Issuu on Google+

ARTE MEXICANO: EL MURALISMO

Autora:

Lic. Angélica Ávila Meléndez. Profesora de Artes Plásticas del Instituto de Educación Media Superior del D.F. Plantel Iztapalapa 1 Contacto: teponaxtle2008@yahoo.com.mx

Conocer qué es el muralismo mexicano, quiénes son los principales artistas de este movimiento surgido a inicios del siglo XX y cuáles los temas elegidos dentro del contexto histórico en que se desarrolló este arte. Descriptores: 1. Pintura (mural, enfoque educativo). 2. Muralistas (Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros). 3. Mensaje social. Propósito:

ÍNDICE Pág. Presentación digital: ................................................................................2 Muralismo: El arte al servicio de una causa social Resumen de la presentación digital ......................………………………2


Presentación digital Muralismo mexicano.ppt (Documento anexo)

Resumen de la presentación digital Muralismo mexicano El arte al servicio de una causa social I. ¿Cómo surgió el muralismo? En los primeros años del siglo XX, los artistas mexicanos se interesaron por una técnica olvidada desde mucho tiempo atrás: la pintura mural. Se inspiraron en los murales medievales y renacentistas que conocieron en Europa, pero también en la tradición prehispánica. El objetivo de los muralistas era realizar un arte público, un arte comprometido con las luchas sociales y la transformación del país. Los artistas querían trabajar de manera colectiva y hombro con hombro con sindicatos, partidos políticos, activistas sociales, líderes obreros, escuelas, etc.

II. ¿Cómo explicar lo que pasó en el arte de 1905 a 1940? ¿Recuerdas qué ocurría en México por aquel tiempo? La revolución de 1910…

III. ¿Cuáles eran sus temas? Los temas de la pintura mural giraban en torno a las luchas sociales: •

Justicia laboral

Reivindicación de la cultura indígena

Reflexiones sobre el origen del mestizaje

Acceso a la educación

Consecuencias de la guerra

Historia de México

2


Tradiciones y costumbres populares

Proceso revolucionario

“El pintor o el escultor revolucionario deben, en su obra, expresar el anhelo de las masas, las condiciones objetivas de éstas y la ideología revolucionaria del proletariado; pero, además debe ser un arte grande, plásticamente hablando…”

David Alfaro Siqueiros, 1932. IV. ¿Cómo se pintaban los murales? Realizar estos murales no resultó sencillo porque las técnicas prácticamente eran desconocidas: nadie las usaba ya. En la Ciudad de México hay murales hechos a la encáustica y al fresco. La encáustica utiliza pigmentos y ceras, su proceso es muy complejo. La pintura al fresco requiere también una gran preparación: se pinta sobre un soporte de yeso fresco, de ahí el nombre de la técnica. La pintura al fresco Preparar un muro de 5 x 3 metros puede requerir hasta 8 meses de trabajo. El muro tiene tres capas, compuestas por arena, gravilla, polvo de mármol, zacate y cal en distintas proporciones. La capa más fina es el enlucido, sobre la que se aplican los pigmentos. Un maestro albañil especializado deja lista la superficie para el pintor. El muro está fresco cuando se pinta, no puede haber errores; habría que retirar la capa de enlucido y volver a empezar. Los pigmentos usados en esta técnica deben ser químicamente compatibles con la cal. Al aplicar la pintura, el pigmento se incorpora al enlucido; los colores, disueltos en agua, tienen gran brillantez y pueden durar cientos de años.

V. Los tres grandes El muralismo mexicano tuvo su época de esplendor entre 1920 y 1940. Muchos artistas realizaron obras de valía, pero los más reconocidos fueron: • Diego Rivera, guanajuatense • José Clemente Orozco, jaliciense • David Alfaro Siqueiros, chihuahuense

3


Diego Rivera Esposo primero de Lupe Marín y luego de Frida Kahlo. Sus murales se caracterizan por su exhuberancia, composición abigarrada y amor por el detalle. ¿Qué es lo que necesitamos? “Un arte extremadamente puro, preciso, profundamente humano y con clara finalidad. Un arte con la revolución como tema.”

D. Rivera

Fue acusado por sus rivales de folclorista y de someter su arte ante el poder político y económico. En varias ocasiones sus murales fueron destruidos o modificados por los mismos patrocinadores.

Del ciclo " Visión política del pueblo mexicano" (Patio de las fiestas): Viernes de dolores en el canal de Santa Anita 1923-24.

Existen murales suyos en la Universidad de Chapingo, el Palacio Nacional, San Ildefonso, el edificio de la SEP y el Palacio de Bellas Artes.

José Clemente Orozco Considerado el más crítico ante los hechos sociales, el menos narrativo: “yo pinto ideas, no historias” Su pintura se caracteriza por un estilo “dibujístico”, es decir, utiliza las líneas de manera muy expresiva. El uso del color es violento. En cierta época, es notoria la caricaturización de los personajes.

El hombre en llamas 1938-39 Orozco.

4


Su obra máxima posiblemente sea el Hospicio Cabañas en la ciudad de Guadalajara. En la Ciudad de México podemos apreciar sus murales de San Ildefonso y en el Palacio de Bellas Artes. David Alfaro Siqueiros Se caracterizó por la experimentación técnica: utilizó la fotografía, el proyector de imágenes, el pincel de aire, las pinturas acrílicas, la piroxilina. Propone también una perspectiva diferente a la renacentista: la perspectiva dinámica y poliangular, para que la pintura mural “funcione” junto con el espacio arquitectónico y tome en cuenta el movimiento del ser humano.

Nueva Democracia, 1945.

VI. Comentarios finales • El arte de los muralistas era un arte público. •

Las ideas que presentan buscan provocar al espectador, obligarlo a que tome una postura ante un acontecimiento histórico, un hecho social, una problemática particular.

Los artistas mexicanos redescubrieron la técnica de la pintura mural y crearon un movimiento único, reconocido a nivel mundial, y al que se llamó también “Renacimiento mexicano”.

El contexto histórico de esas décadas impulsó el movimiento muralista hacia la construcción de una identidad nacional y para prestigiar al gobierno posrevolucionario.

Se creó una ideología que exaltó las raíces prehispánicas y las luchas por la independencia, el progreso y la libertad; sin embargo, los artistas estuvieron en una encrucijada puesto que era el gobierno en el poder quien los financiaba.

5


EL MURALISMO MEXICANO