Page 1

Año 3 – Número 23 – Distribución gratuita – Medellín, junio de 2009 – http://saluda.udea.edu.co

En http://saluda.udea.edu.co podrás encontrar quincenalmente información útil para tu salud y la de los tuyos. Envianos sugerencias e informate de nuestras novedades.


Edición Especial Saluda N°. 23 Junio de 2009 Rector Alberto Uribe Correa Vicerrector Administrativo Rubén Alberto Agudelo García Jefa del Departamento de Seguridad Social Marta Taborda Hernández Coordinador del Programa de Salud Luis Bayron Gil Londoño

Por Dr. Luis Bayron Gil Londoño Coordinador Programa de Salud

Coordinadora del Programa de Riesgos Ocupacionales Margarita Rosa Castro González Comité Editorial Marta Taborda Hernández Luis Bayron Gil Londoño Margarita Rosa Castro González Sandra Milena Jiménez Vargas Sandra Milena Montoya Hincapié

D

Producción Facultad de Comunicaciones Universidad de Antioquia

esde principios de la década de los setenta, el mundo entero reconocía que la salud no podía seguir siendo vista como la simple atención curativa o especializada de la enfermedad. Por ello, desde la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud de Alma-Ata, hace ya 30 años, se subrayaba la importancia de la Atención Primaria en Salud –APS– como una estrategia para alcanzar un mejor nivel de salud de los pueblos.

Decano Edison Darío Neira Palacio Coordinación General Sandra Milena Jiménez Vargas Sandra Milena Montoya Hincapié Editor Juan Camilo Jaramillo Acevedo

Para empezar, el modelo APS propuesto entonces se enmarcaba dentro de la idea de que la salud no era simplemente la falta de enfermedades o malestares, sino aquel estado de bienestar físico, social y mental de las personas. Asimismo, reconocía conceptos como la igualdad, el derecho de la gente a la participación en el planeamiento e implementación del cuidado de la salud en sus comunidades, y la educación sobre los principales problemas de salud y sobre los métodos de prevención correspondientes.

Periodistas Mariluz Palacio Úsuga Margarita Isaza Velásquez Fredy Alexander Zuluaga Hoyos Eliana Tamayo Mejía Diseño Alexander Rojas Moreno Coordinación fotográfica y del Portal Web Carolina Londoño Mosquera

Y si bien la idea inicial de APS propuesta en Alma-Ata ha ido renovándose, a la vez que las condiciones sociales, demográficas y epidemiológicas del mundo entero han ido cambiando, es claro que su modelo –más humano, más integral– sigue teniendo pertinencia.

Impresión Fundación Santa María Programa de Salud Ciudad Universitaria Bloque 22 Oficina 340 Teléfono: 219 8410

Por ello, convencido de que la salud no es solo el bienestar físico, sino social, familiar, sicológico y laboral de la persona, desde 2004 el Programa de Salud de la Universidad de Antioquia invitó a las diferentes dependencias universitarias para que desarrollaran proyectos de promoción y prevención; ellos fueron: En Familia, Salud Nutribucal, CENA (Comunicación, Educación Nutricional y Alimentaria), Salud Sexual y Reproductiva y Salud Cardiocerebrovascular.

Las opiniones de los autores no comprometen a la U. de A. saluda@comunicaciones.udea.edu.co Circulamos con 6.000 ejemplares Distribución gratuita

2


Posteriormente, el Programa de Salud decidió que las actividades de promoción y prevención se complementaran con una estrategia integral de Atención Primaria en Salud que comenzó a operar en 2006 con el apoyo de la Facultad de Comunicaciones.

Una de las características más importantes de todo este proceso ha sido la posibilidad de que las distintas familias se autoexaminen y ayuden a elegir las actividades de intervención que consideren más convenientes. Asimismo, el vincular dentro de la estrategia de APS a los familiares de los afiliados y beneficiarios, de modo que pueda hablarse verdaderamente de salud familiar e integral. Vale destacar, también, la participación de las diferentes facultades, aportando desde sus saberes a una visión de salud más amplia y planificada, así como el apoyo incondicional por parte del ente administrativo de la Universidad, en cabeza del señor Rector, Alberto Uribe Correa.

Ese mismo año, junto con la Facultad de Enfermería, se inicia una etapa de convocatoria y diagnóstico con un grupo de familias seleccionadas por el Programa. Con ellas, se realiza un estudio para detectar situaciones que podrían estar influyendo en su estado de salud. En otras palabras, salimos del “consultorio” para indagar otros espacios como la familia, el ambiente laboral y el aspecto comunitario; y teniendo en cuenta esto, se conforma un grupo multidisciplinario –en el que actualmente participan diez unidades académicas, así como la IPS Universitaria y la Facultad de Desarrollo Familiar de la Fundación Universitaria Luis Amigó– con el fin de iniciar una serie de interacciones concertadas, que permitiera a la familia atender y mejorar los factores de riesgo y potenciar los factores protectores detectados en su grupo familiar.

Todo esto ha propiciado, como se demuestra en la evaluación del proceso, que las familias se sientan acompañadas por el Programa de Salud y su grupo multidisciplinario de profesionales, un equipo cercano y comprometido con su labor, aproximándolas a temas que nunca habían tenido la oportunidad de abordar dentro del bienestar familiar y social, como el manejo de las finanzas en el hogar, asesorías jurídicas y consultorías farmacológicas, entre muchos otros.

Todo esto, que dicho en un párrafo parece fácil, ha sido en realidad un trabajo arduo que nos ha permitido acercarnos a los hogares, conocer sus realidades y lograr la construcción de una estrategia de Atención Primaria en Salud para las familias de los afiliados al Programa de Salud. Estrategia que se ha estructurado a partir de dos procesos, uno de información y sensibilización llamado Saluda (conformado por el evento Saluda la Feria, el periódico y el portal Saluda y Salud al trabajo) y otro de educación y participación llamado En Familia, que reúne todas las acciones de convocatoria, diagnóstico, interacción y evaluación con las familias del Programa.

Sabemos, de todas formas, que gran parte de los resultados de todo este trabajo se verá a mediano y a largo plazo. Sin embargo, no deja de ser satisfactorio para el Programa de Salud, desde ahora, ver la asistencia masiva a los diferentes eventos, los bajísimos índices de deserción de las familias en este proceso y la buena evaluación, por parte de los mismos usuarios, de los distintos componentes de la estrategia APS. Todo esto nos permite afirmar que seguiremos sumando familias a este proceso, seguros de que es en una visión integral, planificada en el tiempo, multidisciplinaria y enfatizada en la promoción y la prevención, la mejor manera de entender la salud de nuestros afiliados y sus familias.

Saluda la Feria

La salud que pensaba diferente

Programa de Salud En Familia

En Familia ya tiene un montón de hijos Creciendo unidas Para conocernos mejor

Medios Saluda

4

Lecturas de salud

Salud al trabajo

6 10 12

Saluda al trabajo con Max y Mo

Estrategia APS

Y allá vamos

3

14

18

20

22


4


5


En Familia

Por Redacción Saluda

Gracias al Programa de Salud, la parentela de En Familia sí que está creciendo. No es que lleguen sobrinos o primos a quedarse en la casa, que es la Universidad de Antioquia, sino que los hijos y los hermanos se multiplican con cada fase del proceso. Los unos son las familias que en cada convocatoria se suman a las actividades, y los otros son los profesionales que integran los grupos de trabajo. ¿O es al revés? Eso ya no se sabe… porque todos pueden ser hijos o todos pueden ser hermanos.

