Page 1

UN AMIGO DE VERDAD

Miguel テ]gel Barbero Barrios

Colecciテウn


Material educativo promovido por la Revista Pedagógica Área Educativa

© Miguel Ángel Barbero Barrios MUESTRA DIGITAL del primer capítulo Pida el libro completo en:

www.areaeducativa.net/jesus

2


UN AMIGO DE VERDAD

3


PRESENTACIÓN Deja que comience haciéndote una pregunta: ¿quién es tu mejor amigo o amiga? Seguro que es una persona con quien quieres compartir tus juegos preferidos, realizar trabajos del cole, celebrar cumpleaños u otras fiestas juntos; allá donde esté la elijes para ponerte a su lado… ¡Es genial compartir momentos con esa persona! ¿A que es muy especial? ¿A que estás deseando estar con él o ella? Tenéis cosas en común, habéis vivido cosas juntos, compartís secretos y confidencias que nadie más sabe… hay confianza y os queréis. Pues En clase con Jesús pretende presentarte a un compañero que bien puede parecerse a ese mejor amigo o amiga que tienes. ¿Te imaginas tener a Jesús, el niño Jesús de Nazaret, ni más ni menos, como compañero de clase? ¿No crees que sería un compañero muy especial? ¿No crees que cambiarían algunas cosas en ti, en tu clase, en el mundo…? ¡Vaya pedazo de amigo! En clase con Jesús pretende facilitar la contemplación del niño Jesús a vosotros, los niños del siglo XXI. ¿Sabes lo que es contemplar? Bueno, sí, algo parecido a ver… Te explico: en la tradición cristiana muchos han sido los santos que han hablado del conocimiento de Jesús como paso previo a ser su amigo. Muchos no creen en Jesús porque simplemente no le conocen, incluso aunque hayan oído hablar de Él. No saben cómo es. Por ello, la contemplación es un aliado de los que quieren conocer 4


y parecerse a Jesús, pues consiste en imaginarte las escenas evangélicas de tal manera que parezca que estás dentro de ellas. En clase con Jesús propone una contemplación primero del Evangelio, y después, dando un salto imaginativo más, de cómo el niño Jesús podría hacer presente el mensaje de ese evangelio en la realidad de una clase cualquiera, de un colegio cualquiera del siglo XXI, como puede ser el tuyo. ¿Te atreves a vivir esa experiencia? Pues entonces, sigue leyendo.

5


LO QUE TE VAS A ENCONTRAR EN ESTE LIBRITO… Lo que te vas a encontrar en este pequeño librito es una historia divertida. Pero no sólo eso: también formativa. ¿Me dices que qué quiere decir formativa? Pues que vas a aprender cosas sobre Jesús y ello te va a servir para tu vida cotidiana. Por eso el texto de la historia se acompaña de los siguientes apartados: – “BASADO EN”: se trata de la lectura evangélica en la que se basa cada capítulo. Los niños misioneros escuchan a Jesús antes de ponerse en camino; así se hacen sus amigos y le siguen dando testimonio de Él. Cada capítulo del cuento te va a ayudar a caer en la cuenta de ello anunciándote la lectura en que está basado. – “TÚ QUE HARÍAS SI…”: para ponerte en situación y te hagas una idea del tema que va a tratar el capítulo. – “FÍJATE EN…”: para que no pierdas detalle de las cosas importantes que te va a contar el capítulo. – “VIRTUDES PARA DERROTAR A…”: las historias de En clase con Jesús dejan entrever la lucha entre el bien y el mal que a veces tiene lugar en nosotros mismos. Cada capítulo pretende animarte a

