Issuu on Google+

ARGENTINOS EN ESPAÑA

ENTREVISTA

ANDRÉS NEUMAN PREMIO ALFAGUARA 2009

RAÚL ALFONSÍN UN EJEMPLO DE VIDA JAVIER SAVIOLA CHARLA CON UN GALÁCTICO

Año 4 · Nº 30 · mayo / junio 2009


EDITORIAL // 3

Portada: Monumento a la bandera, Rosario, provincia de Santa Fe.

ARGENTINOS EN ESPAÑA

AÑO 4 · Nº 30 · MAYO-JUNIO 2009

Edita: ARGESPAÑA DE IMAGEN Y COMUNICACIÓN S. L. Calle Oña, 151, 2º 3 28050 Madrid Direccción y producción: NORBERTO NAVARRO norberto@argentinos.es Redactora jefa: BETIANA BAGLIETTO betiana@argentinos.es Colaboran en este número: LYLIANA COLOTTO INDIANA FORTI SERGIO A. GONZÁLEZ BUENO MARRIANA DE LA CRUZ NOE CORREA ARCE CARLOS A. OCHOA BLANCO GEORGINA MARLATS Publicidad: NORBERTO NAVARRO 630 95 46 65 Diseño Grafico: APB Impresión C. G. A. Depósito Legal: M-25327-2004

PASIONES Con lágrimas, aplausos, homenajes, vítores y una marea humana despedimos a quien ha sido quizás el mejor presidente de la última era democrática. Al menos en eso se ha puesto de acuerdo todo el mundo, en destacar la figura de Raúl Alfonsín como un ejemplo de decencia política, y eso, tratándose de Argentina, ya es mucho mérito. Atrás quedaron las críticas y defenestraciones por los errores cometidos y el recuerdo de la hiperinflación de fines de los 90, como si todo lo que vino después hubiera revalorizado lo hecho por el radicalismo entre el 83 y 89. O simplemente porque el extremismo es una de nuestras mayores características y pasamos de la descalificación al enaltecimiento sin demasiados intermedios. Pasionales, viscerales, tanto para lo bueno como para lo malo, el adiós a Alfonsín fue un reflejo más de nuestra forma de ser, esa que tanto nos distingue –también para bien o para mal- en el resto del mundo, y que ahora que se acerca el 25 de mayo, un día tan patrio, podemos juntarnos para celebrarla. O descalificarla. ¡Salud! n

www.argentinos.es el portal de los argentinos en españa

“Quién deja de hacer publicidad para ahorrar dinero es como si parase el reloj para ahorrar tiempo” Henry Ford


4 // ENTREVISTA

Andrés Neuman Premio Alfaguara 2009 por su novela ‘El viajero del siglo’

“Me encanta el sabor a mate... quien toma mate pronuncia palabras más aromáticas y nutritivas” LILYANA COLOTTO


ENTREVISTA // 5

Madrid lucía luminosa y cálida, y al café donde nos habíamos citado, llegaba Andrés Neuman puntual, respetuoso del tiempo y ajeno a su tiranía, tranquilo, afable y natural, como consciente de que el presente sólo era ese instante allí. La conversación surgió en seguida, antes de que la cinta iniciara la cuenta atrás. Una vez puesta en marcha, la conversación discurrió distendida, interesante, rica, entusiasta, expresiva y vital. ¿En qué hablamos Andrés?, “aquí en español, allá en argentino”. Al llegar a España a tus 14 años, tuviste que volver a hablar otra vez o aprender a hablar: ¿cómo reflejas en tus novelas las dos maneras de hablar que tú llamas ‘dialecto’? Como persona, si estoy en España hablo español y si me encuentro en Argentina hablo en argentino, me sale así naturalmente. Una especie de manual de supervivencia, ‘donde fueres haz lo que vieres, y habla como hablaran...’(sonrisas). Como escritor en su momento fue un conflicto, ahora me parece una característica. Yo ya escribía cuentos para mí y en otro dialecto, pero continuar así hubiera sido empobrecedor. Pensé entonces que si la historia sucedía en Argentina, dejaré que el narrador omnisciente hable como yo hablo todos los días en España, pero mis personajes hablarán como yo sé que se habla en Argentina, como yo ha hablaba de niño. Esa división fue la que hice desde mi primera novela ‘Bariloche’. Eso cuando la historia suceda en Argentina, y cuando la historia sucede en ‘ninguna parte’, cuando el que habla no se sabe muy bien de dónde viene, una voz ‘Frankestein’, como le llamo yo, un español suave, el que habla el que tiene las dos orillas, una amalgama. Un ejemplo que me sucedió, es la palabra ‘paleta’, pero era muy argentino, pensé en ‘pala’, pero era muy español, elegí entonces ‘raqueta de madera’. Intento buscar una palabra que sea más o menos natural, más o menos ajena en las dos orillas. Me interesan más las palabras de frontera. ¿El hecho de ser inmigrante-emigrante te ha ofrecido y ofrece más y mayor materia prima para la escritura? ¿cuántas más patrias más riqueza narrativa?

Pero no en forma de anécdota, no pierdo de vista que Kant pensó la civilización occidental sin salir de Koeninberg y Kafka resumió la experiencia del siglo XX sin ser un gran viajero, hay que tener en cuenta eso. Ha habido artistas de espíritus nómadas cuya vida ha sido enormemente sedentaria y rutinaria. Tampoco hay que mitificar el valor literario del viaje en sí. La experiencia migratoria sirve no tanto porque uno tenga la mochila cargada de anécdotas, sino porque te vuelva una persona más receptiva y curiosa; si sirve para eso sí, pero a lo mejor te vuelves una persona receptiva y curiosa quizás sin moverte. Simplemente saber que tu abuelo tuvo unas ideas y una cultura, que tu padre tuvo otra y tus hijos tendrán otras. No es tanto en forma de argumento, de anécdotas, como de actitud vital, eso quería decir. La migración te vuelve consciente de lo dinámico que puede ser el ser humano y de lo que puede cambiar tu vida y las emociones, y eso sí es literario. ¿Cuál es el método de trabajo de Andrés Neuman? ¿Hay un esquema previo? ¿Eres un escritor con mapa o con brújula, parafraseando a Javier Marías, y ‘haciendo camino al escribir’? Conozco los dos métodos, me han ocurrido los dos y siento que en las novelas más complejas estructuralmente, como ésta que va a salir ahora, he necesitado un mapa, sin embargo era muy consciente de que ese mapa se iba reconfigurando con el tiempo, no era un mapa estático; si la novela es muy larga necesito un esquema previo, si no el libro más que libre resulta extraviado, y sé que ese punto de partida, una vez que yo tenga claro cómo es el diseño, no se va a cumplir, pero me sirve para arrancar, del mismo modo que para perdernos en un viaje necesitamos un primer billete. Si el libro va a ser breve o de estructura más lineal, me gusta no tener plan en absoluto, lo que me pasó con una de las novelas. No creo en los métodos únicos, creo que cada libro pide un método. Creo que el arte es el descubrimiento de un método y no la aplicación de un método. ¿Cómo eliges a los narradores, la 1ª persona, la 3ª o el narrador omnisciente?


6 // ENTREVISTA

No los elijo, me eligen a mí. Si funciona naturalmente, es totalmente intuitivo. ¿Cómo te surgen las ideas para una novela? ¿Llevas siempre la libreta para apuntar todo lo que escuchas, miras, y sucede a tu alrededor? Creo que es algo razonable llevar una libreta, pues la idea te puede sorprender en cualquier momento, y no hay algo más espantoso que se te ocurra una idea y no tengas dónde apuntarla. Es algo normal en todos los escritores, o piden un bolígrafo y se roban una servilleta. Soy muy de servilletas para apuntar lo que surja. En las novelas, no deberíamos identificar al narrador con el autor, aunque te confieso que me gusta ir buscando las relaciones que pudiera haber entre ambos. En tu caso, ¿cómo usas o sacas partido de lo autobiográfico? La autobiografía siempre tiene trampa en la literatura, siempre, nada es lo que parece. La autobiografía no es irrelevante en el proceso de escritura, sino más compleja de lo que parece. Un narrador tiene la obligación

de ser todos sus personajes y ninguno. ¿Qué significa para ti la expresión ‘resulta más legítimo o necesario escribir desde el amor’? No es tanto escribir desde el amor, si no seríamos todos místicos, sino hacia el amor. Te vas enamorando de lo que escribes. Tanto, que me ha sucedido en mi última novela, un personaje antagonista, un personaje malvado o antipático por lo tanto no empecé a escribirlo con amor, y cuando iba a un tercio de novela empecé a entenderlo tan bien a este antagonista, empecé a ponerme en su lugar, que tuve que hacer un esfuerzo para que siguiera siendo antagonista, se me fue llenando de miedos, de dudas, este hombre, que no era un sinvergüenza, era un hombre asustado, y llegó al final de la novela pero reivindicado, siguió siendo el antagonista, pero un antagonista lleno de contradicciones, de emociones, en realidad fui enamorándome del personaje, gracias a Dios, no?, este personaje que en teoría iba a ser repelente y dejó de serlo. También pasa al revés, nacen como héroes y van degradándose. Pasa las dos cosas. Los descubrimientos morales de los personajes que el propio argumento va desdiciendo. ¿Cómo eliges los títulos de tus libros? ¡Ay! es un dolor de cabeza. Cada libro se ha titulado como le ha dado la gana. Hay libros que nunca han podido titularse bien, ni al principio ni durante ni al final. Ninguna novela que he escrito terminó llamándose como se llamaba, nunca. Siempre he cambiado de plan. Es una angustia total. Me cuesta mucho trabajo encontrarlos. Pocas novelas resumen el espíritu de la novela en dos palabras, como ‘Guerra y Paz’. Título que ataca el corazón de la novela. Pongo títulos provisionales que pretenden resumir la novela y si tengo mucha suerte, años después, puede surgir un título que sea más sutil. Pero me cuesta mucho trabajo. Pero me gusta la idea de iniciar con un título provisional de trabajo. Alguien ha dicho a propósito de tus libros que ‘eres un escritor de altura, que puede crear adicción’. ¿Por qué crees que tus libros puedan crear adicción?


