Page 1

Arique Revista de poesía No. 15 Noviembre 2004-Junio 2005

Fredo Arias de la Canal * Rubén Darío * León Felipe Hubert Gil Cambra * Francisco Henríquez * Miladis Hernández Odalys Leyva Rosabal * Irene Mayoral * Ricardo del Monte Raúl Tápanes López


Definiciones ARIQUE.– N.s.m. – Voz. ind. – Tira de Yagua para atar o asegurar cualquier cosa; a cuyo efecto se moja la Yagua haciéndola más flexible. YAGUA.– N.s.f. – Voz ind. – Produccion que a manera de cuero o corteza cubre la parte superior de la Palma Rela (...) Esteban Pichardo Diccionario provincial casi razonado de vozes y frases cubanas (1875) (...) para nosotros, americanos, el mito es una búsqueda, una anhelante y desesperada persecución. Mito y lenguaje están para nosotros muy unidos, no pueden ser nunca recreación, sino verbo naciente, ascua, epifanía. tenemos que situar y crear un rostro en el fuego, en el aire, en el agua, en el remolino que asciende. José Lezama Lima Introducción a Esfera Imagen (1970)

Sumario

Arique Revista de poesía Noviembre 2004Junio 2005 Edición artesanal de muy limitada tirada, sólo para el intercambio con poetas amigos En internet: http://arique.iespana.es Para correpondencia: Iván Suárez Merlín Calle 336 No. 10506 e/ 105 y 107, Naranjal Norte Matanzas, Cuba El título Arique es una idea original de Angel Antonio Moreno

- La filosofía dinámica de Cervantes a Ortega/ Fredo Arias de la Canal/ pág.4 - Letanía de nuestro señor don Quijote/ Rubén Daríoa/ pág. 10 - Vencidos.../ León Felipe/ pág. 12 - XX/ Irene Mayoral/ pág. 14 - Carta abierta para el Ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha/ Irene Mayoral/ pág. 15 - Ricardo del Monte y Rocío/ José Lezama Lima/ pág. 16 - Quijote/ Miladis Hernández Acosta/ pág. 19 - Quijotismo/ Hubert Gil Cambra/ pág. 20 - No soy el Quijote, una vez le conocí/ Odalys Leyva Rosabal/ pág. 21 - De bachilleres, poetas y túneles como calendarios/ Raúl Tápanes López/ pág. 22 - A Don Quijote/ Francisco Henríquez/ pág. 24 - Fredo Arias de la Canal/ pág. 25 - Café mezclado/ A. Croa/ pág. 26 - Los poetas/ pág. 30


En este número

Fredo Arias de la Canal Rubén Darío León Felipe Hubert Gil Cambra Francisco Henríquez Miladis Hernández Odalys Leyva Rosabal Irene Mayoral Ricardo del Monte Raúl Tápanes López En homenaje al 400 Aniversario de El Quijote


FREDO ARIAS DE LA CANAL LA FILOSOFÍA DINÁMICA DE CERVANTES A ORTEGA (1969) ¡Cervantes –un paciente hidalgo que es cribió un libro- se halla sentado en los elíseos prados hace tres siglos, y aguar da, repartiendo en derredor melancóli cas miradas, a que nazca un nieto capaz de entenderle! José Ortega y Gasset Meditaciones del Quijote (1914)

I. Yo Meditaba profundamente Ortega sobre el Quijote, hipnotizado quizá por el paisaje aledaño a El Escorial, buscando en la vida del Ingenioso Hidalgo, algún indicio que lo condujera hacia el planteamiento de la razón vital: aspiración ineludible de todo filósofo. Poco tiempo después vio la luz su libro Meditaciones del Quijote. El Cogito, ergo sum, o “Pienso, luego existo” de Descartes, es el pensamiento que establece una razón vital estática de la filosofía, mas Ortega con su “Yo soy yo y mi circunstancia“, crea la filosofía “...más dinámica en la Historia”.1 Para que representara su heroico papel Quijana, Cervantes le creó un cúmulo de circunstancias2 que le orillaron a salir ...por la puerta falsa de un corral para empezar su gloriosa aventura ...por el antiguo y conocido campo de Montiel3(II, Iª).

II. Heroísmo Con su filosofía nos demuestra Ortega que “Entre los muchos haceres posibles hay un solo quehacer. El empeño del hombre es lograr que su hacer coincida con su quehacer. El hombre, entre sus varios seres posibles encuentra uno que es su auténtico ser. Y a la voz que le llama a ese auténtico ser, es a lo que llamamos vocación“. “Sólo se vive a sí mismo, sólo vive de verdad el que vive su vocación“. También nos afirma que el heroísmo “consiste en ser uno mismo... Y ese querer ser . La raíz de lo heroico hállase, pues, en un acto real de voluntad“. “El héroe anticipa el porvenir y a él apela. El no dice que 4 arique


él mismo es la heroicidad“. Y como “Héroe es quien quiere ser el mismo. La raíz de lo heroico hállase, pues, en un acto real de voluntad. El héroe anticipa el porvenir y a él apela. El no dice que sea, sino que quiere ser“. Cervantes utiliza el factor: locura imaginativa4, haciendo que el Honrado Hidalgo se encuentre a sí mismo, creándole vocación de Caballero andante, y irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras. (I, 1ª). Al encontrar Alonso su auténtico ser, sale de su casa ...con grandísimo contento y alborozo de ver con cuanta facilidad había dado principio a su buen deseo. (II, 1ª). Más convencido no podía estar de su heroísmo cuando le responde a Pedro Alonso su vecino Yo sé quién soy, y sé qué puedo ser... (V,1ª). Luego, en uno de sus consejos a Sancho, le previene ...has de poner ojos en quién eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse (XLII, 2ª).

