Issuu on Google+

Por un leso


Érase una vez un chanchito que quería construir su propia casa a prueba de lobos.

Encontró un poco de paja e hizo su casa.


En eso, llego el lobo y le dijo:

—


— dijo el chanchito tres veces

“no” y añadió —

El lobo no entendía porque no quería aceptarlo como su amigo… bueno, el lobo quería un poco más que eso, lo sentía en sus lobos huesos, la intuición de lobo le decía que no debía darse por vencido.


Así que volvió a intentarlo…

-dijo el lobo.


-

-dijo el chanchito

-

-

-dijo el chanchito


Entonces el lobo se enamorĂł perdidamente del chanchito y lo siguiente que hizo fue...

‌


El chanchito leso