8 // ENTREVISTA

No lo sé. No tengo ni idea. Yo tengo adicción a escribir, si esa adicción es contagiosa, mejor, pero no lo sé, soy incapaz de leerme, sólo lo hago para buscar erratas. El peor lector posible siempre es el autor. Has dicho que no necesitaste de los premios para confirmar tu vocación, pero que te han permitido concebir la escritura no sólo como modo de vida sino como medio de vida. ¿Concibes otra forma de vivir la vida fuera de la escritura? No, la verdad es que no. Siempre supe que iba a escribir, no imaginaba que iba a ser mi trabajo, pero de niño tenía clarísimo que iba a escribir siempre, contar historias, pero no por ningún destino divino, sino porque mi vida mejoró tantísimo, cambió toda mi vida porque todo se volvió más interesante, más intenso, más emocionante, más fascinante; encontré una razón para estar vivo, cada minuto tiene un valor porque puede tener un valor literario y eso en lugar de encerrarme en una biblioteca, lo que me hace es disfrutar de la calle; incluso cuando escribes estás viviendo, te estás emocionando, te estás enfadando, estás recordando. Jamás he dividido el tiempo de vida y de escritura, para mí todo es vida, igual que todo es literatura, vas por la calle y estás tomando datos literarios y sin embargo no estás escribiendo, como el estar sentado en una pantalla no es menos vital que estar disfrutando de una buena cena. En mí se ponen tanto o más mecanismos de emoción al escribir que al estar saliendo de juerga una noche. Nunca he dividido ‘tiempo de escritura no es vida, tiempo de vida no es tiempo literario’; todo es tiempo literario, todo es tiempo vital. Progresivamente fui dejando los trabajos que tenía tanto académicos o como de otro tipo y fui sólo quedándome con la literatura, porque la literatura fue una especie de aspirador que fue como devorando los otros trabajos que intentaba hacer. Cada vez que intenté hacer algo que no fuera la escritura, la escritura absorbía la intención anterior y a mí, una especie de triángulo de las Bermudas. Poco a poco me di cuenta de que no solamente era una vocación, sino el único trabajo que yo quería hacer. También has comentado que ese medio de vida que es la escritura te ha permitido llegar a la escritura más perfecta que es la lista de la compra.

Era una broma, pero se refería a que tengo el privilegio de pagarla con mi trabajo. Vienes de una familia de artistas: músicos principalmente, pintores, escultores e incluso algún cineasta, pero en ‘Una vez Argentina’ dices que en tu vida faltaron las palabras. ¿Tu oficio de escritor vino a llenar ese vacío familiar? Involuntariamente sí, porque hay tanta música en mi familia, mi madre era violinista, mi padre es músico, profesor de música en este momento y mi hermano es guitarrista. Es una fatalidad genética en mi familia ser músico. A mí se me desvió, estudié música muy pronto, pero no estaba llamado a eso. Los músicos tocan porque no saben comunicarse de otra forma. No lo sé. Me gustaría pensar que sea así, pero sería una misión un poco mesiánica que me incomoda, yo vengo a decir lo que mi familia no decía. No lo sé. Simplemente me puse a investigar la vida de mi familia y vi que todo el mundo se había dedicado a todas las cosas más diversas y menos a contar lo que habían hecho, y como yo lo único que sabía hacer era contar historias, fue mi privilegio poder contar todo lo que habían hecho y nunca habían contado que habían hecho, pero no como un destino, sino el único lugarcito en el que podía acomodarme dentro de ese rompecabezas. Fue muy emocionante escribir esa novela. ¿Cómo se vive lo del premio en una ciudad pequeña como Granada? Para eso me ha gustado mantener la extranjería, de lo que no me quiero enterar no me entero, de lo que no quiero darme cuenta, no me doy cuenta, me aferro a mi parte inmigrante de argentino extraterrestre en Granada; si me siento observado regreso a mis asuntos y no modifico mi actitud para nada. Cuando la gente ve que tú te comportas con naturalidad, termina adoptando la misma naturalidad. Sigo yendo a los mismos cafés. ¿Para escribir hay que estar inspirado? Si un novelista escucha la palabra inspiración le da un ataque de risa; es un acto de paciencia y de fe y de constancia. La inspiración consiste en días que uno no sabe por qué son más ocurrentes, más brillantes, más lúcidos que otros, pero tengas ese día o no tengas, tu obligación de escritor es estar escribiendo.


10 // ENTREVISTA

Tu novela ‘Una vez Argentina’ se la dedicas ‘a los que permanecen’ ¿quiénes son? A los que permanecen biológicamente, celebrando que estén vivos aún, yo por desgracia por entonces no imaginaba que mi madre moriría pronto, con lo cual la dedicatoria cobró más sentido todavía, y por otro lado a todos esos fantasmas que yo no sabía que me acompañaban tanto y que al hablar de ellos en el libro es como si los hubiera invocado. La idea de que todos los personajes sean tus parientes me pareció asombrosa, en los dos sentidos, la gente cercana que se convierte en personaje y parientes lejanos que no tenías una puta foto para saber quién era, convertido en personaje íntimo alguien tan remoto como un tatarabuelo. Tanto, que me hizo cambiar la idea del personaje: ahora pienso que todos los personajes que escribe un escritor son parte de su familia, cuente la historia de su familia o no. Creo que la gran genealogía de un autor son los personajes que se van inventando. Hay una brutal y abrumadora intimidad de los autores con el personaje. El autor no está por encima

“Me aferro a mi parte inmigrante de argentino extraterrestre en Granada; si me siento observado regreso a mis asuntos y no modifico mi actitud para nada” de los personajes sino que forman parte casi de nuestro cuerpo. La idea de que el personaje existe en la misma medida que tú, como ser humano y espejo, fue la experiencia que más me asombró de escribir ‘Una vez Argentina’. Y la idea de negociar con tus personajes. Así como en Pirandello fueron los personajes en busca de su autor, esto era al revés, el autor en busca de sus personajes. Entre tus miedos, el miedo a la muerte. ¿Por qué siendo tan joven? De niño no podía entender por qué nos moríamos tan pronto, me parecía algo indignante, por qué la gente se puede morir en cualquier momento. O sea que uno desaparece y el mundo sigue. De niño yo decía, no, no puede ser la muerte, yo cuando me muera quiero saber qué sigue pasando, es decir quiero ser capaz de leer el diario. Yo comprendo que debo retirarme, pero yo tengo que estar enterado de qué pasa. Ahora, ante la realidad de la muerte, la humildad y la emoción, la humildad de saber lo poquito que duramos y lo poquito que somos y la emoción de sentir qué gran honor es estar aquí por este ratito. Ahora entiendo cada vez más la idea japonesa de la muerte, la vida como arte de morir, vivir para aprender a morir,

comprensión de la muerte. Vivimos para entender que nos vamos a morir. Ahora lo que me asusta no es la muerte, sino no envejecer. Ojalá todos podamos envejecer lentamente y en toda su complejidad. Sí me sigue pareciendo terrible que una vida joven pueda llegar a truncarse, en eso sigo siendo un niño, no lo entiendo. He visto morir a mi madre demasiado joven y no lo entiendo. Se escribe contra la muerte. Me interesan las resurrecciones que se producen mientras escribo, como en ‘Una vez Argentina’. ¿Contarías brevemente de qué trata tu novela premiada ‘El viajero del siglo’? Trata de un viajero que parece haber estado en todos los lugares, o eso dice, que parece hablar todas las lenguas o eso finge, y llega a un pueblo desagradable, hostil en el que nadie se quedaría, y mucho menos el viajero del siglo, pero contra todo pronóstico él no puede irse de ese lugar, porque siempre hay algo que lo retiene. Un poco fantásticamente y otro accidentalmente. La novela cuenta un año en la vida del viajero del siglo donde no se mueve, y la paradoja es que este hombre no sale de ahí en toda la novela, sin embargo el mundo entero está resumido en ese lugar, en la experiencia de este personaje que tiene varios secretos inconfesables que nadie del pueblo conoce. Sucede en el siglo XIX, en un lugar imaginario de Alemania, en la Europa de la restauración. En los salones literarios de la época se debaten asuntos, se dirimen conflictos que son, creo, los mismos que tenemos ahora, políticos, ideológicos y hasta de género. Es un intento, no de hacer una novela histórica, de contar algo que ya pasó, sino de reflexionar sobre los orígenes de los conflictos del presente. De esos lodos del pasado vienen estos barros conservadores, de la incapacidad de los grandes proyectos utópicos de izquierda para llegar a buen puerto. Sobre las ruinas de esos proyectos de izquierda se edifica una Europa conservadora. Un crítico dijo de Andrés Neuman que ‘hay que leerlo’. ¿Nos puedes dar motivos indispensables para que te lean aquéllos que aún no te conocen? No se me ocurre ni un solo motivo indispensable para leerme, con todos los grandes escritores que hay por ahí. El mejor método para comprar libros es el boca a boca, hay que hablar de libros con la gente, seguir recomendaciones de los demás y recomendar libros. Creo mucho en ese circuito. Me encantaría que me leyeran y les daría las gracias, pero siempre que alguien me lee lo sigo viviendo como un malentendido afortunado. n La novela ‘El Viajero del siglo’ estará en las librerías el 20 de mayo. Nunca he dividido: tiempo de escritura no es vida; tiempo de vida no es tiempo literario. Todo es tiempo literario, todo es tiempo vital”. La idea de que el personaje existe en la misma medida que tú, como ser humano y espejo, fue la experiencia que más me asombró de escribir ‘Una vez Argentina’. Y la idea de negociar con tus personajes.


12 // HOMENAJE

UN EJEMPLO DE VIDA La noticia de la muerte del ex presidente argentino Raúl Alfonsín dio la vuelta al mundo el pasado 29 de marzo, así como todos los actos que se sucedieron para rememorarlo. Algunos de nuestros lectores tampoco quisieron dejar de recordarlo GEORGINA MARLATS

Hoy como argentina, y aunque viviendo en el extranjero, siento una nostalgia especial. Ayer por la tardenoche falleció el Dr. Raúl Ricardo Alfonsín, primer presidente democrático tras la caída de la dictadura militar en 1983. Más allá de sus 82 años y la enfermedad que lo venía apagando, cáncer de pulmón con metástasis ósea, continuó luchando, defendiendo la democracia y los derechos humanos, pensando siempre en el bienestar común y en las personas. Era un hombre digno de respetar, con convicciones sólidas y que defendía a toda costa sus ideas, siempre argumentado y no por testarudez, y eso es sumamente valorable.