YO O SÉ SÉ QUIÉN QUIÉN SOY SOY, Y Y SÉ SÉ QUÉ QUÉ PUEDO PUEDO SER SER III. El tiempo Nos explica Ortega que “La vida que nos es dada tiene sus minutos contados y, además, nos es dada vacía. Queramos o no, tenemos que ocuparla. Por ello la sustancia de cada vida reside en sus ocupaciones“. “El hombre debe de inventarse sus quehaceres, mas como la duración de la vida es limitada, la vida es prisa. Es menester escoger un programa de existencia, renunciando a todos los demás y prefiriendo unos a otros, para así componer la novela de nuestra vida“. Al escribir Cervantes la novela de la vida de su hijastro, nos da claramente a entender que la vida es prisa, cuando narra ...no quiso aguardar más tiempo a poner en efecto su pensamiento, apretándole a ello la falta que él pensaba que hacía en el mundo su tardanza (II, 1ª). Es radical el Manchego cuando renunciando a todo, escoge un programa de existencia y afirma Caballero andante he de morir (I, 2ª). Más tarde le confiesa a Sancho Yo nací para vivir muriendo... (LIX, 2ª).

arique 5


IV. Vida Definiendo el concepto de la “teoría de las generaciones históricas“, nos dice Ortega, que “Vivir es lo que hacemos y lo que nos pasa en nuestra circunstancia“. Nos señala que la vida es un Faciendum y no un Factum. Y que “La vida nos es dada, pero no nos es dada hecha, sino que necesitamos hacérnosla nosotros...” En La rebelión de las masas, nos expone “...distinguíamos al hombre excelente del hombre vulgar, diciendo que aquél es el que exige mucho de sí mismo, y éste, el que no exige nada...” Y que “Vivir es sentirse fatalmente forzado a ejercitar la libertad, a decidir lo que vamos a ser en este mundo“. “Toda vida es lucha, el esfuerzo por ser sí misma“. Cervantes lleva al extremo, con la sutileza de su hechizada pluma, la vida de Alonso Quijano “el Bueno”, para que uno se percate, mediante sus extravagancias, de que cada hombre es el forjador de su propia historia cuanto más, que cada uno es hijo de sus obras (IV, 1ª). Luego el personaje prosigue ...mas el trabajo, la inquietud y las armas sólo se inventaron e hicieron para aquellos que el mundo llama caballeros andantes (XIII, 1ª). Y aconseja: Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro, si no hace más que otro (XVIII, 1ª). El Ilustre Caballero se sintió fatalmente forzado a decidir sus quehaceres ...según eran los agravios que pensaba deshacer, tuertos que enderezar, sinrazones que enmendar, y abusos que mejorar, y deudas que satisfacer (II, 1ª).

V. Destino Ortega nos señala el camino para encontrar nuestra vocación “...como medio para realizar nuestro propio, personal e insustituible destino”. Y nos afirma “Pocas lecturas me han movido tanto como esas historias donde el héroe avanza raudo y recto, como un dardo, hacia una meta gloriosa”. Exclamando “Desdichada la raza que no hace un alto en la encrucijada antes de proseguir su ruta, que no se hace un problema de su propia intimidad, que no siente la heroica necesidad de justificar su destino”. El filósofo reflexiona: “Pero acaso, lleva razón Nietzsche cuando nos envía su grito: ¡Vivid en peligro!”.

6 arique


Cervantes establece claramente ese objetivo histórico para Alonso Quesada, cuando refiriéndose a él, dice ...y poniéndose en ocasiones y peligros donde acabándolos cobrase eterno nombre y fama (I, 1ª). En su soliloquio, éste le desea la misma suerte a su padrastro, preguntándose ¿Quién duda sino que en los venideros tiempos, cuando salga a la luz la verdadera historia de mis famosos hechos, que el sabio que los escribiere...? (II, 1ª). Más tarde le contesta al canónigo, que la fama ...ha de poner su nombre en el templo de la inmortalidad, para que sirva de ejemplo y dechado en los venideros siglos... (XLVII, 1ª). Al salir el caballero de los Leones de Barcelona, le afirma a su escudero ...cada uno es artífice de su ventura. Yo lo he sido de la mía. (LXVI, 2ª). Ya cuerdo y al borde de la muerte, le replica al Bachiller, que los cuentos ...de hasta aquí, que han sido verdaderos en mi daño, los ha de volver mi muerte, con ayuda del cielo en mi provecho (LXXIV, 2ª).