C

uando comenzó En Familia hace ya varios años, era que el Programa de Salud, papá en esta historia, quería tener varios hijos. Por eso hizo una convocatoria para que las dependencias de la Universidad le presentaran propuestas de Promoción y Prevención dirigidas a los grupos familiares usuarios del Programa. Entonces, en ese año 2004, nacieron varios hijitos, entre ellos En Familia, pariente directo de la Facultad de Medicina y muy cercano a la IPS Universitaria y a las facultades de Enfermería, Química Farmacéutica y Comunicaciones, un grupo bien diverso que luego se complementó con la Facultad de Desarrollo Familiar de la Fundación Universitaria Luis Amigó (Funlam). Aunque en ese momento, En Familia era un bebé recién nacido, ya se le veía la personalidad que iba a tener: le encantaba la salud familiar como un asunto de bienestar más que de ausencia de enfermedad.

6


Una de las primeras que cargó al muchachito fue Sandra Milena Montoya, quien hoy se desempeña como una de las coordinadoras de la Plataforma de Atención Primaria en Salud –APS–, lo que viene a ser el apellido de un grupo de hermanitos que tiene En Familia. “En ese año 2004, se hizo una convocatoria para 260 familias. Lo primero, entonces, fue conformar un grupo de trabajo que las visitara para hacer un diagnóstico sobre cómo eran y qué era lo que el proceso podía ofrecerles”, cuenta Sandra.

Como anécdota de esa etapa inicial, todos los amigos de En Familia recuerdan que los talleres parecían charlas académicas, por lo que los salones donde se hacían siempre se mantenían vacíos. “Íbamos muy entusiasmados al taller de ‘elaboración de duelo’ o de ‘estilos de vida’, y nos quedábamos tristes cuando veíamos que no iba nadie; no nos estábamos dando cuenta de que en realidad faltaba una estrategia de comunicación que acercara a las familias al proceso”, cuenta la profesional en Desarrollo Familiar.

Con esas visitas domiciliarias aparecieron los profesionales y las familias, los que ya no se sabe si vienen siendo hijos o hermanos de En Familia. Para llegar a cada hogar, los grupos de trabajo eran conformados por un experto en Desarrollo Familiar, Sicología o Trabajo Social, y tres estudiantes de las facultades que encabezaban el proceso: todo un escuadrón académico que se había bajado de las aulas para conversar con las familias, en un enfoque muy sicosocial, como lo llama Liliana Ceballos, quien como profesional en Desarrollo Familiar fue una de las que comandó uno de estos grupos de trabajo. Después de este diagnóstico, en el que se aplicó una encuesta familiar, empezaron las interacciones, que en ese momento eran las asambleas familiares, los talleres temáticos y los días de campo por grupos de edad. Sobre esto, Liliana recuerda que esos espacios servían para que “los hijos, los papás y los hermanos se encontraran, se vieran a los ojos y pudieran hablar de lo que nunca hablaban”.

Fue en ese momento que el Programa de Salud, con el apoyo de la Facultad de Comunicaciones, comenzó una estrategia para llamar la atención de los usuarios y atraerlos hacia En Familia. Ahí, entonces, se propusieron nuevos nombres para los talleres, como “Vivir en pareja, una gran aventura” y “Fogata de ensueño”, y se cambió Pero tampoco iba a ser una imposición del proceso, sino que las familias mismas debían empoderarse de su situación y escoger, con una orientación de los profesionales, los talleres y espacios con los que querían comprometerse.

un poco la forma de trabajar: ya no eran charlas sino espacios en los que las familias tenían voz y participaban realmente de esas actividades lúdicas y pedagógicas. Como en todo momento de crecimiento, los niños pequeños deben dormir largas horas. Y eso le pasó a En Familia. Cuando las interacciones a las 260 familias terminaron, se acabó el proyecto inicial. Pero todos, desde el mismo Programa de Salud hasta las demás

7

En Familia

Con los procesos de reflexión generados desde En Familia, se busca, además, que los usuarios se acerquen a los servicios de salud con responsabilidad.


En Familia

dependencias de la Universidad, quedó entusiasmado con que En Familia debía continuar. Por eso, apenas concluyó esa primera experiencia, el Departamento de Seguridad Social, papá del Programa de Salud y abuelo de En Familia, solicitó la inclusión del proceso en el Plan de Desarrollo Rectoral 2006-2009.

con las familias tuvo un tiempo de espera mientras se programaban las actividades para el desarrollo de esta parte del proceso. ¿Cómo así? ¿Y cuándo se reanudaron las actividades con En Familia? Los afiliados comenzaron a llamar ansiosos al Programa de Salud con el fin de saber en qué momento comenzarían la siguiente etapa, pues les había sonado mucho eso de mejorar sus hábitos de vida y entrar en una cultura de salud. Según Sandra Montoya, “En ese momento, se genera una nueva propuesta. Primero, unos grupos interdisciplinarios analizan los resultados de las visitas que se habían hecho, para poder formular una serie de actividades que también les sirviera a las familias. Era conformar un portafolio de servicios muy amplio en el que las facultades de la Universidad pudieran aportar sus conocimientos”.

Ya era hora de crecer, pues era justo que Ese portafolio tomó forma y se convirtió en un fiel nuevas familias acompañante de En Familia, todo un muchachote que llegaran a vivir esa se fortalecía con el entusiasmo de las familias y de las experiencia. Así, el unidades académicas. Ya no había marcha atrás. Programa de Salud, para acercarse más a sus familias, propuso la creación del portal web y del periódico Y ahí sí, llegó el momento de pasar del diagnóstico Saluda, dos medios de comunicación que permitieron a la interacción. A comienzos del año 2008, nuevos la difusión de contenidos con una perspectiva de salud batallones de profesionales se unieron al proceso. más consciente del bienestar y del autocuidado. Además Vinieron de las áreas de la salud y de las ciencias sociales desarrolló otras acciones dirigidas también a hacer de la y humanas para darle una visión integral al concepto salud un asunto lúdico y de pedagogía diaria. El evento de salud, pues de acuerdo con la personalidad de En Saluda la Feria y la estrategia Salud al trabajo comenzaron Familia, el ser humano no puede ser atendido solamente a convocar a los afiliados cuando le duele una parte al Programa de Salud de su cuerpo, sino como en sus ámbitos laboral un sujeto que tiene unas y familiar. Más adelante, características y que está estas propuestas se en constante interacción Así, las familias siguieron la ruta de interacción y En Familia consolidarían en lo que se volvió adulto. Ya no era el niño que diagnosticaba a las con otros miembros de hoy se llama Plataforma familias y las dejaba “abandonadas”, sino que estaba en la sociedad. Así, en ese de Atención Primaria en posibilidad de continuar y acoger a muchas más familias. Y portafolio no se descuidaron Salud. las actividades asistenciales, eso fue lo que sucedió. pero se incluyó un trabajo ¿Pero qué pasó, entonces, con En Familia, el hijo mayor? paralelo para la reflexión conjunta con las familias. Cuando se incluyó el proceso en el Plan de Desarrollo Rectoral, se presentó una propuesta para hacer visitas Sandra explica que En Familia concibe a la familia “como diagnósticas a 323 familias nuevas. Ahí, el Programa de un sistema dinámico y en continua transformación; Salud, apoyado por la Facultad de Comunicaciones, creó como una totalidad que está vinculada a otros sistemas: estrategias de acercamiento, pues, como ya se había salud, educación, trabajo, servicios sociales, etcétera”. Por visto, no era nada fácil tocar la puerta de una casa y eso mismo, el portafolio integró una gran variedad de lograr que un grupo familiar se comprometiera con un actividades dirigidas a diversos frentes. proceso de esta magnitud. Para empezar, el equipo base de En Familia crece y se Estas visitas se efectuaron entre finales del 2006 y integran diez unidades académicas: Comunicaciones, abril del 2007. Ahí, el inicio de la etapa de interacción Salud Pública, Odontología, Enfermería, Química

