Page 39

Revista Pedagógica AREA EDUCATIVA – Nº 8 – AÑO 2010

-

Relacionar continuamente los contenidos transmitidos con aspectos de la vida cotidiana, preferiblemente aficiones y temas que resulten de especial interés para el alumnado. Hay que conseguir darle un carácter instrumental a las Matemáticas impartidas en Secundaria, y hay que hacerlo de una manera real. Al imprimirles este carácter se conseguirá que los aprendizajes realizados por el alumno se prolonguen en el tiempo, en oposición a la corta vida operativa que presentan en la actualidad, al vincularlos a cuestiones o hechos asumidos previamente por el mismo. Con esta práctica pasamos a incluir los contenidos matemáticos dentro de su cotidianidad. ¿Cómo integrar esta práctica en clase? A través del planteamiento de situaciones reales o “familiares” que puedan resultar de interés al alumnado y que alberguen en su seno el contenido o contenidos matemáticos que queramos tratar. Para estas experiencias recurriremos a la utilización de objetos y materiales que certifiquen la vinculación de las Matemáticas con la realidad del alumno/a, como pueden ser periódicos, revistas, envases de alimentos, folletos de publicidad, libros variados, películas, series de TV, etc. Siguiendo esta línea podemos plantear la posibilidad de realizar un trabajo opcional por unidad didáctica, para que los alumnos/as, libremente, establezcan nexos entre los contenidos expuestos en cada unidad y su realidad.

-

Secuenciar los contenidos de modo que la transición entre los mismos se produzca de manera casi imperceptible para el alumnado. Este hecho facilitará la progresividad en el aprendizaje y permitirá que la fijación de los conceptos recibidos mejore de manera estimable; articulando de esta forma nuestro “discurso matemático” transmitiremos al mismo tiempo ideas fundamentales asociadas al conocimiento y el estudio, como son la importancia de la jerarquización de la información, la versatilidad que nos puede procurar la interrelación y articulación de una serie de conceptos o la necesidad de conocer el tránsito conceptual realizado hasta alcanzar un determinado contenido o conocimiento como medio de detección de errores en el proceso cognitivo.

Si algo tenemos claro todos aquellos que nos dedicamos a la docencia es que la educación no es una “ciencia exacta”, aunque todo aquello que se hace con vocación, dedicación e ilusión no puede cristalizar en fracaso. A buen seguro que la puesta en práctica de las actuaciones propuestas contribuirá a inocular esa motivación extrínseca que el alumno/a necesita, le ayudará a asistir a las clases de Matemáticas con otro ánimo y le procurará unos aprendizajes más funcionales y duraderos. 39

Profile for Area Educativa Area Educativa

Revista Área Educativa Número 8  

Revista Área Educativa Número 8

Revista Área Educativa Número 8  

Revista Área Educativa Número 8

Advertisement