Page 1

Economía en las campañas electorales El evento más importante de 2018 será, sin lugar a duda, el proceso electoral de México. Suceso que, si bien estará en el top of mind del electorado, no descarta la configuración propia en la dinámica política a nivel regional. Asimismo, este año además de la renovación de poderes, se suma un elemento importante en el ámbito de la competitividad electoral: la reelección de alcaldías y diputaciones locales. En las entidades de Querétaro, Guanajuato y San Luis Potosí la elección contempla una gubernatura; un total de 122 alcaldías; 88 diputaciones locales; además de la elección de representantes federales en Cámara de Diputados y Senadores En el Bajío se elegirán más de 210 cargos de elección popular, mismos que obtendrán la administración de una economía de más de 1.4 billones de pesos o el equivalente a 8.4 por ciento del PIB nacional. La economía de las tres entidades antes señaladas contempla más de 380 mil empresas de todos los sectores de la actividad y una población que supera 10.6 millones de personas. De igual manera, el proceso electoral en el Bajío incluye la elección de ayuntamientos de tres importantes zonas metropolitanas del país, enclaves en los que se genera más de la mitad de la economía regional.

A saber, la Zona Metropolitana de León representa un PIB estimado de 320 mil millones de pesos por año, área en la que se ubica una de cada tres empresas instaladas en Guanajuato. Con una producción similar, la Zona Metropolitana de Querétaro alberga la mayoría del aparato industrial del estado, con dos de cada tres unidades económicas dentro de su frontera.


Finalmente, la Zona Metropolitana de San Luis Potosí, que da cabida a la mitad de las unidades productivas de la entidad, genera un PIB de 255 mil millones de pesos por año. En conjunto estas tres zonas urbanas representan alrededor del 5 por ciento del PIB nacional, el equivalente a un valor de producción de alrededor de 900 mil millones de pesos anuales. Así, el proceso electoral de este año abrirá el debate sobre los problemas, promesas y proyectos del país; sin embargo, se debatirá con ahínco los retos y oportunidades del Bajío. Contienda local que -como otrasimplica la discusión sobre la provisión de bienes públicos como agua, pavimentación, seguridad pública, etcétera; pero que como quizás pocas, envuelve el debate sobre industrialización, apoyo a la pequeña y mediana empresa, definición de entornos geográficos industriales, empleo, entre otros. En suma: la contienda por la administración pública de una economía dinámica.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, advirtió que la organización del proceso hacia la renovación del poder político nacional que ocurrirá en los comicios del 1 de julio de 2018 también tendrá efectos en la estabilidad económica y social del país. Finalmente, de la estabilidad política que deriva de las elecciones depende también un sinnúmero de otros ámbitos de la convivencia social en democracia, como la estabilidad económica y la paz pública", enfatizó Córdova este lunes durante el Foro Expansión.

Lo que sí es cierto, y esa es una certeza desafortunadamente, es que los grandes problemas van a seguir ahí al día siguiente de la elección, y me refiero a la pobreza, la desigualdad, corrupción, impunidad e inseguridad", dijo.


"De lo que se trata es de discutir esos puntos en las elecciones, durante las campañas (...) Si creamos falsas expectativas, entonces nosotros mismos estamos sembrando el camino para que el día después de las elecciones no sea un día de celebración de la fiesta democrática, sino, por el contrario, un día donde comiencen a aflorar los reclamos, y entonces ahí sí cuidado con la estabilidad económica y la paz social", alertó. El consejero electoral adelantó que, como ocurre en México desde hace 20 años, se prevé que quien obtenga la Presidencia de la República la consiga sin una mayoría en las cámaras del Congreso de la Unión, por lo que estimó que no habrá ganadores ni perdedores absolutos, sino la necesidad de llegar a acuerdos políticos. "Estamos trabajando en el INE para enfrentar con éxito este momento delicado en la vida nacional, pero sobre todo para que a partir de este tengamos aliento para seguir mirando hacia futuro", manifestó. En lo personal creo que este año será uno de los más malos en economía en México, por el simple hecho de que nuestro actual presidente no he hecho mucho trabajo y a dilapidando el dinero que tenemos en el país, más las promesas que son más amenazas que nada de nuestros candidatos no nos ayudan en mucho y la gente que no investiga más a fondo no sabe a lo que se está arriesgando uno de los grandes ejemplo es que Andrés Manuel López Obrador quiere cortar los contratos petroleros que tiene México con otros países. Y eso no es nada, mas todo lo que gastan en la publicidad de las campañas, México no está para eso, pero ellos no entienden eso.


