Issuu on Google+

Si Raúl Padilla López fue tajante al decir que el “prefiere platicar con el dueño del perro”, entonces ¿Quién es el dueño? Haz clic en las flechas rojas para avanzar o retroceder o en el círculo para volver al índice


La casa de los perros Manuel Sánchez

En Guadalajara, hablar de la Casa de los Perros es hablar de una casona antigua ubicada por la avenida Alcalde que en su fachada es adornada por un par de perros que vigilan la casa de cualquier intruso, incluso de aquellos que narra la vieja leyenda que la ha hecho tan famosa. Sin embargo, los términos con los que Raúl Padilla López, fuera de sí, reclamó a Enrique Alfaro Ramírez tras denunciarlo públicamente por las presiones de él y el grupo Universidad para exigirle espacios en el Ayuntamiento de Tlajomulco al llamarlo "perro..con rabia" nos permiten deducir que la Universidad de Guadalajara es hoy por hoy la casa de los perros, pero con rabia, porque Alfaro proviene y

3

nació en la misma casa que Padilla José Guadalupe Zuno Hernández López, la Universidad de fue un hombre muy singular, Guadalajara. Gobernador del Estado de Jalisco en tiempos de la persecución religiosa, acompañó muy de cerca Los dueños del criadero el desarrollo de la universidad, Para nadie es un secreto que la institución a la que cuidaba y Universidad de Guadalajara es la vigilaba como a un hijo. Bajo su casa donde coexisten diversas protección crecieron y se formaron corrientes de la familia generaciones de políticos revolucionaria jalisciense. Desde revolucionarios. Suegro del ex su refundación en 1925, la presidente Luis Echeverría, sínico Universidad de Guadalajara se hasta los huesos, fundó un convirtió en el cuartel político e importante grupo político en ideológico del sistema Jalisco. Al igual que Margarito revolucionario, impulsando el Ramírez Miranda, el afortunado socialismo que impuso el ferrocarrilero que salvó la vida del cardenismo y abrazando los General Obregón y que gracias a movimientos revolucionarios por esto llego a ser Gobernador de varias décadas. Jalisco y durante 14 años mandó y robó a más no poder en Quintana Roo. Ambos, marcaron durante décadas la pauta en la política local, si no se tenía la anuencia de alguno de estos caciques, simplemente no se hacía nada.

P


Pronto, el sistema comprendió que era necesario controlar todos los sectores de la comunidad, en su visión corporativa entendió que la comunidad universitaria representaba la oportunidad de formar nuevos cuadros políticos y así renovar el capital. En consecuencia y a la sombra de Zuno y Margarito Ramírez, Carlos Ramírez Ladewing (hijo de Margarito Ramírez), Raúl Padilla Gutiérrez (papá de Raúl Padilla López actual jefe político del grupo ) Enrique Javier Alfaro Anguiano (papá de Enrique Alfaro Ramírez, presidente municipal

4

de Tlajomulco) y los hijos de Guadalupe Zuno, fundaron la poderosa Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), hoy rebautizada y controlada por Raúl Padilla López, se hace llamar Federación de Estudiantes Universitarios (FEU). La FEG adquirió tanto poder en los años 60's y 70's que llegó a ser este organismo estudiantil quien elegía en negociaciones en lo oscurito a los rectores de la Universidad, sus esquemas de poder ligados inevitablemente al PRI y a la masonería jalisciense, la convirtieron en una suerte de mafia en la que había capos, sicarios y víctimas. Fue Carlos Ramírez Ladewing el personaje mejor encumbrado en ésta organización, aún fuera de ésta, disponía de los puestos universitarios para los que le mostraban lealtad, se convirtió el jefe político del grupo universidad y bajo su tutela crecieron los perfiles que hoy controlan la universidad. En 1975 fue asesinado, su lugar como jefe del grupo universidad fue heredado a su hermano Álvaro

Ramírez siempre sostuvo que fue el Presidente Echeverría quien mandó asesinar a su hermano Carlos lo que entre otras cosas le origino un conflicto con la familia Zuno, se alejó del PRI y se acercó a los partidos políticos de izquierda y poco a poco fue diluyendo el capital político que heredó de su hermano Carlos.