Personalmente y dado mi contexto familiar, mantengo las ideas que pregonaba dentro del radicalismo y como orador general, porque más de una vez en sus discursos dejaba de lado el partidismo. Mi abuelo fue concejal miembro de la Unión Cívica Radical (UCR) en el Partido de San Cayetano, mi padre elegido intendente durante el período 1983-1987 y actualmente mi hermano, desempeña el cargo de secretario de Gobierno. Más allá de lo que cada uno haya aportado, o decisiones discutibles y a veces me haya sentido señalada a causa del apellido, desde muy pequeña (entre los 7 y 8 años) indirectamente me sentía partíci-


HOMENAJE // 13

pe de estos encuentros políticos en las previas electorales, escuchaba las diferentes posturas en las reuniones donde todos los miembros participaban e iba forjando mis ideales y aprendiendo conceptos básicos para una democracia: idea del bien común, defensa de los valores sociales y sobre todo, la libertad de expresión, durante muchos años vedada y a los que aun algunos temen. Pienso que desde aquel entonces las bases partidistas han ido cambiando, reformulándose, aceptando nuevas posturas y comenzando también a reconocer las propias falencias y equivocaciones. Y por eso, creo que a pesar de las rupturas y alianzas, nadie puede negar en la persona de Alfonsín, el rol de líder institucional y referente del pueblo argentino, aun después

de haber cesado en su mandato. Era un patriota. Alguien que como todo ser humano habrá tenido sus defectos o errores que no creo sea oportuno hoy juzgar, pero era un ejemplo de honestidad y lucha, aun como opositor en los momentos de mayor crisis, y su pedido constante de unión o consenso entre las diferentes ideologías políticas. Una frase suya que hoy leía entre las tantas notas que salieron publicadas y que me llevó a la reflexión es: “La política cuando no es diálogo, termina siendo violencia”. Cuan acertado estaba, porque es algo que se puede aplicar a lo cotidiano y a la realidad que cada uno vive en el día a día, y en cualquier país. El diálogo siempre que se sepa escuchar, no genera diferencias sino que gracias a que existen posturas distintas, hay libertad de expresión, y eso es

Padre Damián nº 15 - 91 458 20 56 - Madrid / Ibiza nº 40 - 91 409 40 40 - Madrid Costa Rica nº 28 - 91 350 56 33 - Madrid / Mayor nº 53 - 91 559 45 79 - Madrid


14 // HOMENAJE


HOMENAJE // 15

bueno para la sociedad y para las personas, cuando no se llega al despotismo de creer que nuestra opción es la única posible y viable. Por los recuerdos vividos, el compromiso y salutaciones constantes, las sensaciones que se agolpan hoy en mi interior, es inevitable que no sienta esta especie de nostalgia. Lo positivo es no permanecer pegada a la pérdida, y sentirme contenta sabiendo que una personalidad con el carisma que Alfonsín es respetada, valorada y reconocida por cualquier ideología o bandera, inclusive con repercusiones a nivel internacional y precisamente eso es lo que nos une como argentinos. Ojalá que sus enseñanzas y discursos perduren y que con el tiempo sean más sólidos y valorados sus aciertos que equivocaciones aprendiendo de éstas. Pero sobre todo, que sea un ejemplo digno de imitar no sólo en la esfera política, hoy día tan contaminada por los intereses personales que dejan de lado el bien común, sino por la sociedad en general, entre los que me incluyo. Entre los recuerdos que antes mencionaba, revivo con una gran sonrisa esos momentos disfrutados, cuan-

do hace más de 20 años fuimos a buscarlo al Aeroclub de San Cayetano y al bajar de la avioneta que lo transportaba no sólo estrechó fuertemente mi mano sino que rodeó con su brazo mis hombros para la foto y fue saludando a cada uno de los que allí estábamos. Y aun muchos más atrás en el tiempo, no despierto de mi asombro y alegría cuando mi papá me entregó una carta tan cordial y afectiva de la Presidencia de la Nación, en respuesta a otra que yo había escrito. Era mi mayor tesoro, que releía una y otra vez, y que cuando lo pude conocer personalmente, le pedí que la autografiase. Creo que debe estar aun hoy, en alguna caja, dentro de un cajón junto a esas cosas importante que siempre guardamos de niños y de las cuales, aun con el tiempo, nos cuesta desprendernos. Pero bueno, hay que seguir, y por eso quería, a fin de que no se marchiten dentro, compartir estas sensaciones con ustedes, aquellos que quieran leerlos sabiendo que podrán estar o no de acuerdo y lo respeto, porque eso es tolerancia y como decía antes, libertad de expresión. n

Dr. Raúl Ricardo Alfonsín El ex Presidente de la República Argentina, Dr. Raúl Alfonsín, falleció en Buenos Aires el 31 de marzo de 2009, a la edad de 82 años. Este triste hecho me lleva a retrotraerme en el tiempo evocando su figura, la pública y la que me surge del trato personal que tuve con él. Fue un político nato. Un Político con mayúsculas. Supo interpretar con gran profundidad al pueblo argentino tal vez en contradicción a lo que manifestó Jorge Luis Borges en su poesía ‘La Fama’: argentino, esa cosa que nadie puede definir. (…) Recuerdo una anécdota ocurrida en la Localidad de Monte Chingolo, Partido (Ayuntamiento) de Lanús, situado al sur de la ciudad de Buenos Aires: allí nos citamos para escuchar al Dr. Alfonsín, era una reunión clandestina, puesto que ya ocupaba el gobierno la Junta Militar del Gra. Videla, que había disuelto todos los partidos políticos, declarándolos ilegales. Éramos unos 15 ó 20 personas, y el Dr. nos alentaba a ignorar y vencer las diferencias en esa lucha interna y acercarnos y estrechar el accionar con los del Movimiento Nacional; ante mi pregunta: cómo íbamos a poder trabajar junto a quienes hasta estos momentos nos tildan de “comunistas” me respondió: “El que dice eso es un hijo de puta”. Ante tan lacónica respuesta se acabaron nuestras dudas y así empezamos a trabajar todos los radicales sin distinción. (…) Me he detenido en esta anécdota para mostrar con lo sucedido una de las facetas que marcan muy bien la personalidad del Dr. Alfonsín: fuerte, definida, con conceptos bien claros sobre el fin que persigue, sin rodeos, directa y aún más, con la capacidad suficiente como para saber trasmitirla, de manera tal que los demás podíamos entenderla, captarla, en fin, era el líder, el líder democrático que necesitaba el partido, y que más tarde se proyectó hacia el país, con el resultado evidente que lo llevó hacia el ejercicio de la Presidencia de la Nación. (…) Debo decir que me vanaglorio de haber tenido un trato directo con Alfonsín; tengo muchas anécdotas personales, tanto en Argentina como en España, que me llevan a recordarlo como un hombre sencillo, extraordinario, fuera de lo común, de convicciones políticas muy firmes, sumamente democrático, con un gran sentido de la patria y de una concepción muy amplia de la vida. ¡GRACIAS DR. ALFONSÍN! ¡DESCANSE UD. EN PAZ! CARLOS TROTTA COSTANTINO. Psicólogo


16 // TEATRO: NUEVA GIRA

LES LUTHIERS recetan humor inteligente e intemporal contra la crisis ROBERTO JIMÉNEZ (EFE)

El polifacético quinteto argentino “Les Luthiers” abrió el pasado 13 de marzo en Valladolid una nueva gira en España con el estreno nacional de ‘Los Premios Mastropiero’, su personal contribución de humor inteligente e intemporal contra una crisis que ellos ya conocen de atrás en su país de origen. “El humorismo se puede hacer en época de crisis y también fuera de ella. Incluso en tiempos peores se trabaja más y mejor”, defendió en la ciudad castellano leonesa uno de los integrantes del grupo, Daniel Rabinovich, horas antes de la primera de las tres representaciones previstas en esa capital a lo largo del fin de semana. A olvidarse de los problemas cotidianos de la gente también contribuye, según Rabinovich, las casi dos horas de un espectáculo musical y teatral, donde el gesto y las palabras ponen a prueba la pericia del espectador para descodificar la propuesta de compli-

cidad que habitualmente le lanza Les Luthiers en sus montajes. Así parece demostrarlo la venta íntegra, desde varios días antes, de las 3.600 entradas que suma el taquillaje de las tres funciones programadas en el auditorio del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, para asistir a un espectáculo que fue estrenado en julio de 2005 en el Teatro Astengo de Rosario (Argentina). “Parece buena señal para el humor, en general, que en tiempos de crisis se venda”, apuntó por su parte Carlos López Puccio, otro de los miembros, que además dirige el Estudio Coral de Buenos Aires y el Coro Polifónico de un país, el suyo, donde un año después del famoso ‘corralito’ financiero “la gente salía a divertirse con lo que podía”, apostilló su compañero Jorge Maronna, compositor y guitarrista. Más de cuatro décadas de andadura jalonan la trayectoria de un grupo que en su comienzos sabía muy bien


18 // TEATRO: NUEVA GIRA

“lo que era depender del público”, explicó Marcos Mundstock, actor, locutor, creativo publicitario y, por supuesto, humorista. “Vivimos agradecidos y sorprendidos por este éxito que creemos que sí nos merecemos por el trabajo que hemos realizado, pero también somos conscientes de que ora gente no tiene tanta suerte como nosotros, por eso nos consideramos unos privilegiados”, agregó Mundstock durante la presentación del estreno en España de ‘Los Premios Mastropiero’, casi cuatro años después de hacerlo en Argentina. Este desfase en nada afecta a la actualidad de esa propuesta porque se encuentra revestida de “un humor intemporal que nos gusta y permite mantener fresco cualquier trabajo. No afecta al resultado”, precisó Carlos Núñez Cortés, el quinto y último integrante de Les Luthiers, doctor en Química, concertista de piano y compositor de montajes teatrales. El quinteto ha inscrito esta demora en su personal metodología de trabajo, basada en el criterio de estrenar en España sus espectáculos por orden cronológico, y nunca Madrid como plaza primera, sino poco

después de hacerlo en otras ciudades como en el caso de ‘Los Premios Mastropiero’ son Valladolid, La Coruña y Vigo. Consiste este espectáculo en una parodia de la entrega de los Óscar de Hollywood, pero también podría ser de los Goya, por tratarse de “un modelo que ahora se usa en todo y para todo, y que está plagado de tics y de lugares comunes fácilmente entendibles en todos los sitios, declaró Rabinovich, guitarrista, percusionista, actor, cantante y notario de formación. Rabinovich, tras hacerse eco del placer que les procura siempre saltar desde Iberoamérica a España para una nueva gira, no ha encontrado fisuras ni diferencias notables entre el público español y el argentino: “ambos comparten el mismo amor por la música, por el teatro y por reírnos juntos”. ‘Los Premios Mastropiero’, en sus categorías de cine, teatro, música y televisión, incluyen nueve números musicales de diferentes ritmos: desde la ópera hasta el bolero, el rock, merengue o tonada infantil, y llegará a Madrid el 17 de octubre, donde permanecerá hasta el 15 de noviembre, según sus previsiones. n


Productos argentinos de Máxima Calidad Alberto Luis Hughes Importación - Exportación Importador / distribuidor para España y Unión Europea

La Salamandra Dulce de leche

San Humberto · Bianchi Orfila · Navarro Correas

Pan de Miga EL GRANO DE TRIGO

Dulces

Otros productos: SABORES DEL PLATA Dulce de leche · PANQUECO CREPS Panqueques y masa lasagna CONDIMENTOS SABORES DEL PLATA Ají Molido y Chimichurri HARINA BLANCAFLOR · VINO VALENTÍN LACRADO DE BODEGAS BIANCHI

Alberto Luis Hughes ·

Importación - Exportación

Islas Pitiusas 72 28230 Las Rozas Madrid Tel/Fax: 34 91 631 40 06 Móvil: 607 70 37 32 Pedidos: 900 50 60 02

Alem 189 1888 Florencio Varela Buenos Aires Argentina Tel/Fax: (5411) 4255 6571 e-mail: alhughes@fullzero.com.ar www.alhughes.net

