Page 11

9

Bienestar Universitario ofrece clases de yoga y rumba aeróbica que nos permiten autocuidarnos.

de salud, de energía, de recursividad, de creatividad. Optimiza mis músculos, mis latidos. Simplemente, he aprendido a controlarlo”. Como ella, Jonathan le saca provecho al eustrés en su desempeño como nadador. “Tengo la presión familiar y la del entrenador, eso me motiva. Además, sé que la competencia es ese momento o nada”, explica. En su caso, aprender a manejar la tensión fue un proceso que comenzó a los once años. Según los expertos, este aprendizaje debe iniciarse a temprana edad y aporta independencia y fortaleza. Desde pequeños debemos empezar a sortear retos que nos preparen para enfrentarnos al mundo. “Es muy provechoso que los padres generen espacios en los que los hijos afronten situaciones que tengan que resolver por sí mismos y proponerles metas donde deban vencer obstáculos”, recomienda Diego Fernando Arias, psicólogo de En Familia.

El límite

Definir el límite en que el estrés positivo se convierte en negativo (o diestrés) es difícil. Cada caso merece un examen particular, porque todas las personas reaccionamos de manera diferente frente a los mismos estímulos.

Si bien no existen causas que apliquen por igual, hay síntomas que lanzan alertas. El dolor de espalda, de cintura, el cansancio excesivo, las dolencias del colon o la gastritis, y la falta de concentración y de sueño, nos invitan a prestar atención. La psicología ofrece pautas básicas para la autorregulación que nos pueden ayudar. Algunas de ellas son los ejercicios de respiración, la meditación, la actividad física, la planeación de las tareas laborales y de la vida personal, y las alternativas de distensión en el trabajo como las pausas activas y los espacios de socialización. Trabajar, amar y divertirse, son actividades necesarias para no perder la cordura, decía Freud. No debemos olvidar la responsabilidad que tenemos no solo con el trabajo sino también con nosotros mismos. Así que hay que sacar tiempo para todo, esta es la clave para mantener el equilibrio. Finalmente, no debemos temer al eustrés porque él nos garantiza reaccionar oportunamente y ser más dinámicos. Eso sí, debemos acompañarlo de autocuidados que nos garanticen mejorar nuestro bienestar para responder a los estímulos de la mejor manera.

Saluda No. 28  

Diseño y diagramación del número 28 de Saluda, que en esta ocasión cambia su formato a Revista.