Issuu on Google+

SOLICITUD ANTE LA ONU PARA CONTRIBUIR A DEMOCRATIZAR LA SOCIEDAD, REPLANTEAR LAS FUERZAS ARMADAS Y LA POLICIA Y LOGRAR UNA SALIDA A LA CRISIS NACIONAL ¡ALTO A LA VIOLENCIA, INSEGURIDAD E IMPUNIDAD!

28 de Febrero 2013

Excelentísimo Señor Presidente de la Republica Porfirio Lobo Sosa Su despacho

Organizaciones y ciudadanos hondureños firmantes nos dirigimos ante la usted para que inmediatamente inicie pasos para lograr la colaboración de la comunidad internacional y las Naciones Unidas en la democratización de nuestra Honduras, cuya precondición inexorable es la urgente disolución de la Policía Nacional y sus grupos paramilitares, ambas comprometidas con represiones sistemáticas y violaciones flagrantes de derechos humanos a lo largo y ancho de nuestro país, al mismo tiempo analizar una intervención de las Fuerzas Armadas y un análisis de su valides institucional en el contexto geopolítico actual y en el marco de las garantías a la soberanía por entes, tratados y convenios internacionales. Esta solicitud es análoga a las efectuadas en el pasado por países hermanos como El Salvador y Guatemala, que llegaron a niveles de polarización y falta de credibilidad en las instituciones del Estado y al caso de éxito de Costa Rica que hace mucho tiempo abolió sus fuerzas militares. Múltiples connacionales estamos dispuestos a contribuir en esta gesta heroica, dado que ha fracasado en su misión la denominada institucionalidad representada por entes como la Corte Suprema de Justicia, Ministerio Público, Ministerio de Seguridad, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Poderes Ejecutivo y Legislativo, todos coludidos con los Partidos Políticos e infiltrados por la corrupción y el crimen organizado. Efectuamos esta solicitud en apego a los principios fundamentales de la declaración universal de los derechos humanos, de tratados internacionales y del derecho internacional y a la profunda necesidad de integrar la participación de la comunidad internacional de naciones, en la búsqueda de soluciones durables para nuestra sociedad y conscientes del fracaso de partidos políticos y de sus grupos de poder al instituir una especie de Estado Fallido aunque no lo es por cuanto el pueblo hondureño nunca ha gobernado. Exigimos Señor Presidente, PRIMERO, respetar irrestrictamente los Tratados Internacionales y Declaración de Derechos Humanos, para que cesen los


asesinatos y toda especie de represión ejecutada por militares, policías y grupos paramilitares, SEGUNDO, poner en suspenso la continuidad de las Fuerzas Armadas y de la Policía e iniciar un proceso de análisis, selección, preparación e integración de nuevos elementos, en base a los procedimientos científicos de la ONU en calificación individual previa de cada nuevo integrante, analizando desde su historial de juventud; TERCERO, investigar los centenares de crímenes cometidos principalmente en los últimos cuatro años, que son delitos contra la humanidad y que actualmente se confirman con la divulgación de videos en los cuales se muestra una clara falta de respeto a la vida humana. CUARTO, proceder a hacer justicia. Es imperativo EDIFICAR UN ESTADO DE DERECHO, para superar esta espiral de violencia, criminalidad e impunidad nunca vista. Indiscutiblemente, esta política de terror y muerte por la que han optado grupos criminales que controlan al Estado, creará cada vez mas enfrentamientos e ingobernabilidad de consecuencias impredecibles, las que no queremos seguir viviendo, y que TODOS estamos obligados a evitar. Reiteramos que para contribuir a REINSTAURAR EL ESTADO DE DERECHO, la inoperante y no confiable institucionalidad, la ingobernabilidad manifiesta en el reclamo creciente de cada vez mas sectores de la hondureñidad y la reinante IMPUNIDAD, solo tiene UNA salida: la DEMOCRATIZACIÓN POLÍTICA, la cual solamente es posible en un primer momento de reestructurar nuestra concepción de las Fuerzas Armadas, la Policía y el resto de la supuesta institucionalidad y simultáneamente crear un espacio de amplia participación, respeto de libertades públicas, fortalecimiento de la institucionalidad y respeto de la voluntad del pueblo libremente expresada. Esto presupone, (i) que se ejecuten acciones judiciales por los crímenes de lesa humanidad cometidos antes, desde el golpe y hasta la fecha, (ii) conformar una institucionalidad jurídico-política que nos posibilite el desarrollo nacional, con equidad y justicia para todos, que mande el quehacer de todos al bien común, (iii) poner en ejecución procesos, leyes y mecanismos electorales que garantice elecciones en plena participación en libertad, transparencia, igualdad, honestidad, a efecto de eliminar los fraudes que tradicionalmente han caracterizado a la clase política. Señor Presidente, el Estado de excepción en el cual se encuentra nuestro país desde el 28 de junio del 2009 solo tiene UNA salida: la DEMOCRATIZACIÓN POLÍTICA, la cual es solamente posible en un espacio de amplia participación, negociación, respeto de libertades públicas, fortalecimiento de la institucionalidad y respeto de la voluntad del pueblo, libremente expresada y con participación de la comunidad internacional, para garantizar un proceso transparente, equilibrado, igualitario y justo. En este proceso, las Naciones


Unidas y países hermanos exitosos en contra de la violencia y la impunidad tienen un papel fundamental que jugar, evitando con su participación oportuna, que esta alta conflictividad en el país nos lleve a un enfrentamiento armado entre nuestro pueblo. A la espera de una respuesta favorable a los derechos humanos y los intereses de nuestra población, nos despedimos con nuestras más sinceras muestras de respeto y consideración.

Firmamos la presente en la Republica de Honduras el 1er día del mes de Marzo de 2013. Nombre

Numero de Identidad

Firma


Nombre

Numero de Identidad

Firma


SOS ante la ONU