Page 1

Dureza NO se refiere a la resistencia a romperse de la mina (duro-frágil), sino a su consistencia (duroblando). Conforme cambia la dureza también cambia el trazo. Es la misma idea que la dureza de un mineral. Así que el que busque unas minas nuevas porque las de su portaminas se rompen, que no pida unas duras, que eso no tiene nada que ver. Si se te rompe con frecuencia es porque la marca de esa mina es mala o porque aprietas más de la cuenta (que son la mayoría de los casos).

Un lápiz duro o blando tiene las siguientes características: Lápiz duro Se caracteriza por tener una mina que ofrece resistencia a su escritura, por lo que tiene un trazo fino y claro. Por esta razón tarda más en gastarse. Además, cuesta más borrarlo y ralla con más facilidad el papel. Lápiz blando Esta mina ofrece una resistencia mínima al escribir. Así que su trazo será oscuro y grueso. Se gasta con más rapidez y mancha más. Por el contrario se borra con más facilidad y no lo estropea. Esas letras tan raras Medición de la dureza La dureza de un lápiz se puede medir con número o con letra. Un lápiz de dureza media, el que tiene cualquiera en su casa, es el del nº 2 o HB ¿Os suena? ¡El de la foto!

Como podéis ver en la tabla, los que tienen "H" son los duros (viene de hard) y los que tienen "B" son los Blandos (viene de black, negro, por lo del trazo oscuro). Cuantas más "H" tenga un lápiz 2H, 3H, ... más duro será; y cuantas más "B" tenga, más blando. La marca por excelencia en lápices es Staedtler, la cual utiliza también la numeración del 0 al 4 tal y como os he puesto. Pero si yo digo un lápiz del nº 2, por ejemplo, no hace falta decir que es HB, porque ambas medidas son equivalentes.


¿CÓMO ESTÁN FORMADOS LOS LÁPICES?

El lápiz está formado por una mezcla de grafito natural pulverizado y arcilla horneados a unas temperaturas específicas. Según la dureza de la mina se emplea una proporción mayor o menor de grafito-arcilla. A mayor arcilla mayor dureza.

VARIEDADES DEL LÁPIZ

Actualmente se puede obtener en 3 variedades: el tradicional (mina de grafito encapsulada dentro de una carcasa de madera de cedro), el portaminas (Especie de boligrafo con minas muy finas de grafito) o el lapicero de barra (Parecido al portaminas pero con barras de grafito mucho más gruesas y resistentes. Aprox. 5mm de diametro).

DUREZAS Como se ha dicho anteriormente la proporción de arcilla marcará la dureza de la mina. El lápiz puede clasificarse en dos grupos segun sea esta dureza: Lápices duros: De mina seca, tenaz, a grisacea y algo más estrecha. Lápices blandos: De mina aceitosa, fragil, oscura y más gruesa. Dentro de estas dos clasificaciones existe un amplio gradiente de opciones que satisfacen todas las demandas. Desde el lápiz superduro al superblando. Para poder diferenciarlos, además de probarlos sobre el papel y experimentar por nuestra propia piel los diversos tonos que generan, observando la numeración o las letras que llevan impresa en la caña de madera.


Los lápices duros llevan la letra H (hard, duro en inglés) o números altos: 3,4,5,6... Los lápices blandos, por el contrario, se identifican con la letra B (bold, marcado en inglés) o números bajos 0,1... Aunque también se pueden encontrar los que mezclan numeros y letras, que siguiendo con el esquema anterior diferencian las diversas durezas: Los lápices duros vienen definidos por la letra H seguido por un número (cuando más alto más duro): 2H, 3H, 4H, 5H... Los lápices blandos vienen definidos por la letra B seguido por un número (cuando más alto más blando):2B, 3B, 4B, 5B...

EQUIVALENCIAS: NÚMEROS Y LETRAS NUMEROS 1 2 3 4

LETRAS 2B HB H 3H

ELECCIÓN DEL LÁPIZ Los lápices pueden tener el exterior (carcasa o caña) de madera o de plástico, siendo las primeras generalmente de menor calidad y dirigidas a un público infantil. Además del material que lo envuelve también podemos seleccionar su forma exterior: redondeada o hexagonal. La redondeada además de ser más difícil de afilar (se nos resbala entre los dedos cuando aplicamos presión) es muy inestable sobre la mesa de dibujo. Muchas mesas están ligeramente inclinadas eso hace que nuestro lápiz se deslice rodando hacia el suelo, consiguiendo así partir la punta o quebrar la mina en mil pedazos. (Una vez la mina se fragmente es casi imposible seguir dibujando con ese lápiz. Ya que al poco tiempo de rayar sobre el papel la mina irá moviéndose o caerá sin más.). La mina hexagonal soluciona este gran problema. La elección de la dureza viene dada por el uso que se hará de nuestro lápiz: Para dibujo de gran precisión, tal como el dibujo lineal, las minas duras conservan el trazo fino y no manchan el papel, consiguiendo así resultados muy limpios y acabados. Si nuestro objetivo es realizar obras más bien artísticas las minas blandas proporcionan mayor expresividad y flexibilidad al artista.

Los lápices negros: ¿Qué significan las siglas H y B? La clasificación de los lápices negros -tanto los tradicionales de madera como las minas para portaminas- está relacionada con la dureza del grafito y las oscuridad del trazo. El elemento de escritura es una barra de pigmento -usualmente grafito, pero pueden ser también tintes sólidos o carbón- con arcilla y, cuanto menos tenga de ésto último


más blando será y más oscuro será el trazo: + arcilla = + duro = + claro. Existen dos escalas para determinar la dureza -o tono de oscuridad- de los lápices negros. La más amplia y detallada es la del sistema europeo, que va desde los números H (proveniente de la palabra HARDNESS, dureza en inglés) a los números B (provenientes de la palabra BLACKNESS, negrura en inglés). Así a mayor número H más dura y clara será la mina y a mayor número B más blanda y oscura. También hay una “intrusa”, la F que se refiere a un lápiz común pero de barra más angosta (F de FINE POINT, punta fina en inglés). Este sistema es el más difundido y se lo considera Mundial. El otro sistema es el norteamericano, que tiene menos graduaciones, pero que también obedece a la oscuridad o dureza de las minas, pero sólo utiliza números. De ahí viene el famoso “lápiz número 2″ que nos pedían en la escuela 1 = B; 2 = HB; 2 1/2 = F; 3 = H y 4 = 2 H.

Los que se dedican a actividades más técnicas prefieren los lápices negros más duros, porque son de trazo más neto y más sencillos de borrar, mientras que los blandos, son los preferidos de los artistas porque permiten más variedad de tonos. También se utilizan los lápices negros B para exámenes o encuestas dado que, al ser más difíciles de borrar, hacen más complicada la falsificación de datos.

Lapices  

Lápices, características

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you