Issuu on Google+

¡Ayuda! ¡Esta poesía está hecha un lío! Por favor, coloca en su sitio las palabras subrayadas para poner un poco de orden en todo esto... REGALOS DE NAVIDAD “El libro de los monicacos”, de Michael Ende. Editorial Noguer. Traducido por Antonio de Zubiaurre.

Juli, amiga de fiestas y salones, merece una pareja de patatas. Y mi sobrina Flor, tan zalamera, tendrá su relojito de cartón.

La navidad se acerca, fiesta hermosa; no hay niño que no espera alguna cosa.

Al comilón de Luis -si no me matale guardo una tortilla de frambuesa.

Pero con tanta cosa y tanto crío, me encuentro, de verdad, en un gran lío.

Agustín, el regalo es casi un lujo, recibe un gran estuche de vaquero.

No te sorprenderá, porque esta vez se trata de diez chicos, justo diez:

Pepe, que es un artista superior, aspira a una paleta de peluche.

Por ejemplo, no sé si hay confusión…, Moncho quiere un caballo de pulsera.

Y a la linda Mimí, la de las pecas, le compro una casita de dibujo.

Al gran Juanín, audaz y aventurero, le regalo un sombrero de jarrones.

¿Que esto no es poesía, que no “pega”?; tienes mucha razón, nadie lo niega.

A la fresca y simpática Teresa le ofreceré un helado de pintor.

Pero en vez de reirte como un loco, a ver si puedes ayudarme un poco.

Para que lo acaricie, mime, achuche, daré a Magda un osito de muñecas.

Si no, estoy listo, ¡qué calamidad! ¡qué regalitos esta Navidad!

¿Qué regalo tendrá Moncho? ¿No será un caballo “de cartón” y no de “pulsera”? ¡Intenta colocar las palabras en su sitio!


Regalos de Navidad, de Michael Ende