E-mail: alhughes@arrakis.es


20 // ENTREVISTA

Javier Saviola

“CON TAL DE JUGAR, VOY DONDE SEA” Tiene un contrato millonario con el Real Madrid, pero apenas pisa el césped, y por eso quiere marcharse apenas termine la Liga a cualquier club de Europa que le dé minutos. El Conejito sueña con volver a vestir la celeste y blanca, retirarse en River y quedarse a vivir para siempre en la capital española BETIANA BAGLIETTO / NORBERTO NAVARRO Por más que digan que el fútbol es “dos más dos, cuatro” hay cálculos que en el mundo de la pelota son imposibles de resolver. Cómo entender sino que un club como el Real Madrid le pague un sueldo millonario a un jugador que casi no utiliza. Un delantero que, además, en todos los clubes por los que ha pasado dejó demostrado su talento y su olfato de gol, ese que le valió el pasaje directo al Barcelona, desde su River natal. Javier Saviola –también ex del Sevilla y el Mónaco-, de él hablamos, vive días aciagos en el club blanco, relegado a mirar casi todos los partidos desde el banco, o incluso la platea. Poco amigo de las polémicas y los conflictos, ya ha dejado claro que se quiere marchar en cuanto termine la temporada. Mientras tanto, en una charla en la parrilla Clericó, del centro comercial Diversia de Alcobendas, donde cada semana tiene su cita con un plato de la mejor carne argentina, él mismo ayuda a resolver la gran incógnita, esa pregunta que se hacen muchísimos aficionados al deporte rey. ¿Por qué no jugás? Cuando a mí los técnicos me dieron confianza siempre

rendí a buen nivel. Después, como todo, estar en los clubes grandes conlleva una gran competencia. Y también quizás la personalidad que tengo, el ser un tipo muy tranquilo y no quejarme, aunque siento el fútbol como nadie, pero por dentro, no lo exteriorizo y eso me juega en contra. -Se podía pensar que con Juande, después de tu paso por el Sevilla, te iba a tocar… -En el Sevilla estuve a punto de quedarme, negociamos con el presidente y al final no llegamos a un acuerdo, pero ahí fue espectacular, tanto con mis compañeros como con la gente. Ganamos la UEFA. Si era por mí en ese momento me hubiera quedado. La gente me quiera muchísimo, cada vez que voy me lo hace saber. ¿Fue tal vez donde mejor te sentiste de los tres equipos de España? En el Barca los primeros años también fueron muy buenos, pero en Sevilla quizás por haber ganado un título fue todavía mejor. Yo nunca me hubiera imaginado que se hubiera festejado de esa manera, lo que fue la ciudad después de 100 años de no ganar nada, impresionante. Me sentía cómodo, estaba bien en todo sentido y después de ahí me fui al Mundial de Alemania. Y qué buen Mundial hiciste. Sí, la verdad que sí. Pero es lo que te digo. Pekerman (José) me tenía confianza porque me conocía ya de la Sub 20 y los partidos que jugué pude rendir bien. -En Francia, ¿te podrías haber quedado más tiempo? -No, el Mónaco es un club un poco amateur, distinto a lo que yo estaba acostumbrado. Tiene 10 mil hinchas, una ciudad muy particular, entrenábamos en el medio de una montaña, con el mar ahí, como un sueño todo, parecía una maqueta. Pero estuve bien ahí, aunque el fútbol francés es muy duro, muy físico, con muchos


ENTREVISTA // 21

africanos y muy fuerte. ¿Hasta cuándo tenés contrato con el Madrid? Me quedan dos años todavía. ¿Tu idea es quedarte acá en Europa? Sí, lo que tengo pensado ahora es jugar, así que cuando termine la temporada irme a un club donde pueda hacerlo, donde pueda mostrarme, porque tengo muchas ganas de volver a la Selección y creo que la mejor manera es ir a un club que me dé minutos. ¿Tenés ofertas importantes? Hay cosas, sí, y fuera de España, pero estamos viendo qué es lo mejor. Me gustaría cambiar de aires. ¿Te tira la Premier? Te soy sincero, hoy por hoy, con tal de jugar, lo haría en cualquier lado, porque cuando pasás tanto tiempo

SALADAS Empanadas criollas Sandwich de miga Quichés Prepizzas

fuera de la cancha, después ya es más difícil todo. Tengo muchas ganas de volver, así que ya no miro ni en qué liga ni en qué equipo. Decís que no sos de exteriorizar lo que sentís, ¿cómo llevás por dentro el no tener oportunidades? Es difícil, ves que pasa el tiempo, los domingos y no entrás... Lo importante de todo esto es no caer, no hundirte porque sino después ya es todavía más complicado volver, pero me encantaría empezar a jugar y acá es muy difícil, por eso lo de cambiar de aires. El quedarse afuera de los partidos no sólo le hace perderse la competencia de la Liga sino también la de su selección, esa que ahora dirige nada más y nada menos que Diego Maradona. Y eso también lo siente, y mucho.

NUESTRAS ESPECIALIDADES

DULCES

PRODUCTOS ARGENTINOS

Bollería Tartas argentinas Medialuna de grasa y manteca

C AT E R I N G Y E N V Í O S A D O M I C I L I O C/ Clara del Rey, 11 - Madrid 28002 - Tfno.: 91 415 13 53


22 // ENTREVISTA

¿Cuándo fue la última vez que te convocaron? Contra Francia, en París, hará un año y pico, con el Coco Basile como técnico. Y el hecho ahora de que no juegues… Ahora es difícil, es complicado que un técnico convoque a un jugador que no juega, cómo hace para verlo, para saber cómo está… ¿Hablaste con Diego desde que asumió? No, había estado con él cuando venía a las concentraciones de la Selección, pero desde que es el seleccionador, no. ¿Te gusta como técnico? Sí, yo creo que es un referente para todos, más que nada por el tema de la motivación de tenerlo a Maradona, por lo que fue. Después bueno, veremos, en el fútbol actual es difícil. Pero más motivación que tener a Diego dirigiéndote… Ojalá que tenga suerte. La gente está muy entusiasmada, no sé si viste las colas que había para ver e l partido contra Venezuela… Sí, por eso te digo, la motivación de tener un emblema, más que nada eso. ¿Qué opinás de lo que pasó con Riquelme? (El jugador de Boca decidió abandonar la albiceleste por desacuerdos con su entrenador) Son cosas de ellos. Tendrán sus puntos de vista los dos, hubiera sido mejor ni tocar el tema así no había problemas. Ojalá lo puedan solucionar para bien de todos, porque después, ya sabemos cómo es esto, se va a empezar a hablar, si qué es mejor, que esté o no esté Riquelme, terminar el tema de una vez por todas y que vuelvan a como estaban antes. A la hora de evaluar el desempeño de equipos y jugadores rivales, el ‘Pibito’ no tiene reparo

en repartir sinceros elogios. ¿Qué te parece el juego del Barcelona? Espectacular, está jugando muy bien, tiene un técnico muy capaz y sabe cómo llevar al vestuario. ¿Y Messi? Messi es impresionante, un fenómeno, no se puede creer cómo juega. A nivel de selecciones, ¿Argentina le tiene que envidiar el mediocampo que tiene España? De mitad para adelante te matan, cuando aprietan el acelerador. Lo de Xavi es genial, la visión de juego que tiene, mete la pelota donde quiere, siendo delantero tenés que estar todo el tiempo atento porque en cualquier momento, tanto él como Iniesta, te dejan mano a mano con el arquero. España tiene un equipazo, si sigue jugando como ahora va derecho a ganar el Mundial. Punto y aparte para el fútbol, porque no todo va a ser redondo en la charla con un hombre al que también le apasionan el pádel y el tenis, tiene desde hace dos años una novia que va y viene de Argentina a España, es muy compañero de su madre -quien enviudó en uno de los momentos más felices de la vida del ‘Conejito’, mientras firmaba su contrato con el Barça-, es muy amigo de sus amigos y de la vida familiar, además de un emigrante, como tantos de sus compatriotas, aunque diferente, claro. ¿Cómo es un día en la vida de un futbolista profesional? Soy muy tranquilo, me gusta mucho el cine, ir a pasear, juntarme con amigos. -Entreno por la mañana y después ya estamos libres. En las ciudades que te toca vivir para conocer? Mucho, me encanta conocer las ciudades por todos lados. ¿Qué te gusta de Madrid? Me gusta cómo es la gente, los lugares que tiene, la vida, es una ciudad que siempre está a la orden de lo que quieras hacer, tenés restaurantes, todo, lo que sea, me encanta, me gusta muchísimo. Es completísima. De hecho, pienso quedarme a vivir acá cuando ya no juegue más. Por seguridad, porque estoy cómodo, se vive bien, me encanta la ciudad. ¿Cómo es la adaptación de un futbolista a un país extranjero? Creo que lo mejor que te puede pasar es rodearte de gente buena, de tener siempre la familia cerca, amigos. La adaptación la tiene que buscar uno, tratar de adaptarte a la ciudad donde estás. Siempre digo que


ENTREVISTA // 23

yo soy un privilegiado porque me tocó España, donde se habla el mismo idioma y la primera ciudad a la que llegué desde River fue Barcelona, donde la gente es muy parecida a la de Argentina. Distinto hubiera sido si me hubiera tocado ir a Rusia, por ejemplo, donde se juega un fútbol totalmente diferente. ¿Tenés todavía amigos del barrio, de toda la vida? Tengo a mi mejor amigo, Ale, que vivía a tres cuadras de mi casa y lo conozco desde los 3 años. Con los demás chicos se fue perdiendo el contacto. Acá en España tengo uno, Santiago, que iba al colegio conmigo. ¿Con los jugadores argentinos de otros equipos cómo te llevás? -Me llevo muy bien con Maxi, con Leo Messi también, es muy buena persona. ¿Tenés amigos en el fútbol más allá de llevarte bien? -Siempre cuando pasé por un club dejé un amigo. En Sevilla, por ejemplo, con Jesús Navas estábamos siempre juntos. En el Barca con Xavi, que me defendía a muerte y tenemos muy buena relación. Y en River con Pablo (Aimar). En el Madrid me llevo bien con todos, pero no tengo un gran amigo. Dijiste alguna vez también que te sentís muy identificado con Raúl. -Sí, más que nada porque los dos empezamos muy chicos, a los 17 años, y es un tipo muy profesional, muy inteligente. En la primera pretemporada nos pusieron en la habitación juntos y a ahí nos pudimos conocer más y la verdad que muy bien, muy buen tipo. ¿Extrañás algo de Argentina? Mi mejor amigo porque siempre fui muy compinche

“Creo que lo mejor que te puede pasar es rodearte de gente buena”

con él, de contarle todo, pero después no tengo mucha familia, así que cuando voy paso a ver cómo está todo, a saludar y me vuelvo porque mi vida está acá. Aparte, a muchos chicos les pasa, estás diez días allá y ya querés volver. Adaptarte a la vida que lleva la gente allá, vos llegás y cada uno tiene su historia, trabajan, estudian, están en lo suyo. Sos de leer los diarios, ¿qué cosas te preocupan? No leo mucho, pero me preocupa cuando noto intranquilos a mis amigos. A mi mejor amigo hace poquito le robaron, le pusieron un revólver en la boca. A otro

también le apuntaron, cuando ves esas cosas son muy graves. Está muy bravo ese tema. ¿Cómo llevás el tema de la fama? Bien, la gente acá se te acerca, pero es muy respetuosa. Te saludan, autógrafos, fotos, pero te lo piden bien y yo no tengo problema. Eso va en la personalidad de cada uno. ¿Después del fútbol qué? Todavía no lo pensé, me queda mucho, hasta que me dé el cuerpo. Me gusta mucho ver jugadores, y me gustaría mucho también educar a los chicos. Aunque el futbolista siempre se hace la misma pregunta. Dicen que después de jugar el último partido los días siguientes son terribles. Tan terribles como los que tiene que sufrir ahora, sin posibilidades de hacer lo que más le gusta, goles, muchos goles.