P


De perro a dueño Fue así como Raúl Padilla López aprovechó la debilidad de Álvaro Ramírez al renegar del PRI y abrazar públicamente posturas de izquierda radical en la geografía política, que haciendo valer su condición de Rector le arrebató el control del grupo universidad a los Ramírez Ladewing, todo esto con el apoyo de la familia Zuno. Tras el rompimiento con Álvaro Ramírez, Raúl Padilla inició una campaña de modernización de la Universidad de Guadalajara, o cuando menos ese fue el pretexto para sacudirse la sombra de los Ramírez Ladewing e iniciar su propia era al frente del Grupo Universidad. Raúl traicionó a Álvaro Ramírez y le arrebató a éste el mando al interior de la Universidad apropiándose del Consejo Universitario. Se alejó de los viejos esquemas de poder del “Sanedrín universitario” para crear los suyos, siempre rodeado de familiares e incondicionales como su hermano Trino Padilla (hoy diputado federal), Tonatiuh Bravo Padilla, el hoy difunto Carlos Briseño (padeció “suicidio provocado”) y muchos que han disfrutado de las prebendas que da el “dueño” desde hace 20 años que llegó a la rectoría. Raúl Padilla ha sido inteligente, tiene

5

canicas en todos los partidos políticos en Jalisco. Es prácticamente uno de los dueños del PRD, partido en el que también se refugiaron los aliados de los Ramírez Ladewing que todavía participan en la Universidad de Guadalajara pero que se mantienen con bajo perfil ante el imponente dominio de Padilla López. Tiene una importante fuerza en el PRI, partido que le ha servido como brazo político efectivo al momento de negociar con los gobiernos panistas temas como la auditoría a los recursos de la universidad o el presupuesto que año con año va en aumento.

Su influencia llevó al PRI a ganar las elecciones en 2009 en los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara. Su sello es evidente en el equipo de Aristóteles Sandoval, en Zapopan y Tonalá ocupa algunos espacios, en Tlaquepaque respetó el poder del Güero Barba, en Tlajomulco presionó para ocupar espacios para su equipo hasta que el Presidente Municipal lo denunció. Sus hombres están en el legislativo, Raúl está en todos lados. Su dominio de la Universidad de Guadalajara, del PRD, de un sector del PRI, su incursión dicen algunos en el PAN (su principal oposición), su influencia en el Poder Judicial, sus aliados de cada legislatura en el Poder Legislativo, las posiciones que su equipo ocupa en organismos como el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, el Instituto de Transparencia y hasta el Tribunal Electoral, hacen de Raúl Padilla uno de los hombres con más poder en el estado. Es visible incluso una alianza coyuntural con el grupo panista de Francisco Ramírez Acuña con quien tuvo serias diferencias, pero que hoy parecen haber olvidado y pensar en un proyecto común, el 2012.

P


De perro a dueño Desde la rebelión del entonces Rector Carlos Briseño que derivó en su destitución y trágica muerte, Padilla López comienza a padecer la rabia de los perros que él mismo alimentó. La destitución de Carlos Briseño lo debilitó interna y externamente como jefe del Grupo Universidad. Tuvo que alinear la caballería y disparar cañonazos letales a Briseño para impedir que éste lograra arrebatarle el control de su imperio. Seguramente Briseño no intuyó, o lo aconsejaron mal, que Padilla no iba a permitir tal desafío, y que como hasta hoy, nadie tendría el control absoluto del grupo, no mientras él así lo decida.

