Issuu on Google+

UNIDAD

1. Animales que llevan 40 millones de años sin sexo La reproducción es la cualidad esencial de los seres vivos que asegura la perpetuación de la especie. Las formas en que se reproducen son tremendamente diversas, pero pueden englobarse básicamente en dos grupos: reproducción asexual en la que solo interviene un individuo, y reproducción sexual en la que intervienen dos de distinto sexo. Mediante la asexual se obtiene normalmente una amplia descendencia idéntica al progenitor de forma relativamente simple, rápida y energéticamente poco costosa si la comparamos con la sexual. Esta última forma de reproducción produce una descendencia diferente a cualquiera de los dos progenitores mediante un proceso difícil, lento y energéticamente mucho más caro. Con estos datos parecería evidente que la reproducción asexual fuese la preferida por la mayoría de los seres vivos. Muy al contrario, si analizamos el caso de los animales, nos encontramos que la reproducción asexual aparece esporádicamente solo en los primeros niveles evolutivos como en cnidarios, esponjas o anélidos. Sin embargo, no existe en los últimos peldaños de la evolución, en los vertebrados. ¿A qué se debe este paradójico éxito de la reproducción sexual? La respuesta está, como en muchas otras ocasiones que hablamos de seres vivos, en la evolución. La sexualidad tiene una característica que la hace muy especial: es fuente de una gran variabilidad genética pues permite una mezcla importante de información mediante los procesos meióticos de formación de los gametos. Esta diversidad genética es clave en los procesos evolutivos de aparición de nuevas especies de seres vivos, la llamada especiación. En 2007 un grupo de científicos analizó la estructura bucal y el ADN de un grupo de pequeños animales llamados rotíferos y descubrió un hecho sorprendente. Los rotíferos son animales normalmente dulceacuícolas que no suelen llegar al milímetro de largo y de los que se conocen unas 1 500 especies diferentes. Actualmente el grupo de los rotíferos bdeloideos solo se reproduce asexualmente formando clones de la madre. No existen machos. Los recientes análisis indican que desde hace por lo menos cuarenta millones de años estos rotíferos únicamente se han reproducido asexualmente, pero por el contrario se ha observado que han evolucionado formando nuevas especies, tal y como lo consiguen los organismos con reproducción sexual. ¿Cómo lo han logrado?

La reproducción en los animales  3. Reproducción sexual

DOCUMENTOS

La formación de nuevas especies a partir de una dada se explica mediante el aislamiento de poblaciones de esta última debido a barreras geográficas o biológicas. La aparición de variedades que se adaptan mejor a las nuevas condiciones y la presión de la selección natural llevarán a la divergencia y formación de especies diferentes. Hasta ahora esta forma de especiación se creía ligada a los procesos sexuales, pero con este descubrimiento se pone en tela de juicio que sea imprescindible el sexo para diversificarse y obtener nuevas especies. ¿Podríamos haber evolucionado nosotros los humanos sin la reproducción sexual? Dicho de otro modo, ¿podríamos haber «llegado hasta aquí» solo con individuos del mismo sexo? D. FONTANETO, E. HERNIOU, C. BOSCHETTI, M. CAPRIOLI, G. MELONE, C. RICCI y T. G. BARRACLOUGH Independently evolving species in asexual bdelloid rotifers. PLoS Biology http://biology.plosjournals.org/perlserv/?request=get-document&doi=10.1371/journal.pbio.0050087

1 En los rotíferos bdeloideos se forman huevos diploides que no se fecundan

pero desarrollan individuos adultos. ¿Sabes cómo se llama este tipo de reproducción? 2 ¿Por qué se dice que la sexualidad es una fuente inagotable de diversidad? 3 Si la meiosis es la clave en la reproducción sexual. ¿Cuál es el equivalente en la asexual? 4 ¿Existen organismos unicelulares con procesos sexuales?

1


animales sin sexo