“Cuando a mí los técnicos me dieron confianza siempre rendí a buen nivel” TIEMPO ADICIONAL ¿Le afecta al vestuario del Madrid los problemas con los directivos? No, para nada, no se toca el tema, ni de la prensa, ni lo que uno por ejemplo habló con un periodista, ningún tipo de comentarios. Sólo los capitanes lo charlan. ¿Y algún día volver a River? -Sí, si vuelvo a Argentina, volvería a River, siempre soñás con eso.Yo vivía en el club, Iba al colegio a la mañana, me quedaba a comer y después a entrenar. ¿Qué gol recordás con más cariño? -El primero, contra Gimnasia de Jujuy. Imaginate, debutar y hacer un gol y ahí desencadenó todo lo que fue mi carrera hasta hoy. ¿Y la cancha que más te haya impresionado? -La de River me encantaba jugar. Los cantos, el color, entrar una cancha y ver una tribuna que explote, eso no tiene precio. Y acá en Europa, como hinchada, la del Sevilla, la que más me sorprendió. Y en Inglaterra, la del Liverpool, impresionante, vos mirás y siempre canta toda la gente, los ves gitando, una cosa impresionante. ¿Tenés alguna cábala? En la cancha no. Lo único festejar el gol mirando al cielo, por mi viejo, pero después no soy un tipo de cábalas. Pero en el vestuario sí, hacen de todo, no sabés lo que es: uno con una camiseta blanca con una virgen, el otro leyendo el Corán, el otro la Biblia. n


24 // EL ÚLTIMO PARTIDO DE BORGES


EL ÚLTIMO PARTIDO DE BORGES // 25

La fatídica historia de Georgie y el “Flequillo” Soraire

SERGIO A. GONZÁLEZ BUENO www.laculturadelapelota.com La ácida pluma de Jorge Luis Borges denostó al fútbol con esmerado cinismo y despectiva arrogancia. Atrincherado en el púlpito de la sabiduría, combatió a los herejes domingueros con el don de su calificada palabra disidente. El repudio -jamás ocultado por él-, incluyó célebres y altaneras frases de reprobación a la especie; sus reiterados dardos dialécticos apuntaron directamente al corazón del deporte rey, desacreditando su masiva influencia y condenando a cadena perpetua su perversa e inexplicable veneración popular. Extremista con galones, catalogó como minusválidos intelectuales a sus indignos inventores y ninguneó por vulgar al dócil rebaño de sus conspicuos seguidores. Absolutista por ¿convicción?, su recurrente diatriba difamatoria, muchas veces reñida con la racionalidad conceptual de sus demás opiniones, rápidamente lo graduó como la voz combativa por excelencia del opio de los pueblos. Igualmente, amén de cierta insolencia mediática discursiva, el aristocrático jurado del mítico café Tortoni, seducido por el aura y el linaje del políglota escritor “orgullo nacional”, indultó -proceso sumario afectivo mediante- aquellos exabruptos y un pernicioso patrón intolerante del novelista, absolviendo los pecados cometidos a nombre de la reconocida petulancia borgeana, marca registrada del autor de ‘Fervor de

CIGMA 1401

Gran Vía 62 Planta 9, derecha Oficina 3 28013 Madrid Teléfono (00 34) 91 548 26 00 Fax 91 540 01 61 reservas@anza-mana.com anza@anza-mana.com carlos@anza-mana.com

Buenos Aires’. Ahora bien, ¿qué secreto oculto escondió su sistemática fobia hacia el deporte rey? ¿Es cierto que Borges y el fútbol siempre se trataron de usted? ¿Imagina al enemigo público número uno del balompié vestido de corto y con botines? ¿O hinchando apasionadamente por Newells en el Coliseo leproso del Parque Independencia? El licenciado y artista plástico argentino Harold Macoco Salomón, amigo del genial escritor en su juventud, publicó una biografía no autorizada sobre el patricio Borges. En uno de sus capítulos desentraña el misterio y narra una historia reveladora acerca de sus verdaderos sentimientos hacia el género. Así, movilizado por el recuerdo de los años mozos y desafiando los anales y la verba pública del propio protagonista, describió pormenores de un ignoto ¡partido de fútbol! disputado en un gélido invierno en los albores de la década del treinta. La contienda, celebrada en la geografía porteña de Palermo, midió las fuerzas del club de la Sociedad del Conocimiento contra los temerarios “Cuchilleros de Boedo”. El team de los literatos contó con la prosa de Julio Cortázar, Adolfo Bioy Casares, Roberto Arlt, Evaristo Carriego, Ricardo Güiraldes, Xul Solar, Horacio Quiroga, Ulises Petit de Murat y Harold Macoco Salomón, entre otras eminencias de la bohemia ilustrada

ANZA-MANÁ VIAJES

Servicio y profesionalidad - las mejores ofertas Madrid - Buenos Aires - Madrid y resto del mundo (vuelos directos)


26 // EL ÚLTIMO PARTIDO DE BORGES


EL ÚLTIMO PARTIDO DE BORGES // 27

de la época. Aunque la presencia más significativa del match tuvo un nombre y apellido impensado para el soberano: ¡Jorge Luis Borges! El primer acto, precedido de una ardua disputa entre los encarnizados rivales, culminó con el tanteador en blanco. Al regreso del breve intervalo, el mazo del destino le repartió una baraja marcada por la fatalidad al sapiente Georgie. A la salida de un corner, el Pulpo Borges -un altruista número “8” de respetada técnica y gran recuperación- elevó su esmirriada anatomía buscando el glorioso testazo de la victoria parcial. En ese momento, un diabólico empujón lo desestabilizó en pleno salto, cayendo abruptamente sobre la rodilla del Flequillo Soraire, portentoso moreno que oficiaba de wing izquierdo para los Cuchilleros. El frontal e inesperado impacto dejó sin reacción a Borges, angustiando a sus académicos compañeros de equipo; sus hostiles e impiadosos rivales, contrariamente, interpretaron la escena como una falta de hombría del endeble jugador-enemigo, mofándose del lesionado. Pasados varios minutos del incidente, la alarma por su estado de salud se generalizó. Borges, en estado de shock y semiinconsciente, fue llevado urgentemente al auto de Bioy Casares; el traslado hacia el Hospital de Clínicas registró un récord de marca digno del otrora mago de Balcarce Juan Manuel Fangio. Una vez arribado al nosocomio, el prolífico paciente ingresó a la sala de auxilios con una inflamación aguda en su rostro, que había mutado de un color morado a uno negro. La hinchazón en la nariz, los pómulos y la frente desfiguró sus facciones naturales, situación que potenció la contenida congoja de sus solidarios colegas. Luego de la revisión de rigor, efectuada por el prestigioso neurólogo Click Here, el diagnóstico del galeno no dejó lugar a dudas: Borges había sufrido el desprendimiento de ambas retinas. La inevitable ceguera era una cuestión de tiempo. El letal almanaque apuró la fatídica predicción médica y el escritor jamás volvió a mencionar el suceso en su círculo íntimo. Entre tanto, a modo de inédito corolario de la jugosa anécdota con trágico desenlace, Salomón recordó el fanatismo adolescente -y no tanto- de Bor-

ges por su amado Newells Old Boys, entidad rosarina cuya denominación inglesa lo identificaba plenamente con su púber formación idiomática en la lengua del Shakespeare. La veracidad de la historia de Salomón indefectiblemente ha sido desmentida e impugnada por los apologistas de Georgie. O directamente tildada de absurda fábula concebida con ánimos lucrativos por un anciano alienado y desquiciado emocionalmente. Gambeteando a los fieles emisarios refutadotes de mitos ciudadanos, ¿imaginan al afamado polígrafo de ‘El Aleph’ tirando paredes con Bioy y Cortázar en un potrero capitalino? ¿Acaso no humaniza más la figura de Borges su presunta vinculación con el planeta fútbol? No obstante ello, ¿por qué enigmática razón el cálamo literario argentino más trascendente del siglo XX priorizó su particular guerra hegeliana contra el universo del balón? Pueden entenderse y hasta compartirse muchos de sus dogmáticos argumentos para fundamentar su análisis crítico; lo que siempre resultó llamativo fue su visceral odio expresivo hacia el popular juego. Radical por antonomasia, ¿la belicosidad en sus injuriosos alegatos pretendió disimular arcanos y oscuros recuerdos del pasado? ¿Y si la explicación a tanto encono está relacionada con aquel penoso episodio palermitano? La disparidad de opiniones acerca del hecho revelado por Salomón mantendrá viva la polémica eternamente. Mientras tanto, Carriego no puede con su genio y reta a Borges por sus escaladas ofensivas sin regreso; a su vez, un fastidioso Bioy Casares, hastiado de tanto pelotazo sin sentido, le pide a Cortázar que juegue corto y se la dé al pie. Arlt, desencantado porque no le llega el útil, ofende a la pobre madre de Petit de Murat con un sonoro insulto. Quiroga, aprovechando la siesta del implacable y rocoso defensor adversario, se llena la boca de gol y sella su perenne romance con la coqueta red. ¡Qué bendito privilegio disfrutar la fusión entre las letras y el fútbol! ¿Quién dijo que son incompatibles? Sólo se trata de honrar la cultura de la pelota. n Archivo consultado: Diario La Gaceta de Tucumán Periodista: Jorge Álvarez Pieroni


28 // DANZA

Amargo inicia en Argentina su “conquista” de América con “Dardos al corazón”