6


desarrollar las virtudes que derrotan y dejan K.O. a las malas actitudes. – “CAPÍTULO”: es la narración de la historia que va desarrollándose entre los personajes de “En clase con Jesús”. La secuencia de los capítulos de UN AMIGO DE VERDAD va describiendo el camino que siguen los niños misioneros: primero ser amigos de Jesús —primer capítulo—, luego ser sus discípulos —segundo capítulo—, después sus testigos —tercer capítulo— y finalmente sus anunciadores —cuarto capítulo—. – “LLÉVALO A TU PUPITRE”: después de leer el capítulo aquí se te invita a llevar a tu pupitre lo que ha pasado en él, es decir, que lo hagas propio. Primero, esto se realiza analizando lo que ha ido pasando en el capítulo, y después reflexionando sobre lo que tiene que ver eso con tu vida y cómo puedes aplicar lo que has aprendido. – “ORACIÓN FINAL”: la oración final es una oración sencillita que se te propone en el epílogo para recoger todo lo que ha sucedido en la historia y poner delante de Jesús, que también sabe lo que es ser un niño como tú, lo que has aprendido y lo que quieres agradecerle o pedirle.

7


CAPÍTULO 1

Rumbo a Oceanía

BASADO EN… Los misioneros son amigos de Jesús: Evangelio de San Juan, capítulo 1, versículos 38 y 39. “Jesús se volvió y, al ver que le seguían, les preguntó: —¿Qué estáis buscando? Ellos dijeron: —Maestro, ¿dónde vives? Jesús les contestó: —Venid a verlo. Fueron pues, y vieron dónde vivía; y pasaron con él el resto del día, porque ya eran como las cuatro de la tarde”.

8


Ponte en situación antes de leer el capítulo: TÚ QUÉ HARÍAS SI… …te tuvieras que ir por motivos de trabajo de tu familia a un continente distinto al que vives… por ejemplo, a Oceanía. Tendrías que dejar amigos, tu ciudad, tu gente… pero también tendrías un mundo nuevo por descubrir: nuevo colegio, nuevas amistades, nuevas costumbres, incluso un nuevo idioma… FÍJATE EN… …cómo Gregorio, un compañero de la clase de Jesús, afrontará esa nueva situación; en lo que le cuesta dejar sus costumbres, amigos, casa… y cómo Jesús sigue siendo su amigo, esté donde esté…

9


VIRTUDES A LAS QUE TE ANIMA EL CAPÍTULO…

…PARA DERROTAR A…

VALENTÍA

COBARDÍA

AMPLITUD DE MIRAS

ESTRECHEZ DE MIRAS

CONOCER NIÑOS DE OTROS CONTINENTES

ENCERRARSE EN LAS PROPIAS COSTUMBRES O AMISTADES

GANAS DE APRENDER

CREER QUE YA SE SABE TODO

OBEDIENCIA A LOS PADRES

QUEJARSE ANTE LAS DECISIONES DE LOS PADRES

La noticia Era la hora de cenar. Las nueve y cinco de la noche, aproximadamente. En la mesa, una humeante y rica sopa de pescado que había preparado la madre de Gregorio — un compañero de la clase de Jesús— con todo cariño. Aquel había sido un día duro para Grego, sin duda: a primera hora examen de matemáticas; fracciones por aquí, sumas y multiplicaciones por allá… A eso del mediodía otra prueba de lectura comprensiva, de esas que te hacen estrujar la cabeza; y además, por si fuera poco, en el recreo había tenido un partido de fútbol muy duro contra los chicos y chicas —el equipo es mixto— de la 10


clase de al lado. ¡Uff! Total, que como veis, la sopa iba a entrar de miedo en el estómago de este niño que hoy bien la merecía. El padre de Grego entró por la puerta del salón donde iba a cenar la familia cuando, sin saber muy bien por qué, el sexto sentido que Gregorio tiene le indicó que algo extraño estaba ocurriendo. Adivinó en la cara de su padre un gesto peculiar por el que sabía que algo importante iba a decir cuando hubiera llegado a la mesa… y no falló. Juan, que así se llama el padre de Gregorio, se sentó con cierta parsimonia y con no menos tranquilidad se apresuró a tomar la palabra: —Cecilia y Gregorio… —dijo el señor Juan, refiriéndose también a la hermana de nuestro amigo. Mamá y yo tenemos algo importante que deciros. A esas alturas, y sin que su padre hubiera dicho nada, Grego ya sostenía el mango del tenedor con cierto nerviosismo y pensaba: “¿Qué querrá decirnos papá? ¿Qué puede ser tan importante como para ponerse así de serio?” Quizá, el asunto no fuera tan importante, simplemente una petición para hacer un plan familiar en el fin de semana o una apreciación sobre las últimas notas de los exámenes que habían hecho él o su hermana… — 11


