Page 7

VERA TIESLER

7. LOS CEMENTERIOS CAMPECHANOS que se encuentran a lo largo del Camino Real entre Campeche y Mérida constituyen un verdadero hogar para los difuntos y un lugar de convivio con los familiares. Las criptas y las fachadas de los osarios les confieren el aspecto de ciudades en miniatura. En la fotografía, el cementerio de la pequeña comunidad de Poc-Boc.

arqueológicos mundiales. La minuciosa excavación del núcleo del Templo de las Inscripciones de Palenque condujo al equipo de arqueólogos liderado por Alberto Ruz Lhuillier hasta la monumental cámara funeraria. Unos veinte años después de ese descubrimiento, la epigrafía descifraba las inscripciones que asignaban nombre y cronología vital al dignatario. Según éstas, K’inich Janaab’ Pakal nació en 603 y fue entronizado a los doce años. Tras dominar la escena política durante más de medio siglo, falleció a los ochenta años. Los preparativos para el funeral de Pakal comenzaron años antes de su muerte. El mismo supervisó la construcción del mausoleo en sus primeras fases. Después, su hijo y sucesor al trono, Chan Balam, encargaría la decoración de las paredes y del monumental sarcófago que hoy se reconoce por su elegante ejecución y simbología. En su última morada en la cámara de las nueve figuras, acompañaron a Pakal abundantes utensilios y objetos suntuarios. Una vez cerrada la cavidad, el acceso monolítico se selló con una ofrenda de víctimas sacrificiales, que habrían de acompañar al seINVESTIGACION Y CIENCIA, mayo, 2008

midivino ancestro Janaab’ Pakal. Frente a la entrada de la cámara funeraria en el Templo de las Inscripciones se halló una enigmática arca de piedra sellada. La excavación abrió el contenido de la misma: los restos articulados de por lo menos cinco personas, adultos y menores de edad, acomodados apretadamente en su interior para acompañar al difunto Pakal. Los estudios bioarqueológicos de la osamenta confirmaron la avanzada edad de Pakal, asentada en las inscripciones. No se hallaron vestigios de enfermedades carenciales. El joven aspirante al trono creció, pues, sin privaciones y en unas condiciones de vida favorables. Gozaba de una alimentación equilibrada y llevaba una vida sedentaria. Sin embargo, se le detectó osteoporosis degenerativa crónica, asociada a un proceso artrítico de la espina dorsal que le habría causado dolor de espalda durante los últimos años de vida. Este breve recorrido por la muerte, el luto y la conmemoración entre los mayas nos ha permitido vislumbrar la riqueza y creatividad de sus ritos funerarios, al tiempo que muestra la integración de los mismos en los códigos sociales e ideologías.

Bibliografía complementaria COSTUMBRES FUNERARIAS DE LOS ANTIGUOS MAYAS. Alberto

Ruz Lhuillier. Universidad Nacional Autónoma de México; México, D.F., 1991. LIVING WITH THE ANCESTORS. KINSHIP AND KINGSHIP IN ANCIENT MAYA SOCIETY. Patricia

A. McAnany. University of Texas; Austin, 1995. ANTROPOLOGIA DE LA ETERNIDAD: LA MUERTE EN LA CULTURA MAYA . Dirigido por

Andrés Ciudad Ruiz, Mario Humberto Ruz Sosa y María Josefa Iglesias Ponce de León. Sociedad Española de Estudios Mayas/Universidad Nacional Autónoma de México, Madrid, 2003. K’INICH JANAAB’ PAKAL DE PALENQUE. VIDA Y MUERTE DE UN GOBERNANTE MAYA .

Vera Tiesler y Andrea Cucina. Universidad Nacional Autónoma de México/Universidad Autónoma de Yucatán; México, D.F., 2005.

53

05-08_cultosmayas  

CONCEPTOS BASICOS En comparación con las mitologías clásicas europeas, sabemos muy poco de la antigua Los muertos habitaban en el xibalba y...

Advertisement