Issuu on Google+

UNIDAD

3. Crecimiento vegetativo El profesor F. C. Steward, un químico que durante la Segunda Guerra Mundial fue director del equipo para aviones del Ministerio Británico de Producción Aeronáutica, ha sido también director del Laboratorio de Fisiología, Crecimiento y Desarrollo Celulares de la Cornell University. Lo que hizo el profesor Steward fue coger células de una raíz de zanahoria —la parte que se come— y colocarlas en un tubo sometido a un lento movimiento de rotación, que las bañaba en un medio nutritivo, el más inusitado de cuyos componentes era la leche de coco. «No estábamos nada preparados —escribió luego— para los espectaculares efectos en las inactivas células de la zanahoria.» El tejido empezó a crecer rápidamente. En menos de tres semanas su peso se había multiplicado por ochenta. «Era —dice— como si la leche de coco hubiera actuado de embrague, poniendo en marcha el ocioso mecanismo de crecimiento de las células.» Después de varios experimentos con otras sustancias estimuladoras del crecimiento, la investigación entró en una segunda fase. En un solo recipiente cultivaron hasta un centenar de aquellas ex plantas de zanahorias. Algunas células se separaban de la masa principal y seguían caminos distintos. Unas crecieron hasta un tamaño gigante. Otras formaron filamentos mediante una continua división. Otras se convirtieron en cogollos, como las células de levadura. Y algunas—y esto es lo singular del caso— formaron apelotonamientos que empezaron a sacar raíces. Trasladadas a un medio sólido, empezaron a echar brotes verdes. Trasplantadas de nuevo a la tierra de labor y debidamente cuidadas, se convirtieron en plantas de zanahoria, con raíces, tallos, flores y semillas normales.

La relación en las plantas  3.1. Desarrollo y crecimiento

DOCUMENTOS

Setenta años atrás, el biólogo austriaco G. Haberlandt soñó que esta «reproducción vegetativa» podría ser posible algún día. Steward ha hecho realidad aquella visión. Experimentos posteriores han demostrado que se puede hacer crecer vegetativamente de este modo casi cualquier célula de un embrión de zanahoria. Steward calculaba que había conseguido más de 100 000 embriones en un plato de gelatina de agar inoculado con una solución de células de un solo embrión de zanahoria. Después del descubrimiento de Steward, otros investigadores han logrado llevar a cabo un experimento similar con plantas de tabaco. Hubo que elaborar un estilo de cultivo algo diferente: parece que las exigencias de cada planta pueden ser muy concretas. En general, se supone que antes de mucho tiempo será posible realizar la misma operación con cualquier sustancia vegetal…, o al menos con la mayoría. G. RATTRAY TAYLOR La revolución biológica Bruguera

3


crecimiento vegetativo