Page 1

LA HISTORIA DE LA CRUZ ROJA EN TOLUCA En junio del año de 1913 y a iniciativa del Señor doctor don Esteban Uribe y de los señores Eduardo Henkel y Alfredo Ferrat, se convocó a una junta de personas con el objetivo de invitarlas a establecer en esta ciudad una delegación de la CRUZ ROJA MEXICANA. La reunión tuvo verificativo en el despacho de los señores Henkel hermanos, habiendo concurrido las señoras Olga Kosidowski de Gotwals, Rosa Bros de Henkel, María Madrid viuda de Pliego, María Pliego de González, Concepcion Villarelo de Henkel, Concepción A. de Ferrat, Clara Guerola de Uribe, Tomasa R. viuda de Pastor, MatildeBeltrán de Bernal, María Pliego viuda de Madrid y otras varias que no recordamos y las señoritas Susana, Clara y Guadalupe Pliego, Concepción y Paz García; Concepción y Guadalupe Ferrat, María Isabel, Guadalupe, Elena y Ana Henkel, Elena Cárdenas, Dolores y Guadalupe Sanpedro, Emma Reyna, Francisca Henkel y muchas otras. Los señores que concurrieron fueron todos los médicos de la ciudad, varios abogados, ingenieros, farmacéuticos, comerciantes, banqueros, industriales, empleados, etc. Se les hizo conocer los estatutos y reglamentos, aceptando la mayor parte del ingreso a la institución. Enseguida se procedió a nombrar una mesa directiva provisional con el objetivo de tramitar las solicitudes y organizar la delegación conforme a los estatutos y reglamentos vigentes, habiendo sido designados para presidente el señor Doctor Esteban Uribe, para secretario el señor licenciado Gabriel M. Ezeta y tesorero el señor don Leonardo Sánchez; las señoras nombraron como presidenta a la señora Guadalupe Pliego viuda de Madrid, distribuyéndose las demás en comisiones que tuvieron por objetivo principal, colectar fondos y donativos de otra naturaleza. Organizada en esta forma la delegación y una vez que llegaron las credenciales, se eligió la mesa directiva definitiva, habiendo sido reelectos con los mismos cargos, las personas mencionadas y resultado segundo secretario el señor don Julio Bernal, siendo vocales los señores farmacéuticos don Servando Mier, doctor Geo A. Burrel, doctor Mariano Rodea, doctor Rodolfo Hernández, doctor Arturo Cejudo, señora O. de Neal y el señor don Francisco Gtwald. Esta mesa directiva instalo desde luego en el hospital que fue atendido por el doctor Mariano Rodea como director y para los doctores Esteban Uribe, Geo A. Burrel, Adolfo Hernández, Arturo Cejudo, Leónides Jonguitud y R. Vieto; siendo administrador el señor Luis G. Ezeta, prácticamente los señores Sabás Pichardo y Félix Morales; jefes de ambulantes, los señores Francisco Gotwats y Roberto Albarrán.


