Page 5

4. VERTEBRAS CERVICALES HUMANAS halladas en los aposentos reales de la metrópolis clásica de Calakmul, en Campeche. A la izquierda, tercera vértebra cervical con corte horizontal que indica una posible decapitación. La vértebra de la derecha presenta otro tipo de marcas antropogénicas: cortes por deslizamiento sucesivo que evidencian un desprendimiento póstumo de partes blandas.

víctima en posición supina, o decapitación. Otras formas de matar, menos documentadas, correspondían a la lapidación, el ahogamiento y la muerte a saetazos. Tras la ejecución, el cuerpo de la víctima —ahora parte de lo sagrado— podía seguir siendo objeto de ritos póstumos. Sabemos por la iconografía y las marcas antropogénicas halladas en restos humanos, que los mayas desollaban, descarnaban y desmembraban a algunas víctimas. Según De Landa y Sánchez de Aguilar, los fragmentos de los cuerpos se distribuían entre los sacerdotes; luego se enterraban frente a los templos y adoratorios, se abandonaban en el monte o se arrojaban en pozos secos, cenotes y cuevas.

para obtener el beneplácito y la intervención de los dioses, y garantizar así el bienestar de la comunidad. El sacrificio consistía en la destrucción de la vida misma, la donación de las esencias vitales y la invocación de lo sagrado. Según los cronistas, las víctimas solían ser esclavos, prisioneros de guerra, huérfanos o hijos de los propios miembros de la comunidad, que eran entregados para el sacrificio. La preparación de la ceremonia culminante podía durar varios meses. La ejecución se realizaba por extracción del corazón, estando la INVESTIGACION Y CIENCIA, mayo, 2008

¿Cómo investigar los ritos funerarios mayas prehispánicos? ¿De qué nos valemos para reconocer la muerte ritual en sus múltiples facetas y expresiones, tangibles e intangibles? En la arqueología funeraria mayista, interdisciplinaria, confluyen la arqueología, la antropología física, la historia del arte y la epigrafía (estudio de inscripciones y glifos). En el área maya, la investigación de los ritos funerarios prehispánicos se enfrenta a un estado de conservación de los restos humanos muy precario. De ahí el interés de los estudios tafonómicos, que evalúan los factores extrínsecos e intrínsecos que influyen en la descomposición de los cuerpos. Se ha incrementado, además, la investigación de los complejos funerarios desde el enfoque novedoso de la “bioarqueología”, que estudia los restos humanos en su contexto, y desde una 51

VERA TIESLER; PROYECTO ARQUEOLOGICO CALAKMUL (INAH)

Arqueología mortuoria

05-08_cultosmayas  

CONCEPTOS BASICOS En comparación con las mitologías clásicas europeas, sabemos muy poco de la antigua Los muertos habitaban en el xibalba y...

Advertisement