C ADA ADA UNO UNO ES ES ARTÍ ARTÍFICE FICE DE DE SU SU VENTURA VENTURA. YO O LO LO HE HE SIDO SIDO DE DE LA LA MÍA MÍA VI. Claridad Ortega nos confiesa “Mi vocación era el pensamiento, el afán de claridad sobre las cosas”. En él, de inmediato nos seduce la claridad y elegancia de su exposición. Para él “La claridad es la cortesía del filósofo”. Y “Toda labor de cultura es una interpretación, esclarecimiento, explicación o exégesis de la vida”. “Cultura no es la vida toda, sino sólo el momento de seguridad, de firmeza, de claridad”. “Claridad no es vida, pero es la plenitud de la vida”. “El hombre tiene una misión de claridad sobre la Tierra”. Sobre la claridad su amigo le previene a Cervantes ...sino procurar que a la llana, con palabras significantes, honestas y bien colocadas, salga vuestra oración y período sonoro y festivo, pintando en todo lo que alcazáredes y fuere posible, dando a entender vuestros conceptos, sin intrincarlos y escurecerlos. (Prólogo de la Primera Parte). arique 7


VII. Shakespeare y Cervantes Muy a menudo se ha tratado confrontar la obra literaria de Cervantes con la de Shakespeare, lo cual no sólo lo considero difícil sino imposible, por el hecho obvio de que ambas son sensiblemente disímiles, en cuanto a su proyección estética se refiere. “Shakespeare se explica siempre a sí mismo”5 mediante sus obras, es fácil entenderlo, no esconde nada, no puede ni quiere esconder nada. Sus obras son superficiales, podríamos decir, desde este ángulo. Sin embargo, Cervantes no se explica a sí mismo a través de su obra, más que para aquellos pocos, que en lugar de leerla nada más, la mediten, la digieran; para comprenderla un tanto más, y no del todo.¡Qué paradójico es haber creado una obra de esta envergadura, para un mundo sensual como el hispánico, poco dado a la reflexión! El de Stratford on Avon, es un gran psicólogo de su época, supremo juglar de las emociones humanas, y magnífico versificador, si se tienen en cuenta los “...redobles de pronunciación exigidos a los labios y a los dientes del norte”, como dijera Castelar; razón por la cual tuvo don Guillermo que hacer uso del “Blank Verse”. Fue sin duda este dramaturgo, un genio en su especialidad. El primero en novelar en lengua castellana, al escribir con exquisita prosa el Quijote, logra crear un personaje tan real, que irónicamente amenaza con desplazarlo en fama. No sólo tan real sino tan peculiar, que “quijotismo” tiene una acepción y “cervantismo” otra muy diferente. Es la personalidad del Caballero de la Triste Figura tan sublime, que se convierte en la de un cristo español que le es plasmada su vida en el libro, que subconscientemente deviene la biblia del mundo hispánico, debido principalmente a que desarrolla una filosofía dinámica de la razón vital, a que es el que “...mayor cúmulo de alusiones simbólicas hace al sentido universal de la vida”6 , y el que transpira constantemente un ferviente “anhelo de libertad”.7 Es el libro que el hispanista necesita leer para aprender a vivir y a meditar para proyectar su intelecto; es el que le da luz a su espíritu para facilitarle el conocimiento de sí mismo, para que tenga la voluntad de decidir su proyecto de vida futura, y para que se esfuerce en ser hijo de sus propias virtudes.8 8 arique


Colofón Don Miguel de Cervantes Saavedra, espíritu universal, que a través de su obra maestra: El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, plantea a la humanidad por vez primera en la historia, hace poco más de tres siglos y medio, la esencia filosófica dinámica de la razón vital del hombre; que José Ortega y Gasset logró captar para poder fundamentar su axioma “Yo soy yo y mi circunstancia”. _________

Notas 1 Más que un hombre un castillo. Ensayo del Dr. Félix Martí Ibáñez, editor de MD en Español. Noviembre 1968. 2 Nos dice Américo Castro que “Don Quijote, solo y aislado no valdría ni para un relato de escasas páginas”. (Prólogo de El Quijote. Editorial Porrúa México 1974). 3 “Vista de cerca, su locura es un pretexto bien ideado para correr mundo y meterse en varios líos, diversos y remediables”. (Don Quijote. Retratos 1916. Giovanni Papini). 4 “...en vida de don Quijote que oyéndole discursos de entendimiento, teníanle todos por hombre discretísimo y muy cuerdo, mas llegando a lo de imaginativa, donde tenía la lesión, admirábanse todos de su locura, verdaderamente admirable”. (Vida de Don Quijote y Sancho. Miguel de Unamuno. Cap. I). 5 C.F. Hebbel (1813-63). (Ensayos de crítica literaria). 6 Meditaciones del Quijote (José Ortega y Gasset). 7 Américo Castro. Op. Cit. 8 Refiriéndose Unamuno a “La Ley de la Partida”, nos dice que hijodalgo quiere decir “Descendiente del que hizo alguna extraña virtud”.(Vida de Don Quijote y Sancho. Cap. I).

arique 9


Rubén Darío

Letanía de nuestro señor don Quijote (fragmentos) A (Francisco) Navarro Ledesma

Rey de los hidalgos, señor de los tristes, que de fuerza alientas y de ensueños vistes, coronado de áureo yelmo de ilusión; que nadie ha podido vencer todavía, por la adarga al brazo, toda fantasía, y la lanza en ristre, toda corazón. Noble peregrino de los peregrinos, que sacrificaste todos los caminos con el paso augusto de tu heroicidad, contra las certezas, contra las conciencias y contra las leyes y contra las ciencias, contra la mentira, contra la verdad... ¡Caballero errante de los caballeros, varón de varones, príncipe de fieros, par entre los pares, maestro, salud! ¡Salud, porque juzgo que hoy muy poca tienes, entre los aplausos o entre los desdenes, y entre las coronas y los parabienes y las tonterías de la multitud! (...) Ruega generoso, piadoso, orgulloso, ruega casto, puro, celeste, animoso; por nos intercede, suplica por nos, pues casi ya estamos sin savia, sin brote, sin alma, sin vida, sin luz, sin Quijote, sin pies y sin alas, sin Sancho y sin Dios. 10 arique