pensaba el intrigado Gregorio. Pero no, la importancia era mayor que la de esas suposiciones… Su padre siguió hablando: —Vuestra madre y yo hemos decidido que todos nos vamos a ir a vivir a Sidney el próximo curso. Me han destinado en la empresa en la que trabajo en la delegación de aquella ciudad y… chicos… nos vamos… A Gregorio se le cayó definitivamente la cuchara… Además de esa caída de utensilio de comida en pleno plato de sopa, tendríais que haber visto, para haceros una idea de lo que sucedió, la cara de asombro que se le quedó a él y a su hermana. —¿Queeeeé? —dijeron los dos incrédulos hermanos. ¿Que nos vamos a Sidney? —siguieron. Pe, pe, pe… pero… —dijo ahora Celia, con voz entrecortada. Pe, pe, pero… ¿no es esa una de las ciudades más importantes de Australia, el país más grande de Oceanía? —terminó de balbucear, como queriendo aclarar si había oído bien, al tiempo que repasaba su último examen de Conocimiento del Medio en el que había estudiado la situación geográfica de algunas de las ciudades con más habitantes del mundo, entre las que se encuentra Sidney. En ese momento a Gregorio le venían a la memoria todos los niños y niñas compañeros del colegio a los que 12


le iba a costar mucho dejar. También se le antojaba muy duro tener que ir a otro lugar del mundo tan alejado como Sidney, y la verdad, no entendía muy bien la decisión de sus padres. ¿Por qué ahora? ¿Qué se les había perdido allí, tan lejos? Tan absorto se quedó entre todos estos pensamientos, que su padre tuvo que intervenir: —¡Pssschhh! ¡Oye, Grego! ¿Qué te ha pasado? ¿Te ha comido la lengua un gato? —preguntaba Juan viendo que su hijo parecía no reaccionar. —Ehh, ya, papá… Es que no sé… No me lo esperaba — arguyó Gregorio. —Pues ya veis —replicó el padre dirigiéndose ahora a sus dos hijos. —Ha llegado la hora en la que tenemos que tomar esta importante decisión. Sabemos que va a ser difícil para vosotros, pero os pedimos que sepáis comprender que es mejor para la familia y que hay que ser valientes para afrontar este importante cambio… A pesar de las palabras de su padre, a Gregorio, eso de irse a Oceanía le seguía teniendo en vilo y le estaba costando hacerse a la idea… Hasta el final de la cena, todo fueron idas y venidas sobre cómo sería ese cambio que le esperaba y sobre cuál era el motivo por el que debían irse, que, como le explicó su padre, era de tipo laboral. A Gregorio siempre le había gustado mucho el trabajo de su 13


padre, y no os extrañe: ¡es diseñador de juegos de videoconsola! ¿No os parece un trabajo muy chulo? Ya con más tiempo y tranquilidad, el padre de Gregorio contó a sus hijos en qué consistía el cambio laboral que afectaría a toda la familia: le aguardaba un nuevo destino en la empresa Pay Esguaison en la que trabajaba. Iba a formar parte del equipo de diseñadores de juegos de videoconsola de la empresa en Oceanía y para ello debía ir a sus estudios situados en Sidney. Era una oportunidad muy interesante y por tanto había aceptado la propuesta. La despedida de los compañeros del cole La decisión de los padres de Gregorio fue rápida, lo cual exigió que también lo fuese la despedida de sus hijos en el colegio. Corrían los días finales del mes de mayo, casi finalizando el curso, justo el momento en que se celebraban muchas competiciones deportivas, fiestas y otros eventos colegiales que movilizaban a todos los niños de la clase en torno a divertidas actividades… las mismas que se iba a perder Grego. Curiosamente, aunque en España el curso estaba terminando, en Australia, el país al que iba, acababa de empezar… Al estar en el hemisferio Sur, las estaciones van cambiadas y por tanto también los tiempos del curso escolar… ¡Otra faena para Grego! ¡Ese año se iba a quedar sin vacaciones de verano, 14


