Page 27

Revista Pedagógica AREA EDUCATIVA – Nº 8 – AÑO 2010

la que corrompe al ser humano (como expresa en su obra, El emilio). Y consideraba que la libertad es el mayor de los bienes humanos. Estos planteamientos suponen que, si al alumnado se le deja que haga lo que quiera, acabará por hacer lo que deba. Ya encontramos uno de los precursores más claros sobre la propuesta pedagógica del aprendizaje por descubrimiento. Propuso el uso la educación negativa, donde la actuación del educador queda reducida, para no obstaculizar el desarrollo del alumnado. Así pues, creó un método de aprendizaje en el que menospreciaba el diálogo en la educación e iba supravalorando la experiencia autónoma, consistiría en una especia de motivación intrínseca, donde el mejor conocimiento adquirido sería aquel que el alumnado haya descubierto mediante sus propios medios. También existen las contribuciones de filósofos más contemporáneos, como la del filósofo y pedagogo J. Dewey (1859-1952). Este autor, al igual que los pensadores anteriores, cree en las capacidades del alumnado para la resolución de sus propios problemas. Además defiende que el aprendizaje debe adaptarse a las capacidades del alumnado. Así pues, la idea fundamental de Dewey, consiste en el ideal de crecimiento hacia la independencia y el autocontrol, mediante la acción recíproca en un ambiente adaptado al nivel del desarrollo del alumnado.

alcanza el aprendizaje por descubrimiento a través de la reproducción técnica del proceso cognoscitivo, no con el innatismo o la espontaneidad. Dewey adopta un método de descubrimiento consistente, sobre todo, en la investigación y la comprobación. El aprendizaje surgiría de una situación problemática con la que el alumnado se enfrenta. Ahora, el sujeto utiliza la metodología reflexiva-experimental y concluye en el descubrimiento y validación de las soluciones propuestas. Todas estas teorías filosóficas, sólo son una pequeña muestra, de lo que la filosofía puede aportar a diversos ámbitos, entre ellos, el de la educación. Así pues, La filosofa podría impartirse no sólo en la secundaria, sino también en infantil y primaria, para comenzar desde los estratos más básicos a formar individuos con una capacidad crítica y creativa. Bibliografía: Dewey, John ( 2004 ). Experiencia y educación. Biblioteca nueva, Madrid Coll, César y otros (2008). El constructivismo en la práctica. Graó. Barcelona Platón (2000). Diálogos I. Biblioteca básica Gredos. Madrid.

Como se puede observar, la principal distinción entre las ideas de Sócrates, Rousseau y Dewey, es que este último 27

Profile for Area Educativa Area Educativa

Revista Área Educativa Número 8  

Revista Área Educativa Número 8

Revista Área Educativa Número 8  

Revista Área Educativa Número 8

Advertisement