Page 29

OPINIÓN // 29 En aquellos tiempos, cada fabrica hacia sus zapatos y tenia unos costes de producción, en los que influía el sueldo de los obreros, los impuestos y el costo de las materias primas. Cuando una de esas fábricas quería entrar en el mercado de la otra, los gobiernos protegían a su industria con aranceles, que hacían que el producto fuese más caro o por lo menos al mismo precio que el nacional. Entonces la competencia entre marcas tenía que ser de calidad y no de precio. Eso era bueno, porque si el producto extranjero era de mejor calidad, obligaba a que la industria nacional se esmerase en igualar esa calidad. Pero desde hace unos años, el gran capital, con la complicidad de los políticos, se inventó la globalización. ¿Qué es eso? Pues básicamente que las empresas de

los “Hijos de A, de T, de U y de P”. Se unieron para fabricar el mismo producto, en todos los países donde están. Es decir, que los Hijos de “ATUP”, ahora son una gran empresa, con fábricas en España, Francia, EE. UU. y Argentina. Eso los ha hecho más competitivos, porque sus mercancías, gracias al apoyo de ciertos políticos, circulan por estos países sin problemas arancelarios. Pero lo malo es que estas empresas ahora las dirige un solo Consejo de Administración, y de él salen todas las decisiones para las cuatro factorías. Cuando el Consejo decide que hay que ser más competitivos, los cerebros del grupo empiezan a lanzar ideas. Pero esas ideas nunca pasan por reducir ganancias o bajar los sueldos de los directivos. Tampoco optan por la bajada de cali-

dad del producto, porque podrían perder prestigio y cuota de mercado. Entonces la única solución es bajar los sueldos de los obreros. Esta idea, a los que dirigen la corporación cobrando grandes sueldazos, siempre les parece bien. El único problema, es que en los países donde residen las empresas, hay estrictas leyes de derechos sociales, que impiden la esclavitud obrera. Entonces… ¿qué se puede hacer? Pues muy fácil, como el mundo empresarial ya está globalizado, gracias a las claudicaciones de ciertos políticos, lo mejor es buscar un país donde los derechos de los trabajadores sean nulos y donde no haya sindicatos o si los hay, sean del mismo color político que el gobierno. Es entonces cuando los “Hijos ATUP” instalarán su industria en un país

como China. Así, gracias a sueldos de miseria y a la precariedad del empleo, los “Hijos de ATUP” podrán vender sus zapatos mucho más baratos en España, Francia, EE. UU. y Argentina. El siguiente paso será que los “Hijos de ATUP”, ya no necesitarán las fábricas originarias, pues el costo de producción y la explotación obrera en China son tan atractivos, que hacen inviables las factorías de los países con derechos sociales. Al final, solo quedará la fábrica de China. Eso hundirá las pequeñas industrias locales y aumentará el desempleo. ¿Y que harán los sindicatos? Pues lo que hacen ahora. ¡Nada! Porque se han aburguesado y han pasado a ser unos compinches del poder “Capi-Comu”, que gobierna el mundo, con grandes corporaciones de “Hijos de ATUP”. n

FICHA TÉCNICA ACHAVAL FERRER QUIMERA 2006 Quimera...es la búsqueda de un vino ideal, nuestro sueño. Aún sabiendo que es imposible alcanzarlo, en cada cosecha ponemos en juego nuestra pasión y empeño en lograrlo. Quimera es pura creación, de caprichoso diseño, que se nutre de los distintos cepajes, en alquimias que variarán cada año dando lo mejor de sí para llegar a ser Mendoza en vino MALBEC – MERLOT - CABERNET SAUVIGNON – CABERNET FRANC.

WINEMAKER: Roberto Cipresso, socio y winemaker de Achával Ferrer, está considerado como uno de los más talentosos enólogos italianos de la actualidad por distintos medios de la Prensa Internacional. PRODUCCIÓN: 5513 cajas de 12 botellas.

TIPO DE UVA: Es un “assemblage” de 34% de Malbec de viñas viejas de Medrano y Luján de Cuyo, 32% de Merlot de Tupungato, 22% de Cabernet Sauvignon de viñas viejas de Medrano y Tupungato, y 12% de Cabernet Franc de Tupungato. El rendimiento promedio es menor a 800 gramos por planta, o 18 hectolitros por hectárea. Esto significa que precisamos de dos plantas para hacer una botella de vino. COSECHA: Manual, entre el 6 y el 20 de marzo de 2006.

PERÍODO DE MADUREZ: Madurez óptima desde el 2009 hasta más allá del 2019

APUNTES DE PRODUCCIÓN: El winemaker ha trabajado en el viñedo a fin de encontrar las características que le interesan de cada variedad, pensando en ellas como en un ingrediente que va a formar parte de un vino más complejo. El clima, las tareas sobre la planta, el manejo del agua y el suelo le permitieron hallar el camino hacia la idea original deseada. Los vinos, luego de la fermentación alcohólica en tanques pequeños, se entrelazan en la fermentación maloláctica se realizó en barricas de roble francés, 32% nuevas y 68% de un año de uso, donde el vino se añejó por 13 meses fundiéndose en un conjunto que totaliza la expresión buscada. El todo es más que las partes, no surge de una mezcla fortuita de tres buenos vinos sino de una búsqueda del ideal, por eso lo llamamos QUIMERA. EMBOTELLADO: El 31 de mayo de 2007 sin clarificar ni filtrar. Esto agrega riesgos al proceso enológico, pero preferimos correr estos riesgos antes que restar al vino algunos componentes aromáticos y de sabor, cosa que ocurriría durante la filtración. Debido a esto, la formación de sedimentos en botella será notable después de algunos años de guarda. Esto en ninguna manera afecta su calidad. ANÁLISIS: Alcohol 14%, PH 3.69, Acidez Total 6.05 gr/l, Acidez Volátil 0.60 gr/l, SO2 Total 45 mg/l, Azúcar 1.69 gr/l.

Para Servir: Temperatura entre 16º y 18ºC. Recomendamos fuertemente decantar este vino al menos una hora antes de beberlo. Roberto Cipresso (Winemaker), Santiago, Manuel, Marcelo, Diego y Tiziano Amigos, soñadores y socios www.achaval-ferrer.com

ventas@achaval-ferrerr.com

Profile for Revista Argentinos.es

Revista Argentinos.es #44  

Septiembre - Octubre 11

Revista Argentinos.es #44  

Septiembre - Octubre 11