De tantas tristezas, de dolores tantos, de los superhombres de Nietzsche, de cantos áfonos, recetas que firma un doctor, de las epidemias de horribles blasfemias de las Academias, líbranos, señor. De rudos malsines, falsos paladines, y espíritus finos y blandos y ruines, del hampa que sacia su canallocracia con burlar la gloria, la vida, el honor, del puñal con gracia, ¡líbranos, señor! Noble peregrino de los peregrinos, que sacrificaste todos los caminos con el paso augusto de tu heroicidad, contra las certezas, contra las conciencias y contra las leyes y contra las ciencias, contra la mentira, contra la verdad... Ora por nosotros, señor de los tristes, que de fuerzas alientas y de ensueños vistes, coronado de áureo yelmo de ilusión; ¡que nadie ha podido vencer todavía, por la adarga al brazo, toda fantasía, y la lanza en ristre, toda corazón! (Madrid, abril de 1905)

arique 11


León Felipe

Vencidos... Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura, y va ocioso el caballero sin peto y sin espaldar, va cargado de amargura, que allá encontró sepultura su amoroso batallar. Va cargado de amargura, que allá “quedó su ventura” en la playa de Barcino, frente al mar. Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. Va cargado de amargura, va, vencido, el caballero de retorno a su lugar. ¡Cuántas veces, Don Quijote, por esa misma llanura en horas de desaliento así te miro pasar! ¡Y cuántas veces te grito: Hazme un sitio en tu montura y llévame a tu lugar; hazme un sitio en tu montura, que yo también voy cargado de amargura y no puedo batallar! Ponme a la grupa contigo, caballero del honor, ponme a la grupa contigo y llévame a ser contigo pastor. 12 arique


Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar... De Versos y oraciones de caminante (1920-1929)

arique 13


Irene Mayoral

XX Por este Manzanares de secarral y eras, yo fui pastoreando mi rebaño de ensueños, por los agrios caminos, donde los chopos blancos miran a las cigüeñas, ensayando en sus hojas vuelos bajos y anclados. La esperanza en La Mancha duerme en las parameras, en los cacuces sin río, en la extensa llanura cruzada de silencio, o en los hondos trigales que sestean los cuervos y los grillos. Mi rebaño de sueños, sí, cual espigas maduras, presintiendo las hoces por el tallo indefenso. De Manzanares de La Mancha y yo

14 arique


Carta abierta para el Ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha Váis llegando, mi señor, hasta el Toboso, ya me inquieta el dulce advenimiento; desde allá me alcanza el eco pues relincha Rocinante, el noble rucio, como señal y agüero. Cuando vengáis, mi señor, os daré “bendición y buena licencia”, que para eso soy “la sin par Dulcinea”. Yo sabré conseguir que las “bardas del corral”, se conviertan en refinadas cristaleras de salón lujoso y palaciego, y milagreando, haré llegar hasta vuestros ojs, iluminado D. Quijote, “el sol de mi belleza”. Bien entiendo, que el malaventurado Sancho, ha de poner en duda que de este sol salgan rayos, pero también reconoció el escudero, “que el polvo del trigo era mucho y habría podido nublarle”; y es, que el menguado Sancho no alcanza a vislumbrar, que yo pudiese ser moza de labranza y prado, siendo como soy al mismo tiempo dama muy principal. Todos sabemos, mi señor, que por pecamenteras envidias, sin duda, por vuestros méritos, os anda trucando pardamente un mal encantador; mas no temáis, afianzáos en vos mismo, desdeñad burlas y chanzas provocadas por el paso singular del caballero que sóis, lanzado y azañoso; por tanto, alegrad los espíritus que quién sabe y espera, encuentra “cosas que a cosas llegan”. No atendáis a lenguas de bellacos, ni a Merlines embusteros vividores; porque yo existo dentro y fuera de la imaginación, y tengo todos los poderes para encantarme o desencantarme, según convenga al caso. Puedo ser para vos, rústica aldeana comedora de ajos y andrajosa, si se tercia, pero también puedo ser a vuestro gusto, alta dama aromada en sugeridores perfumes, revestida por riquísimas telas, enjoyada con gargantillas de corales negros y con oros venidos de Sofala, (Continúa en la página )

arique 15


Ricardo del Monte y Rocío Nació en el ingenio Ceres, Cárdenas, en 1830. Niño aún salió de su país, se educó en los Estados Unidos, viajó por Europa, visitó a Roma como agregado de embajada. Desde su estancia en Madrid colabora en los más importantes periódicos de ideas liberales. Ya en La Habana, dirigió El Prisma, y también La Aurora de Matanzas. Escribió en El Faro Industrial, Correo de la Tarde, etc. Fue colaborador de El Siglo, dirigido por el conde de Pozos Dulces. Dirigió El Triunfo, órgano del partido Autonomista, del que fue uno de sus más entusiastas propagandistas. Prologó el libro de Rafael Montoro, Discursos y Trabajos Literarios. Murió en la ciudad de La Habana, en 1909. Cervantes y Don Juan de Austria Cesó el combate; el triunfo del guerrero príncipe, exalta el lustre de su cuna. ¡Cuán otra de Cervantes la fortuna: manco, herido, olvidado y prisionero! El Pontífice, el Rey, el Orbe entero honran al héroe que humilló a la Luna; y el que a España dio gloria cual ninguna, baja a ignorada huesa, como Homero. Corren los siglos, y cambiante gira también la luz y la razón se ensancha; los fallos de otra edad, el tiempo trueca, que a enaltecer la humanidad aspira: engrandece a “El Hidalgo de la Mancha” y los laureles de Lepanto seca.

