Page 1

Revista Digital /Edición Especial, 2013

CESAR MORA “EL REGRESO DE LA LEYENDA”


Cesar Mora: El Regreso de la Leyenda El 22 de Mayo de 1984, inicia la carrera vertiginosa de un jinete que a la postre sería la sensación en el Hipódromo de las Américas, al obtener el campeonato de jinetes en cuatro ocasiones y estar presente en las principales competencias hípicas del Ovalo Sotelino. En el transcurso de su trayectoria como profesional del sillín, no tuvo la fortuna de obtener el Hándicap de las Américas, tampoco pudo lograr para México, romper la mala racha de sinsabores en el Clásico Internacional del Caribe y se quedo muy cerca de ganar la Triple Corona de potros.

Foto obtenida del Facebook de César Mora.

Sus grandes éxitos a bordo de distintos ejemplares de diversas cuadras iluminaron su trayectoria, pero sus adicciones provocaron su declive. Pero a pesar de los fracasos a nivel personal, una y otra vez regreso con la plena convicción de seguir haciendo historia.

Y en esta temporada 2013, a una edad madura, libra una gran batalla por regresar nuevamente a la pista del Ovalo Sotelino y demostrar que a través del deseo, esfuerzo y dedicación, todo obstáculo puede ser derribado. El es Cesar Enrique Mora Galeano, quién esta en espera de que le den el visto bueno y le otorguen su Licencia para estar, nuevamente, compitiendo en la pista del Hipódromo de las Américas.

Los inicios de César Mora. En 1984, Cesar Mora al igual que un gran número de aprendices que desean ser protagonistas en su profesión, participó en 327 competencias, de los cuales en 42 ocasiones visito el cuadrilátero de ganadores, su promedio de efectividad para ese año fue de 12.8 por ciento. Su primera temporada como jinete fue para César Mora un año en donde las victorias no llegaban, aunque supo colocarse en el tablero electrónico. En su segunda temporada, participó en 374 ocasiones, arribando en 34 ocasiones al cuadrilátero de ganadores. Su promedio de efectividad fue de 9.1 por ciento. Un segundo año, sin grandes logros. Y para su tercera temporada, participo en 278 ocasiones, para lograr 30 victorias. Con un promedio de efectividad de 10.8 por ciento. Era la tercera temporada, quedando al margen de los grandes éxitos.

César Mora al inicio de su carrera fue un jinete de media tabla; sin embargo, sus años de esplendor arribaron de manera vertiginosa para convertirse en un gran campeón. Fotos obtenidas del Facebook de César Mora.

Todas las fotos fueron obtenidas del Facebook de César Mora


“1990 sería el año en que César Mora empezaría a construir su propia historia”

En tres temporadas, sus números mostraban pocas cosas, no lograba superar la cifra de 50 victorias por temporada; sin embargo, empezaba a ser protagonista y ser considerado por la afición hípica en sus diversas competencias como un jinete confiable, aguerrido y sobre todo excepcional. Llegaba el año de 1987, y Cesar Mora empieza a despuntar, al pasar por primera ocasión de las 100 victorias. Sus números en dicha temporada fueron los siguientes: De 858 participaciones, conquisto 124 victorias, lo que represento un promedio de efectividad de 14.5 por ciento. Y a partir de 1988, inicia la participación férrea y espectacular de Cesar Mora, por la conquista del campeonato de jinetes, donde logra obtener el subliderato, registrando los siguientes números. De 1056 actuaciones, 201 montas fueron victorias. Su promedio de efectividad creció a 19.0 por ciento. En ese año, Cesar Mora, paso por un evento curioso, el primero de marzo de 1988 en la séptima carrera de la función montaba a Viv´s Dinasty, en los metros finales de la competencia estuvo a punto de caer y se mantuvo arriba de la potranca agarrado del cuello del ejemplar para arribar en segundo sitio detrás de Josello montado por Enrique Luna. Un hecho que fue recordado por la afición hípica. Para 1989, Cesar Mora, se queda por segundo año consecutivo a la orilla del Campeonato de Jinetes, de 1295 actuaciones, logra alcanzar la cifra de 223 victorias para alcanzar un promedio de efectividad de 17.2 por ciento. César Mora, había logrado superar la barrera de las 200 victorias, pero de igual forma, el número de montas con respecto al año anterior, lo cual significaba que su promedio de efectividad se redujera a pesar de sus 223 victorias.

Todas las fotos fueron obtenidas del Facebook de César Mora


En ese año, Sergio Fierros conquistaba la corona del mejor jinete en el Ovalo Sotelino rompiendo la marca de mayor número de victorias que ostentaba Francisco Mercado. Los años maravillosos Pero vendrían tiempos mejores, en 1990, Cesar Mora logra su primer campeonato de jinetes. Fue en su sexto año como jinete cuando saborea las mieles del triunfo y por tercer año consecutivo rebasa la barrera de las 200 victorias. De 1148 actuaciones, logra estar en el cuadrilátero de ganadores en 249 ocasiones, alcanzando un promedio de efectividad de 21.7 por ciento. Uno de sus ejemplares consentidos fue Serampeum, representante de la cuadra Ximeña, el cual obtuvo dos coronas de la Triple Corona de Potros y se llevo el Clásico Criadores Mexicanos, para ir en busca de romper la maldición en el Clásico Internacional del Caribe de 1990; sin embargo, naufrago en dicho evento internacional. La vida a Cesar Mora en aquellos momentos le sonreía, contaba con la buena estrella y sus actuaciones dejaban huella en la memoria de la afición hípica, su consistencia, entusiasmo y dedicación hacían del joven jinete un verdadero baluarte en la hípica nacional. Otro ejemplar que brindo grandes satisfacciones a Cesar Mora fue la potranca tordilla Luna de Sonora, que no sólo conquisto los corazones de la familia hípica, sino que además, mostro grandes hechuras. Luna de Sonora era propiedad de la cuadra Paca´s, entre sus principales victorias destaca el Clásico Jacarandas como dosañera en 1990, en su campaña como tresañera en 1991 conquisto el Derby Mexicano, el Handicap Copa de Oro, el Clásico Malintzin, el Clásico Rafina y el Handicap Dr. Y Gral. Alfonso Arzave. En 1992 participó en el Handicap de las Americas ocupando el segundo sitio, dándole a la cuadra Paca´s el uno y dos en el clásico de clásicos, ya que su compañero de cuadra Dilic se llevaba los honores de la prueba. Tanto potranca como jinete conformaron un binomio perfecto y eran conocidos como la pareja infernal.


