Issuu on Google+

1. Rudolf Jakob Camerarius Rudolf Jakob Camerarius o Camerer fue un botánico y médico alemán, que nació y murió en la localidad de Tübingen, entre los años 1665 y 1721. Camerarius se doctoró en Medicina en la prestigiosa Universidad de Tübingen, llegando a ser profesor de medicina en dicha Universidad, pero su gran afición por la Botánica, junto con su espíritu investigador y analítico, le llevaría a ocupar el puesto de director del jardín botánico de Tübingen. En consonancia con el pensamiento racionalista que se impuso en el siglo XVII, Camerarius introdujo en sus investigaciones el método experimental, con lo que llegaría a una serie de grandes descubrimientos en el campo de la botánica. Mientras que algunos investigadores habían observado que las plantas parecían tener alguna forma de sexualidad, llegando incluso a intuir el papel del polen como agente de fertilización, Camerarius no se limitó a exponer una teoría, sino que realizó el trabajo experimental con el que consiguió demostrar empíricamente que las plantas eran criaturas sexuales. A partir del estudio de diferentes tipos de plantas, Camerarius comprobó como las plantas femeninas que no se colocaban cercanas a plantas masculinas podían producir frutos, pero sin semillas. También realizó experimentos en los que mutilaba determinados órganos sexuales de plantas hembras, verificando que no se formaban semillas. Los resultados de sus investigaciones sobre los órganos reproductivos de las plantas fueron presentados en su obra De sexu plantarum epistola, en 1694, y atrajeron la atención inmediata de todo tipo de personas. Camerarius fue el primer botánico que demostró que las plantas con flores tienen sexo y que el polen es necesario para la formación de la fertilización y de la semilla

UNIDAD

La reproducción en las plantas  3. Reproducción sexual

BIOGRAFÍAS

Evidentemente, la idea de que podría haber una diferencia sexual en las plantas causó el asombro general y la teoría de Camerarius fue combatida ferozmente, dado que suponía un resquebrajamiento del orden preestablecido. Su teoría fue considerada como «La invención más salvaje y singular desarrollada por la mente de un poeta». El propio Camerarius fue llegado a calificar como hereje por parte de los sectores más retrógrados de la sociedad de su tiempo. La controversia se prolongó durante años, hasta que finalmente quedó reconocido que las plantas tenían órganos sexuales y podían pasar a un escalón más alto entre los seres vivos. La evidencia del carácter sexual de las flores hizo que adquiriera gran importancia como criterio de clasificación de las plantas. El trabajo de Camerarius sobre la sexualidad de las flores permitió el desarrollo posterior de la botánica en manos de uno de sus investigadores más influyentes: Carl von Linneo.

1


camerarius