8


Eso de crecer significó atraer a 427 nuevas familias, que ya están disfrutando de más y mejores actividades en su ruta de interacción. Pero las otras 323 que culminaron la fase anterior no van a quedar así, pues habrá nuevas opciones para ellas que les permitirán seguir acogiendo hábitos de vida cada vez más saludables.

Se han realizado un total de 696 asambleas familiares, 1.260 consultorías y 37 talleres con las 750 familias que hasta hoy hacen parte del proceso.

Farmacéutica, Microbiología, Medicina, Educación Física, Nutrición y Dietética, Ciencias Sociales y Humanas, además de la IPS Universitaria y la Facultad de Desarrollo Familiar de la Funlam; mejor dicho, media Universidad de Antioquia comprometida con la salud de sus afiliados y sus familias. Pero tampoco iba a ser una imposición del proceso, sino que las familias mismas debían empoderarse de su situación y escoger, con una orientación de los profesionales, los talleres y espacios con los que querían comprometerse.

David Alejandro Aguirre, sicólogo encargado del taller “¡Un ratico para vos!” (sobre el manejo adecuado del estrés), dice que “ese aporte de todos los profesionales favorece a las familias, pues hace que sean atendidas de una forma integral, cuidando otros factores que pueden influir en lo que les pasa”. Sandra Martínez, profesional en Gerencia de Sistemas de Información en Salud, complementa eso con lo que significa para ella el trabajo Entonces, en un gran evento de bienvenida en el Centro interdisciplinario: “Es absolutamente enriquecedor de Convenciones Recinto Quirama, esas 323 familias ver que hay mucha gente desde distintas profesiones escogieron su “ruta de trabajando con un interacción”, que fue Uno de los grandes atractivos de estas actividades ha sido mismo objetivo, la forma de convocatoria, ya que las familias se sorprenden pues el punto de partida demuestra cuando a sus casas, en vez de una simple invitación, llega un que sí se pueden para participar en obsequio alusivo al tema y una tarjeta con la hora, el día y el hacer las cosas bien cinco actividades: lugar del taller. tres individuales y que sí es posible y dos grupales. ver la salud con un Las individuales son asambleas familiares, actividades enfoque humano más que anatómico”. relacionadas con asuntos de la dinámica familiar, y consultorías que tienen que ver con aspectos más Por eso en este 2009, además de las 427 familias que ya generales como la nutrición, la salud física, la convivencia se convocaron y de las 323 que ya terminaron su primera con mascotas, entre otros temas. Las grupales son etapa, se espera convocar un nuevo grupo y por supuesto talleres reflexivos, donde las familias, de acuerdo con más profesionales, que tendrán el reto invaluable de sus experiencias y conocimientos previos, comparten y ayudarles a los afiliados del Programa de Salud a mejorar construyen saberes, bajo la guía de un profesional en el su calidad de vida. Entonces esa gran familia que es En área que promueve el diálogo y el intercambio de ideas Familia seguirá creciendo, sumando hijos y hermanos, y a partir de ejercicios lúdicos y pedagógicos. En estas encontrando cobijo en esa bella casa que es el Programa acciones, los principales aprendizajes son definidos por de Salud la Universidad de Antioquia. las mismas familias. Así, las familias siguieron la ruta de interacción y En Familia, con la tutela del Programa de Salud, se volvió adulto. Empezó a tomar sus propias decisiones e integró a más afiliados. Eso sí, lo hizo mejorando cada vez y creciendo con sus otros parientes: los medios Saluda, Salud al trabajo y Saluda la Feria, y los profesionales de las distintas unidades académicas.

La familia crece Año 2004 - 2005 2006 - 2007 2008

9

Proyecto En Familia 260 familias Fase I 323 familias Fase II 427 familias

En Familia

Y aunque ya el árbol genealógico de En Familia sea muy complejo, lo importante es que el proceso sigue ahí, firme, con perspectiva de futuro y como ejemplo en la ciudad de lo que no se había hecho antes, al menos no de esta manera tan consciente y tan interdisciplinaria, que es lo que más aprecian los mismos profesionales que hoy hacen parte del proceso.


En Familia

Por Mariluz Palacio Úsuga

Desde Mariana, de 7 años, hasta su abuela María Isabel, de 76, se encarretaron con el proceso En Familia, del Programa de Salud, un espacio en donde los Betancur Martínez se han reunido no solo para aprender de salud, sino para entenderse y crecer juntos.

Y

ees que la idea de crecer la tienen bien clara los Betancur Martínez, pues, aunque son una familia grande, a sus nueve miembros habituales se sumaron desde hace algunos meses tres niños a los que el Bienestar Familiar les asignó la casa como hogar de paso. Yuliana, la segunda hija de los Betancur, ofrece el cariño de mamá y el afecto de su hogar a estos niños que lo necesitan. Pero a pesar de la unión de la familia en causas tan nobles como ésta, la diversidad de sus miembros tanto en edad como en gustos hace que las diferencias propias de un hogar tan especial se noten a cada rato. Por eso, cuando desde el Programa de Salud los llamaron en noviembre del año pasado para que hicieran parte de En Familia, los Betancur Martínez dijeron de una que sí, pues como dice Yesica, la hija de 20 años: “es muy rico que vengan a cuidarlo a uno hasta la casa”. Yesenia, la hija mayor de la familia y quien desde hace cuatro años trabaja en la Sede de Investigación Universitaria, SIU, fue la que recibió la llamada para que se unieran al proceso. “Algo que me gustó mucho

10


evalúa su economía y comienza a entender qué gastos son urgentes, cuáles son necesarios y cuáles son definitivamente un lujo”.

Después del primer madrugón, la familia se levantó nuevamente temprano, pero esta vez para compartir con otras del Programa en un encuentro en el Recinto Quirama, donde no solo aprendieron de salud sino que trabajaron juntos durante todo un día, y aunque a la actividad no pudieron asistir todos integrantes, los que fueron se la gozaron de lo lindo.

