Issuu on Google+

¿Quién aguanta hasta septiembre ? ¡ NO AL CEPO AL SALARIO ! ¡ PARITARIAS AHORA ! Los sindicatos aeronáuticos miran para otro lado mientras una inflación que apunta al 50% este año se devora nuestro salario. No alcanzó la devaluación del duo Kicillof-Capitanich ni los tarifazos al combustible y al transporte para que alguna de nuestras organizaciones gremiales sintiera la necesidad de decir -no digamos de hacer- algo. Es que todos nuestros sindicatos, integren o no la FAPA están jugados a la misma política de pacto social que impulsan tanto Caló / Martinez junto al gobierno como Moyano / Barrionuevo y sus reuniones marplatenses con la "oposición". Su único objetivo es evitar que los trabajadores intervengan contra el ajuste y los topes que nos quieren imponer en las paritarias. Pero ¿quien aguanta hasta septiembre ?. Además, los aeronáuticos que tienen un ingreso apenas por encima de la canasta básica vemos que no tiene sentido hacer horas extras o nocturnas ni rubros porque el impuesto al salario se come todo este esfuerzo tanto como la inflación. El silencio y la inacción de nuestras direcciones sindicales es complicidad con los que desde el gobierno y la oposición pretenden que los trabajadores carguemos con la crisis que ellos provocaron. Cuando el gobierno se enorgullece de haber pagado casi 200.000 millones de dólares a los usureros internacionales (deuda externa) y ahora otros 12.000 millones a los vaciadores de YPF (Repsol), que no nos sorprenda que Kicillof tenga otra ofrenda que hacer a los fondos buitres que también vienen litigando en el CIADI por las acciones de Aerolíneas - Austral que conservó Marsans en su poder gracias a la nacionalización trucha. Ya sabemos de donde sacarán la plata. De nuestros salarios y de los ingresos de los jubilados. O quizá de un ajuste sobre nuestros puestos de trabajo. O de una nueva privatización, total o parcial. No aceptaremos la extorsión de "la crisis" del país o de la empresa para que destruyan nuestros derechos. Queremos saber adonde fueron a parar los miles de millones en subsidios malversados por La Cámpora. No se puede esperar. Reclamemos asambleas generales para poder deliberar y decidir medidas de acción contra el ajustazo. Elijamos paritarios con mandato de asamblea y que la FAPA denuncie las paritarias para que se convoquen de inmediato.Con el mismo método elijamos una Comisión que abra los libros contables de nuestra linea de bandera.

EL 12 DE MARZO NOS MOVILIZAMOS A LA PLAZA DE MAYO

Por - $ 3000 de aumento de emergencia para activos y jubilados - $ 9000 de salario mínimo vital y móvil - Paritarias YA sin topes - 35% de aumento como mínimo en todos los convenios - Actualización salarial periódica por costo de la vida - Prohibición de despidos y suspensiones - Libre negociación colectiva - Abolición del impuesto al salario - Absolución de los petroleros de Las Heras - Cese de todos los procesos penales por la lucha popular - Derogación de la Ley Antiterrorista. Convocan: CTA (Central de Trabajadores Argentinos) CSC (Coordinadora Sindical Clasista- PO)

2

TERMINEMOS CON EL IMPUESTO AL SALARIO Despues de dos años y luego de la derrota electoral en las primarias de agosto el gobierno decidió por decreto elevar el piso a partir del cual se tributaba el Impuesto a las Ganancias. Se buscaba con esto aplacar las luchas que en distintos gremios (petroleros,periodistas, camioneros) - al margen de las direcciones sindicalesles fueron imponiendo a las empresas una compensación que llegó al 50% del monto a pagar por cada trabajador y sobre todo salirle al cruce a las crecientes movilizaciónes contra este impuesto convocadas por los plenarios obreros del SUTNA San Fernando con apoyo de gremios y delegados combativos de todo el país. A partir del decreto el piso quedó en $12500 de bolsillo, con lo que luego de paritarias o por cuotas de aumentos pactados con anterioridad, miles de trabajadores volvieron a superarlo. Las categorías subsiguientes se elevaron un 20% luego de 12 años de permanecer congeladas. Si en 2001 pagaban Ganancias el 9% de los trabajadores en 2013 lo hicieron el 30%. Finalmente el impuesto vuelve de la mano de la inflación cualquiera sea su actualización. Por eso hay que derogarlo. La carga que en materia de impuestos pagamos los asalariados supera el 55% de los haberes ya que el IVA e Ingresos Brutos se trasladan a los productos de consumo popular incluidos los servicios públicos y que además pagamos rentas provinciales e impuestos municipales. El caso de Ganancias es el extremo del robo al bolsillo ya que las empresas nos descuentan compulsivamente mientras los empresarios dibujan sus números y pagan cuando quieren llegando a retener nuestra parte en su beneficio. La reforma del impuesto aprobada por TODOS los bloques el año pasado deja intacta la estructura que instauró la Alianza en 2001 y rechaza además gravar la renta financiera . Al mantener este impuesto, la canasta familiar, que debería ser un piso, termina siendo un techo. "El impuesto al salario es un factor adicional que contribuye a la depreciación histórica de los salarios, y es una señal de la barrera insalvable que el capitalismo pone al progreso social, impidiendo que los trabajadores puedan disponer de una cuota mayor de la riqueza social que ellos mismos generan. Es conocido que los ingresos arrancados de este modo a los trabajadores fueron aplicados al pago de una deuda pública usuraria: por lo tanto, la orientación impositiva que aquí denunciamos ha convertido al Estado en un instrumento de la presión confiscatoria del capital financiero sobre los trabajadores. A esta carga sobre el salario, debe sumarse la que resulta de la privatización de la educación, la salud y demás servicios públicos, que sumaron otros gastos a la canasta familiar, sin que fuera compensado por un aumento correspondiente del salario nominal. El salario no puede ser confiscado para financiar el rescate a los capitalistas -sean los usureros de la deuda externa, las petroleras (vía importación) o los concesionarios que vaciaron los ferrocarriles." Los últimos parrafos corresponden al fundamento del proyecto de Ley por la derogación de Ganancias que el Partido Obrero en el Frente de Izquierda ha elaborado para su aprobación en la Cámara de Diputados. Apoyamos este proyecto, pero sabemos que es necesaria una lucha de los trabajadores para imponerlo. Las direcciones sindicales aeronáuticas no se dieron por enteradas aún de lo que nos roban todos los meses. No es sólo que los aeronáuticos no ven sentido a realizar horas extras o adelantos y horas nocturnas. La tentación por eludir este impuesto nos lleva a aceptar pagos en negro por distintas tareas extraordinarias haciéndonos complices del vaciamiento de nuestras futuras jubilaciones y de nuestra Obra Social al tiempo que la patronal camporista ignora estos ingresos a la hora de pagar aguinaldos, vacaciones y/o indemnizaciones. Hace algún tiempo, cuando centenares de compañeros técnicos de Ezeiza firmaron un petitorio reclamando que la patronal -o sea el mismo estado que nos cobra este impuesto- se hiciera cargo del 50% la dirección de APTA (Cirielli) dijo que no firmáramos ya que el gremio iba a sumarse a una gran lucha por este reclamo junto a Moyano. Todavía la estamos esperando. Debemos retomar el petitorio extendiéndolo a todos los gremios. De esta forma unificaremos a los aeronáuticos en una sola lucha, un objetivo que está lejos de las intenciones de los dirigentes de la FAPA, una cáscara vacía que sólo sirve para firmar paritarias a la baja. 3


La pista boletin marzo 2014