16 arique


El alma de Cervantes Luchó con su infortunio; en el combate, como en Lepanto, lo vejó la suerte; lo apresó la miseria, y lo halló fuerte como en rgel, pero faltó el rescate. Lo abandona el amigo y el magnate: La envidia hiel en sus heridas vierte, ¡y el pobre! “con las ansias de la muerte”, ni maldice, ni llora, ni se abate. Ve en torno el mundo sordo a su lamento, y alma viril, bendice la pobreza, “dádiva santa nunca agradecida”. ¡Sí, que ella fue crisol de su pureza y a su amparo labróse el monumento que vengó los ultrajes de su vida! Ricardo del Monte es autor de El efectismo lírico, un interesante documento crítico, donde enjuicia la poesía de Saturnino Martínez, un español residente en Cuba, autor de colecciones poéticas muy desafortunadas. Son páginas de del Monte que deben releerse, en ellas condena y nos dice ese efectismo feo y antiartístico se ha introducido ya en Cuba y mucho es de temer se propague en un terreno tan favorablemente dispuesto. Sabido es que el genio meridional se halla dotado de fecundidad y calor sobrados para dar vicioso crecimiento a toda clase de vegetación que en él prende sus raíces. Además, esa tendencia de llevar a la exageración todos los excesos, muy pocas veces ha encontrado aquí correctivo. ___________________ Texto de José Lezama Lima (Antología de la Poesía Cubana), 1965 Sonetos de Ricardo del Monte y Rocío

arique 17


(Viene de la página )

Carta abierta... (continúa página 18)

ahí, donde arropo misterios musicados por chirimías y laúdes. Pudorosa oculto suavidades de harina y uvas ya desnudas, bailándose en lagares de lisura-ensoñación. Hoy quiero citaros y podrá ser, en cercanía de vaivenes-molinos, o en el oleaje de los trigales que se enredan y desenredan entre sí, bajo la luz enjabelgada de mil lunas. E n verdad confieso, mi señor, que... os estuve, os estoy, os estaré. Dulci-

18 arique

nea-Irene


Miladis Hernández Acosta

Quijote Desde el sueño ve al gigante que tiende a cortar la pálida ceniza, al barro bendice su victoria, perdura la selva despojada y su dura suerte el viento gira y sus horas gloriosas apenas caen con el brillo de la hazaña, yace el hombre y la lanza se ha partido perdiendo el confín de sus llanuras no así los últimos rayos del sol que te empujan Y DIRÁS QUE FUE EL VIENTO Y SUS MOLINOS. 1991

arique 19


Hubert Gil Cambra

Quijotismo A Cira Andrés por su “Delirio de Quijote”

De viento o de tiempo - da igualAhora no importa de qué fueron los molinos sí la cabeza se abre en dos con la última aventura la esperanza agoniza en la trastienda de las pupilas y el amor queda en el filo de las lanzas junto a mi locura sin esgrimir. Por eso Sancho - azogue de mis pasosescude mi descenso, empuña mis arreos desata las bridas de mi famélico corcel en feroz embestida contra este último viaje pero, por favor no me dejes morir en la tranquilidad de esta cordura.

20 arique


Odalys Leyva Rosabal

No soy el Quijote, una vez le conocí (Desde Sancho) Escuchen el grito de inocencia que guardo por las calles. (No es el asco un fantasma de cruces.) El peñasco es molino que muerde la obediencia. (No tengo en mis ardores la violencia. No voy a derrotar ningún molino.) El halago no fue mi desatino. ¿Por qué me busca Dios? ¿No hay corredores en el cráter que ocultan los traidores? ¿Es la muerte la furia el destino? Dentro de mí, traigo escamas y entumecidos barrotes, violencia de amargos trotes que se resuelven en llamas, puntapiés y crucigramas, furor, espanto, calambre: traigo un rugido de alambre y un corazón sin entuerto. Adentro yo soy el muerto, afuera yo soy el hambre.

arique 21


Raúl Tápanes López

De bachilleres, poetas y túneles como calendarios (fragmentos)

I

¿A dónde va, señor Don Quijote? ¿Qué demonios lleva en el pecho(...)? El Quijote

Sueño huir, sin término quizás, hasta que no escuche el grito de los gigantes en celo: los poetastros oficiales han conquistado la ciudad, debo cumplirme en la palabra andante -y en el misterio del verso-, en la cuasi ebriedad del fracaso eterno. Canto sublime el del suicida, sacrificio y altar de los oscuros pájaros que sobreviven a cuartilla el arroz frito con cerveza. Pero aún creo en los oráculos, en el milagro de la esperanza, en el aleteo del relámpago, en el infiel aroma del sexo y en la desbandada constelación de los locos. Esperándome estará en la ceniza -isla que flota en mi cuerpo-, tierra de castigo, casa en llamas, rosa de oro, mi Dulcinea y el aguamiel de sus pechos. Creatura eterna de la peste, ángel de cristales, andaré el cielo todo del espejo roto como barco de holandés errante, la ruta migratoria de las nubes, 22 arique