A Yesica también le gustó la visita del nutricionista, muy valiosa para ella, pues le hizo entender la importancia de ser juiciosa con la alimentación. Pero aunque destacara estas dos consultorías, concluye que: “para mí todas las visitas fueron muy interesantes porque enseñan a cuidar la salud tanto física como mental, y además uno aprende a proyectarse en el campo financiero”.

Julio, el hijo de 14 años, estaba muy contento pues pocas veces la familia hacía planes para salir juntos, y Quirama fue la oportunidad. Lo disfrutó mucho, ya que pudo hacer algo que pocas veces hacía en casa: interactuar con su abuela, su madre, sus hermanas y sus sobrinos.

Para Yuliana, lo mejor es que los profesionales están convencidos del proceso En Familia, y que esa actitud hace que cada una de las familias confíe más en lo que está haciendo. Marleny, su mamá, está de acuerdo con ella, “cada uno de los profesionales se identifica con los miembros del hogar, no van a la casa por ir sino porque en verdad están comprometidos con su trabajo; lo hacen caer en la cuenta a uno de muchos detalles que antes ni siquiera se nos venían a la mente y de las consecuencias de manejar mal el dinero, de no cuidarse en la alimentación o de no escuchar y entender al otro”.

También, en Quirama los Betancur Martínez seleccionaron las consultorías y demás actividades que querían tener en casa. Marleny, la mamá de los muchachos, fue la que escogió las visitas del nutricionista, el odontólogo, el deportólogo, además de los especialistas en farmacodependencia y finanzas; la idea era ponerse las pilas en estos temas con la ayuda de los profesionales.

Por su parte, en la asamblea familiar (otra de las interacciones que les ofrece En Familia), más allá de La familia Betancur Martínez compartiendo juntos en Quirama. Todos comprometidos “sacarse los trapitos al sol” o de decir qué no les gusta de por la familia A los Betancur Martínez lo que menos les importaba era que sus hermanos, su abuela, sus papás, sus tíos y sobrinos, se los domingos, un día en que para la mayoría de las personas se convirtió en un espacio para entender esas diferencias como puede dormir un poquito más, debieran levantarse temprano adultos, adolescentes o niños, y aprender a convivir con esos para recibir a los profesionales que los visitaban, pues al igual tantos defectos y cualidades en un ambiente de respeto y que ellos, cada uno de los especialistas hacían el esfuerzo para tolerancia. estar a las ocho de la mañana muy puntuales frente a la puerta de esta casa. Yesenia, que antes de recibir la llamada de En Familia no sabía nada del proceso, ya les contó a unas compañeras de trabajo Para Mariana y Daniel -los nietos de Marleny-, y para Julio -el para que se inscriban y hagan parte de él, pues le parece, hijo menor- era toda una novedad que llegaran a enseñarles además de importante, novedoso. Sin embargo, sugiere que cómo lavarse los dientes. “Uno toma conciencia de eso y para avanzar más los profesionales pueden dejarles tareas y ya siempre recuerda cómo es que se va a cepillar para que hacer un seguimiento para ver los resultados en su trabajo queden bien, y es que yo quiero ser odontólogo y me parece como grupo familiar. muy bueno lo que me contaron”, afirma Julio. Por lo pronto, los Betancur Martínez esperan que el Programa Una de las charlas más acertadas fue la financiera; a toda la de Salud los contacte para más actividades, pues no dudan familia le gustó y a Yesica más: “el profesional le hace caer en de que son espacios muy bien pensados para que las familias la cuenta a uno de los errores a la hora de gastar la plata, uno aprendan y crezcan unidas.

11

En Familia

fue que se acomodaron al horario nuestro; aunque fuera un domingo a las ocho de la mañana, los profesionales vinieron y nos hicieron un historial de salud a cada uno”.


Ligia Vargas Osorio en compañía de su hermana Camila en la bienvenida a las familias al proceso de APS. Recinto Quirama. Por Carolina Londoño

“M

i hermana y yo hemos asistido a varios talleres y también nos han visitado en la casa. Es una maravilla todo el proceso, estamos encantadas. Mi hermana goza mucho en cada taller, a ella le gustan los disfraces y en Quirama aprovechamos la ocasión para lucirlos. Admiramos a todo el personal que nos acompaña en cada una de las actividades por su eficiencia, amabilidad y dedicación”.

En Familia

Diego Alejandro Oquendo Martínez, de camisa naranja.

“C

uando fuimos a Quirama me gustó mucho la recreación, poder disfrazar a mi hermanita Isabel con materiales de reciclaje. Me gustó jugar con mi familia en un espacio diferente, pero también que aprendí muchas cosas, como a cepillarme muy bien; mi mamá, por su parte, aprendió sobre los alimentos”.

12

Consultorías, asambleas campo son solo algunas de gozado las familias por h de Salud, convirtiéndose solo para aprender sino entre ellas

Adonai Muñoz Suárez, a la izquie visita de interacción especial Salu


erda en la ud por tres.

“L

a asamblea familiar nos gustó mucho porque hablamos de todos, tratamos temas que hacía días que no tocábamos y hasta los niños también opinaron. Eso ayudó mucho en el ambiente familiar. Las actividades son tan completas que hasta gimnasia hemos hecho en la casa. Otro complemento de gran interés es el periódico Saluda, yo lo colecciono y hasta sirve para hacer tareas”.

“L

a visita para la interacción Salud por tres fue muy importante para cada uno de los miembros de la familia, porque cada uno aprendió y aplicó dichos aprendizajes”. “Lo otro positivo que tiene la atención del Programa de Salud es que no solo trata de salud física y prevención de enfermedades, sino también de salud familiar, contribuyendo a la unión en el hogar”.

“E

n el taller de adolescentes aprendí a compartir muchísimo más con mi tía, a solucionar problemas que por mi edad no había podido manejar. A cada una de las actividades del Programa de Salud he sabido sacarles provecho, en cada una de ellas uno aprende mucho más, dejándole enseñanzas para toda la vida, incluso en los juegos como los realizados en Quirama”.

13

En Familia

familiares y salidas de las actividades que se han hacer parte del Programa en una oportunidad no o para relacionarse más s mismas.

María Josefa Maya Mejía, de lentes en la foto.

Jessica Quintero, participando en el taller ¡Qué edad la mía!


Saluda la Feria

Por Fredy Alexander Zuluaga Hoyos

Una salud pensaba diferente y pocos le creían; hasta que decidió hacer una gran feria para mostrarles a todos que tenía sentido lo que decía. Quería hacerles entender que más que ausencia de enfermedad, salud es bienestar, goce de la vida y disfrute de la familia, a partir de hábitos saludables de vida.