porque empezaba en el curso siguiente de manera automática y seguida, directamente en el otoño! Así pues, de repente, había llegado el último día, un viernes, justo antes de que Grego tomara el sábado el avión junto a sus padres y su hermana para volar hacia Oceanía. Fue un día raro, triste, la verdad… Los niños de la clase le hicieron un pequeño homenaje, a través de un álbum de fotos en el que se retrataban varios momentos vividos en los últimos años en los que habían sido compañeros de aventuras y juegos en clase, en los patios, en las excursiones… En esas fotos aparecía uno de sus mejores amigos, Jesús, que igualmente, tenía mucho aprecio por Gregorio. A él también le costó asumir la noticia de que al año siguiente no podría contar para los juegos con su gran amigo… Tampoco fue fácil para él… Los amigos son tan importantes… ¿Qué te voy a decir, verdad? Pues también ese día aprovechó Gregorio para despedirse de Jesús. No sabría cuándo le vería nuevamente… Sólo el destino lo sabría. Antes de decirse adiós definitivamente, Gregorio dejó a Jesús la nueva dirección de su casa en Sidney y el correo electrónico de su familia, por si quería comunicarse con él a pesar de la distancia. Algo es algo, pensaba. Gregorio está muy agradecido a Jesús porque siempre le ayuda, le presta sus cosas, hace que se pelee menos, sabe jugar con los demás sin crear polémicas innecesarias… sabe convivir, en definitiva, y eso le había 15


enseñado mucho a Grego, que a veces es vengativo, vago o se deja llevar por la impaciencia cuando las cosas no salen como a él le gustaría… —Jesús, te voy a echar de menos —le decía a su amigo. —Yo también, no lo dudes. Pero podremos seguir en contacto. No te olvides de que somos amigos y lo seremos siempre —dijo sin vacilar Jesús, mientras acompañaba sus palabras de un caluroso abrazo, y siguió. —Sé que lo vas a pasar muy bien y vas a aprender mogollón de cosas. ¡Ánimo, merece la pena! —Sé que podré contar contigo, Jesús, lo sé… Si es que… fíjate… Te, te, tengo miedo, porque hasta el idioma es diferente en Sidney. ¡Todo me va a cambiar! —casi sollozaba el triste Gregorio. —¡Piensa en todo lo que vas a aprender! ¡Es una suerte poder hacer ese viaje, Gregorio, no te quepa duda! Debes aprovecharlo, y no te lamentes. Al contrario: disfrútalo a tope, tío, que merece la pena —dijo el entusiasta Jesús, que bien sabía que la nueva experiencia que se abría en la vida de Gregorio le iba a reportar muchas cosas positivas por las que debía estar alegre, aunque tuviera que dejar a los amigos del cole y todas sus conocidas costumbres. Igualmente, Gregorio se despidió aquel día de otros amigos, de sus profesores e incluso, cuando llegó a 16


casa, de varios de los vecinos de su bloque con los que había compartido también juegos, risas y buenos momentos; y por supuesto también se despidió de tíos, primos y abuelos, a los que quería con locura. La suerte estaba echada y la decisión tomada: un niño como vosotros, junto a toda su familia, estaba dispuesto a preparar la maletas para irse ni más ni menos que a Oceanía, a exactamente 15985 kilómetros de su lugar de nacimiento… ¿Qué aventuras le esperarán allí?