El bailaor andaluz Rafael Amargo tiene motivos para celebrar en estos días: es el primer español candidato a los premios Olivier y estrena en Buenos Aires “Dardos al corazón”, un espectáculo que combina flamenco y cabaré y con el que pretende conquistar al público de toda América. Estar nominado a los prestigiosos premios del teatro británico Olivier por la coreografía que realizó para el

musical “Zorro” -con música de los Gypsy Kings- es “ya un triunfo”, confiesa Amargo en una entrevista con Efe en Buenos Aires. “No sé si voy a ganar, pero con ser el más joven de los nominados y el primer español ya tengo bastante”, asegura Amargo, que reconoce que ha alquilado una limusina para acudir con un grupo de amigos a la gala de entrega de los premios -el próximo día 8

en Londres- y tiene ya planeada una fiesta. “Nos da igual, con Olivier o no, la fiesta la hacemos igual”, afirma el bailaor español, que dejará Buenos Aires esta semana para viajar a París, donde presentará una de sus coreografías, y de ahí a Londres para asistir a la entrega de los premios. La candidatura no ha frenado la intensa actividad de Rafael Amargo, que acaba

de estrenar en Buenos Aires un nuevo espectáculo que mezcla el flamenco con el cabaré y la poesía de Federico García Lorca y Mario Benedetti, con un elenco integrado en su mayoría por artistas argentinos. “Todos los temas son grandes, coplas, boleros, tangos, de toda la vida, a todos les llegan y van directos al corazón”, apunta Jesús Rafael García, que


DANZA // 29

adoptó el nombre artístico de Amargo por su interpretación del romance de García Lorca. En “Dardos al corazón”, ha querido rendir un homenaje a Lorca, a los noctámbulos del cabaré y a la llamada “movida” del Madrid de los años 80, haciendo “un recorrido de fotos mías de personas que nunca pudieron ser homenajeadas”, explica el bailaor, que, tras su escapada a Europa,

regresará a Buenos Aires para continuar con la presentación de la obra. Después de su paso por la capital argentina, ciudad con la que Amargo confiesa que tiene “un romance” desde su primera visita, en 1992, pretende llevar el espectáculo a los países vecinos y seguir hasta Estados Unidos. “‘Dardos al corazón’ es una inversión de futuro, para empezar a conquistar el

Mercosur por Argentina y de ahí para arriba”, apunta. Aunque el objetivo, reconoce, es ambicioso, confía en lograrlo porque quiere reunirse de nuevo con el público de Hollywood que le aplaudió el pasado año. Pero, mientras se cumple su sueño, continúa con una agenda frenética que le llevará en breve a España para participar en un cortometraje de terror en clave de humor y no oculta que

le gustaría volver al cine “pero como actor”, dice, y no para hacer papeles “de flamenco, que lo hago todos los días”. No en vano, recuerda, abandonó Granada y se trasladó a vivir a Madrid para dedicarse al cine, aunque terminó convertido en bailaor y coreógrafo y creo un estilo propio, mezclando en sus montajes el flamenco y las coreografías vanguardistas. n


30 // EXPOSICIONES

Artistas en el barro

BETIANA BAGLIETTO / Fotografía: JAVIER CARDENETE

“María es muy coqueta y se peina para adelante. A Matías le gusta mucho Batman y por eso se ha pintado el antifaz. Ramón está alucinado con los Reyes Incas. A Jessica le gustaría tener alas. Vero quedó fascinada con su último cumple, que fue el único que festejó. Milagros no se lleva bien con su papá... Y entonces, ¿qué le pasa a Milagros? ¿Por qué tiene la cara de esa manera?”. Así presenta Andrea Biscione, mientras repasa cada uno de sus cuadros, a algunos de los niños que, gracias a los talleres que les imparte en la villa 8 de mayo de José León Suárez donde viven, se han convertido en los pequeños artistas de la exposición ‘Arte de Mayo’. La muestra, que en Buenos Aires se exhibió en el

centro cultural Jorge Luis Borges de las Galerías Pacífico, viajó el pasado mes de marzo a la capital española para formar parte del Festival de Artes Escénicas para Niños y Jóvenes de la Comunidad de Madrid, Teatralia. ‘Arte de Mayo. Pequeña historia autobiográfica

desde un barrio de tierra’ es el título de la exposición cuyo recorrido empieza con el listado de lo que los chicos sueñan con ser de grandes. “Remisero con mi propio auto”. “Murguero”. “Abogado para defender a los inocentes”, son algunos de los anhelos que desembocan en los auto-

rretratos de los pequeños, grandes fotografías sobre las que ellos se han pintado con témperas según se ven así mismos y que sirven de presentación de la muestra. “Trabajamos sobre el eje de la identidad. El objetivo es que primero se reconozcan como son, pobres y marginales, para a partir de allí luchar para salir de esa situación, porque sus vidas no son como las de ‘Divinas y populares’, un programa televisivo de Cris Morena muy distinto a la realidad en la que están inmersos”, dice Andrea. Un poco más allá de las imágenes de los chavales, es el turno de los fotomontajes compuestos por dibujos y fotografías de sus casas y su barrio, improvisado sobre un basural. “El lugar donde


EXPOSICIONES // 31

estamos no tiene tendido de luz, ni agua potable, ni cloacas. El suelo es de lodo y escombros, cuando llueve se inunda y con el sol se agrieta”, detalla Biscione, con la intención de transmitir de la manera más fidedigna posible una realidad que en la suculenta Europa puede sonar

muy lejana y hasta extraña. “Y como la luz es provisoria, es muy normal que se corte, con lo cual, la noche se convierte en un momento muy difícil”, agrega para explicar algunos oscuros dibujos que, según la propia Andrea son los más “impactantes” de la muestra.

Y es que, a pesar de vivir en chabolas, muchos de ellos han plasmado sobre el papel auténticos palacios y así describen su entorno habitual: “Mi barrio es lindo y grande”, “Sale el sol toda la mañana”, “Detrás de mi casa se ven las montañas”, “Por la ventana de arriba se ve el

cielo”, “El castillo de la princesa”. Las montañas están sí, pero son de basura, y la ventana de arriba es la ausencia de tejado. Pero es que, como añade Andrea, “la imaginación la tienen como cualquier chico”. Aunque también aparecen las reivindicaciones, como “quiero


32 // EXPOSICIONES

piso para no ensuciarme” o “cuando llueve se voltea”, en referencia a sus viviendas. Los talleres que cada tarde imparte Andrea a través de un centro comunitario, que ahora goza de la financiación de la Fundación Pro Niño de Telefónica, intentan captar la atención de los niños en un momento crucial del día, como es el horario de la quema, para que no vayan a trabajar en ella. Y precisamente ese tipo de escenas tan cotidianas para estos pequeños son la siguiente parada de la exposición. Un menor en un carro yendo a cumplir con una obligación, una mujer que va a buscar agua, ratones, amores prohibidos y calles peligrosas son algunas de las situaciones que están en sus imaginarios y así lo han plasmado en los dibujos que preludian el final del

recorrido artístico. “Trabajamos con el arte como transformador de la identidad, siempre es más suave lo que uno puede ver y recuperar de sí mismo. Es desde ahí donde se puede empezar a pensar en el cambio, ese es el verdadero arte, lo demás es puro comercio”, insiste la joven argentina involucrada en el proyecto desde hace siete años. “En 2001 vino la crisis del corralito, me robaron, me asusté mucho, y me dije ‘hagamos algo’. Luego empezó la guerra en Irak y como no me podía ir de escudo humano allí, me metí en la villa para recuperarme y sentir que podía aportar algo. Empezamos con un grupo de amigos que luego fueron desertando y sólo quedé yo”, cuenta con pasión. Una tarea que enseguida se le convirtió en vicio y sin la cual ahora no entendería su día

a día. “Me pregunto cómo no había hecho nada hasta ese momento. Hoy forma parte ya de lo que soy y ojalá pueda hacerlo siempre, aunque mejor sería que no hiciera falta. Le debo un montón de cosas a este proyecto, me ha hecho crecer mucho, saber cómo resuelven algunas cosas sin ahogarse en un vaso de agua”, confiesa antes de llegar al final del trayecto. En la última parada aguardan los deseos de los pequeños. Mejor leerlos que explicarlos: “Una bici”. “Bailar la murga”. “Una mariposa”. “La fiesta de mi cumple”. “Plazas para divertirse”. “Más comida”. “Más escuelas y más hospitales”. “Que cumplan muchos años felices”. “Una vaquita de San Antonio”. Como apunta Biscione, “el tiempo dirá si el proyecto ha servido de algo”. “Puede

que las obras no sean maravillosas, pero lo importante es el proceso, lo que pasa en el taller y no se ve. Los chicos hacen algo más que dibujitos”, reflexiona en su papel de comisaria de una muestra que ha podido viajar a España porque, y eso sí que no hace falta dejar pasar los años para comprobarlo, cumple a la perfección el lema de esta última edición de Teatralia, el del arte como sanador de heridas emocionales y reconstructor de identidades. “El arte puede mutar el dolor interior mediante la acción socialmente útil de la creación. Tanto desde el punto de vista del artista, cuando simboliza su vivencia y la comparte, como desde el punto de vista del espectador, cuando se identifica en ella o la reconoce”, asegura Pablo Nogales, director del Festival. n


HUELLAS DE RETINAS Y MEMORIA // 33

Heridas de pampa

INDIANA FORTI www.indianaforti.com indianaf@hotmail.com Cada tanto, uno necesita cambiar de aire; sin abandonar el rumbo, mirar desde otras perspectivas. Salirse del mundo y tomar “Buenos Aires”. Respirar aire conocido; sereno aunque con furia; íntegro aunque con grietas. Pero es el que uno quiere, en el que ha vivido, en el que ha crecido; es el de uno. Nos vemos impulsados a ir en busca de esos refugios que nos han salvado tantas veces. Y ésta no es una excepción. Anclados en uno de esos momentos donde se interpola todo y nos quitamos la piel; huérfanos de sitios moralejas, para acabar escondiéndonos en la integridad más concurrida. Cada vez que parece que nos perdemos, volvemos a encontrar los pasos. Aquí; allá; yendo por las noches o tomando un avión eterno de doce horas. Y todo para volver una y otra vez a las mismas preguntas; a los mismos signos despistados; a las mismas mesas llenas de risas y rondas. Y todo está ahí, en el mismo sitio; como si el tiempo se hubiera congelado cuando te fuiste. Todo sigue ahí. Los afectos imperturbables y durade-

ros; la compañía de la calle siempre atenta; los trenes; los veteranos de Malvinas; las baldosas rotas que se ríen al mancharte cuando llueve. Todo sigue ahí mismo; para resucitar y volver a encontrarse en aquéllos lugares de donde nunca terminamos de irnos. Rincones repletos de cosas buenas; de costumbres enraizadas; de colores y formas con semillas infinitas que traspasan cualquier duda.

www.patagontrade.es Premium Wines & Selected Products

Bares y charlas que te inundan de ganas; rutas ausentes de curvas; olores; caminatas; mares; puestos de cerámica; campos inmensos sin cultivar. De repente, la pampa más pampa y herida que nunca. Los zorzales, las grosellas de Heber; los árboles que siguen custodiando la casa. Las calandrias; los horneros; los chimangos; las espadas de Luis; la dulzura de Ana. La casa de Don Montes al final del camino; la sonrisa

de Cele en la carcajada de Mónica; las vacas; los pinares; las rodajas de árbol que bautizarán mi mesa. Los mates; la playa que casi no existe; acantilados resistiendo al hombre; presagios y lunas llenas. Todo está ahí; a un gesto de tu mano. El asadito de ultramar; los toldos de las carpas; las plegarias que siguen su mismo latido. La sombra de los eucaliptos, los primeros pasos de Valentino, mamá. Parece que estoy perdiendo el tiempo, se pasa la mañana, pero no. Vuelta a la ruta; a las paradas en medio de la nada; a charlar de sepulturas que siguen lastimando; a contar en un cielo de betún infinitas estrellas. No es pérdida; es revelar inquietudes compartidas y poco dichas. Es vomitar letras del lenguaje del alma. Otra vez en la ciudad; en las calles de mis calles; en las veredas de mis veredas. En mi casa; en la suya; qué más da. En mi centro de identidad retorcida, que quiere ser y no sabe cómo. Embaucados en las dudas más complejas sin desenhebrar; en laberintos de típicos relatos de desarraigos nunca resueltos del todo. Y la pregunta inevitable ¿Ha valido la pena? Miro sus ojos, su abrazo me tranquiliza y su amor, tiene la respuesta. n

Rosana L. Dacunto Lic. en Psicología Nº M-19317 Niños - Adolescencentes - Adultos Mediaciones Familiares

Zona Metro Goya Tel: 91 232 7818 - Móvil 669 236 289


34 // LOS ARGENTINOS DEL HENARES

Ya tienen Casa en Alcalá y podrán votar en los próximos comicios municipales MARINA DE LA CRUZ

tando una empresa de productos de su tierra. “Yo oigo un tango y lloro. Extraño mucho Argentina; si fuera por mi, me iría”, asegura. En ese año también llegó a Alcalá Fabio González, “víctima del primer modelo de estafa”, el del corralito. En Alcalá pueden tener sus problemas, pero no el de la integración. “Yo vivo aquí, trabajo aquí y estoy integrada. Pero quiero que mi hija conozca la cultura de su madre”, dice Alejandra. Cuando tengan su sede, en la Casa de Argentina se reunirán, como mínimo, una vez al mes. Y el primer evento que tienen pensado será la celebración de la fiesta patria del 25 de mayo.

La mayoría llegó a Alcalá de Henares, la ciudad situada a 30 kilómetros al noreste de Madrid, después del ‘corralito’. Pero los primeros en desembarcar fueron los psicólogos y odontólogos, seguidos por aquellos a los que la dictadura obligó a emigrar, a partir de 1977.Los argentinos forman en la tierra que vio nacer a Miguel de Cervantes una importante comunidad de más de 1.500 personas empadronadas. Desde hace unas semanas ya cuentan con su propia casa en la que reunirse y conservar su cultura. Y podrán votar en las próximas elecciones municipales. Algunos, después de 30 años aquí. Miguel Mendieta es uno de los más antiguos argentinos en Alcalá. Lleva aquí más años que muchos complutenses, desde 1982. “Llegué a Madrid por la dictadura, me casé con una española y vine a Alcalá.

Tengo dos hijos españoles. Afectivamente me siento muy bien, pero la nostalgia la tengo muy metida dentro”, cuenta. Él llegó a la localidad que cada año acoge la entrega del Premio Cervantes en la segunda oleada, la de los emigrados por la dictadura. La tercera y más numerosa fue la de los que se marcharon huyendo de la crisis. “Antes llegaban unos 200 argentinos al año; en el 2000 llegaban 200 en cada vuelo”, dice Alejandra Assain, presidenta de la nueva casa de Argentina. Muchos ya se marcharon cuando la situación económica mejoró en Argentina. Otros lo están haciendo ahora, por la crisis o porque quieren que sus hijos no pierdan sus raíces. Eso es lo que quieren evitar con la Casa de Argentina, que se pierda su cultura. “Se ha creado para que no nos olvidemos de dónde venimos, para tener dónde

tomar mate y donde celebrar el 25 de mayo”, explica Alejandra. Ella llegó a Alcalá en 1990, porque se casó “con un madrileño de Lavapiés”. Los argentinos en Alcalá superan los 1.500. Sin contar aquellos de los que no se tiene constancia en el padrón. “Empadronados figuran 690 argentinos. Pero se calcula que existe alrededor de otros 700 que tienen nacionalidad española o italiana”, afirma Mónica Silvana González, concejala del PSOE en el Ayuntamiento, la primera inmigrante, y otra de las que se reúnen para matear y hablar en la Casa de Argentina. El que no tiene padres gallegos tiene un abuelo vasco. “También hay muchos que vinieron esperando encontrar un trabajo y no consiguieron papeles”, añade Mercedes Barreiro. Ella desembarcó en 2002, y consiguió encauzar su nostalgia mon-

YA PUEDEN VOTAR

“Para los que vivimos acá tiene una importancia enorme poder elegir a nuestros representantes municipales”, dice Mónica Silvana. El acuerdo firmado entre los gobiernos español y argentino les permitirá por fin votar en los próximos comicios locales. Para muchos, como Miguel, el acuerdo llega casi treinta años después de mudarse a Alcalá, porque hasta el momento, el número de argentinos en España no era lo suficientemente grande. Y si prospera el proyecto de ley, dentro de un tiempo podrán elegir a sus representantes en el Parlamento argentino. Lo que no podrá lograr el voto es que dejen de sentir tan honda esa nostalgia de su tierra. Aunque a muchos ya no les hará falta, ahora que tienen donde matear, donde charlar sobre sus recuerdos compartidos y conservar sus costumbres. n


LENGUAJE // 35

El rincón del español

¿Qué se entiende por laísmo? LYLIANA COLOTTO

El LAÍSMO, es el uso del pronombre LA cuando debe usarse el pronombre LE ya que este último responde a la pregunta ¿a quién? o ¿para quién?. Ejemplos: Juan LE ( a él o a ella) regaló para su cumpleaños un libro. María LE pidió un favor. En España, muchos, incluidos escritores varios, usan la forma LA para expresar la misma frase: Juan LA regaló para su cumpleaños un libro. Ellos LA pidieron un favor. Y en el mercado, nuestros oídos chirrían cuando escuchan: ¿qué LA pongo?

viento hace!’ y no ‘¡Qué aire hace!’ como se escucha por estos lares, pues felizmente siempre hay aire para no morir asfixiados!!!

Sepamos que el LAÍSMO no está aceptado por la Real Academia de la lengua española, se considera un ERROR que los argentinos no cometemos, por lo que podemos estar orgullosos y dormir tranquilos.

¿AIRE o VIENTO? Otra vez los argentinos llevamos las de ganar en el uso preciso de estas dos palabras, pues lo correcto es VIENTO cuando nos referimos a aquél que nos hace volar el sombrero, la peluca y en otoño no deja ningún árbol con hojas. En cambio, lo que respiramos es AIRE. De allí que lo correcto sea decir: ‘¡Qué

Y ahora nos vamos hasta el próximo número, pero por favor cuando usemos el verbo IR en plural del imperativo, lo correcto es VAYÁMONOS y no VAYÁMOSNOS a la que le sobra la primera S.

madrid / buenos aires

pizzería HORARIO Lunes Martes a Domingo

Cerrado 12.30 a 16 h 20 a 24 h

FÚTBOL ARGENTINO EN DIRECTO

Paseo de la Chopera, 311, local 16 / Alcobendas 28100 Madrid / Telf 91 661 84 10 Reservas


36 // PLAN CANJE

“Cambio casa en San Isidro por una en España”

“Hola, queria preguntar donde puedo poner el anuncio? Cambio mi casa que tengo en San Isidro (prov. de Buenos Aires) por una en sureste de España (Málaga, Valencia, etc.)”. Este texto en forma de correo electrónico llegó a nuestra redacción el pasado mes de marzo. Pensamos que no estaría mal indagar en la historia que se esconde detrás de este pedido y convertirlo en un artículo. Y así lo hicimos… Evgenia Tchouiko es una rusa que llegó a Argentina hace once años siguiendo a su novio suizo quien, cansado de la comodidad europea, buscó sacudirse la rutina y le apuntó al país más austral del planeta. En Buenos Aires vivía un amigo de su pareja que lo invitó a conocer la ciudad y, tanto le gustó que se

quedó. Allí los novios se convirtieron en marido y mujer. “La verdad es que pasamos unos años muy lindos acá”, dice Eugenia desde Argentina. Pero hace un tiempo tuvieron su primer hijo y la lejanía y el desarraigo se empezaron a hacer sentir. “Pensamos que es mejor volver para estar cerca de nuestras familias”. Sin embargo, el matrimonio no ha elegido para este regreso ninguno de sus dos países de origen, sino España. “Por el tema del frío, no queremos ir ni a Rusia ni a Suiza, por eso pensamos en Málaga o Valencia, el sureste de la Península”, explica la rusa. Claro que no quieren volver a cualquier precio y eso implica que no están dispuestos a resignar todo el dinero que invirtieron en

su casa de Beccar, partido de San Isidro, al norte del Gran Buenos Aires. “Sabemos que muchos argentinos están volviendo, así que no vamos a tener que vender nuestras propiedades por nada por culpa de la crisis”, reflexiona Tchouiko, antes de asegurar que pueden “aceptar tanto una casa como un departamento por un valor de 150 mil euros a cambio”. La oferta de Evgenia y su marido abarca dos casas situadas en un terreno de la calle Pedro Esnaola al 1900, cada una con entrada independiente, “ideal para si alguien tiene hijos grandes y quieren vivir separados pero cerca o para vivir en una y alquilar la otra”, según cuenta. La vivienda más grande, que es la que está delante, tiene 100 metros cuadra-

dos compuestos por un salón, un comedor, una cocina bastante grande con comedor diario, dos dormitorios, un baño, un aseo, techo para autos y una terraza. El hogar del fondo cuenta con 60 metros cuadrados, cocina, baño, salón, un dormitorio y un cuarto pequeño al que se llega a través de la habitación principal. En el jardín hay una mini piscina para los chicos. Si Tchouiko tiene razón, y hay muchos argentinos que están pensando en deshacer el camino del exilio, quizás alguno de todos ellos está leyendo esta nota y le interese la propuesta. Aquí le dejamos dos direcciones para contactarse con ella: evgeniiaalex@hotmail.com o evgeniia@mail.ru. Y, feliz regreso! n


OPINIÓN // 37 Según una noticia que leí en un periódico de Buenos Aires, parece que el Banco Central de Argentina, estudia sustituir a los próceres que decoran los billetes, por escritores y científicos argentinos, con motivo del próximo bicentenario de la independencia del país. Entre los nombres de los futuros rostros, que adornarían los billetes argentinos, se mencionaba Jorge Luís Borges, Astor Piazzolla, Luís Federico Leloir y varios nombres más. En realidad la idea no es mala, incluso yo diría que es acertada, pues poner en los billetes a los argentinos que han destacado por su inteligencia, quizás sirva para que algunos descubran que la patria no solo la han hecho los políticos o los militares. Cosa que siempre se nos ha dado a entender en los libros de historia, utilizados en la enseñanza escolar. Y así, muchos argentinos del presente y del futuro, se enterarán que hay otros compatriotas que hicieron grande a la patria, no con la violencia, sino con la cultura. Además, dado el bajo nivel educativo que están recibiendo las nuevas generaciones de argentinos, la inclusión de estas imágenes en los billetes, servirá para que muchos niños descubran los nombres de compatriotas, que han destacado por su trabajo, por su tesón, por su estudio y no por sus rifirrafes, chanchullos políticos o golpes al Estado. En otra parte de la noticia, también se mencionaba la posibilidad de poner en el reverso de los billetes, paisajes de nuestra tierra, con el fin de fomentar el turismo. Entre algunos paisajes se mencionaban las cataratas de Iguazú, el glaciar Perito Moreno y el monumento a la bandera de la ciudad de Rosario. La idea era comenzar a aplicar esta novedad, en los billetes de 20 pesos, que

Argentinos coleccionables CARLOS A. OCHOA BLANCO

actualmente llevan la imagen de Juan Manuel de Rosa. La verdad es que esto de los paisajes también me parece una buena idea, así lograríamos que nuestros billetes tuviesen algún interés para los extranjeros. Hace ya muchos años, alguien dijo que nuestro dinero era como las pantuflas, que solo servían para andar por casa. La verdad es que el dinero argentino, fuera de nuestro territorio, tiene menos valor que la promesa de un político. Así que no me parece mala idea lo de ponerle paisajes. Además con esta innovación de los paisajes, se abre un abanico de posibilidades en el uso de nuestra moneda nacional. Por ejemplo: puede ser beneficioso para nuestra autoestima, si vemos que despertamos en los extranjeros,

la codicia de tener en su poder uno o varios billetes patrios. Claro que quizás eso solo suceda con coleccionistas de paisajes. Pero bueno… algo es algo. Otra utilización de los nuevos pesos paisajísticos, podría ser la de servir de regalo cuando visitemos a alguien en el exterior. Seria como llevarle postales. Por eso cuando en nuestro país el peso no tengan ya valor, cosa frecuente, el Banco Central no tendría que destruirlos, ya que podrá venderlos como postales. Claro que todas las ideas tienen su lado bueno y su lado malo. El lado malo de esta idea seria que podrían llegar a escasear los pesos en papel, lo mismo que pasa ahora con las monedas. ¿Se imaginan que todos los turistas, en vez de postales, posavasos o

banderines, se lleven billetes? Pero bueno, seamos optimistas, quizás en un futuro haya nuevas ideas que logren paliar el problema de la pérdida de valor, casi con el paso de las horas, de nuestro dinero. No sé, por ejemplo… podíamos ponerle a los billetes publicidad de productos argentinos, igual que hacen con las camisetas de fútbol. Así el gobierno cobraría por la publicidad y el dinero recaudado iría a las arcas del Banco Nación. Lógicamente esa publicidad no debería cobrarse en pesos, sino en dólares, que no son tan decorativos como los nuestros, pero tienen más valor. En fin, que después de leer esta noticia, y fuera ya de bromas, uno llega a la conclusión de que en el país ya está todo hecho. Por eso en vez de pensar en dar fortaleza al dinero patrio, se piensa en como decorarlo, para que sirva de algo fuera de nuestras fronteras. Si alguno de los fundadores de EE.UU. preguntase a sus compatriotas, qué han logrado hacer por su país desde su independencia. Los norteamericanos actuales podrían decirle que, además de ser una potencia mundial, han logrado tener una de las monedas mas codiciadas del planeta. ¿Y nosotros? ¿Que le responderíamos nosotros a nuestros próceres fundadores, si nos preguntasen algo similar? Pues que potencia mundial no somos, nuestro dinero en el exterior no vale nada y que después de 200 años, seguimos pensando mas en como hacer la fiesta de cumpleaños, que en mejorar un país, que en muchos aspectos está igual o peor que cuando nuestros próceres consiguieron la independencia. Un saludo. n


38 // OPINION

Lo que había y lo que hay ENRIQUE PINTI

Cada vez que la vida y su devenir no siempre armónico nos ponen en una encrucijada y no sabemos qué actitud tomar, en medio de ese torbellino donde vemos caer a pedazos nuestros códigos y supuestas seguridades, es conveniente tratar de calmarse y pensar algo tan simple y complejo a la vez como: “¿Qué tenía antes que no tengo ahora?”, “¿podré recuperar lo bueno que se fue, reemplazarlo, encontrar nuevas pautas y comenzar un nuevo camino hacia la armonía?” De las respuestas que uno encuentre dependerá nuestro futuro. La sociedad argentina, como todas en este momento crítico del mundo, se encuentra ante encrucijadas en medio de un derrumbe que va mucho más allá de lo puramente económico y arrastra en un alud de barro muchas convicciones y formas de interpretar la realidad. Es hora de actuar serenamente dentro de lo que se pueda y no dejarse llevar por “impromptus” y extremos peligrosos. Es momento de preguntarse: ¿qué teníamos antes de que la tormenta arrasara con tantas “cosas seguras”? Si mi memoria no me falla demasiado (este dinosaurio está próximo a Haga su reserva al Tel 91 528 5378

91 152 02 67

Méndez Álvaro, 32. 28045 Madrid

e-mail: aorueda@yahoo.es

cumplir setenta años), lo que había hace cincuenta años era una escuela pública excelente y al alcance de la mayoría de la población, hospitales con buen servicio que figuraban entre los mejores de América, posibilidades de acceso a carreras universitarias, escuelas técnicas de primera categoría y multitudes que cada fin de semana llenaban cines y teatros, pizzerías y restaurantes de todas las categorías. Dios estaba en todos lados, pero atendía en Buenos Aires, porque el país federal era lo más unitario que había en plaza. Cada tanto las fuerzas armadas se metían en los gobiernos a punta de pistola y el estado de sitio era una “medida preventiva” que podía durar años y años. El funcionamiento de las instituciones era irregular y lleno de altibajos, había políticos confiables, políticos corruptos, abusos policiales y una crónica roja delictiva que no excedía los límites habituales de cualquier urbe mundial. La libertad de prensa era muy relativa y se podía circular fluidamente por las rutas del país, eso sí, muy estrechas y generalmente mal iluminadas. Los cinturones industriales rodeaban no sólo a la gran capital, sino también a algunas

importantes ciudades, como Córdoba, Rosario, Santa Fe y Mendoza. En esas fábricas había trabajo, a veces no muy bien remunerado, pero trabajo al fin, con lo que eso implica, o sea, cultura de trabajo. Los inmigrantes que habían llegado desde Europa huyendo de las calamidades de la guerra vivían su madurez bendiciendo esta tierra que les había dado la oportunidad de volver a comer todos los días y transmitían a hijos y nietos ese principio de esperanza y sobre todo de fe en el trabajo como pasaporte a la dignidad, condición básica para una vida mejor. Había zonas de pobreza inconcebibles en un país con tantos recursos y, así, en el Impenetrable chaqueño y en lugares puntuales del Norte se podían ver injusticias sociales que daban bronca por lo evitables. La picardía del estafador o el vendedor de “cuentos del tío” alimentaba el imaginario popular de la “chantada”

como método de vida fácil. O sea, no todo eran rosas. Había problemas, enfrentamientos y negaciones de un sistema auténticamente republicano, democrático y federal, pero no se veía lo que hoy se ve. ¿Qué no tenemos que antes teníamos? Trabajo, escuela y salud. Cerrar fábricas, descuidar al docente y a la educación, privilegiar el oportunismo aventurero, aislar zonas por la eliminación del transporte, hacer grandes autopistas y shoppings, pero olvidarse de un mínimo de justicia en el reparto de bienes, hacer la vista gorda ante la introducción de carteles de narcotráfico y crear una generación sin trabajo estable, con falta total de contención, con gobernantes ávidos de poder que dan el peor ejemplo y en una crisis total de ideales y utopías. Entonces, olvidarse de que orden no es represión indiscriminada, de que los códigos de convivencia no son “viva la Pepa”, sino respeto por el otro… es lo que supimos conseguir. No somos “culpables”, pero sí responsables por nuestro mal voto, nuestra indiferencia y nuestra miopía y frivolidad al no dar importancia a los primeros síntomas de abuso y desigualdad social, cuna asquerosa de todos los males. No es fácil volver a tener lo que perdimos, pero el primer paso es entender qué es lo que dejamos caer. n


Ediciones Sud Americanas, S. L.

Distribución de diarios y revistas argentinas y de Sudamérica Todos los miércoles en los quioscos de Madrid También hacemos suscripciones por correo en España y en Europa Películas argentinas en vídeo

DISTRIBUIDOR DE ARGENTINOS.ES C/. Luis Cabrera, 58, bajo B - 28002 Madrid Telf. - Fax 91 563 83 16

ARGENVANS W W R ORLD

IDE

EMOVALS

MUDANZAS A LA ARGENTINA

PARA LOS ARGENTINOS QUE QUIERAN RETORNAR

ARGENVANS TRANSPORTES INTERNACIONALES S. A. Av. Santa Fe 1780 – piso 12, Buenos Aires Tel.: 0054-11-4813-2000

argenvans@argenvans.com.ar

argenvans@argenvansmudanzas.com.ar

VOLVER pastas caseras carnes argentinas

ME TIENE A SU LADO, SOY ARGENTINO

TODOS LOS DÍAS COMIDAS VIERNES Y SÁBADOS COMIDAS Y CENAS

Rubén Ramón Gritti Agente de seguros exclusivo Vida, Seguros generales y productos financieros

Tel. 91 889 11 80 Móvil 691 050 866

MENÚ DIARIO Paseo de la Chopera, 180 Alcobendas

91 229 35 74

S E G U R O S C ATA L A N A O C C I D E N T E · C O S A L U D · D E P S A

Suscríbete por un año nuestra revista bimestral

y la recibirás por correo en tu domicilio en España

Ingresa 15 euros en la cuenta de la Caixa nº: 2100-2709-68-0200070297 a nombre de Argespaña de Imagen y Comunicación, S. L. y envía por e-mail tus datos personales y el comprobante de pago a info@argentinos.es o llama al 630 95 46 65. También puedes suscribirte a través de la web: www.argentinos.es MUCHAS GRACIAS POR TU INTERÉS

Arturo Soria 267 local 6 posterior 28033 Madrid 91 383 21 61 91 383 21 36

customer@ucsexpress.net

CARNE DIRECTAMENTE IMPORTADAS DE ARGENTINA 3 plantas de aparcamiento permanente (bajo la Plaza del Carmen)

TETUÁN, 34 28013 MADRID TFNO.: 91 522 47 93

g

g

g

g

g

g

g Envíos de documentación y paquetería a Argentina g Entregas a domicilio puerta a puerta



Revista Argentinos.es #30