P

ensando que su cuento podía calar entre la gente, a la salud que pensaba diferente se le ocurrió cierto día hacer una Feria para dar a conocer sus pensamientos. Y se dijo convencida: “Vaya, ¡qué mejor estrategia que una feria!, si ésta enmarca, con una buena orientación, lo que quiero enseñar”. Entonces, sin contratiempos, la salud se dio a la tarea de organizar una gran feria en la que la vida, el disfrute y la educación sobre hábitos saludables de vida fueran los protagonistas. La salud que pensaba diferente, que es hija del Programa de Salud de la Universidad de Antioquia y que hace parte de la estrategia de Atención Primaria en Salud –APS–, llamó Saluda la Feria a su evento. Y pensó en todo, pero inicialmente, en que debía congregar en un mismo espacio a aquellos proyectos que desde distintas dependencias de la U. de A. trabajaban con familias afiliadas al Programa de Salud y con la comunidad universitaria, sobre actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad. Primero fueron cinco iniciativas, con enfoques específicos, y luego muchas más las que le apostaron al bienestar desde diferentes áreas del conocimiento.

14


a 2005

Saluda la Feri

Entonces, como el disfrute era el propósito, a la salud que pensaba diferente le brotaron las ideas: circuitos saludables, obras de teatro, carpas circenses, presentaciones musicales, juegos tradicionales, máquinas del tiempo, atracciones mecánicas, humoristas, bailes y demás actividades pensadas desde una perspectiva saludable para que las familias aprendieran, desde la lúdica y la recreación, que salud no es solo ausencia de enfermedad, sino también bienestar en la cotidianidad.

Para la segunda versión, a la salud se le ocurrió que un gran circo, con música, malabaristas, concursos y demás, sería el medio perfecto para hablarle a las familias sobre sexualidad responsable, alimentación, afecto, el cuidado del corazón y la familia. La gente gozó, rió, pero también aprendió. En su tercera versión, con un viaje en la máquina del tiempo a las edades de Piedra, Antigua, Media, Renacimiento y época actual, la salud que pensaba diferente se convenció de que podía enseñarles a las personas cómo el concepto de salud ha evolucionado a través de las diferentes épocas, y sí que lo logró.

La salud que pensaba diferente se dio cuenta también de que la comunicación era fundamental para poner a marchar su iniciativa, pues la promoción y la participación dependían en gran medida de una buena estrategia de medios. Comunicadores, además, para que canalizaran el denso discurso médico hacia un mensaje claro y cercano a las personas.

Marcus y Evo Lucio, los dos viajeros de la máquina, guiaron a los asistentes por el tiempo explicándoles por qué es posible hablar hoy de un concepto más integrador y colectivo, y les enseñaron las diferencias y similitudes de lo que hoy y antes se apreciaba como saludable.

“Los del área de la salud podemos estar muy convencidos de qué es promoción y prevención, qué es la salud y qué Después, la salud que pensaba diferente propuso que así como es la enfermedad, pero no ella lo hace, la gente debía tenemos las estrategias para comunicarle a la gente, no Feliz quedó la salud que pensaba diferente saborearse su vida, sacándole porque aún exhausta, después de gusto y provecho. Y qué mejor tenemos la forma tan efectiva acompañar a cada una de las personas forma de hacerlo –se dijo– que para llegarle, no sabemos los por las distintas actividades que se inculcando en las personas la mecanismos más precisos programaron, logró que la gente asimilara idea de una sana, provechosa para llegar de una u otra de la mejor forma la idea de que la salud y balanceada alimentación. manera, eso lo saben en es mucho más que no estar enfermos. Así fue la cuarta versión, todo comunicaciones”, recordó un éxito nuevamente. Luis Eybar López, amigo de la salud que pensaba diferente, y quien era coordinador del Programa de Salud en el año “Es una fiesta que ha generado encuentros lúdicos, recreativos, culturales y educativos para la familia, espacios pensados 2005, cuando la Feria apenas comenzaba. para entender la salud como el conjunto de valores y acciones que conllevan al bienestar, al mejoramiento Cuatro ferias, grandes logros La primera versión, la que le dio origen a todo esto, fue una de la calidad de vida y al disfrute sano de la vida misma” Feria en toda la expresión de la palabra. Una gran casa en la dice Edilson Bustamante, confidente de la salud que plazoleta central de la Universidad de Antioquia se convirtió en pensaba diferente, y quien ha sido su mano derecha en el escenario ideal para que los asistentes hicieran un recorrido las cuatro versiones de Saluda la Feria realizadas hasta el momento. Cuatro versiones que hicieron que la salud que lleno de risas, música, teatro y aprendizajes en familia. pensaba diferente tuviera siempre ideas frescas y poco Feliz quedó la salud que pensaba diferente porque aún convencionales para entrar en la intimidad de las familias exhausta, después de acompañar a cada una de las personas y hacerlas pensar sobre hábitos saludables.

15

Saluda la Feria

por las distintas actividades que se programaron, logró que la gente asimilara de la mejor forma su idea sobre la salud. También quedó contenta porque, con este evento, el Programa de Salud logró integrar a diferentes unidades académicas en favor de un mismo objetivo.


a 2007

Saluda la Feri

a 2006

Saluda la Feria

Saluda la Feri

Si lo que buscaba la salud que pensaba diferente era que la gente viera el concepto de salud como una fiesta, como un goce, como algo más cercano y alejado del consultorio, en Santiago Giraldo, quien tiene 19 años y estudia Ingeniería de Sistemas en la Universidad de Antioquia, se resume ese logro. El joven relató que asistió a la primera versión de Saluda la Feria de pura casualidad. Era sábado, 21 de mayo de 2005 y, como cada semana, madrugó a las 8:00 a.m. a su entrenamiento de baloncesto en el semillero de la U. de A. Cuando terminó, mientras cruzaba la plazoleta central, se encontró con un evento que le pareció de todo, menos una Feria: “por lo poco convencional, creímos –él y sus amigos– que era un festival recreativo, o cualquier cosa, menos que fuera una Feria de la Salud”, narró el joven.

Santiago, el joven estudiante, le compartió a sus padres algunas de las cosas que en la Feria aprendió, y asegura que seguirá asistiendo, “como seguí haciéndolo desde ese día”. “Home, quién lo creyera, pasamos bueno, aprendimos bastante y no teníamos ni idea de que eso lo hacían en la Universidad”.

Desde entonces asistió, ya no por casualidad sino en plan de amigos, a las siguientes versiones de Saluda la Feria, organizada por el Programa de Salud, convencido ya de que la salud también es goce, disfrute y bienestar, y no algo blanco enmarcado en las cuatro paredes de un consultorio.

Algo osado, porque era sacar la salud del consultorio y hacerla más cercana a la gente, pero que a punta de trabajo ha sido una tarea altamente calificada de la salud que pensaba diferente, quien rompió los esquemas tradicionales de un evento de salud, volviéndolo una propuesta lúdica, cultural, recreativa, que involucró a miles de participantes.

Apoyo y osadía Cuatro años de trabajo incansable de la salud que pensaba diferente han dado sus frutos, tan maduros que, según Luis Eybar, el Programa de Salud se ha posicionado como “pionero y ejemplo en el país entero entre sistemas universitarios de seguridad social, en lograr un concepto más preventivo que curativo del enfoque de la salud”.

Cuatro versiones que hicieron que la salud que pensaba diferente tuviera siempre ideas frescas y poco convencionales para entrar en la intimidad de las familias y hacerlas pensar sobre hábitos saludables.