hasta la proscripción del asombro, los oscuros pájaros del olvido y mi cumplido destino: la humana voz del silencio. Hijo seré de mis molinos. II Los leprosos exiliados del sueño a la disminuida sombra de la culpa no verán jamás el asombro perpetuo de las manos, la alucinante agonía del sol. (...) El carnaval como sudario en la eterna enfermedad de la derrota, el conjuro del llanto, la autocrucifixión de los dioses, los negros cuervos de Poe, son la visión de luz en los rastrojos del hambre; no hay tertulia en el imposible café de los bares. Vestida la rosa de indiferencia que espanta habremos conocido la olvidada aurora en las fronteras de la ausencia, en la profanada palabra de los poetas muertos. (...) Éclairer! Éclairer! Ampárenos el diente feroz, la embriaguez de la estrella y el viento colérico del desarraigo hasta la alquimia de la luz y el sabor inevitable de las ruinas. (...)

arique 23


Francisco Henríquez

A Don Quijote De La Mancha en el suelo castellano se hallaban el Quijote y su Escudero, Sancho Panza: Un Rocinante ibero desordenaba la extensión del llano. Relampagueante de fulgor la mano diestra del “ingenioso caballero” bajo el fuerte dominio del acero y la plomiza luz del meridiano. Las espadas hirieron los gigantes de hierro; cabriolaron los equinos ––imaginarias bestias de Cervantes––. Tiñó el fuego del sable el arrebol, y exánimes ––caballos y molinos–– chorrearon por la herida sangre y sol.

24 arique


Fredo Arias de la Canal (s/t)* Sean tus versos honrados con loores, tu prosa de castiza donosura, clara, sutil, toda una confitura para deleite de cien mil lectores. Primero has de sufrir los sinsabores del que quiere alcanzar meta segura, pero tu voluntad, si es que perdura, te ha de llevar a disfrutar honores. De la hora de nacer hasta que mueres un tiempo tienes para hacer tu historia, conócete a ti mismo, si es que puedes, y así podrás dejar de ti memoria, porque estarás haciendo lo que quieres para tu beneficio, nombre y gloria.

* Sin título en el original

arique 25


vantista que mantiene FAC desde que en 1969 diera a conocer La filosofía dinámica de Cervantes a OrC AFÉ MEZCLADO tega (que se reproduce en el presente A CARGO DE A. C ROA número de Arique) y en 1970 publicara su Intento de psicoanálisis de Cervantes, ensayo imprescindible al estudiar, desde puntos de vista actuaAntología de ensayos sobre El Qui- les, la obra del manco de Lepanto. jote, Selección de Arturo Molina García, Prólogo de Armandino Pru- Volviendo a la Antología de ensaneda. Frente de Afirmación Hispayos... llamamos la atención del lector nista, México 2005, XVIII+247 págs. para uno de los estudios que la integran: El Quijote, la Iglesia y la InEsta compilación de ensayos sobre la quisición, de Ludovick Osterc, un inmortal creación de Cervantes está definitorio y bien documentado anácompuesta por doce ensayos, si inlisis sobre el enfrentamiento de Cercluimos el prólogo, escritos en su vantes al dogmatismo religioso y la mayoría por estudiosos mexicanos o reacción de la iglesia ante El Quijote. conocidos autores como Ludovick Otro apartado muy interesante es Osterc, Jesús Silva Herzog y Ubaldo Unamuno, Don Quijote y España, DiBenedetto, en las décadas de los una objetiva recreación del quijotisaños 40-60, excepto uno de 1972 mo por un apasionado Don Miguel (Osterc) y otro de 2004 de Unamuno, desde la visión de Car(DiBenedetto). Roberto Carlos Her- los Blanco Aguinaga. El Quijote en nández Ferro, colaborador cultural de la nueva caballería, de Mariano PiEl Sol de México, la califica de cón Salas y Cuando la verdad se “estocada definitiva en la profundihace novela, de Ubaldo DiBenedetzación de los estudios sobre Don to, entre otros, completan esta serie Quijote de La Mancha”1 . de ensayos. Este esfuerzo cultural del Frente de Afirmación Hispanista, A.C. (FAH), nos llega precedido de otro notable suceso intelectual y editorial ocurrido el pasado año, cuando el FAH dio a la luz El Quijote liberal y otros papeles cervantinos, una recopilación de diez trabajos sobre la obra cervantina escritos por Fredo Arias de la Canal (FAC) y publicados en la revista Norte entre 1969 y 2004 2 . No es, entonces, un aislado abordaje del Quijote, sino la culminación de un sostenido acercamiento a la obra cer26 arique

En la cuidada edición del poeta mexicano Daniel Gutiérrez Pedreiro debemos destacar la portada con reproducción del grabado de Doré Don Quijote se encuentra con los doce galeotes, sobre fondo gris. La antología se inscribe, por el derecho propio de su calidad intrínseca, como uno de los más destacados acontecimientos de este año de conmemoraciones en el cuarto centenario de El Quijote. 1 El Quijote liberal y otros papeles cervantinos por Fredo Arias de la


pio de su calidad intrínseca, como uno de los más destacados acontecimientos de este año de conmemoraciones de este año de conmemoraciones en el cuarto centenario de El Quijote. 1 El Quijote liberal y otros papeles cervantinos por Fredo Arias de la Canal. Frente de Afirmación Hispanista, México 2004, XVIII+179 págs. Véase comentario en Arique No. 14. 2 Antología de ensayos sobre El Quijote, por Roberto Carlos Hernández Ferro. El Sol de México, 27 de junio de 2005, pág. 5/D