Otro ejemplar que brindo satisfacciones a Cesar Mora fue Dr. Corazón otro magistral exponente de la hípica mexicana. En 1990, Cesar Mora conquisto diez clásicos y obtuvo el record local de carreras ganadas en una función con siete, el cual compartió con Faustino Chávez, Adalberto López, José Alférez y Camilo Pitty. El inicio de su debacle Y llegaba el año de 1991, Cesar Mora conquistaba por segunda ocasión consecutiva el Campeonato de Jinetes y por cuarto año, superaba la barrera de las 200 victorias. De 832 participaciones lograba estar en el cuadrilátero de ganadores en 226 ocasiones para registrar un promedio de efectividad de 27.2 por ciento. Simplemente, en 1991 Cesar Mora se encontraba en la cúspide como muñeco de seda y escribía con letras de oro su propia historia y su propia trayectoria. Sin embargo, en el mes de agosto de ese mismo año, llegaría el primer trago amargo, cuando la vida pasa por un momento de incertidumbre, debilidad e inconsistencias, provocando con ello la debacle y el derrumbe. Cesar Mora es suspendido por seis meses al detectarse sustancias prohibidas en el antidoping al que son sometidos los jinetes y la Comisión de Carreras suspendió por seis meses al líder de jinetes. A pesar de ello, logro su cuarto titulo como Campeón de Jinetes. Regreso a montar el 11 de Febrero del 1992 y cuando todo hacía suponer que la tormenta había pasado, nuevamente, recibe otro castigo por los mismos motivos. Y en esta ocasión la suspensión fue de un año. Y a partir del mes de Abril de ese año inicio su castigo, prohibiéndosele su entrada al Hipódromo de las Americas y el poder montar en alguna otra pista. Y fue así que en 1992, Cesar Mora registro sólo 153 montas y obtuvo 44 victorias, registrando un promedio de efectividad de 28.7 por ciento. Cesar Mora, prueba por segunda ocasión el sabor amargo de estar fuera de las pistas; sin embargo, el apoyo de sus familiares, amigos y las palabras de aliento de la afición hípica lograron que ese joven jinete que ya estaba entrando en la edad madura, regresará a la pista en 1993.

Todas las fotos fueron obtenidas del Facebook de César Mora


Primer regreso de César Mora Para 1993, Cesar Mora registro un total de 937 montas logrando 173 victorias, dando señales de que estaba de regreso, su promedio de efectividad fue de 18.5 por ciento. El Campeón de Jinetes en esa temporada fue Miguel Ángel Pérez con 249 victorias, mientras que Mauricio Sánchez obtuvo 222 triunfos para lograr el subliderato general. Y llegaría 1994, y por tercer año, Cesar Mora alcanzaría el Campeonato de Jinetes al conquistar 264 victorias en 1260 actuaciones, con un promedio de efectividad de 20.9 por ciento. Por quinto ocasión superaba la barrera de 200 victorias en la temporada y en cuatro ocasiones superaba las mil montas realizadas por campaña. En ese año conquisto el Clásico Ciudad de México y Subasta a bordo de Fabuloso Sky representante de la cuadra Ameca. Y no conforme con su tercer campeonato, en 1995 Cesar Mora logra obtener por cuarta ocasión la corona de los muñecos de seda al registrar 1359 montas de las cuales 263 fueron victorias y su promedio de efectividad fue de 19.3 por ciento. Entres sus principales competidores en el sillín destacaban, Miguel Angel Pérez, Javier Matias, Alfredo Juarez, Mauricio Sanchez y Alfonso Fuentes. Y en el año de 1996, Cesar Mora sólo monto hasta el mes de febrero registrando 101 montas con 16 victorias y su promedio de efectividad fue de 15.8 por ciento. En ese mismo año, las puertas del Hipódromo de las Americas se cerraron y volvieron abrir hasta 1999. Cesar Mora participo en 1999 y 2000 en el Hipódromo de las Americas, ya en la nueva administración, sin pena ni gloria, demostrando en sus actuaciones el mismo entusiasmo y dedicación que en sus años de gloria, pero las victorias ya no llegaban por racimo. César Mora en el 2013, esta de regreso, y reaparece en la Décima Carrera del 25 de Octubre llevando en las riendas a Victory Bravo y en la segunda del Sábado 26 de Octubre estará en los lomos de Labrante, esperamos que sus facultades estén al 100 por ciento y que sus actuaciones sean acordes a la “leyenda”.

Rumbo a la meta revista digital el regreso de una leyenda  

Breve reseña de la trayectoria de Cesar Mora, profesion jinete

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you