“Se convirtió en un excelente plan para compartir durante todo un día con los amigos y la familia; es como una fiesta que nadie se quiere perder, una fiesta temática que tiene como eje central la salud entendida como un todo”, afirmó Edilson Bustamante.

16


a 2008

La feria en cifras Cinco mil personas en la primera versión, 14 mil y 15 mil en la segunda y tercera –respectivamente–, y 23 mil en la más reciente, han pasado desde el 2005 por las cuatro versiones que se han realizado de Saluda la Feria, hija consentida del Programa de Salud. Cifras nunca esperadas por la salud que pensaba diferente, y que hoy la dejan satisfecha.

2005 - Feria familiar por tu salud 5.000 asistentes

“Un evento espectacular por como se ha manejado el concepto de la salud, entendida como el bienestar físico, social y mental de las personas. Yo creo que en ese sentido sí que hemos impactado no solamente a los afiliados sino a la población universitaria”, destacó Marta Taborda, Jefa del Departamento de Seguridad Social de la Universidad de Antioquia y quien desde sus inicios le ha apostado a una iniciativa que también ha posicionado al Programa de Salud.

2006 - Saluda la Feria La salud es cuestión de equilibrio 14.000 asistentes

2007 - Saluda la Feria La salud evoluciona 15.000 asistentes

Como la salud que pensaba diferente es bastante inteligente, supo y se sostiene en que los resultados también se verán a largo plazo. Está dispuesta a esperar lo que sea necesario por lo feliz y motivada que se encuentra. Pues fue una idea interesante que un día se le pasó por la cabeza y que por fortuna pudo materializar en un espacio universitario, como lo es la U. de A., que ha sido propicio para difundir su mensaje año tras año.

2008 - Saluda la Feria Saboréate la vida 23.000 asistentes

17

Saluda la Feria

Saluda la Feri


Por Eliana Tamayo Mejía

Medios Saluda

En el periódico y en el portal Saluda, al calor de un tinto, se comparten las historias de los afiliados al Programa de Salud.

“A

spiramos a que esta lectura llegue a tu familia, entre en tu casa, se siente en tu comedor, deguste lo que cocinás, sienta el calor de la alcoba y lo mejor, sume sus historias a tu decisión de tener un hogar cada vez más saludable, un hogar abrazado por un Programa hecho y pensado para todos sus afiliados”. Estas fueron algunas de las palabras del editorial de la primera edición de Saluda, un periódico que se publicó por primera vez en junio de 2006 y que hoy, tres años y 23 ediciones después, se ha convertido en un espacio saludable y amigable para todas las familias afiliadas al Programa de Salud de la Universidad de Antioquia.

(2006) era el coordinador del Programa de Salud, se planteó la necesidad inicial, acorde con los principios de la Atención Primaria en Salud –APS– de tener unos canales de comunicación con los usuarios que permitieran un acercamiento ágil y fluido. Fue así como surgió la idea de que el Programa de Salud tuviera una plataforma de comunicaciones que apoyara la estrategia APS, compuesta por cinco componentes básicos: el periódico y el portal Saluda, el sistema de carteleras, la actualización de base de datos de los afiliados y Saluda la Feria. “Esta Plataforma ha gozado del reconocimiento de los afiliados y de la academia, y se ha convertido en un elemento fundamental del Programa de Salud” dijo el doctor John Jairo, quien agregó que “el propósito de esta iniciativa se ha logrado con creces, pues al comienzo nadie se imaginó que tuviese un alcance tan magnífico. Todos los objetivos se han logrado y hoy es casi imposible imaginar al Programa de Salud sin la Plataforma”.

Este medio, que nació por iniciativa del Programa de Salud con el apoyo de la Facultad de Comunicaciones, se pensó inicialmente como un boletín que tuviese como objetivo principal promocionar la salud y prevenir la enfermedad, pero, para fortuna de todos, la idea tuvo tanta fuerza y tanto amor en su concepción, que se publicó como un medio “grande” y fortalecido, como un periódico que hoy es reconocido, leído y reclamado por los afiliados.

Los protagonistas La idea de llegarles a las familias, de entrar en sus casas y de contribuir en la construcción de hogares más saludables, se ha materializado gracias a las mismas familias, a sus historias y a todo lo que han compartido con los periodistas de Saluda, a quienes les han abierto

La Plataforma De acuerdo con el doctor John Jairo Orozco Giraldo, uno de los promotores del periódico y quien en sus inicios

18


Número de visitas El siguiente es el reporte de visitas del portal Saluda entre octubre de 2008 y febrero de 2009, donde se obtuvo un total de 1.744 visitas, así: Octubre Noviembre Diciembre Enero Febrero

Ésta ha sido, por decirlo así, la forma más exitosa de llevar el mensaje a los todos los lectores: eligiendo como protagonistas a los mismos afiliados al Programa de Salud, quienes se ven a sí mismos y a sus compañeros de trabajo en las páginas de estos dos medios de comunicación.

348 290 260 365 415

Durante esta época, el portal fue visitado en Colombia, principalmente desde Medellín, seguida por Bogotá, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. En el reporte de visitas internacionales se encuentran países como España, Estados Unidos, México, Alemania y Perú, en su respectivo orden.

Es el caso, por ejemplo, de los Molina, una familia que compartió su historia a través de Saluda, donde relató que en su casa todos están a dieta desde hace años para ayudarle a don Elkin, un pensionado de la Universidad de Antioquia y docente de Bacteriología, que desde 1992 sufre una deficiencia cardiaca. “Todos le llevamos el ritmo de la alimentación, acá no se hace comida para varios, es una sola”, dijo Esteban, el hijo menor, al hablar de los cuidados de su padre, quien tiene una dieta especial baja en grasas, en harinas y en sal.

se puede usar un lenguaje coercitivo, sino más bien sugestivo, en el que se enfatice en el bienestar y en las ventajas de actuar siempre con conciencia y moderación”, indicó Juan Carlos Luján, editor del impreso desde sus inicios hasta el pasado mes de abril.

Con historias como esta se quiere mostrar a los lectores que todos tenemos una gran responsabilidad con nuestra salud y con la de nuestra familia, y que esto es más sencillo de lo que parece, solo basta buena voluntad y suficiente amor propio y amor por quienes nos rodean.

Portal

Gracias al éxito del periódico, se decidió publicar el portal (http://saluda.udea.edu.co), con información muy similar a la del impreso, pero dirigida a un público más amplio, en el que continuamente los navegantes de la web pueden encontrar temas variados sobre promoción de la salud y prevención de la enfermedad, en secciones como: Desde el consultorio, Salud al trabajo, Salud mental, Familia, Especiales, Autocuidado, Actividad física, Agenda y Noticias.

“Desde el comienzo, el doctor John Jairo y la doctora Marta Taborda creyeron en este proceso, en la comunicación y en la gente, convencidos de que para crear una cultura de salud no

Desde el periódico Buen provecho, Sanamente, Peinando canas, Queré tu cuerpo, Ahí tenés los tenis, Vos y la voz de tu familia y Buen pálpito, son algunas de las secciones de este impreso que está dirigido a una población diversa: jóvenes, adultos, adultos mayores, hombres y mujeres, en el que se desarrollan contenidos atractivos para todos, con un lenguaje muy cercano. Ni el “tú” tan confianzudo, ni el “usted” tan lejano. Por eso se optó por el “vos”, pues es más usual en las familias antioqueñas.