_____________________________

Carta Lírica, No. 25, Primaveraverano 2005, Miami, VIII+28 págs. Director: Francisco Henríquez El más reciente número de esta revista de poesía que se distribuye en más de 300 universidades y organizaciones literarias de Hispanoamérica, España y Estados Unidos, nos trae una buena selección de textos de 55 poetas, en su mayoría cubanos. La décima, esa pasión de tantos poetas y en especial del matancero –residente en E.U.A.- Francisco Henríquez, está, como siempre, muy bien representada en esta entrega. Las páginas centrales del número ofrecen un comentario de Herminia D. Ibaceta sobre el cuaderno de versos de Esther Trujillo García Allá en el techo, una gata. Esther y Herminia son destacadas poetas nacidas en Madruga, Cuba. En su contraportada Carta Lírica rinde homenaje a la poeta matancera Carilda Oliver Labra con dos décimas de Francisco Henríquez. _____________________________

Manzanares de La Mancha y yo (Nuestros diálogos)*, Irene Mayoral Colección Altazor de Poesía, Madrid 1999/ 74 págs. La madrileña Irene Mayoral, Condesa de Derneck, es miembro de la Asociación Prometeo de Poesía y de la Academia Iberoamericana de Poesía. Pertenece a otras sociedades e instituciones y ha publicado más de una decena de poemarios, el más reciente: Una historia, una aeronave (Colección Río Aulencia, Altorrey Editorial, Madrid 2004) pero hoy nos referimos a sus reminiscencias líricas, a sus diálogos poéticos con las “tierras manchegas de Sanchos y Quijotes, donde la espiga crece en pan de todos” y “el racimo sueña con cálices sagrados”, con su Manzanares de La Mancha. Manzanares de La Mancha y yo está integrado por 32 poemas precedidos de una Carta a Manzanares que recorren desde su infancia y tiempos de estudiante, hasta declaraciones de profunda poética: Si yo decido irme, será un día de invierno (...) Si yo decido irme, -ya apunté que en Eneroháblame, Manzanares, me da frío el silencio, me da frío. Pasando por los compañeros que ya no están, por los paisajes de ese mundo recreado con mano magistral y sensible donde se ve, como trasfondo cinematográfico, pasar la figura del Ingenioso Hidalgo y su fiel escudero: arique 27


del Ingenioso Hidalgo y su fiel escu- (compartido) María Eugenia Vaz Federo: rreira, convocado por B.L.A.N.C.O. en 2004. Iniciación, de la uruguaya Hoy, Malva Bengua y Rebelión de silenretomo mis huellas por el cio de la argentina Marta Noemí Meempedrado, lero, fueron los cuadernos premiados recupero historia que dejé tramada por un selecto jurado integrado por por rejas de forja, de hierro y Norma Suiffet, Mabel Suárez y Enridestino. que Amado Melo. “Tomamos la iniciativa de este certamen con el proLa escritura de Irene Mayoral trans- pósito de apoyar a aquellos autores/ curre con fluidez, sencilla y raigal, autoras que, teniendo una obra de allegándonos una poesía hermosa en calidad, por diversas razones les es su sencillez, amena, sin más preten- difícil, cuando no imposible, editar”, siones que desnudar el alma, sin re- escribe Marta de Arévalo en sus pábuscamientos, como se hace la buena ginas iniciales. Los poemas de Malva poesía. En estos tiempos, donde tanto (ningún libro editado anteriormente) abunda la palabra rimbombante, el y de Marta Noemí (un libro anterior: verso rebuscado e ininteligible y toda Tempestad de alas, Buenos Aires suerte de hermetismos y excesos, los 1994), son muestras de textos quizás remansos de aguas claras como éstas iniciales pero con la madurez y digdel Manzanares, se agradecen y de- nidad poética de una obra sentida y jan una impresión profunda en quien bien expresada que promete y comlos lee. Tiene razón –y mucho más promete a sus autoras con ésta, la de lo que como buena poeta intuye- verdadera poesía. Irene Mayoral cuando escribe: _____________________________ Ágora cósmica, Mario Ángel MarroSé, que me sientes cuando te sobre- dán, Colección TELIRA, Aranda de vuelo con estas alas, prestadas de Duero, España 2004, 66 págs. auténtica manchega. _____________________________ Este cuaderno de 40 poemas es uno Certamen Internacional de Poesía de los más recientes de este español, Premio María Eugenia Vaz Ferrei- a quien una autoridad como Juan ra 2004, Grupo Cultural Ruiz de Torres llamara “poeta esenB.L.A.N.C.O./ Frente de Afirmación cial para la lengua española”*. AunHispanista, Montevideo 2004, 96 que con Marrodán nunca se sabe con págs. certeza cuál es su última obra: es uno de los poetas más prolíficos –junto al Este libro (edición especial conjunta puertorriqueño Francisco Matos Paode B.L.A.N.C.O. y la asociación cul- li- con unos 200 títulos publicados tural Frente de Afirmación Hispanis- desde 1950 (Ansia en vida) hasta ta de México) recoge los dos poema- 2004 (Fúlgido fuego). Entre sus últirios que obtuvieron el premio mos y más significativos poemarios 28 arique


publicados desde 1950 (Ansia en vida ) hasta 2004 (Fúlgido fuego). Entre sus últimos y más significativos poemarios los críticos otorgan sus preferencias a Arte diabólica es (1999) y Arrabal de la senectud (2002). La escritura de Marrodán es directa, desnuda, difícil. Apenas –muy pocos- adjetivos, discurso preciso, sin rodeos, sin más palabras que las imprescindibles. Difícil porque cada texto de él debe ser leído atentamente, cualquier distracción, cualquier imprecisión, significa un alejamiento, un extrañamiento del verso, de la intencionalidad del poeta.