Bibliografías: • • •

http://www.eluniversal.com.mx/cartera/economia/2018-ano-peligroso-parala-economia http://adnpolitico.com/politica/2017/09/11/el-ine-advierte-sobre-el-impactode-las-elecciones-para-la-estabilidad-economica https://idconline.mx/corporativo/2017/07/18/elecciones-2018-peligrosaspara-la-economia


Presupuesto y gasto publico El gasto público se refiere al conjunto de erogaciones que efectúan los Poderes de la Unión y las entidades gubernamentales (el Ejecutivo, considerando el gobierno federal, los estatales y municipales y los poderes Legislativos y Judicial, así como los órganos autónomos y el sector paraestatal) en el ejercicio de sus funciones. La acepción más generalizada es la que hace referencia al gasto del Sector Público Federal y es la que se vincula directamente con la política de gasto público. La política de gasto es la que orienta al presupuesto gubernamental. El presupuesto es un instrumento del gobierno para promover la rendición de cuentas y la eficacia, y no solamente un vehículo para la asignación de recursos y el control de gastos. Por tanto, en la actualidad ha cobrado fuerza su significado como piedra angular de un buen gobierno. el cumplimiento de determinados objetivos de gobierno; esto es, les da a las entidades públicas un orden de prioridad en su gasto y, sobre todo, la capacidad de ejecución de acciones encaminadas a hacer realidad los programas comprometidos. Todo ejercicio de gobierno requiere capacidad de ejecución, la cual no se limita a contar con determinados programas o proyectos, sino que exige de una capacidad real para financiar la ejecución de los mismos. Para identificar el destino del gasto y sus objetivos, se cuenta con distintas formas de clasificación del presupuesto. Una de las divisiones del gasto es la de Gasto programable y gasto no programable.

La primera se refiere a las erogaciones plenamente identificables con cada uno de los programas del Presupuesto de Egresos de la Federación.


Incluye las erogaciones que realiza la administración pública central en la prestación de servicios (educación, salud, seguridad, entre otros) y en inversión pública (carreteras, puertos, aeropuertos, entre otros), así como las asignaciones que las entidades paraestatales de control presupuestario directo destinan a la producción de bienes y servicios que contribuyen a la oferta global de los mismos (electricidad, petróleo, entre otras) (Secretaría de Hacienda y Crédito Público 2014). La segunda contempla las erogaciones que no se identifican con un programa específico; se trata de recursos que se destinan al cumplimiento de obligaciones y apoyos determinados por la ley, como la deuda pública, las participaciones a entidades federativas y municipios, entre otros; es decir, es una erogación que no se vincula de manera directa con la operación del gobierno federal. El Gasto Público es utilizado por el Gobierno Federal con fin de: - proporcionar servicios educativos y de salud. - construir carreteras y vivienda. - apoyar el desarrollo del campo. - generar y distribuir electricidad. - garantizar la soberanía y seguridad nacional. - procurar e impartir justicia. - desarrollar actividades legislativas. - transferir recursos a los estados y municipios. - sostener relaciones con otros países. - para atender el costo financiero de la deuda, entre otros.

Pero ¿De dónde vienen esos recursos? El Gobierno Federal los obtiene del pago de los impuestos y otras contribuciones de la sociedad; de los ingresos del petróleo; de la venta de bienes y servicios de las empresas y organismos públicos; de las contribuciones de trabajadores y patrones al sistema de seguridad social; así como de financiamientos que contrata. La Cámara de Diputados y la de Senadores son quienes autorizan el cobro y la recaudación a través de la Ley de Ingresos de la Federación. A diferencia del Presupuesto de Egresos que sólo lo aprueba la Cámara de Diputados.


Es importante señalar que la principal fuente de financiamiento del presupuesto es la contribución ciudadana por concepto de impuestos, el pago de derechos y productos, aprovechamientos e ingresos por venta de bienes y servicios públicos; y que la diferencia entre estos ingresos y el Gasto Público, cuando este último es mayor, se cubre con deuda pública, esto es, con los préstamos que el Gobierno adquiere. Así, el ingreso anual es igual al monto de Gasto Público. En suma, el Presupuesto de Egresos de la Federación es el documento jurídico y financiero que establece las erogaciones que realizará el gobierno federal entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de cada año.

Para el 2018 se estima un gasto neto de:

$5,236, 375.6 Millones


Bibliografías: • • •

http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/infografia_ppef201 8#vision http://www.eluniversal.com.mx/blogs/observatorio-de-libertad-politica-yeconomica/2016/10/17/gasto-publico-en-mexico-eficiente http://www.elcotidianoenlinea.com.mx/pdf/19203.pdf

Campañas electorales y gasto publico  
Campañas electorales y gasto publico  
Advertisement