Page 2

CAPÍTULO 1

La relación con la gran potencia

Dejar de ser México En la conclusión de su célebre “La crisis de México”,1 ensayo publicado en 1947, Daniel Cosío Villegas advirtió que México iría a la deriva de no reconocerse, y remediarse, la crisis política y moral en que había caído al iniciarse la consolidación del régimen que sustituyó al porfirista. Negada por muchos, tal crisis era resultado del agotamiento de las metas de la Revolución mexicana: se había llegado al punto de “que el término mismo de revolución carece ya de sentido”, de modo que el país renovaba el compromiso con el proyecto de una nación más justa o estaría perdido. Podría, como último recurso, “confiar su porvenir a Estados Unidos”, lo que quizá resolvería algunos de sus problemas de índole económica, pero en “la justa medida en que su vida venga de fuera” México dejaría de ser México. Cosío Villegas no ahondó en el contenido de su profecía. Sin embargo, a 66 años de distancia de ella, estamos en posibilidad de detallar si se cumplió mediante el simple método de registrar y evaluar lo que ha significado el “confiar” la solución de algunos de nuestros grandes problemas a las directrices y las soluciones propuestas por, o negociadas con, Estados Unidos. Como presidente, Miguel Alemán Valdés (1946-1952) se mostró bastante obsequioso frente a Washington, pero sin abrir plenamente la economía mexicana al capital y al comercio con el vecino del norte. En los siguientes cinco sexenios la semiindependencia alcanzada para México por su revolución se mantuvo con altas y bajas, pero las crisis económicas de finales de los sexenios presididos por 19

Meyer_distopía.indd 19

26/08/16 8:24 p.m.

Profile for Aristegui Noticias

DISTOPÍA MEXICANA  

Lorenzo Meyer

DISTOPÍA MEXICANA  

Lorenzo Meyer

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded