Page 1

ARGENTINOS EN ESPAÑA

LA ENTREVISTA

EVA HACHE, DE LOS GOYAS A LAS TABLAS EDITH SCANDRO, LA LINDA QUE AHORA CANTA LINDO EN ALMERÍA IMPORTADORES DE BUEN GUSTO

Año 9 · Nº 53 · marzo / abril 2013


EDITORIAL // 3

Portada: El Bar-Plaza Dorrego-San Telmo .

ARGENTINOS EN ESPAÑA

AÑO 9 · Nº 53 · MARZO - ABRIL 2013

Edita: ARGESPAÑA de imagen y comunicación s. l. Calle Oña, 151, 2º 3 28050 Madrid Direccción y producción: NORBERTO NAVARRO norberto@argentinos.es Redactora jefa: BETIANA BAGLIETTO betiana@argentinos.es Colaboradores permanentes: ALEJANDRO TALLARICO CARLOS OCHOA BLANCO CINTIA MORROW LYLIANA COLOTTO MIGUEL PEDANO SERGIO GONZÁLEZ BLANCO Colabora en este número: CRISTINA MARTÍNEZ Publicidad: NORBERTO NAVARRO 630 95 46 65 Diseño Grafico: APB Impresión C. G. A. Depósito Legal: M-25327-2004

AMISTADES PELIGROSAS Mientras en España los políticos se pelean por quién es más corrupto, entre sobres de Bárcenas y EREs de Andalucía, y nunca por quién hace más por defender la Educación y la Salud, en Argentina la presidenta primero firma un acuerdo con Irán para agilizar la resolución del atentado de la Amia ocurrido en 1994, y al día siguiente anuncia a bombo y platillo una reforma de la Justicia que, si es tan verdadera como los índices de inflación, inseguridad y pobreza, no hará más que convertirla en menos justa y eficiente para resolver casos como ése. Y aquí seguimos los de siempre, con cada vez peores servicios públicos, en el intento de sobrevivir cada día con menos. El día que se bajen de los coches, aviones y helicópteros oficiales, y se metan entre esa masa anónima que, muy a pesar de lo que digan, nunca vivió por encima de sus posibilidades, quizás empiecen a hacer una política más realista. Aquí los esperamos, con los brazos abiertos.n


4 // ENTREVISTA

Eva Hache

“Yo no tengo vértigo. Soy un tanto inconsciente” Tras conducir la última gala de los Goya, la popular presentadora explota también su faceta de actriz con ‘Fisterra’, de gira por todo el país CRINTINA MARTÍNEZ

Valiente, dice que no le teme ni a saltar desde una avioneta. Una actitud que atribuye, quizás, a su falta de consciencia. Eva Hache, la última presentadora de la gala de los Goya, por dos años consecutivos, se atreve con todo; hasta a pasear su humor con astucia sobre las tablas de la Academia del Cine. Eva Hernández Villegas, como así se llama fuera de los focos, se sube a las tablas ya no como monologuista, sino como actriz, para ponerse al volante de un taxi que conduce a los espectadores al fin del mundo. ‘Fisterra’, de Ferrán González, dirigida por Víctor Conde y coprota-

gonizada por Ángeles Martín, es la comedia de un viaje a un mundo en el que las apariencias no dicen la verdad. Antonia (Ángeles Martín) debe llevar las cenizas de su marido al cabo de Finisterre. Paz es la taxista que la conducirá a su destino. ¿La acompañan? – Nos ponemos rumbo a Fisterra. ¿Qué viaje le va a dar a los que se suban a su taxi? –Un buen viaje. Como todos, uno en el que el camino importa más que el destino. Aunque el destino es tan importante como su propio nombre indica: el fin del mundo.


// 5

Eva Hache, con el taxi con el que conduce a Fisterra.

– Para prepararse el papel, ¿es de esas actrices que se empapan a fondo en su personaje? Quiero decir, ¿ha pasado las horas a bordo de un taxi para conocer el oficio? –No, gracias. Mi método tiene mucho de intuición y un poco de hacer caso al director. Pero cuando monto en taxi aprovecho y me fijo en detalles que incorporo al personaje, eso sí. – ¿Cómo reacciona el taxista cuando ve que es Eva Hache quien se ha subido en su coche? ¿Y usted? ¿Huye de ese momento que “todos queremos evitar”

–según reza en el dossier de la obra– que es la conversación con el conductor? –Algunos me conocen y otros no. Lo normal. Y yo, que soy bastante charlosa, suelo hablar con los taxistas. Y a veces, muchas veces, pongo cara de escuchar y me cuentan ellos sus cosas. – ¿Por qué Fisterra y no otro destino? En el programa de mano dice: “Las apariencias engañan, y en Fisterra más que en otro lugar”. –Eso deberíamos preguntárselo al autor, Ferrán González. Él parió la obra viajando por Galicia y algo debió


6 // ENTREVISTA

ver para inspirarse tanto y tan bien. – Parece que Paz, su personaje, es más que una simple taxista. Y Antonia, Ángeles Martín, algo más que una afectada viuda. En realidad, ¿hacia dónde nos conduce esta obra? –Todo el mundo, cada uno de nosotros, somos más, mucho más de lo que parecemos a simple vista. Hay muchas vidas en cada vida. Lo que nos sucede se va acumulando en nuestras entrañas y nos hace ser como somos pero, sobre todo, también cambiar. Estas dos mujeres han vivido y, a la vista del público, en hora y media, van a experimentar unos cuantos cambios. – ¿Cómo está rodando la función? –Muy bien. De momento y al desarrollarse en un coche podemos decir que va sobre ruedas.

Ángeles Martín comparte cartel con la última presentadora de los Goya.

– ¿Compartiría un viaje Madrid-La Coruña con Ángeles Martín? ¿Cómo sería ese viaje? –Por supuesto. Comparto muchos viajes reales, además del ficticio, con Ángeles y siempre son un placer. Hablamos mucho, las dos, pero (y esto es interesantísimo y precioso) a ninguna de las dos nos asusta el silencio y podemos pasar kilómetros acompañadas sin necesidad de hablar. – He leído que regresa a las tablas de un teatro, ya no como Eva Hache sino como Eva Hernández, la actriz– 18 años después. ¿Qué le animó a decir sí a esta función y a su vuelta a las tablas? –Desde el momento en que leí ‘Fisterra’ y conocí a Víctor Conde, supe que sería el primer personaje a interpretar después de tantos años de monologuismo y televisión. Es una función brillante. – Tengo entendido que lo suyo con el teatro es vocacional, a pesar de que estudió Filología Inglesa. Pero, tal y como están las cosas, daría clases de inglés si le tocara retomar la profesión. Mire que en este terreno hay mercado, aún con aquellos que viven al nivel de sus posibilidades.

–No me importaría, claro que no. He impartido clases hace años y no se me daba mal, lo disfrutaba incluso. Y sí, la asignatura pendiente de muchos españoles es el inglés. Siendo bien fácil... – Ahora que regresa a los escenarios, ¿qué da más vértigo, el estreno de una obra o la presentación de una tercera gala de los Goya? –A ver, a mí vértigo no me da ni saltar desde una avioneta. No lo padezco. A lo mejor es por eso que, desde que acepto el reto de un nuevo trabajo, lo afronto con más ilusión y rigor que miedo u otra cosa. Creo que soy un tanto inconsciente. – ¿Se animaría a presentar la tercera? –No sé. Igual dentro de unos años. – ¿Cómo vivió el día después de la gala? ¿Leyó la prensa, las críticas, escuchó las noticias? –Claro. Mi trabajo se hace para que la gente lo vea y opine y yo lo sepa y pueda aprender de ello. Claro. – ¿Le sorprendieron los comentarios? –No especialmente. Me gustó, y mucho, saber que a casi todos les había parecido un buen trabajo. Y había comentarios certeros que me ayudan a mejorar. Las otras críticas, las que están hechas con el ánimo de ofender o de desviar la atención del grueso de la población (¡como si fueran tan ignorantes como para no saber lo que está pasando en este país!) en lugar de valorar la gala en sí, me traen bastante al fresco y me hacen pasar risa, la verdad. – ¿Cómo vivió el momento del sobre? Cuando por error se da como premiada una canción original que no es la ganadora en realidad. –No me enteré muy bien, sinceramente, entre cajas hay bastante follón y no escuché qué pasaba. Pensé que, al dar dos premios, habían cambiado un sobre por otro y no me pareció tan grave (si no se llevaban uno, era el otro). Luego, al ver qué había pasado en realidad, me pareció terrible y de una mala suerte horrorosa. Y qué extraño que no hubiera pasado nunca antes, en 27 ediciones. Por eso la explicación la dio la Academia al día siguiente. –Ha sido valiente y con sentido del humor. Sin embargo, parece que el Balonmano no entendió su chiste sobre la Casa Real en los Goya. ¿En España quizás ya no nos queda ni sentido del humor? –En España hay un sentido del humor magnífico, las pillamos al vuelo. Pero parece ser que la comprensión de algunas personas concretas no está o no ha venido. –Para terminar, ahora que está reciente, ¿se lanzaría a presentar una gala de los Oscar? González Macho, presidente de la Academia del Cine, dice que son mucho más aburridas que las de los Goya. ¿Lo cree así? –¡Y más largas! De momento, no, gracias. n


8 // LAS CRÓNICAS DE CINTIA

ÉFESO: un viaje al pasado CINTIA MORROW www.cronicasdecintia.blogspot.com Salimos no demasiado temprano hacia el segundo aeropuerto de Estambul, el que queda del lado asiático. Se llama Sabiha Gokçen en honor a la primera aviadora de combate del mundo y la primera mujer aviadora de Turquía. Desde allí, nos esperaba un corto vuelo hasta la ciudad de Izmir, a unos 450 kilómetros al sudoeste de Estambul. Izmir o Esmirna, en castellano, es una ciudad antiquísima. Fue fundada en el 3.000 a.C. y pasó de unas manos a otras, hasta que le llegó el turno a Alejandro Magno, que construyó la nueva ciudad y elevó su prestigio. Después siguió un frenético cambio de poder sobre la ciudad, de los griegos pasó a los seleucidas, y de éstos a los romanos. Con un agradable episodio histórico que cuenta que el general romano Sila, tras conquistar la ciudad, hizo desfilar a todos sus habitantes desnudos en pleno invierno. Después de los bizantinos, la tuvo el Reino de Venecia, los Estados Pontificios y el Imperio Otomano. Fue escenario de terribles persecuciones a los cristianos

en la época romana, de un período de exterminio de los griegos y del posterior éxodo de los que quedaban (más de un millón de griegos abandonaron Turquía), cuando volvió a manos turcas, en 1922. La Izmir actual, también llamada “La perla del Egeo”, se considera una de las ciudades más liberales y occidentalizadas de Turquía. Tiene el segundo mayor puerto y abarca las viejas ciudades de Éfeso y Pérgamo, sus grandes rivales de la antigüedad. A 74 kilómetros al sur de Izmir se encuentra Éfeso, la ciudad antigua más impresionante de Turquía. En ella se hallaba una de las Siete Maravillas de la Antigüedad, el Tempo de Artemisa, del que ahora solo queda una columna, el resto se utilizó para todo tipo de construcciones, incluida Santa Sofía (Estambul). Pero fuera de eso, la mayor parte de la ciudad está muy bien conservada, ya que fue abandonada por sus habitantes para asentarse en otros lugares. Éfeso es una verdadera maravilla y se puede apreciar casi sin dificultad como era en la antigüedad. Una


10 // LAS CRÓNICAS DE CINTIA

clara imagen del paso del tiempo la da la Avenida Liman Arcadiana, una gran avenida con columnas a cada lado por la que caminaron (se dice) Cleopatra y Marco Antonio. En su momento iba desde el Gran Teatro hasta el puerto de Éfeso, mientras que hoy en día, el mar queda a unos cuantos kilómetros. Es posible ver sus templos casi enteros, entre ellos, la primera iglesia consagrada a la Virgen María, que aún tiene la nave central y la pila bautismal. Otra de sus largas calles empedradas, es la llamada Vía del Mármol (estaba pavimentada de mármol) que iba desde el

Gran Teatro hasta la Biblioteca de Celso. Las casas de los antiguos habitantes subían por la ladera de una colina desde las calles principales, y se pueden ver hasta las letrinas comunitarias, hechas sobre una larga plancha de piedra en forma de asiento con huecos, que daban a una canaleta principal. Una distancia de medio metro separaba a los asistentes, para nada incómodo. Según los descubrimientos arqueológicos, los romanos comían dentro y hasta tenían una banda de música que tocaba para ellos. Uno de los monumentos que más impresionan de Éfeso es el Gran Teatro, una de las ruinas más bellas y más grandes de la ciudad. Sus graderías estaban recubiertas de mármol, tenía capacidad para 24.000 espectadores y fue escenario de luchas de gladiadores en la época romana. El otro es la Biblioteca de Celso, la joya de Éfeso, construida en honor al padre del cónsul. En el período clásico, fue la tercera biblioteca más grande del mundo. Su impresionante fachada de columnas de varios metros tiene cuatro estatuas de mujer que representan la sabiduría, el carácter, el poder judicial y la experiencia, consideradas las virtudes de Celso. Se dice que la biblioteca tenía un túnel que conectaba con el burdel, con lo cual imagino que era un sitio popular en la época. Hay muchas otras cosas que ver en la vieja y bella ciudad de Éfeso. Y todo está al alcance de la mano, uno camina por sus calles y toca sus columnas. No hace falta demasiado esfuerzo para imaginarse cómo vivían sus habitantes. Es verdaderamente, un viaje a la antigüedad. En sus inmediaciones quedan dos atractivos turístico más que vale la pena visitar. El primero: la Casa de la Virgen María, una sencilla capilla que se levanta sobre lo que fueron los restos de la casa donde vivió, luego de trasladarse a esta zona junto a San Juan (a que Jesús encargó el cuidado de su madre). Suena bastante increíble y existen otras “casas de la Virgen” esparcidas por el mundo, pero ésta, fue visitada ya por cuatro Papas, lo cual debería significar algo. Se supone que si uno se confiesa en esta capilla obtiene una indulgencia plenaria, así que allá fue mi madre a confesarse con un simpático sacerdote franciscano que, curiosamente, había nacido en Buenos Aires. Cerca del lugar donde vivió y murió la Virgen María, se encuentra la Basílica de San Juan, construida en el siglo V sobre la simple tumba en la que estaba enterrado el apóstol. La basílica está muy bien conservada y se pueden ver increíbles inscripciones en latín y cruces talladas en las columnas. n


12 // COSTUMBRES ARGENTINAS

Con mucho gusto En España hay toda una red empresas importadoras, distribuidoras e incluso fabricantes de alimentos argentinos que nos mantienen ligados a sabores inolvidables. Les presentamos algunas de ellas… Son los responsables de que muchos de esos sabores que están relacionados con la primera parte de vida de los argentinos que viven en España no se diluyan con el correr de los años, o no tengan que esperar a la llegada de alguna visita con las valijas excedidas en kilos de yerba, dulce de leche, alfajores, bizcochos de grasa… Pero no sólo eso. También son los abanderados a la hora de que esos sabores se esparzan por gran parte de Europa, mucho más allá del mercado de nostálgicos. En la Península Ibérica trabajan desde hace décadas importadores, fabricantes y distribuidores de productos argentinos que se pueden conseguir en tiendas y supermercados, o degustar en diferentes establecimientos hosteleros. Caro Import, o Alberto Hughes son algunos de ellos, cada cual con su historia… CARO IMPORT La hiperinflación empujó en el año 1985 a los hermanos José y Alejandro, hoy dueños de Caro Import, a dejar sus trabajos en Argentina y poner rumbo a España. En 1991 ya habían montado su propia empresa de importación. “Nuestro comienzo fue como una quimera, había algunos restaurantes argentinos aquí, pero no productos argentinos y nos dijimos, y por qué no”, recuerda Alejandro. Empezaron con vinos, dulce de batata, dulce de leche y alfajores de Mar del Plata. “A raíz de la devaluación de la peseta y al éxito de los

Alejandro Caro, con su empresa Caro Import en París.

alfajores, nos lanzamos en 1994 a fabricarlos aquí”, cuenta. Tres años después, debido a la prohibición de la Unión Europea de la entrada de dulce de leche argentino, se animaron también a crear su propia marca. “Construimos una planta, importamos toda la maquinaria desde Santa Fe, contratamos a un ingeniero en alimentos especializado en productos lácteos de Villa Maria y así fue que en el año 2000 comenzamos a producirlo en La Garriga”, explica sobre la fábrica desde donde hoy salen más de 15 variedades del dulce de leche Mardel. Tapas de empanadas y empanadas, y muy pronto, bizcochitos de grasa, chorizos y morcillas para ampliar la gama de productos congelados completan el catálogo de alimentos propios, y el general de más de 200 productos, que se pueden conseguir en más de 5.000 supermercados españoles, uno de sus principales canales de venta. Convencido de la “increíble cultura gastronómica española”, Caro reconoce aún así la dificultad de no extrañar “el sabor de la parrillada” o lo insustituible que resulta, por ejemplo, la yerba mate. “Hay otros productos como la sal o el dulce de batata que la gente nos agradece mucho, por diferentes razones, que importemos. En general, los alimentos argentinos complementan la amplia oferta de productos españoles que hay en los supermercados. Cuando importamos, intentamos que sea algo muy diferente a lo que se encuentra aquí, por sabor, calidad, packaging etc”, asegura. El continuo intento de renovación, diversificación y expansión, ha ayudado a Caro Import a atravesar con cifras de crecimiento la grave crisis económica que afecta a spaña. “Hace 4 años que preveíamos un bajón del consumo en el país, por lo que decidimos orientarnos a exportar al resto de la UE. A día de hoy, vendemos dulce de leche y alfajores en toda Europa, incluso hemos realizado nuestras primeras operaciones extras comunitarias. Tenemos clientes en 10 pai-


Productos argentinos de Máxima Calidad

Pan de Miga SABORES DEL PLATA

CAPITÁN GAUCHO Dulce de leche

Otros productos: SABORES DEL PLATA Dulce de leche · PANQUECO CREPS Panqueques y masa lasagna CONDIMENTOS SABORES DEL PLATA Ají Molido y Chimichurri HARINA BLANCAFLOR · VINO VALENTÍN LACRADO DE BODEGAS BIANCHI

Alberto Luis Hughes ·

Importación - Exportación

Oficina: Islas Pitiusas 72 28230 Las Rozas Madrid Almacén: Calle Berlín (posterior), Nave 22 A, pol. ind. Európolis, 28230 Las Rozas Madrid Pedidos: Tel/Fax: 34 91 631 40 06 Móvil: 607 70 37 32 www.alhughes.net E-mail: alhughes@arrakis.es


14 // COSTUMBRES ARGENTINAS

Staff de la Franco Argentine en Barcelona.

Alberto Hughes y Amalia con su stand en el pabellón argentino.

ses de fuera del continente. Pese a ser una empresa con una cierta antigüedad, nuestras ventas han aumentado un 15 % en el año 2012. Estamos convencidos y para ello nos esforzamos cada día, que la actual coyuntura tiene que ser una oportunidad para seguir creciendo”. LA FRANCO ARGENTINA La historia de La Franco-Argentina comienza en un pequeño pueblo de Francia, en el año 1990. Hasta allí había viajado desde España un joven Gonzalo Cruz para participar de la vendimia, pero con un sueño que no se le quitaba de la cabeza: el de que los europeos se enamoren tanto como los argentinos del dulce de leche, símbolo gastronómico del país por excelencia. “Me fui quedando, le dí forma a la idea, lo hablé con amigos”, recuerda hoy desde su flamante nave en Cornellá de Llobregat, Barcelona. El sueño pronto se hizo realidad, y desde el país galo, la empresa comenzó a introducir el Chimbote primero allí, y luego en toda Europa, hasta llegar a 20 países. El éxito de su producto estrella tampoco se hizo esperar y la planta, equipada con la última tecnología bajo las más estrictas normas sanitarias exigidas por la UE y los standards internacionales de calidad, creció hasta los 5.200 m2. Un tiempo después, la compañía decide ampliar sus horizontes, con la importación y distribución a todo el Viejo Continente de “la mejor representación gastronó-

mica argentina”. “Para ello desarrollamos una vigorosa red comercial con muchas de las marcas líderes de nuestro país, que dividimos en cinco líneas de productos: Nostálgicos, Gastronomía, Gourmet, Vinos y bebidas y Congelados”, explica Cruz. En 1995, bajo la gerencia de Marta Cruz, se instalan también en España. La Franco-Argentina tiene hoy distribuidoras, así como tiendas y oficinas en las ciudades de París, Barcelona, La Coruña, Palma de Mallorca, Londres y Buenos Aires. Pero no se olvida de sus orígenes: “Es imposible referirse a La Franco Argentina sin mencionar el alma de la empresa. Y es que el dulce de leche representa nuestra razón de ser, la pasión de cada uno de quienes la integramos, la bandera con que nos presentamos ante el mercado y los consumidores”. Y desvelan algún que otro secreto; “Producir el dulce de leche respetando la tradición y los ingredientes de siempre, la leche fresca y la receta artesanal de sus orígenes”. Con él han llegado a producir y distribuir más de 1.000 toneladas anuales en toda Europa, en sus distintas presentaciones y formatos, desde frascos de 250gr, o los novedosos ‘Sirvefácil’ (premio a la innovación SIAL Innovation 2012) para incursionar en la repostería y el tan de moda “topping”, hasta baldes de 14 kg para la industria pastelera, repostera o heladera. La crisis también encuentra a LFA “con todos sus frentes de negocio en plena expansión tanto en los sectores de consumo hogareño como en los industriales y de la hostelería”, afirman sus responsables que viajan por las ferias de alimentación más importantes, como las de Anuga (Alemania), Alimentaria y Salón de Gourmets (España), Sirha o Sial (Francia). HUGHES La aventura importadora de Alberto Hughes empezó en 1995, con un pallet de tapas Mendía que llegó por avión, según recuerda su propio dueño. “Hoy recibimos varios contenedores de 40 pies al año”, dice orgulloso del primero de los productos congelados que


COSTUMBRES ARGENTINAS // 15

Marta Cruz con familia y colaboradores.

se lanzó a traer desde Argentina, y que hoy son el mayor estandarte de su empresa. “Somos pioneros en España y Europa”, asegura convencido de que “la calidad de los mismos es tal que, pese a los intentos locales, no se ha podido lograr un producto ni siquiera similar. La característica del hojaldre en las tapas, lo esponjoso y suave del pan de miga, el sabor inigualable de las facturas, las hamburguesas Paty y, en general, la ausencia de gustos forzados, aromatizantes,

aditivos para conservación, etc, son irremplazables”. “Todo argentino añora comer un sándwich de miga triple, el pionono con dulce de leche, o un panqueque, sabores de la infancia y de momentos importantes de la vida de cada uno y no nos acostumbramos a perderlos”, afirma acostumbrado a disfrutar de los rostros de los compatriotas al ver un expositor con alfajores Cachafaz, las empanadas, las medialunas, la yerba La Tranquera, el dulce de leche, los palitos salados Sabores del Plata o las Criollitas. Todos alimentos que se pueden encontrar en los tradicionales restaurantes argentinos, pero también en panaderías y pastelerías españolas, casas de comidas, catering, colectividades, tiendas latinoamericanas y tiendas gourmet, además de servir a particulares que así lo soliciten. Hughes es otra de las compañías de productos argentinos que atraviesa la crisis general del país sin consecuencias. “Afortunadamente, no hemos sentido un efecto gravitante de la crisis, debido a que los productos se han posicionado en un alto nivel que reconocen los clientes”, y piensan por eso en “seguir como hasta ahora, con esfuerzo, seriedad, honestidad, atención e inventiva pionera en la incorporación de nuevos productos”. n

Tentazione

Padre Damián nº 15 - 91 458 20 56 - Madrid / Ibiza nº 40 - 91 409 40 40 - Madrid Costa Rica nº 28 - 91 350 56 33 - Madrid / Mayor nº 53 - 91 559 45 79 - Madrid Villa nº 5 - 91 541 90 10 - Madrid / Av Europa nº 16, - 91 143 96 84 - Pozuelo de Alarcón


16 // EL PERSONAJE

EDITH SCANDRO, cantar y cantar Figura de la radio y la televisión en importantes programas de la mitad del siglo pasado, la artista argentina vive hoy en Almería, donde no ha dejado de ser ‘La linda que canta lindo’ BETIANA BAGLIETTO

Esta es una de esas historias que debería empezar con música de fondo. Bien podría sonar la ‘Sinfonía 40’ de Mozart, especialmente arreglada para su voz, o ‘El día de los enamorados’. Dos de las muchas canciones que Edith Scandro paseó por los escenarios de Latinoamérica durante gran parte de la segunda mitad del siglo pasado. La linda que canta lindo, el apodo que le pusieron en la cumbre de su carrera, por aquellas épocas en que las estrellas provenían de la radio o recién se empezaban a ver en blanco y negro en las pocas televisiones que había en Argentina, todavía está vigente porque, a sus 77 años. Edith no ha dejado de cantar lindo, ni mucho menos de tener ese aspecto cautivador. Sí ha cambiado el paisaje de fondo y los telones que se levantan para escucharla. Su Valcheta natal, su Versalles donde creció y se hizo artista, o su Mar del Plata donde también vivió y actuó, están a miles de kilómetros de Almería, donde hoy reside con su hijo Dante, nuera y dos nietos “postizos”. Eso poco le importa mientras pueda tener un micrófono a mano, porque para curar la nostalgia que a veces le entra, cada dos años se saca un billete y se va a pasar un mes a Buenos Aires. Y si no hay conciertos a la vista, mientras, sigue ligada a la música con las clases de canto y guitarra a sus alumnos. Así es Edith Scandro, no para. Nunca, o casi nunca, paró. La culpa es de una profesora de primaria… RÍO NEGRO-BUENOS AIRES Nació el 9 de enero de 1936, en Valcheta, uno de los municipios más antiguos de la provincia de Río Negro, fundado por sus abuelos italianos a fines de la década de 1880. Allí aún se conserva el caserón familiar, un edificio donde a finales del

Pablo Neruda con Edith.

siglo XIX paraban los caminantes y que está a punto de ser declarado de interés nacional. Hija de un matrimonio ya mayor, que había sufrido la muerte de su primera niña cuando tenía 16 años, Edith llegó cuando ya no la esperaban. “Les devolví la vida a mis padres, pero también se las compliqué”, recuerda mientras se lamenta de los dos únicos reproches que tiene para hacerle a su biografía: “no haber tenido hermanos ni conocer a ninguno de mis cuatro abuelos”. Cuando cumplió seis, tiempo de empezar la escuela primaria, su familia decidió dejar la pequeña y tranquila localidad natal y mudarse a la inmensa y caótica Buenos Aires, para que ella pudiera estudiar. Su madre, profesora de música y labores, y su padre, juez de paz, eligieron el barrio porteño de Versalles, muy cerca de Liniers, para establecer su nueva residencia. “Fue un golpe el cambio”, asegura. Pero ella se encargó de compensarlos. Mientras cursaba su tercer grado, ocurrió la primera de esas cosas que marcan el destino de una persona, que le descubre su camino: su profesora armó un teatro de títeres y la puso detrás para que cantara el pasodoble ‘El sombrero de ala ancha’. Así fue como empezó a estudiar música, piano y guitarra, y a cantar en el club de su barrio, el Ateneo de Versalles. Y no paró, porque Edith Scandro nunca para. La culpa fue de su profesor del Conservatorio... UN SEÑOR DE LA RADIO Con quince años, ingresó en el Conservatorio Nacional de Música y le tocó de profesor Enrique Susini, quien además era un reconocido otorrinolaringólogo y uno de los pioneros de la radio argentina y mundial. Miembro del grupo conocido como Los locos de la azotea, Susini estuvo al mando de la primera transmisión


EL PERSONAJE // 17

de radiodifusión con formato artístico, el 27 de agosto de 1920. También fue precursor del cine y la televisión nacional, y de las comedias musicales. Con todo lo aprendido de la mano del maestro, al acabar el Conservatorio, Scandro se presentó a los exámenes para la Escuela de Solistas del Teatro Colón. De 300 aspirantes elegían sólo a seis. Una fue ella. “Hice tres pruebas, la última en el escenario del teatro, me sentía una hormiguita” Es una de las imágenes que se le quedaron grabadas para siempre y que escoge cuando se le pregunta por los mejores recuerdos de su carrera. Cuatro años estudió allí, mientras interpretaba papeles en distintas óperas. “Me encantan, eran los discos que tenían mis padres y que ponían los domingos”, cuenta. Poco quedaba para saltar de ahí al estrellato y, otra vez no parar. La culpa fue de una amiga… EL PRIMER CONTRATO Las biografías de los artistas están llenas de casualidades que los convirtieron de un día para otro en personajes reconocidos. Edith también tiene una en su historia. Era el año 1958. “Un día, una amiga me pidió que la acompañara a un cásting para una película en el

antiguo Canal 7, en Posadas y Ayacucho, que compartía instalaciones con Radio Belgrano. Cuando llegamos, el señor que nos atendió, me preguntó también a mí qué quería hacer. ‘Cantar en radio’, le contesté’. Al otro día me hicieron una prueba con Domingo Marafioti y quedé. La película de ella, al final, no se hizo, pero yo firmé mi primer contrato, para abrir y cerrar con una canción el programa humorístico ‘La revista dislocada’, de Delfor. Dicásolo. Fue mi ángel que me llevó”, resalta. Edtih se tomó con mucha naturalidad el salto a la fama. “Para mí era como un juego”, rememora. Para su padre no tanto. “Se enojó bastante, porque mi verdadero apellido es Scandroglio, y me dijeron que me lo tenia que acortar porque era muy difícil de pronunciar, ‘¿Te avergonzás de tu apellido?’”, le recriminó. Pero se le pasó enseguida: “estaba emocionadísimo de escucharme”. Y no paró de escucharla. La culpa la tuvo Virginia Luque… SOLA ANTE LA TELEVISIÓN Ya instalada como figura de la radio, una nueva casualidad se cruzó en su camino. La cantante Virginia


18 // EL PERSONAJE

Luque, estrella del programa de televisión de Canal 7, ‘La Familia Gesa’, que conducían Guillermo Brizuela Méndez, Dringue Farías y Tato Bores, se enfermó de repente y, en esa etapa en la que la televisión se hacía en vivo y en directo, había que encontrar a alguien que la reemplazara de inmediato. Los responsables del programa se acordaron que en los estudios de la radio vecina cantaba desde hacía un tiempo una chica rubia y guapa con su guitarra y no dudaron en ir a buscarla. “Me agarraron y me pusieron delante de la cámara, sin ensayar ni nada. Para mí fue un espaldarazo tremendo, porque era un programa que veía todo el mundo”, asegura. Luego vino otro contrato por cuatro años en la televisión para ‘Cara y Canto del Mundo’, con el periodista y charlista español Mariano Perla. Fue la época en que la bautizaron ‘La linda que canta lindo’. “Y a Edmundo Rivero, le decían ‘El feo que canta lindo’”, agrega como anécdota. “Se hizo la cadena, empecé a viajar por todo Latinoamérica”. Uruguay, Venezuela, Puerto Rico, Colombia, Paraguay, Chile o Perú fueron testigos de su éxito. Viajes que le sirvieron también para conocer a grandes artistas, como Facundo Cabral, con quien grabó ‘Que seas feliz’ y ‘El amor’, o Atahualpa Yupanqui, para quien se reserva un párrafo especial. “Salimos de gira por Argentina y Colombia a principios de los 60. Un día estábamos tomándonos un café antes de actuar en Córdoba, porque a mí me encantaba escucharlo, era un lujo, nos habíamos hecho muy compañeros, y le dije ‘Don Ata, tanto tiempo que compartimos y no tengo ni una firma suya’. ‘Le voy a hacer un versito’”, me contestó y ahí nomás sacó su libreta y me lo escribió. Todavía hoy lo conserva como un tesoro. Dice así: “El telón ya cayó/la guitarra cantó/ lo que Edith nos dijera/es un eco sin voz. /y se van los artistas /y a la sombra voy yo./Y la linda se aleja/ y el poeta lloró.” El escritor chileno Pablo Neruda es otro de los que le dejó un recuerdo imborrable. Lo conoció en una fiesta en las Viñas de Rancagua, en el país trasandino, con otros escritores. “Llegó con Matilde, su mujer. Llevaba un poncho hasta los tobillos, era un hombre imponente y me lo encontré luego en varias oportunidades, todavía siento el calor de su mano al estrecharla, dejaba

huella, una persona imposible de olvidar. ‘Con admiración y cariño’ me dedicó dos de sus libros y yo pensaba ‘santo cielo, si al lado suyo soy un bichito…’” Pedro Vargas, del trío los Panchos, o Lola Flores también se cruzaron en su camino. “Si Lola hubiera estado acá en España, me hubieran conocido mucho más. Me quería mucho. Actuábamos una al lado de la otra en Mar del Plata y se apuraba en salir para ir a verme, porque le encantaba cuando cantaba la ‘Sinfonía 40’”, destaca. “Esto es lo bueno de esta profesión, conocés gente muy valiosa espiritualmente”, resume. De regreso en Argentina actuó en radio El Mundo con Santos Lipesker y su orquesta en el programa ‘Sobremesas cordiales de Himalaya’, en canal 13 en ‘El show de Pedrito Rico’, en ‘Perfiles musicales’, cuando Waldo de los Ríos hizo el famoso arreglo de la ‘Sinfonía 40’, o en canal 9 junto a Siro San Román y Eduardo Farrel ya a fines de los 70. Entretanto, Edith formó su propia familia y tuvo dos hijos, Silvia, también artista como ella que hoy triunfa en grandes musicales de España, y Dante Luchetti, jugador y profesor de pádel. Ambos nacieron en Mar del Plata, ciudad que la tuvo de vecina durante la década del 80, y donde no dejó de actuar en la inauguración de cada temporada veraniega. Los 90 la encontraron como presentadora y directora de un espectáculo sobre diversos géneros musicales de todo el mundo, y con el que pasó por el Teatro Independencia, el Café Tortoni, el Centro Cultural San Martín y otros muchos espacios. Hasta que llegó el momento de cruzar el charco y llevar su voz al Viejo Continente. La culpa la tuvieron sus hijos… Madrid, Almería o donde sea que estén Dante y Silvia Fue Dante el primero que en emigrar. Pero Silvia no tardó en seguirle los pasos, cada uno para probar suerte en lo suyo. Y poco más de año y medio tardaron en convencer a Edith de que debía venirse con ellos. “Empezaron a decirme que estaba lindo, que qué iba a hacer sola en Buenos Aires y me convencieron. Me costó adaptarme al principio, porque yo allá estaba muy activa, organizaba conciertos, recitales, trabajaba de lunes a lunes y de repente no tener nada


EL PERSONAJE // 19

para hacer, no conocer a nadie… Me agarró el bajón, cuando uno es joven, cualquier lugar que visita piensa, ‘acá me vengo a vivir’, a los 65 ya no es lo mismo”, confiesa. Hoy está feliz de vivir en Almería, a diez cuadras del mar, rodeada de gente que celebra estar viva. “Los andaluces son tan alegres, en Madrid hacía excursiones y la gente lo primero que preguntaba era que qué se comía. En Andalucía lo primero que quieren saber es si después del paseo se puede bailar”. Y tiene amigos “como si fueran de toda la vida”. “Será por mi carácter, hablo con todo el mundo”. Ese mismo espíritu que le hace elegir el gimnasio de la universidad, “nunca uno de la tercera edad”, para practicar spinning, aerobic o pesas todas las mañanas, o escaparse dos horas a la playa cuando llega el buen tiempo. “Me rebelo contra la vejez y la muerte. Tengo 77 años, soy un dinosaurio, pero no los noto. No entiendo a la gente que espera el momento de irse mirando la televisión o jugando al dominó. Tengo bajones como todo el mundo pero siempre intento reponerme. Mis hijos también me dan fuerza”, detalla. Esa rebeldía le sirve no sólo para estar activa en su tiempo libre, sino también para a un escenario cada vez que tiene la oportunidad o transmitir su experiencia con los que recién empiezan. Nada más pisar Madrid,

en 2003, tuvo sus conciertos en el Café Iruña y en el teatro Adolfo Marsillach. De allí a Almería, donde montó con su hijo Dante el espectáculo ‘Dos argentinos en Almería’, que pasearon por el Museo Arqueológico, pueblos y Ferias de Andalucía, y dirigió un coro de más de 40 personas, además de las clases de canto y guitarra con las que aún continúa. “Ahora estoy preparando un recital, para no perder la costumbre, me reconforta, si dejo de cantar la vida solo tendría sentido por mis hijos”, avisa. “La vida me ha enseñado mucho, me he golpeado, soy muy terca y perfeccionista, en lo profesional y personal. Me he equivocado mucho, pero con lamentarme no gano nada, estoy bien de ánimo, de salud, con ganas de hacer cosas, me cuido, mi voz sigue cantando igual, gracias a la disciplina en el cuidado de la técnica y la vida sana. Aunque mi copa de vino todos los días y un whisky de vez en cuando no me lo quita nadie”, dice al echar una mirada al pasado del que también rescata sus mejores instantes. “El Colón fue un momento terrible y maravilloso, la tele un mundo que no conocía, pero lo que más disfruté fue el teatro, me seduce, me da plenitud interior, el poder del público ahí cerca. Estoy muy agradecida a la vida por ese reconocimiento”. La culpa fue –y es- de la linda que canta lindo. n


20 // LITERATURA

CORTÁZAR, a un click La Fundación Juan March trabaja en la digitalización de la biblioteca personal del escritor LYLIANA COLOTTO

Este mes de marzo se cumplen 50 años de la publicación de ‘Rayuela’, un libro que como buen clásico de la literatura universal no pierde su vigencia. Tampoco su autor, cuya biblioteca personal atesora desde hace veinte años la Fundación Juan March de Madrid. Dos aniversarios que bien merecen una celebración, que van a disfrutar tanto investigadores y estudiosos de la obra y la figura de Julio Cortázar, como sus miles de lectores y admiradores a través de internet. Aurora Bernárdez, viuda de Cortázar, donó en 1993 los 3.984 títulos, entre libros, revistas y recortes de prensa que el escritor tenía en su departamento de la parisiense Rue de Martel y que hoy llegan hasta 5.000. La Fundación tiene previsto terminar este mes de marzo la digitalización de los más significativos de ellos, entre los que se encuentran también muchos de los que debieron ser sus primeros libros: primeras ediciones de textos franceses de autores surrealistas o antiguas ediciones de clásicos castellanos, con la curiosa excepción de ‘El Quijote’, de Miguel de Cer-

vantes. Muchas obras están dedicadas por sus autores a Cortázar (Alberti, Neruda, Onetti, Lezama Lima, Octavio Paz...), y otras aparecen firmadas o anotadas por el propio escritor. También hay dibujos hechos por el escritor de ‘Bestiario’. Gran parte de este valioso material, como las portadas, las dedicatorias de otros intelectuales hispanoamericanos, las firmas que Cortázar ponía en los libros de su biblioteca, así como sus anotaciones personales se podrán consultar pronto a través de la página de la institución (www.march.es). El resto tendrá que esperar por dos motivos: el costo que supone llevar todo ello a formato digital y los derechos de autor de muchos escritores que aún viven o que se encuentran todavía en dominio privado. “En algunos libros que compraba escribía su nombre, en otros el apellido con la fecha”, desvela Paz Fernández, directora de la biblioteca de la fundación, en una entrevista con el diario Clarín. “Cortázar conservaba en su piso de París libros firmados por Alejandra Pizarnik, Pablo Neruda, Rafael Alberti, muchos


LITERATURA // 21

de Carlos Fuentes, entre numerosos escritores. Son obras dedicadas a Julio y Aurora, y a Julio y Carol (Dunlop, su segunda mujer). Dentro de los libros hay boletos de metro o una entrada al cine, por eso es riesgoso dejarlos a la mano del público”, explica. La colección incluye desde apuntes de puño y letra

·Mudanzas contenedores toda Sudamérica ·Barcos semanales ·Baja consular ·Grupaje marítimo o aéreo ·Exceso de equipaje a todo el mundo

OFERTA

con sus expresiones en español, francés o inglés, pasando por varios ejemplares de ‘Rayuela’, hasta textos de todos los géneros (literarios, de arte, de historia, o de filosofía). Parte de ella no se podrá ni tocar ni oler, pero si recorrer con la mirada incluso a miles de kilómetros de distancia. n

ARGENTINA

ENVÍO AÉREO: EZEIZA - MENDOZA- CÓRDOBA - BAHIA - BUENOS AIRES

1 KGSERVICIOS - 4 DIARIOS EUROS* SERIEDAD HONESTIDAD

CONTENEDOR

*MÍNIMO 100 KG

20 % DTO

LE ECHAMOS UNA MANO CON LA DOCUMENTACIÓN

·Cargamos en toda España ·Marítimo por contenedor y grupaje ·Salidas semanales ·Trato directo con naviera sin intermediario ·18 días de tránsito a Buenos Aires

ADEMÁS SERVICIOS DE CONTENEDORES POR BAJA CONSULAR A TODA SUDAMÉRICA CONSULTE SU PAÍS BARCOS DIRECTOS A PUERTO

EXCESO DE EQUIPAJE LLEVE SUS MALETAS SIN PROBLEMAS

913689134 - 913682104 www.akiservicios.com

C/ José María Pereda, 27 · 28027 Madrid (Metro Quintana) info@akiservicios.com


22 // MÚSICA

La flautista del tango María Fernández Cullén, solista de la Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires, acaba de aterrizar en España para explorar nuevos horizontes musicales B. B.

En tiempos en que muchos emprenden el camino de regreso a Argentina, hay quien todavía ve en España la posibilidad de abrir una puerta nueva, distinta, o sacudirse la rutina y lanzarse a la aventura. María Fernández Cullén está en este segundo grupo. Solista con su flauta traversa de la Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires, profesora, compositora, estudiante de piano e investigadora, no ha dudado en embalar su instrumento y hacer el recorrido inverso de muchos compatriotas, con la idea de compartir su experiencia con otros colegas y de difundir también su música en el Viejo Continente. Y lo ha empezado a hacer apenas aterrizar en la Península el pasado mes de enero, en el Café de las Delicias de Barcelona, dentro de un ciclo de mujeres compositoras, y en el Café Berlín de Madrid, con conciertos de su particular proyecto ‘Reciclando’, que ya tiene otras varias citas en la agenda en distintos puntos del país (ver aparte). “El espectáculo tiene un poco de todo esto de la música que surge de lo que yo soy: el folclore, el jazz, el tango. Y es algo nuevo, que está gestándose todo el tiempo. Usamos un dispositivo de grabación, que se llama loop, que recicla lo que vas haciendo, y que te permite agregar y quitar cosas. Me posibilita descubrir universos que no conocía y crear música diversa”, explica del show que tiene dos partes: una primera en la que ella sola con flauta traversa, flauta baja, píccolo, kalimba y accesorios ofrece música creada, editada e improvisada en vivo con ese curioso aparato; y la segunda que comparte con el pianista argentino Néstor Ballesteros, dedicada a tangos clásicos y otros no tan conocidos de Carlos Gardel, Horacio Salgán o Astor Piazzola, de quien tocan incluso temas inéditos. “Lo presenté en Buenos Aires y en San Juan y gustó

mucho. Agarré la valija y me vine con la idea de poder tocar y mostrarlo acá también”, cuenta esta sanjuanina de 29 años, que empezó de pequeña a estudiar música por el empujón familiar, pero enseguida se enamoró de la flauta traversa. “Me gustó, es algo sensorial e instintivo”, confiesa y ahonda en ese concepto de lo que ella “es”: “Mi formación es clásica, pero la verdad que por placer y gusto hice también música brasileña, folclore, tango, todos son compatibles para mí, me cuesta definirme, porque lo que me gusta es hacer música y creo que está bueno la flexibilidad de poder cambiar de acuerdo al género que te toque, lo veo como la tarea de un actor, que se adapta al papel que le toca interpretar. No es fácil, pero sí


MÚSICA // 23

PRÓXIMOS CONCIERTOS MARZO - Sábado 9: "Reciclando", Barcelona. - Miércoles 20: "Reciclando", la Grandola, Calle de Sombrerete, 9, Madrid. 21,30 hs. - Jueves 21: Música original en vivo en Inauguración de Exposición de Luciana Rago: Aliento. 19 hs. Madrida. - Viernes 22: "Reciclando", Artebar La Latina. Calle San Bruno, 3, Madrid. 20.30 hs. Entrada 7€. ABRIL - Sábado 6: "Reciclando". La Hormiga Atómica. Curla, 4, Pamplona. 20 hs. Entrada libre.

intento aprender la particularidad de cada género”. No es la primera vez que María arma las maletas y emprende sola un nuevo rumbo por culpa de de la música. Con 21 años cumplidos y la carrera de profesora de flauta traversa ya acabada en la Universidad Nacional de San Juan, decidió dar el salto a Buenos Aires, donde se fue a estudiar con el solista de la Orquesta del Colón. “Me dieron una beca orquestal y antes de terminarla ya había entrado en la Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires, a través de un concurso público al que se presentaron otros 20 flautistas”. Lo hizo por la necesidad de trabajar, no porque fuera especialmente tanguera y quedó. “No nací en Buenos Aires, no mamé esa música, mis primeros 21 años escuché más bien folclore. Fue una sorpresa y una linda forma de acercarme al género, acompañada de tangueros de toda la vida. Una experiencia muy interesante”, detalla. Tan interesante que incluso le ha tocado el honor de hacer arreglos para flauta a ‘Cuando tú no estás’, un tema nada menos que de Carlos Gardel e interpretarlo en un concierto de la formación dirigida por Néstor Marconi. “Fue muy lindo. Además que te lo pida un director

como Marconi, tan reconocido. Toda una experiencia de aprendizaje”, asegura. Tampoco ha tardado en España en explotar su otra faceta, la de docencia, en la que vuelca todos los conocimientos como investigadora de la música popular argentina. Llegó con el objetivo también de dar talleres de tango para músicos e intérpretes melódicos y ya lo ha conseguido. “Se trata de transmitir herramientas útiles para los que no saben de qué manera abordar un repertorio. De enseñar la música popular argentina de manera didáctica, más allá de la tradición y los libros”, un campo que considera bastante desierto. Todavía en la etapa de amoldarse a su nueva vida, en ese momento de “ver y entender” qué puede hacer, “qué espacios desarrollar”, María confiesa que aún no percibe del todo cuál es el panorama real del país que la ha recibido y no quiere arriesgarse a hacer pronósticos tempranos. Pero si algo es seguro son todas las fechas que le esperan en el calendario para pasear su arte. Lo otro, lo que ha dejado por ahora atrás, puede esperar: “En Argentina yo sé que tengo mi lugar y mi trabajo. Si surgen cosas acá, estoy abierta a ver a qué me invita la música, a explorar nuevos horizontes”. n

g g g Arturo Soria 267 local 6 posterior 28033 Madrid 91 383 21 61 91 383 21 36

customer@ucsexpress.net

g g g

g Envíos de documentación y paquetería a Argentina g Entregas a domicilio puerta a puerta


24 // DEPORTES

Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota SERGIO GONZÁLEZ BUENO www.laculturadelapelota.com El ‘mundo Boca’ no perdona deslices ni indulta deslealtades. Movilizado por una irrefrenable pasión, juzga con el inclemente martillo del blanco o negro. Sin grises, los feligreses xeneizes endiosan o satanizan abusando de la química. ¿Involuntario reflejo afectivo? Más que probable. Empero, el status de ídolo en dominios de la Bombonera no admite matices. Un gesto, una barrida ‘a lo Giunta’, una genuina declaración de amor a los colores, un caño épico en un Clásico, un gol exquisito en una final. De repente -sin previo aviso-, el Tribunal de la Ribera consagra al elegido sin más. Sólo unos pocos logran la unanimidad del inclemente magistrado de la Tribuna. La veneración se rebela contra la dictadura del calendario. ¿Arbitrarios ejemplos? Más allá, Ángel Clemente Rojas; más acá, Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo. Compulsa popular mediante, en el altar histórico de la idolatría de Boca el símbolo de la deidad futbolística tiene nombre y apellido: Juan Román Riquelme. ¿Carácter díscolo? ¿Vaivenes emocionales? ¿Generador de discordias? ¿Desobediencia a los entrenadores? ¿Privilegios que alteran la igualdad grupal? ¿Líder negativo? ¿Maltrecho físico para la alta competencia? Acusaciones al margen, Riquelme ‘habla’ en el campo. Ajeno a los señalamientos, el ‘10’ compone hechiceros sonetos cuyas sentidas estrofas conmueven los cimientos de la Bombonera. ¿Quién suplió la ausencia de Riquelme durante su voluntario exilio xeneize? Nadie.

¿Por qué razón? Porque el fútbol desecha a los impostores de talento sin piedad. La categoría no conjuga con los millones, viene de

dores padecen la tóxica patología de un insano cóctel llamado envidia. Gambeteando la polémica, el ‘regreso’ de Riquelme enri-

Al contrario, el arrepentimiento humaniza al autor. No debe confundirse inteligencia con obstinación. Variar de parecer o modifi-

cuna. Digámoslo de una vez: ¡los genes de Román son irrepetibles! Los detractores de Riquelme gastan (y gastarán) cuantiosa tinta y saliva en pos de un objetivo: desacreditarlo. O mediatizar el listado de sus miserias buscando la pública condena. Al contrario, los apologistas -cegados por la adoración al personaje- niegan (y negarán) sus visibles defectos argumentando que los difama-

quece al fútbol argentino, saturado de mediocridad. Sin Román, el balón lagrimeaba desconsolado… Algunos adalides de la bajeza -oportunistas pésimamente caracterizados como togados en éticaacusaron a Riquelme de no tener palabra. O de navegar en un océano de contradicciones. ¿Acaso ellos jamás cambiaron de opinión? Recular no significa renunciar a los principios.

car una decisión implica madurez. Nunca irreflexión o mero capricho. Y, en el caso de Román, manifiesto compromiso con ‘su’ amado Boca. Con el vital condimento de su inquebrantable vínculo de amistad con Carlos Bianchi. Parafraseando al ‘Topo Gigio’ de San Fernando… ¡el fútbol está feliz! Volvió al ruedo Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota. n


OPINIÓN // 25

Lincoln, el hombre LYLIANA COLOTTO

No hablaré de la película, sino de la persona de carne y hueso que hay detrás del personaje. Había olvidado que el mismo final trágico los unía. La imagen y la vida de Lincoln me recordaron a la de Gandhi. Ambos lucharon convencidos por una causa que todos o casi todos no compartían. Me di cuenta de que sin ese tenaz y apasionado convencimiento ninguno de los dos hubiera llegado a cumplir sus sueños. Ambos lo pagaron con sus vidas, pero no fue en vano. La oposición que tenía el presidente de los Estados Unidos era feroz. Parece mentira en este siglo XXI que hace tan poco tiempo se hablara en esos términos sobre la libertad de los negros. Incluso un congresista compara esa posibilidad de dar libertad a los negros con el voto de las mujeres, ¿cómo es posible, se pregunta en voz alta ante el resto de los reunidos allí, que podamos pensar en que negros y mujeres puedan ser libres como los hombres? A uno se le pone la piel de gallina de sólo escuchar esas palabras, y no es difícil volver a este 2013 y preguntarse sobre qué cosas estarán discutiendo ahora

los congresistas y que ponga los pelos de punta a algunos por tener que aceptar muy a su pesar, y que dentro de muchos años cuando lo veamos reflejado en el cine nos cause el mismo estupor. Estoy pensando en el derecho a no ser explotado con un trabajo basura y mal pagado, a una vivienda digna, a una buena educación pública donde más alumnos en las aulas no signifique mayor calidad, a unos medicamentos sin euros sanitarios y a una asistencia médica de buen trato y excelencia para todos.¡Qué horror podrán pensar y expresar muchos de los reunidos en esa santa sede laica que es el Congreso! ¿Cómo es posible mantener para todos este bienestar que tanto ha costado construir y que es

ejemplo para tantos países del mundo? Con la excusa de la crisis quieren volvernos esclavos de gobernantes inescrupulosos y corruptos. Sí, Gandhi y Lincoln debieran estar en la palestra cada día para recordar a

los políticos que son ellos el modelo a seguir, y que no hay excusa que valga cuando se trata de defender lo que nos corresponde a todos, nada más y nada menos que por ser personas y no personajes de una película. n


26 // DE CUENTO

Cualquier agujero con forma de corazón ALEJANDRA TALLARICO aletallarico@yahoo.com.ar

Si mira por cualquier agujero que tenga forma de corazón, una fuerza penetrará en usted y su percepción del mundo cambiará para siempre. Debe ser una formación casual, no un corazón tallado a propósito, y además debe usted mirar con un sólo ojo, el derecho. El agujero podrá estar en cualquier parte; una pared en ruinas, la chapa de algún cartel al costado de una ruta, un panel de los que protegen las obras en construcción, una puerta maltrecha, una sábana colgada, etc. pero recuerde

que debe mirar con su ojo derecho. Tenga cuidado antes de aventurarse, porque dependerá de su visión actual de la vida la manera en la que luego la verá. Le explico: si usted es una persona tendiente a creer que son los otros conductores los que tienen la culpa, a rechazar una idea antes de terminar de escucharla, a no ir a determinados lugares porque no le agrada la gente que va, a no darse un gusto, un agasajo, porque no presenta una relación costo-beneficio adecuada,

a enojarse más de tres veces al año, a no halagar casi nunca a sus semejantes, a no agradecer, admirar o felicitar sinceramente y con efusión, correrá el riesgo de convertirse en una persona generosa, relajada, que hace amigos y vive como si cada día fuese un premio. No obstante, lo que le acabo de decir no es el mayor riesgo; lo peor de todo es que sentirá que la forma en la que ha vivido hasta ese momento no fue la adecuada. Claro que si usted tiene quince o veinte

años, tal vez esto último no le preocupe demasiado de antemano, pero ¿se imagina a usted mismo, por ejemplo, a los sesenta y ocho como un ser sonriente, con ganas de bailar, de ayudar a sus semejantes, de compartir lo que tiene con quien lo necesite, de hacer el novio o de regalar cosas a las personas que le simpatizan? Vaya con cautela porque sus cercanos dirán que enloqueció; será capaz de discutir una idea sin necedad, de aprender, de disculparse a pesar de su orgullo además de sentir que está haciendo lo correcto y, ¡quién le dice! de pasear otra vez de la mano por las plazas. No me tome por insistente si le repito que debe usar su ojo derecho. Esto no es broma, no lo he tomado de una de esas cadenas que si se cortan le traerá mil años de quién sabe qué maldiciones, esto es algo que he experimentado a través de la capellada de un zapato que encontré en un paseo por el monte. No le cuento mi edad por coquetería, sólo le digo que uso bastón y que le aseguro que es verdad, que una vez hecho no se puede volver atrás, así que piénselo dos veces porque encontrará que algunos de aquellos que lo rodearon siempre, lamentablemente, ya no serán de su agrado y, como es lógico, usted no les gustará. Si, aunque sea por curiosidad, está decidido a prestar atención a estos acorazonados vacíos llenos de misterio, vaya preparándose para reconocer el cinismo y la cerrazón aún en quienes nunca hubiera querido verla, es decir, principalmente en usted. ‘El que avisa no es traidor’ n


EL CONSULTORIO // 27

Historias II. Argentina MIGUEL PEDANO www.psicologiaymediacion.com

Octavio vino a Madrid, después de pasar por Londres, en un viaje sin retorno, simplemente buscando lugares donde seguir siendo. Su familia, en Argentina, aparecía como un vínculo obligado, a los que hay que llamar de vez en cuando, contar que uno está bien y escuchar que allá están bien....un intercambio de

fichas más que el mantenimiento de una relación. A Octavio le cambió la vida saber que tiene VIH en su cuerpo, haber empezado a tomar una medicación de por vida para poder estar saludable...atado a la medicación....atado a la Comunidad Autónoma que le da la medicación...en una encrucijada por no poder

contar a su familia el impacto que esto ha causado en su vida (intentamos medir con precisión los mensajes a la distancia, al fin y al cabo, no podemos controlar la reacción de quién lo recibe). “Si estás ilegal y con VIH es peor, no puedes acceder a la medicación y sólo te queda el regreso”.

Ediciones Sud Americanas, S. L.

Distribución de diarios y revistas argentinas y de Sudamérica Todos los miércoles en los quioscos de Madrid También hacemos suscripciones por correo en España y en Europa Películas argentinas en vídeo

DISTRIBUIDOR DE ARGENTINOS.ES C/. Luis Cabrera, 58, bajo B - 28002 Madrid Telf. - Fax 91 563 83 16

Octavio se vuelve a Argentina. “¿Por qué volviste Octavio?”....es la pregunta que se imagina que le harán y para la que aún no ha encontrado respuesta. “¿Me sostendrán los míos cuando sepan lo que me pasa?”...es la pregunta que se hace a sí mismo y para la cual no tiene respuesta. n


28 // OPINIÓN

El salario de un político CARLOS OCHOA BLANCO Hace poco, y gracias a las nuevas tecnologías que nos permiten ver programas televisivos de todo el mundo, tuve la oportunidad de presenciar un debate, en donde un grupo de periodistas, economistas y políticos, opinaban sobre temas de actualidad. Uno de esos temas, motivado por una iniciativa del gobierno español, que quiere fijar tope de sueldos para los intendentes, fue el sueldo de los políticos. Todos eran partidarios de que los políticos cobrasen salario. Unos decían que el sueldo debía ser abundante, para atraer a profesionales de calidad. Otros que esa generosidad en el sueldo, evitaría que los políticos cayesen en la corrupción. En resumen, que en esa tertulia, como en otras muchas que he visto, parecería que para tener políticos honrados y eficientes es imprescindible pagarles bien. Mi opinión es que el sueldo de un político debería ir en función de los resultados y beneficios que ese político genera en el país. Es decir, que debería ser lo mismo que pasa con los directivos de cualquier empresa privada, donde la eficacia tiene recompensa. Siempre he escuchado decir a los políticos, que su labor es servir al pueblo, motivados por el amor a la patria. Eso significa que es cosa de patriotas. Por tanto, para un patriota de verdad, lo menos importante debería ser el sueldo y lo más importante debería ser la eficacia en el servicio que preste a su país. Un político debería trabajar por amor a la patria, o lo que es lo mismo, “por amor al arte”. A un soldado se le pide que de su vida por amor a la patria y a cambio, suponiendo que el

ejército de su país sea profesional, recibe un sueldo miserable, en comparación al salario de los políticos que gobiernan su país. Supongo que alguien opinará que es lógico que una persona, con años de estudio y una profesión que le permitiría vivir desahogadamente en la vida privada, no puede estar en política “por amor al arte”. Pues yo creo que quien quiere a su patria no se fija en el tamaño de sueldo, sino en el servicio que puede hacer a su país. La frase de “por amor al arte”

sin cobrar un céntimo y lo hacen “por amor al arte”. La mayoría de los bomberos de nuestra patria, que no reciben un sueldo, lo hacen “por amor al arte”. Por tanto: ¿Por qué un político que suele colgarse el cartelito de patriota, necesita cobrar un grandioso sueldo? Los patriotas de verdad no necesitan estar bien pagados para que no se corrompan. La sociedad no obliga a los actores a ejercer su arte, pero ellos igual siguen trabajando en lo que aman. Nadie obliga a alguien a

aclara perfectamente lo que es trabajar por amor a algo. Hay millones de artistas en el mundo, que trabajan por amor al arte: Bailarines, actores, cantantes, pintores, escultores, escritores, etc. Ellos hacen lo que hacen, porque lo aman y eso los lleva a trabajar sin escatimar esfuerzos. Lógicamente si les pagan, mucho mejor, pero si no les pagan, ellos trabajarán en otra cosa para ganarse el sustento y dedicarán su tiempo libre a su arte, que es lo que aman. Hay personas que trabajan en alguna ONG

ser político, por tanto el sueldo que se les paga, debería ser algo así como una propina por los servidos prestados y no una obligación del pueblo para tener contento al político de turno y para que no se corrompa o se vaya a una empresa privada. Quien abandona un gobierno o se corrompe porque alguien le paga mas, no es un patriota, es un traidor. Admito que si un político logra ubicar a su país entre los mejores, es obligado agradecérselo. Y si el país llegase a estar entre los tres primeros del mundo,

habría que solucionarle su situación económica para el resto de sus días. El puesto de gobernante debería ser algo similar al de un entrenador de fútbol y los diputados y senadores, serian los jugadores del equipo. Es decir, que todos cobren de acuerdo a lo que valen y el que no sirve, que se vaya. En la tertulia se decía que pagando mas se tendrían mejores profesionales. Si eso fuese verdad, la mayoría de los ejércitos profesionales serian un desastre. Un soldado, comparado con un diputado, ministro, senador o un presidente, cobra una miseria. Y digo miseria, porque el soldado pone en juego algo que no tiene precio, que es su vida. Y lo hace por defender a su patria, e incluso, gracias a los chanchullos de políticos y capitalistas, ahora también tienen que defender la patria de otros. He oído muchas veces que los miembros de un gobierno y de los tribunales, deben cobrar buenos sueldos para evitar corrupciones. ¿Por qué no se aplica esa misma idea a los policías? La pobreza creciente en el mundo, me hace pensar que los grandes sueldos de la política solo atraen a los caraduras, que se encargan de espantar a los patriotas, para que no les arruinen el negocio. Si pidiésemos a los políticos que trabajasen solo por amor a la patria, pasaría como en las comunidades de vecinos, donde nadie quiere ser presidente. En un país hay muchos ciudadanos que trabajan por amor a su patria o lo que es lo mismo por “amor al arte”, ya es hora de que los políticos también trabajen “por amor al arte”. Un saludo. n


Argentinos en Espa単a - www.argentinos.es


30 // OPINION

Decí whisky ENRIQUE PINTI

Quién es ese que nos mira desde esa vieja foto? ¿Lo conocemos? ¿Recordamos el lugar fotografiado? ¿Y los otros, que acompañan con risas jubilosas congeladas diciendo whisky para simular la alegría, quienes son? La respuesta es obvia. Se trata de uno mismo a los veinte años con compañeros de sueños y esperanzas. El lugar es una cantina. ¿La Boca? Puede ser. Hay botellas vacías, gaseosas, cerveza, vino, soda de sifón y paneras usadas como sombrero de alguno de los juerguistas. Más allá de la evidente algarabía de fiesta juvenil, hay en los ojos un brillo especial y en las sonrisas una frescura algo ingenua, como si el mundo fuera todo futuro mejor, promisoria tierra de aventuras o lugar para una lucha con victoria asegurada. Pero, ¿qué pasaba en aquel lejanísimo 1959? La colimba, como se llamaba al servicio militar obligatorio en aquellos años, había dejado de ser una amenaza de corte fatal entre la adolescencia y la primera juventud. Me había salvado por miope después de pedir las tres revisaciones médicas a las que tenía derecho y aquel sello rojo que decía DAF, o sea, deficiente aptitud física, lejos

de ser un trauma y provocar un complejo de inferioridad, era un pase libre a pensar en un futuro donde la realización personal iba a ser lo primordial. Se habían acabado las materias por rendir del secundario. Ya no era necesario memorizar teoremas, buscar logaritmos, descifrar fórmulas químicas ni volverse loco con trigonometría y cosmografía. La pesadilla del saber había sido reemplazada por el paraíso del hacer lo que uno quiera y aprender lo que a uno le gusta. En una palabra: la vida empezaba a tener real sentido. Pienso ahora, veterano de la vida, que ese era el motivo del brillo de la mirada y la sinceridad de la risa, mucho más que decir whisky. Hoy en día esos recuerdos fotográficos yacen encerrados en celulares y computadoras y pueden permanecer mucho más ignorados que cualquier viejo álbum de mis épocas juveniles, pero sea cual sea su lugar físico esas fotos muchas veces nos obligan

al balance de vida que todos hacemos en momentos cruciales de nuestra existencia. Hurgar y remover nuestros recuerdos y sensaciones nos lleva fatalmente a darnos cuenta de lo variable y/o inmutable de nuestra personalidad. Las pequeñas cosas, los objetos circundantes, aquella cantina que ya no existe, ese bar que aún está y cuyas mesas están ocupadas por otros soñadores hartos de un mundo que no les gusta y al que quisieran cambiar o por parroquianos más atentos al partido de fútbol que ven en el moderno plasma extra chato enclavado en una repisa donde otrora

Suscríbete

por un año nuestra revista bimestral en tu domicilio en España

estaba un afiche de alguna gaseosa, aquellas veredas que uno recorrió tantas veces, aquellos baches que siguen impertérritos a través de todos los gobiernos, aquellos largos cabellos que el tiempo se llevó y sobre todo aquellas sonrisas que no son las mismas de hoy. ¡Qué ganas le dan a uno de estar en una de esas fantasías cinematográficas del genial Woody Allen y poder meterse por unas horas en aquel mundo, en aquella cantina con aquellos amiguetes algunos de los cuales uno no ha visto más y les perdió el rastro por las vueltas de la vida, estar ahí siendo invisible, verse a uno mismo como si fuera otra persona, con sus veinte cumplidos, su excepción de la colimba, su libro de vida con muy pocas páginas escritas y poder susurrarle al oído sin ser visto (claro, uno es invisible): "Seguí que vas bien" o "no te equivoques en esto y en esto otro". Y por qué no, subirse a un colectivo y volver a entrar en la vieja casa familiar sin hacer ruido para no despertar a los que ya no están y que al otro día pueden tirar la bronca por volver a las 4 de la mañana y cuyos retos se estrellarán contra la prepotente insolencia de la juventud explicando a los gritos la diversión de la noche anterior. La felicidad de creer que todo va a ser mejor y que uno podrá reír de verdad sin tener que decir whisky. n

y la recibirás por correo

Ingresa 15 euros en la cuenta nº: 2100-5454-45-0200193021 de la Caixa a nombre de Argespaña de Imagen y Comunicación, S. L. y envía por e-mail tus datos personales y el comprobante de pago a info@argentinos.es o llama al 630 95 46 65 También puedes suscribirte a través de la web: www.argentinos.es MUCHAS GRACIAS POR TU INTERÉS


www.argentinos.es


www.argentinos.es


Revista Argentinos.es #53  

Marzo-Abril 13

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you