tu promoción”. Freddy C. Morffe, Holguín, Cuba “Me dio mucha alegría recibir la revista Arique. Sin dudas que vale la pena esperar, aunque sea de salida anual (...) Así es la vida, a veces no bastan los buenos deseos, se necesita de recursos”. Lorenzo Suárez Crespo, Pinar del Río, Cuba

“Estimado Raúl: (...) Le digo que leí con mucho placer su rememorativo Caos y amor desesperado. El tiempo, en su fuga inexorable, nos deja tesoros como ese, aunque –también- cierto sabor extraño pegado al paladar. Me gustó Ágora cósmica es una sinfonía, un mucho la oferta de Arique (No.14, canto coral que demuestra la perfec- octubre 2003-octubre 2004)(...) Reción y el dominio de la poética por ciba mis saludos mejores y mi recoparte del autor. Obra particularmente nocimiento”. notable en la amplia trayectoria del Rubén Failde Braña, Camagüey, conocido como “poeta universal de Cuba Portugalete” –lugar de Vizcaya donde naciera en 1932-, destaca por su “He tenido conocimiento de vuestra contenido metafísico y por el tratarevista gracias a los editores de Armiento riguroso de las interrogantes boleda (...) Por eso os escribo, para existenciales del hombre ante el cos- enviarles algo de material poético y mos. narrativo con esta carta (...) Recibid un cordial saludo desde España”. *Juan Ruiz de Torres, Marrodán: Poeta esen- Jesús Jiménez Reinaldo, Madrid, cial para la lengua española, Prólogo a FúlEspaña gido deseo de Mario Ángel Marrodán, Ed. Celya, Colec. Generación del Vértice, Salamanca 2004

_____________________________ Nos escriben: “Estimado amigo: Deseo de todo corazón que estés bien y la buena suerte te siga acompañando. Debo agradecerte la publicación de mis décimas en la excelente Arique. Estoy muy satisfecho con

arique 29


Los poetas

León Felipe Camino Galicia (Zamora, 1884-1968) es uno de los poetas más eminentes y singulares de la literatura española contemporánea. Es autor, entre otros, de los poemarios Versos y oraciones del caminante (Libro I Madrid 1920, Libro II Nueva York 1929), Drop a star (México, 1933) y Llamadme publicano (México, 1950). En 1968 publicó su último cuaderno bajo el título de Rocinante.

Hubert Gil Cambra es un joven poeta residente en el municipio Cerro de la ciudad de La Habana. Textos suyos –entre ellos el poema aquí reproducido– fueron seleccionados en el XXII Encuentro-Debate de Talleres Literarios (1999) de esa ciudad.

Francisco Henríquez (Unión de Reyes, Cuba, 1928) es director de la revista de poesía Carta lírica y entre sus más recientes poemarios de encuentran Las diez alas del poeta (2000) y Poemas cósmicos, líricos, místicos y bíblicos (2004). Reside en Miami.

Miladis Hernández Acosta (Guantánamo, Cuba, 1968) ha escrito y publicado varios poemarios: Los filos del barro, Al sur de los páramos y La burla del vacío.

Odalys Leyva Rosabal (Guáimaro, Cuba, 1969) es autora de los cuadernos Salté los trenes del miedo, Convicta de la Gloria y Ciudad para Giselle. Este año fue publicada en México una antología de su obra: Arquetipos Oral-Traumáticos y Cósmicos en las Décimas de Odalys Leyva Rosabal.

Irene Mayoral nació en Madrid, España y ha publicado más de una decena de poemarios. Es miembro de la Asociación Prometeo de Poesía y otras instituciones culturales de España y el resto del mundo. Una historia, una aeronave (2004) es una de sus más recientes obras publicadas.

30 arique


Francisco Henríquez Premio Vasconcelos 2005 México, D. F., Julio 7, 2005. Sr. Francisco Henríquez Miami, Florida Distinguido señor: En Junta de Consejo Directivo de esta asociación, celebrada el pasado día 4, se presentaron los nombres de los candidatos al Premio “José Vasconcelos 2005”. Después de comentar los antecedentes de cada uno de ellos, por unanimidad de votos se tomó la decisión de otorgárselo a usted, debido a la obra poética personal que ha legado al orbe literario hispánico, así como de su perseverante esfuerzo por dar a conocer a muchísimos poetas a través de la revista por usted creada CARTA LÍRICA, durante una década. El Premio Vasconcelos, que consiste en una medalla de oro y una cantidad en efectivo, le será entregado a usted el próximo 12 de Octubre en Miami, al final de un banquete en su honor en Casa Juancho. En nombre de los miembros de este Consejo y el mío propio, le envío un afectuoso saludo. Fredo Arias de la Canal Presidente Frente de Afirmación Hispanista, A. C.


Arique No.15  

Revista de poesía. Editores en Miami, Santiago de Chile y Matanzas, Cuba. Toda la poesía cubana, de dentro y fuera de la isla.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you