acusándolo de ser el responsable de la muerte de Carlos Briseño lo puso en una situación difícil y comprometedora. Su perfil discreto y encuadrado en un hombre de letras, libros y cultura se desdibujó ante la evidente aparición como jefe político ante la opinión pública. La oposición de sus muchachos a prácticamente todos los proyectos emprendidos por el Gobierno de Emilio González Márquez han evidenciado sus intereses, más presupuesto. Sus chantajes al Gobernador para que aumente el presupuesto a la Universidad de Guadalajara van desde campañas contra el Macrobus, hasta desplegados en los periódicos locales para denostar cualquier tema en la agenda del ejecutivo estatal. Ha involucrado incluso a Jorge Carpizo y su Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM en las descalificaciones al Gobernador de Jalisco. Sabe que para que su candidato Aristóteles Sandoval llegue a la gubernatura, tiene que debilitar al grupo de Emilio González.

El perro que desató la rabia Si la campaña de Briseño lo desprestigió, fueron los atentados a su chofer y el asesinato de su pupilo y ex secretario particular Fernando González Sandoval los que en definitiva lo debilitaron. La campaña anónima emprendida en el marco de la FIL

5

La denuncia ante los medios de comunicación que hizo el presidente municipal de Tlajomulco sobre las presiones de Raúl Padilla para que se le cediera el 60% de las posiciones en el gobierno municipal enfureció a Raúl. El problema no es que lo haya hecho público, sino que el desafío de Alfaro Ramírez no era para librarse de Padilla,

era para anunciarle que no le tienen miedo, que van con todo para recuperar lo que Raúl les quitó. Sí, Alfaro busca un espacio rumbo al 2012 pero sabe que no es él en quien Raúl tiene preferencias. Alfaro necesita reunir un capital que le permita negociar algo que le garantice continuidad a su carrera política. Por eso, Enrique Alfaro apuntó hacia el dueño de la jauría, Raúl Padilla, porque sabe que golpear a Padilla es asegurar el apoyo de grupos en la Universidad de Guadalajara, en el PRD, en el PRI y en el PAN que están hartos del control del Licenciado Padilla.

Desde la traición de Raúl Padilla a los Ramírez Ladewing, los grupos antagónicos a Raúl se agruparon en los partidos de izquierda como el PRD, PT y sectores el PRI. Se mantuvieron en la Universidad pero esperaban el momento para su retorno al poder. Raúl descompuso el acuerdo y los espacios en los que convenían los diversos grupos al interior de la Universidad que dirigían los destinos, no solo de la comunidad universitaria, sino de la política local, acaparó el poder para él solo y hoy ya no sabe como mantenerlo.

P


“Yo solo hablo con el dueño” significa que Raúl quiere pactar con los que están detrás de Alfaro, con los panistas, con los perredistas, con los priistas, con los que lo acusan de ser el que provocó la muerte de Briseño. Las tácticas de Antonio Magallanes, Presidente del PRD Jalisco, para culpar al Yunque son infantiles, o acaso la postura ideológica de Alfaro no es irreconciliable con lo que el propio PRD ha dicho que es el Yunque. El absurdo reclamo del Raúl Vargas, diputado del PRD y mensajero de Raúl Padilla, al Secretario de Finanzas por darle más recursos a un municipio perredista, de su mismo partido, acaso tienen sentido. Finalmente, los síntomas del derrumbe del imperio de Padilla están ahí, repitiéndose con la misma franqueza con la que se le presentaron a Álvaro Ramírez Ladewing. La muerte de Briseño, el asesinato de Fernando González Sandoval, la denuncia pública de Enrique Alfaro, son sólo síntomas de que otros están reclamando su turno, de que los perros con rabia están ladrando porque ya tienen nuevo dueño y que unidos darán muerte la era padillista.

5

P


Revista Digital

areopago.gdl@gmail.com 28 de Febrero de 2010 Año 1 N° 3 Guadalajara, Jalisco, México

13

P


Areopago: Amores Perros