la jungla" de concreto, viajé "Noche y día" en el

"Subterráneo melancólico", en busca de "Alguien para amar"; tomé la "Carretera al infierno"; ascendí por la "Escalera al cielo"; "Caminé por el lado salvaje" de calles, callejones y avenidas. "Libre como un pájaro", purgaba una especie de condena. Probé un "Viaje en la alfombra mágica", buscando a mi "Heroína", en compañía de la proscrita "Hermana morfina", mientras Eric Clapton tocaba "Cocaína" y yo bebía "Vino rojo". Por supuesto que también "Enfrenté a la ley", y bailé "Rock alrededor del reloj", con mis gastados "Zapatos de ante azul". "Paranoico", deambulé por las calles y bares de "Kansas city", "Alabama", "Georgia" y "Memphis Tennesse". En cada mujer buscaba el amor perdido, pero al darse cuenta de que estando con ellas pensaba en otra, me llamaban "El gran mentiroso". Trabé amistad con chicas como "Lucila", "La flaca Sally", "Corina", la "Dulce Virginia" y la también "Dulce Lorraine". Aunque también compartí momentos de rock y conversé con "Angie", "Maggie Mae", "Gloria", "Susie la coqueta" y una "Mujer de Los Angeles", cuyo nombre olvidé. Pero al final terminaban alejándose de mí furiosas, azotando la puerta o clavando sus uñas en mi rostro. Unos años después, creo que en un lugar conocido como el "Bayou", entre los "Campos de algodón", con una "Pequeña ayuda de mis amigos", por fin pude sepultar un poco su recuerdo tenaz y acallar las "Mentes suspicaces". El "Sargento pimienta", "Juan C. Bueno", "Jack el saltarín" (y su "Hermano Louie"), "Cisco kid" y otros amigos con quienes solía beber y cantar el blues, me aconsejaron "Tómalo con calma", la vida es "Una larga carrera" y debes llegar hasta "El final". Seguí pues mi viaje sin descanso. FIN DE LA PRIMERA STANZA

http://expressodeoriente.com

15

Expresso de Oriente  

Semanario digital editado por Arnulfo Rubio en Texcoco, Estado de Mexico

Advertisement