Los ambulantes eran empleados de la Cervecería Toluca, México y de la casa de los señores Henkel Hermanos. Encargado de la botica el farmacéutico don Servando Mier, las enfermeras las señoras Matilde Beltrán de Bernal, Clara Guerola de Uribe, María de Jesús Pliego de González, Tomasa R. viuda de Ferriz, Antonia Feijoó, Guadalupe Contreras de Hardy y señoritas profesoras Agustina Bustos, Romana Mejía, Trinidad Contreras, María de la Luz Díaz, y encargada de la cocina la señorita profesora Loreto Bustos. Encargado del almacén el señor ingeniero Federico Hardy. En estas condiciones funcionó el hospital desde el mes de agosto de 1914, con los heridos que traía la columna del General Francisco Murguía, habiendo un promedio diario de sesenta heridos; de esta manera siguió prestando sus servicios la delegación en los años de 1915 y 1916 hasta mediados del año 1917, cuando nuevamente volvieron las fuerzas constitucionalistas siendo jefe de ellas el general Pascual Morales y Molina, que tomó el cargo de gobernador. La delegación, cumpliendo con un precepto reglamentario, entrevisto al gobernador para poner a sus órdenes de las autoridades de ese gobierno, se trasladaron los enfermos al hospital civil de esta ciudad con todo el mobiliario de nuestro hospital. Con este motivo, la delegación perdió más que cuando estuvieron ocupando la ciudad los zapatistas, quienes se llevaron una parte del arsenal quirúrgico y elementos de la ambulancia. Debemos hacer mención especial de las siguientes personas: Señores Alberto y Eduardo Henkel, ellos contribuyeron con donativos tanto en cuestión monetaria como de elementos para la formación del hospital y sus empelados prestaron siempre servicios en la ambulancia, estando ellos constantemente informados de las necesidades que tuviéramos para allanarlas. El señor don Alfredo Ferrat, constantemente trabajando para llevar ropas al hospital y teniendo cuidado de la buena marcha de la delegación en general. El señor doctor Esteban Uribe, siempre cuidadoso de los enfermos del hospital, organizando debidamente los servicios e intensificando la propaganda en beneficio de nuestros enfermos y por último, el señor doctor Geo. A. Burrell, que dedicado a la atención de sus enfermos, contrajo el tifo en el cumplimiento de sus deberes profesionales, habiendo fallecido a consecuencia de dicha enfermedad. Como posteriormente hubo la disposición de que las credenciales se hieran nuevamente previa a otra solicitud, la mayor parte de los que eran socios dejaron de hacer esta nueva solicitud y solamente quedó como delegado en esta ciudad el señor doctor don Esteban Uribe, hasta su fallecimiento que acaeció el 23 de junio de 1926, habiendo recaído la delegación en el señor doctor Adolfo Hernández,


quien en unión de los socios, señores Alberto N. Capón y Celerino García Rosas, se ocupa en la actualidad en reorganizar la delegación de esta ciudad.

LA MESA DIRECTIVA DE LA CRUZ ROJA EN TOLUCA 1927 En la ciudad de Toluca, Estado de México a los ocho días del mes de julio de mil novecientos veintisiete, reunidas las siguientes personas para fundar una Delegación de la Asociación Mexicana de la Cruz Roja: Carlos Riva Palacio, gobernador constitucional del Estado de México, Efrén Sámano, presidente municipal, Agustín Gasca, Jaime Pons, Lic. Roberto García Moreno, Lic. Néstor González, Anselmo V. Ibar, Juan Gonzalo Gálvez, Emilio Clares, Eduardo Hernández, Esteban Plata, Jesús Barrera, José A. Benavides, Jesús R. Benavides, Eduardo Pérez, Eduardo R. Henkel, Antonio Caballero, el socio titular doctor Adolfo Hernández, como delegado y el socio titular Ramón C. Lecanda en la casa número cuarenta y siete de la calle Rayón, acordaron en cumplimiento del reglamento de delegaciones, proceder a elecciones para la Junta de Administración Provisional y previa explicación del objeto de la junta, exposición hecha por el socio, el señor Lecanda, resultando agradecidas las siguientes personas: presidente Carlos Riva Palacio, gobernador del estado, vicepresidente Agustín Gasca, vicepresidente Efrén Sámano, presidente municipal, secretario Anselmo V. Ibar, tesorero, Esteban Plata, jefe de ambulancias, Antonio Caballero; primer vocal, Nestor González, abogado; segundo vocal Juan González Gálvaez; tercer vocal Eduardo Hernández, cuarta vocal Jaime Pons; quinta vocal Lic. Roberto García Moreno, sexta vocal Eduardo Henkel, séptima vocal Ramón C. Lecanda y octava vocal Eduardo Pérez. Prevista de lo anterior y en cumplimiento del reglamento respectivo, se acordó solicitar el reconocimiento del Comité Central, radicando en la Capital de la República y solicitar de éste credenciales, brazales y distintivos necesarios. Para los efectos del caso, se levantó esta acta por triplicado, enviándose el original al Comité Central para su aprobación, el duplicado al C. Gobernador del Estado, para el debido reconocimiento de la delegación y para que el otorgue la ayuda del caso, quedando el triplicado en poder del secretario de la delegación para su archivo.

La historia de la cruz roja en toluca  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you