“En este momento no se puede pensar el portal sin el periódico, son como un buen matrimonio que se complementa”, expresó Juan Carlos Luján. Al comienzo de todo este proceso, fueron muchos los trasnochos, las ideas para el diseño, las controversias por el lenguaje más adecuado, pero finalmente se logró crear un periódico y un portal que hoy tienen muy buena acogida por parte de la comunidad universitaria, y que cumplen con su objetivo fundamental: llevarles a sus lectores un mensaje positivo, amable y cercano, acorde con los principios del Programa de Salud.

De esta forma, el periódico busca generar la cultura del bienestar físico y mental y la conciencia de la corresponsabilidad del afiliado en su salud y en la de su familia, y es así como temas como el disfrute del tiempo libre, los abuelos, el cuidado de los hijos, la alimentación balanceada, el deporte y hasta la Navidad en familia, han ocupado las páginas principales del periódico.

Bien lo dijo el Rector de la Universidad, Alberto Uribe Correa, en el editorial de la edición 22 del periódico: “Estrategias como la de Atención Primaria en Salud nos permiten estar más cerca del valioso núcleo familiar e irrigar conductas y maneras de autocuidado que redunden en el bienestar individual y colectivo”. Para eso sirven, también, estos medios de comunicación.

19

Medios Saluda

las puertas de sus casas para que ellos entren, se tomen un tinto, los escuchen y luego publiquen sus experiencias saludables en el periódico o en el portal.


Salud al trabajo

Por Margarita Isaza Velásquez

Edición tras edición, Max y Mo, dos amigos inseparables, han llevado a los lectores de Saluda por diferentes temas relacionados con la salud ocupacional. Por esta vez, nos salimos un poco de las viñetas del cómic y le contamos la historia desde el principio.

M

ax no cabía de la dicha. Había pasado largo tiempo esperando a que su nombre saliera favorecido en el proceso de selección al que se había inscrito. Por eso, se puso su pinta nueva y llegó con una carpeta debajo del brazo para entregar sus papeles en la oficina de Relaciones Laborales y posesionarse como docente. Cuando llegó a la puerta de la oficina, lo recibieron con una noticia: debía hacerse un examen médico para detectar factores de riesgo que pudieran afectarlo en su vida laboral dentro del Alma Máter. Max se presentó ante el doctor que le asignó el Programa de Riesgos Ocupacionales, y allí, luego de algunos estudios, le dijeron que sufría de una alteración en el hígado, por lo que debía cuidarse de no manipular sustancias químicas que le pudieran causar algún daño hepático. Aunque Max se asustó un poquito con ese diagnóstico, salió muy contento porque le entregaron el papel que le faltaba para completar su proceso de vinculación: el certificado de aptitud laboral que expidió el doctor, en donde constaba que Max sí podía desempeñar bien sus funciones como nuevo docente de la Universidad de Antioquia. Eso sí, además del certificado, Max aprendió los

consejos del doctor para su autocuidado, sobre todo con la recomendación sobre su hígado. Y fue ahí, en ese momento, cuando apareció Mo, ese amigo que había conocido hacía muchos años. Mo sí que se puso feliz de ver a Max, porque ya los dos iban a ser compañeros de trabajo, aunque en distintas facultades. Iban a poder, de ahora en adelante, almorzar juntos y contarse las cosas del trabajo, en una que otra pausa activa o en algún partido de fútbol. Por eso, Mo le recordó a Max que ya era hora de ir a la inducción Vivamos la universidad, en que le iban a mostrar cómo era todo en el Alma Máter, en dónde quedaban todos los lugares importantes y seguro le iban a hablar de varios asuntos relacionados con su seguridad laboral. Pues sí que Max fue a la charla y apuntó todo lo que le comentaron sobre qué era la Aseguradora de Riesgos Profesionales, cómo podía afiliarse al Programa de Salud y a un fondo de pensiones y, en fin, qué era todo eso que sonaba a letras y que antes no tenía idea de cómo funcionaba. Y después de un largo rato, aparecieron unas palabras que a Max le llamaron mucho la atención: Salud Ocupacional (es

20


Comité de la facultad y siguió con su proceso de vinculación a la universidad.

decir, aquella que busca fomentar la cultura del autocuidado para prevenir y controlar los riesgos en el trabajo). Eso sí que era desconocido para él, pues donde trabajaba antes nunca le habían comentado que eso existía. En la charla, le hablaron de cuál era la política de la Universidad de Antioquia en ese aspecto, le dijeron cómo se trataba la salud dentro de los ambientes laborales y le indicaron cómo debían ser los procedimientos si en algún momento tenía un accidente laboral o si, por ejemplo, debía adecuar su puesto de trabajo por algún problema de visión o de columna. Al salir de allí, Max se había quedado de encontrar con Mo en la cafetería de la Facultad de Artes. Se tomaron un tinto y se pusieron a conversar, como hace tiempo no lo hacían.

Sin embargo, como nadie está exento de que algo suceda en el aula, Max olvidó seguir las reglas en la manipulación de una sustancia, y hasta los alumnos gritaron cuando vieron que al ojo del profesor le había caído un líquido oscuro.

Mo escuchó de Max todo el proceso que él ya había vivido cuando fue vinculado como docente.

Ahí mismo, Max se lavó según las reglas que sabía —¿Y ya te metiste al portal Saluda? El Programa de Riesgos Ocupacionales y aunque lloró del dolor, los —Ah, pues es que todavía no crea en el 2008 la estrategia Salud al mismos alumnos llamaron he tenido tiempo. Pero apenas trabajo, la cual se dirige a todos los al Área protegida marcando empleados de la Universidad, así no *123, donde se encargaron pueda, es lo primero que voy a sean afiliados al Programa de Salud. de atenderlo y de remitirlo al hacer, porque me dijeron que médico de la ARP. Lo que Max ahí uno podía encontrar temas sí hizo, tan pronto como pudo, muy interesantes sobre salud fue reportar el accidente de en la oficina y en la casa, y sobre un montón de cosas que le sirven también a la familia. Ahorita trabajo, pues con eso, como se lo habían dicho en la inducción, pudo recibir un tratamiento sin ningún costo para él. me das bien la dirección. Al rato, Max anotó http://saluda.udea.edu.co y quedó de mirar bien la página para enterarse de cómo es la movida con la salud ocupacional, que se apoya en la estrategia Salud al trabajo, y también con el Programa de Salud.

Después de que lo reportó, el Comité Paritario de Salud Ocupacional, Copaso, investigó lo que había pasado y recomendó a la unidad académica las medidas para que el accidente no les fuera a pasar a otras personas.

