Page 74

Humedales y ramblas de la Región de Murcia

en los saladares del Guadalentín). Otro tipo de valores, como la flora o vegetación, pueden resultar negativamente afectados por el sobrepastoreo. En las charcas se cita la carga ganadera como un impacto, que se manifiesta en el pisoteo de la vegetación, la compactación del sustrato y el incremento de la turbidez de la masa de agua; no obstante, este impacto es de baja intensidad y en parte reversible, y se ve compensado sobradamente por el mantenimiento del humedal como hábitat de macrófitos, invertebrados, anfibios y reptiles acuáticos, y como bebedero de la fauna silvestre del entorno (incluida la fauna cinegética). 4.7.2. Humedales y uso agrícola La agricultura está en relación directa con la creación de embalses, arrozales y balsas de riego, si bien los primeros no tienen con carácter exclusivo funciones de suministro de agua para riego, compartiéndolas con otras de regulación y defensa frente a avenidas. Los embalses pueden generar humedales de interés biológico y paisajístico en sus riberas o colas, cuando se dan las condiciones apropiadas de pendiente, fluctuación de la masa de agua, sedimentación, etc., que permiten la formación de cinturones de helófitos, bosquetes riparios, playas fangosas, etc. En ocasiones, una gran parte o la totalidad del embalse se comporta como un humedal, especialmente si se mantiene a un bajo nivel de llenado (por ejemplo, el embalse de Santomera (E10) durante la prospección de campo del presente proyecto) o si presenta una gran estabilidad, en

función del régimen de explotación (azud de Ojós; E8). En otros casos, un régimen excesivamente fluctuante impide o dificulta la formación de los hábitats arriba citados. El uso agrícola se asocia también a determinadas fuentes y manantiales, si bien en este caso es raro que se mantenga el carácter natural de la surgencia, siendo mucho más frecuente su canalización y entubamiento para el aprovechamiento de caudales. En general, es el uso ganadero el que con más frecuencia permite el mantenimiento de surgencias en un estado casi natural, aunque también se conservan en este estado algunos manantiales utilizados para riego, cuando no son captados en el propio nacimiento; Ojos de Archivel, (F11) y manantial de Architana (F7). Como factor de alteración, la agricultura compite por el espacio con los criptohumedales, mediante la roturación de terrenos, y altera su funcionamiento mediante la extracción de aguas subterráneas, el drenaje de aguas de regadío hacia el humedal y la contaminación orgánica y química (localizada o difusa). 4.7.3. Humedales y actividades de regulación hídrica Las actividades de regulación hídrica, para funciones de control de avenidas, suministro de agua para actividades urbanas e industriales y otros usos no agrarios, guardan relación también con la creación de embalses. Este tipo de actividades afectan negativamente a las fuentes y manantiales, cuando son utilizadas para suministro de agua a la población, por las mismas razones que el aprovechamiento para riego (canalización y/o entubamiento). 4.7.4. Humedales y actividad pesquera

Manantial de la presa de Román

76

La pesca está tipicamente asociada al mantenimiento de humedales artificiales como las marismas pseudomareales o encañizadas, siendo este uso el que precisamente condiciona la estructura del humedal, permitiendo la existencia de determinados microhábitats. Los valores naturales asociados son comunidades muy diversas de fauna y flora litoral, aves acuáticas (en particular limícolas) y marinas.

Humedales y Ramblas de la Región de Murcia