17


Para reflexionarlo y vivirlo…

LLÉVALO A TU PUPITRE …Sobre lo ocurrido en el capítulo: ¿Por qué Gregorio estaba tan nervioso durante la cena, cuando su padre le contó la noticia familiar del traslado a Oceanía? ¿Cuál fue la actitud de Gregorio cuando se enteró de que tenía que dejar el lugar donde vivía? ¿Qué crees que le deparará el futuro a Gregorio? ¿Por qué?

…Para aplicar en tu vida: ¿Cómo actúas tú cuando te dicen que tienes que cambiar las cosas que tenías pensadas? ¿Eres de los que se enfadan o de los que luchan contra las dificultades, problemas o retos inesperados? Cuando hay cambios a la vista: ¿huyes o los afrontas con ilusión y valentía? ¿Obedeces a tus padres con prontitud y alegría? Realiza un propósito concreto para mejorar este aspecto. ¡Tus padres lo tienen que notar!

18


CAPÍTULO 2

Los primeros pasos de Gregorio en Oceanía BASADO EN… Los misioneros, discípulos de Jesús: Evangelio de San Mateo, capítulo 4, versículos 18-22. “Jesús paseaba por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a dos hermanos: a Simón, también llamado Pedro, y a Andrés. Eran pescadores, y estaban echando la red al agua. Jesús les dijo: —Seguidme, y yo os haré pescadores de hombres. Al momento dejaron sus redes y se fueron con él. Un poco más adelante vio Jesús a otros dos hermanos: Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que estaban con su padre en una barca reparando las redes. Jesús los llamó, y al punto, dejando ellos la barca y a su padre, le siguieron”.

19


Ponte en situación antes de leer el capítulo: TÚ QUÉ HARÍAS SI… …¿tuvieras que rehacer tus amigos en un nuevo sitio en el que te vas a vivir?… …¿tuvieras que adaptarte a un nuevo idioma, país, colegio, profesores?… …¿te propusieran entrar a formar parte del grupo más popular del colegio para ser de los “guays”? FÍJATE EN… …lo bueno que es abrirse a lo nuevo, a lo desconocido con amplitud de miras y con disposición de aprender muchas cosas… …lo difícil que puede ser para alguien que entra nuevo en un grupo hacer amistades… …lo importante que es la acogida y hacer sentir bien al que viene de fuera (que también puedes ser tú cuando vayas “fuera” de tu casa, tu colegio o tu país)…

20


VIRTUDES A LAS QUE TE ANIMA EL CAPÍTULO…

…PARA DERROTAR A…

CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN A UN NUEVO LUGAR DONDE VIVIR

COMODIDAD

GANAS DE APRENDER Y CONOCER OTROS LUGARES

MIEDO Y RECHAZO A LO DESCONOCIDO

DESPOJARSE DE LO QUE NO TE SIRVE

AVARICIA, ANSIA DE TENER

TENER PERSONALIDAD PROPIA

DEJARSE LLEVAR POR LOS QUE IMPONEN LAS MODAS

Los preparativos del viaje Por fin había llegado el día. Desde hacía una semana tenía Gregorio pensado lo que se iba a llevar a su nuevo destino y fue haciendo acopio de todas esas cosas en una maleta mediana, no excesivamente grande, pues había que viajar con el peso justo en el avión, ni un gramo más de lo permitido… En alguna ocasión Grego había jugado al juego de “¿Qué te llevarías a una isla desierta…?”, pero ahora sí que tuvo que hacer una auténtica selección. Empezó a valorar qué es lo importante y qué no…

21


Pide el libro completo impreso o e-book en: www.areaeducativa.net/jesus

TAMBIÉN PUEDES COMENTAR, PARTICIPAR CON DIBUJOS U OTROS CUENTOS…

¡ANÍMATE!

22

En clase con Jesús - Un amigo de verdad  

Cuento divertido y formativo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you