Luego de despedirse de Mo, Max llegó al bloque y allí le mostraron cómo estaban demarcadas las áreas en la facultad y cuál era el panorama de riesgos que tenían. Lo llevaron hasta los laboratorios y allá le enseñaron los protocolos de uso de equipos y de prácticas; lo pasearon por las aulas, las oficinas y los pasillos y hasta le ofrecieron que se inscribiera en el Comité de Emergencias de la facultad.

Ya Max por fin se recuperó y pudo seguir dictando clases. Está feliz como docente, porque se siente acompañado en su trabajo. Se imagina cómo será el futuro. Sobre eso, alguna vez Mo le dijo que debía equilibrar su vida laboral con la vida social, porque a la hora del retiro, dentro de muchos años, él debía emprender una nueva vida, sin estrés de preguntarse qué hacer con sus mañanas o a qué dedicarse en esas tardes que hoy ocupa dictando clases.

—¿Y eso qué es? ¿Es que aquí hay emergencias? —preguntó Max con mucha inocencia. —Pues claro, ¿no ves que esto es un espacio en el que pueden suceder muchas cosas y todos tenemos que estar preparados para protegernos en caso de que haya un incendio, alguien tenga una emergencia médica, tengamos que salir del bloque o debamos cuidar alguna situación específica? Sin mucha charla, a Max lo convenció la idea de meterse al

Por ahora, la Universidad de Antioquia seguirá siendo la casa de Max y de Mo, esos dos amigos inseparables que nos seguirán enseñando sobre la salud en el trabajo y la protección que se debe tener para continuar una vida laboral sana y llena de satisfacciones.

21

Salud al trabajo

Desde entonces, en cada espacio, Max siempre procura que él y sus alumnos sigan todos los protocolos para protegerse de los factores de riesgo que hay en las aulas y laboratorios, así como está pendiente de escoger siempre la vía más apropiada para enseñar en sus clases, teniendo en cuenta los equipos de protección personal, las sustancias que pueden afectarlos, la demarcación de los lugares y, en fin, todo lo que significa “estar sano” y trabajar en un “ambiente seguro”.


Estrategia APS

Para terminar, como Programa de Salud asumimos el ejercicio de mirar hacia el interior e identificamos varios aspectos que sin duda son claves para darle continuidad a la estrategia de Atención Primaria en Salud –APS–.

•R

econocimos las necesidades particulares de las familias afiliadas. Durante estos cuatro años, la cercanía a ellas, a sus intereses y requerimientos para ser partícipes en este proceso, nos han demostrado la importancia de llegar al espacio más importante: la familia, eje articulador y base de cualquier propuesta que se plantee como una ruta a seguir.

• Retroalimentamos a los equipos de trabajo de la Plataforma, lo que nos ha permitido mejorar la capacidad de escucha y observación de los contextos y realidades que inciden en el bienestar de la comunidad universitaria.

• Direccionamos clara y estratégicamente los objetivos y las actividades teniendo en cuenta el plan de beneficios del Programa de Salud, las características de la población afiliada y el camino avanzado al adoptar el enfoque de APS como estrategia de salud que se implementa a nivel mundial, como complemento de los modelos asistenciales tradicionales, para dar paso a la cultura del autocuidado y el empoderamiento por parte de los participantes de sus prácticas de salud. • Fortalecimos la estrategia comunicacional y educativa, permitiendo que más personas y familias participen en la toma de decisiones que favorezcan su salud y que así puedan determinar la información que desean y necesitan conocer.

ncias que se viven en cesidades y experie ne as nt sti di las a iliar. Esta visión sponda foque de ciclo vital fam r un proceso que re en ra un ne cia ge ha de s o ne io im cc án omentos de la s intera Con el en cada uno de los m milia reestructura su en Fa viv En se a, e vid qu la es de ad a sid nece venes y adultos cada etap Salud identifique las escentes, adultos jó ol de ad a n m ra co , og es Pr lar el co e es s depende ilias permitirá qu s distintas, de las cuale de la pareja, las fam n iva ió ut ac ol rm ev fo as la re o ta ir m co um vida familiar, ferentes y exige as apa presenta retos di mayores, pues cada et tegrantes. crecimiento de sus in y llo rro sa de no sa el

La familia crece y se

expande

22


Teniendo en cuenta que la estrategia se compone de dos procesos, En Familia y Saluda, y que este año busca consolidarse y ser reconocida en la Universidad y entre otras instituciones en el ámbito local, nacional e internacional, el Programa de Salud propone algunos ejes de trabajo para el 2009, que además respondan a la experiencia recogida y evaluada por las familias y empleados participantes en cada proceso:

Fortalecer la estrategia APS como un complemento al modelo asistencial. Involucrar la mayor cantidad de unidades académicas y dependencias posibles para que se consolide como una experiencia interdisciplinaria, en la que los estudiantes, docentes, egresados y otros profesionales aporten desde sus áreas de conocimiento al bienestar de la comunidad.

2

Socializar la experiencia de la estrategia APS e intercambiar conocimientos con otros proyectos. Revisar y acercarse a otras propuestas en Atención Primaria en Salud en la ciudad, además de presentar la estrategia en escenarios internacionales como el VI Congreso Internacional de Salud Pública y la IV Conferencia Latinoamericana de Promoción y Educación para la salud, eventos organizados por la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia.

3

Sistematizar la experiencia. Evaluar y sistematizar el proceso nos servirá para conocer cómo hemos desarrollado la estrategia hasta el momento, desde su concepción e inicio, desde los equipos de trabajo que la componen, y sobre todo desde la vivencia de las familias y la comunidad universitaria que ha sido partícipe. Así, podremos medir el impacto en el estado de salud a mediano y largo plazo, a partir de un diagnóstico inicial y de una experiencia consolidada.

4

Capacitar a los equipos de trabajo con el enfoque de la APS. Diseñar y ejecutar una serie de capacitaciones en Atención Primaria en Salud, para que exista claridad en las acciones planeadas y ejecutadas, de modo que los participantes del proceso puedan orientar sus interacciones al trabajo comunitario.

Finalmente, la invitación es para que todos los afiliados, comunidad universitaria y público en general, interesados en conocer más o compartir ideas relacionadas con la Atención Primaria en Salud, se acerquen a la coordinación del Programa de Salud de la Universidad de Antioquia, Bloque 22, of. 340, o a Facultad de Comunicaciones, Bloque 12, of.134.

Los contactos son: En el Programa de Salud: doctor Luis Bayron Gil Londoño. Tel. 2198410. En la Facultad de Comunicaciones: Sandra Milena Jiménez Vargas, Sandra Milena Montoya Hincapié. Tel. 2198928.

prender y aplicar decir, aparte de com es l, ria ito ed n ió ac ur rmitan al lector truct o un proceso de rees rar procesos que le pe ad ne ici ge in n án ar ha sc da bu lu , Sa no s cerca integral de las Los medio r un lenguaje claro y participa hace parte e va er qu ns la co en de n S, ció AP ac el enfoque de d de Antioquia. mprender que cada tos entregados y co Salud de la Universida de a m ra og Pr el ce hacer uso de los da e le ofre oción de la salud qu estrategias de prom

Saluda

23

Estrategia APS

1


Saluda Edición Especial  

Diseño y diagramación de Saluda No. 23 en formato revista para su edición especial.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you