Page 1

TERREMOTOS

Cuando pasa el temblor Tras el desastre en Haití, la reciente sucesión de sismos en nuestro país provocaron alarma, más allá de tratarse de movimientos normales. La buena noticia: estamos mejor preparados para recibir lo peor. Por Ariel Cukierkorn • Fotos: Infomedia lguna vez, hace miles de millones de años, la Tierra estaba unida en un solo continente llamado Pangea. Si, como ha sostenido durante casi toda su vida el científico inglés James Lovelock, el planeta es en sí mismo un ser vivo, las primeras muestras de su descomunal energía interior las dio cuando los movimientos de sus placas tectónicas originaron la separación definitiva de lo que hoy conocemos como los cinco continentes. Para llegar a ese estadio, los primeros habitantes de este hermoso mundo tuvieron que soportar unos cuantos terremotos, sin contar el Big Bang. Como si no alcanzase con la amenaza del calentamiento global, el reciente desastre en Haití nos hizo recordar que los jinetes del Apocalipsis también pueden estar agazapados en las entrañas de las enormes masas de tierra en constante movimiento sobre las que vivimos. Una certeza literal en el caso de la Argentina, donde la alarma se encendió a partir de

Izquierda, Charles Richter, el creador de la escala que mide la magnitud de los sismos. Derecha, una imagen devastadora de Haití.

la seguidilla de noticias sobre sismos, de pequeña y mediana magnitud, que afectaron a buena parte del centro-oeste del

país. Más allá del susto y del mal momento por los temblores, por suerte esta vez no hubo que lamentar víctimas ni mayores lesiones estructurales. Sin embargo, el dato inquietante que queda como saldo es que, de manera similar a lo que ocurre con los tornados, los terremotos son impredecibles y no tienen vinculación con la acción humana. El suelo firme que creemos pisar puede ser en realidad una gran arena movediza, a la que no queda otra que adaptarse. “Evidentemente existe una hipersensibilidad a partir de lo que pasó en Haití, pero la realidad es que nosotros registramos de 25 a 30 sismos diarios en nuestro país. Mucha gente piensa que sólo San Juan y Mendoza son las provincias que los sufren, y se olvidan, por ejemplo, de episodios como los de Catamarca (2004)

“Existe una hipersensibilidad a partir de lo que paso en Haiti, pero la realidad es que se registran de 25 a 30 sismos diarios en nuestro pais”, aclara Alejandro Giuliano, director del Inpres. 32 ❖ EL FEDERAL

Enero 28, 2010


TELAM

y La Rioja (2002), que generaron consecuencias graves. La mejor manera de reducir el margen de daños será siempre prevenirse con construcciones sismoresistentes, de las que afortunadamente hay cada vez más”, explica Alejandro Giuliano, director del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), en San Juan. El nacimiento de esta entidad gubernamental tiene conexión directa con el más triste antecedente sísmico de la historia argentina: el terremoto de Caucete, en la provincia cuyana, el 15 de enero de 1944, que provocó más de 10.000 muertos. Como paradójico efecto colateral, la catástrofe generó el primer encuentro de Juan Domingo Perón con Evita, en una de las jornadas solidarias hacia las víctimas. Señales. Así como en Haití no existían antecedentes que permitieran estar un Enero 28, 2010

MITOS Y VERDADES ¿Se pueden predecir los terremotos? No, ningún centro de investigación en el mundo pudo predecir un terremoto a gran escala. Ni siquiera hay expectativas de que exista la herramienta para hacerla en el futuro mediato. En base a datos científicos, sí se pueden calcular probabilidades según la región del planeta. ¿Ciertas personas con sensibilidad extrema o animales pueden predecir los terremotos? La referencia más antigua que se tiene en ese sentido es de Grecia, 373 AC. Ratas, comadrejas, serpientes y ciempiés habrían dejado sus guaridas algunos días antes de un terremoto. A partir de allí es recurrente

que se hable de comportamientos extraños de animales previos a un terremoto, pero no hay evidencia científica al respecto. El tema se estudia con más énfasis en China y en Japón. ¿Hay más terremotos según el momento del día? Pueden ocurrir en cualquier momento del día y del año. Ninguna variable horaria determina la fuerza en las entrañas de la Tierra. ¿Los terremotos producen volcanes? No, se trata de procesos diferentes. Un terremoto puede ocurrir en una zona antes, durante o después de una erupción volcánica, sin tener conexión.

EL FEDERAL ❖ 33


la catastroFE

O P I N I O N

dE caucEtE, En

Vıvencıas de terremotos

1944, FuE una lEccion biEn aprEndida En la

Por Franklin Henríquez

argEntina, dondE

Humorista mendocino

sE toman cada

34 ❖ EL FEDERAL

VEZ mas rEcaudos para las construccionEs CUYO GENTILEZA DIARIO DE

anti-sismicas.

