Page 131

5. Directrices de gestión y conservación

el deslinde del DPH debería de continuar con el resto de las ramblas. – Declaración de ramblas críticas donde establecer planes prioritarios de recuperación (eliminación de escombros y vertidos, restauración de la vegetación de ribera, control de actividades, etc.). Asimismo, diseñar planes de actuación sobre determinadas ramblas de localización estratégica, encaminada a potenciar su papel como filtro de nutrientes. – Elaboración de un plan de gestión que integre los sistemas de drenaje y humedales asociados con los medios esteparios, junto con la calidad ambiental, paisaje y usos tradicionales. Un ejemplo de la necesidad de este tipo de actuación son los rameles del Quípar o la cuenca del Río Chicamo. – Regulación y control estricto de los usos y aprovechamientos de las ramblas (caza, pastoreo, corta y quema de la vegetación, extracción de áridos, etc.) en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Segura y la Demarcación de Costas. – Dotar de algún tipo de estatus de protección especial a las ramblas de aguas hipersalinas y salinas asociadas. Incentivando al mismo tiempo la recuperación o conservación de las salinas abandonadas. – Restauración ecológica de las cabeceras de las cuencas vertientes previa elaboración de un estudio de impacto ambiental. – Eliminación de escombros, basuras y vertidos. Establecimiento de control y vigilancia con

relación a estas actuaciones. Control administrativo por parte de la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, mediante la aplicación de la legislación sobre “calidad ambiental”. – Impedir la urbanización e implantación de infraestructuras en los cauces. – En relación con las actividades de carácter agrícola, la prohibición absoluta de roturaciones de los lechos y llanuras de inundación de las ramblas, así como la implantación de invernaderos. – Recuperación de graveras (planes de gestión y programas de educación ambiental). – Intensificar el estudio de las ramblas de la Región, completando este primer estudio de caracterización y tipología, con aspectos tan interesantes como: conocimiento de valores naturales (las ramblas de cuencas calizas y metamórficas son de las menos estudiadas), seguimiento de los efectos de las alteraciones, etc. – Se considera imprescindible el desarrollo de programas de educación ambiental por parte de la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, en dos frentes fundamentales: • Dirigidos a la población en general, cuyo objetivo básico sea dar a conocer los valores de las ramblas de la Región, desarrollando una actitud positiva de aprecio y respeto hacia ellas. • Dirigidos a técnicos, gestores y políticos, para que asuman en su ámbito de decisión la necesidad de la conservación de las ramblas y adquieran la base científico-técnica adecuada para llevarla a la práctica.

133

Humedales y Ramblas de la Región de Murcia