GENTILEZA DIARIO DE CUYO

En mis 59 años viviendo en Mendoza me tocó vivir varios terremotos; los tengo bien conocidos. Uno se acostumbra, son parte de nuestra vida. El de 1985 fue especialmente violento: uno perdía el equilibrio y no sabía de dónde agarrarse porque se movían los autos estacionados en la calle. El epicentro estuvo en Godoy Cruz y se derrumbó una parte del Hospital El Carmen. Un desastre. Nosotros hacíamos un show en un restaurante para 500 personas, la mayoría turistas de Buenos Aires y Santa Fe. Y pensar que los teníamos que hacer reír después de semejante sacudón. Los turistas se habían refugiado debajo de las mesas, una técnica para que queden huecos de oxígeno en caso de derrumbes. Otra técnica es pararse abajo de los marcos de las puertas. Ese día llegué a casa a la madrugada, completamente a oscuras porque se había cortado la luz. Dormimos con mi mujer y mis hijos tirados en la calle, por miedo a las réplicas que siempre llegan. En esa oportunidad circularon un montón de teorías: que todo había sido producido por un ovni y también se habló de que nos habían tirado un misil. Es que hubo un resplandor extraño en los cerros. Después dijeron que la NASA mandó gente a investigar. Pero fue un terremoto como tantos otros. Los viejos dicen: “Es mejor que se mueva seguido, cuando hay calma durante mucho tiempo, agarrate porque se viene uno grande”. Mi madre sobrevivió al terrible terremoto de 1944 y vio mucha gente muerta. Ella quedó traumada, pero en especial su miedo era que nos pasara algo a nosotros, sus hijos. En 1965 estrenábamos casa y si mal no recuerdo, peleaba Nicolino Locche. De repente, todo se empezó a mover y mi madre nos arrastró hasta el patio. Nunca me voy a olvidar cómo aullaban los perros. Muchas veces los perros anticipan los terremotos, ladran, aúllan. Tampoco me voy a olvidar de una imagen impresionante: una gallina que voló hasta pararse en la tapia, mientras el adobe se iba resquebrajando. Se movía todo: los árboles, las torres de alta tensión.

paso adelante del posible desastre, Caucete resultó ser una lección bien aprendida a futuro en nuestro país. “La mejor muestra es que la ciudad prácticamente desapareció en 1944, pero cuando recibió el terremoto de 1977 salió casi indemne”, destaca Giuliano. Tiene que ver con las construcciones de los edificios, que se fueron adaptando a las necesidades de las zonas de riesgo. El principal propósito de una medida anti-sísmica es que una estructura, por caso de hormigón, no se desmiembre, pero que pueda deformarse. Para ello, las vigas y las columnas tienen una dimensión superior y una mayor cantidad de estribos que las unen que en una construcción convencional. “Eso no significa que el edificio después no se rompa, pero sí reduce las posibilidades de desmoronamiento, la principal causa de muertes en un terremoto”, agrega el funcionario. Una vez tomadas las medidas precautorias, el resto es quedar expuestos a la fuerza de la naturaleza. Desde 1935, la escala

que se usa para mensurar la magnitud de un terremoto es la creada por el sismólogo estadounidense Charles Francis Richter junto con el alemán Beno Gutenberg. Se trata de una ecuación logarítmica que mide el tiempo de aparición y la amplitud de las ondas P (primarias, longitudinales) y S (secundarias, transversales), que sirve para tener al menos una noción matemática de lo que pudo haber generado el desastre. De esa manera, los 7.2 del episodio de Haití son de algún modo comparables con los 7.4 de Caucete (1944), y de allí se pueden encontrar antecedentes aún peores, como los Sichuan (China, 2008, 7.8), Pisco (Perú, 2007, 8.0), México (1985, 8.1), Valdivia (Chile, 1960, 9.2) y Sumatra (Indonesia, 2004, 9.3), generador de los tsunamis que devastaron las costas del Océano Indico. Con todo, estos números no siempre marcan el efecto real de un terremoto, sino que su intensidad también está vinculada con la profundidad en la que se produjo el fenómeno. Por caso, el sismo Enero 28, 2010


WIKIMEDIA COMMONS

LAS PLACAS TECTONICAS DE LA TIERRA

la magnitud dE la Escala dE richtEr no siEmprE marca El EFEcto rEal dE un tErrEmoto, sino quE su intEnsidad tambiEn Esta Vinculada con la proFundidad En la quE sE produjo.

TELAM

de 5.5 de la semana pasada en Sierra de la Dehesa, San Juan, no pasó a mayores porque ocurrió a 113 kilómetros bajo tierra. “Podría decirse que son temblores de rutina, o al menos no sorpresivos, así como sucedieron en Santiago del Este-

Enero 28, 2010

ro (600 km), Ushuaia (280 km) y Jujuy (200 km). En nuestro país, se dan movimientos de subducción, en los que la placa de Nazca se introduce por debajo de la placa Sudamericana. Son independientes a los ocurridos en Haití, a raíz

de los movimientos de transformación, en un mismo plano horizontal, entre las placas de Norteamérica y la del Caribe. Por supuesto, cuanto más superficiales, mayor la intensidad y los daños”, detalla Giuliano. Las placas tectónicas son como grandes balsas que se reparten por toda la corteza del planeta. Unas son de carácter continental, de espesor mayor, y otras, de carácter oceánico. En términos geológicos, una falla es una discontinuidad que se forma en las rocas superficiales de la Tierra cuando las fuerzas tectónicas superan la resistencia de las rocas. Tal vez la más famosa es la falla de San Andrés, que cruza California, donde hace decenas de años están esperando al Big One (El Grande). Mientras tanto, aunque no lo percibamos, el planeta se sigue moviendo debajo de nuestros pies. Hay quienes dicen que Pangea volverá a unirse en miles de millones de años. De todas las teorías del Apocalipsis, acaso sea la más romántica. EL FEDERAL ❖ 35


Ciencia terremotos  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you