Page 1

EL FEDERAL

EL FEDERAL EN EL MUNDO

presos de conciencia El 10 de diciembre culmina el Maratón de Escritura de Cartas, una iniciativa mundial que insta a la gente a pedir por escrito la liberación de personas que sufren la violación de sus derechos humanos. Seis casos conmovedores. Por Ariel Cukierkorn.

E

n 1961, un abogado británico, Peter Benenson, supo de un grupo de estudiantes portugueses que, luego de hacer un brindis para pedir libertad en su país, habían sido encarcelados por la dictadura de Salazar. Benenson escribió un artículo en un diario, en el que pedía a los lectores que enviaran cartas al gobierno portugués, pidiendo la liberación de los estudiantes, a los que llamó “presos de conciencia”. Esa expresión definió a las personas castigadas por sus convicciones políticas o religiosas, que no habían utilizado ni estimulado el uso de la violencia. Así nació Amnistía Internacional, una organización de Derechos Humanos, que en 1977 ganó el Premio Nobel de la Paz, que

denunció los crímenes de la última dictadura argentina cuando ésta gozaba todavía de amplio apoyo en el país y en el exterior y que hoy tiene unos tres millones de miembros en todo el mundo y oficinas en 150 países. Como en sus comienzos, Amnistía sigue apelando a la solidaridad de los ciudadanos de todo el mundo, para ejercer presión sobre funcionarios públicos y particulares que violan los derechos humanos. Este año la organización vuelve a lanzar globalmente su Maratón de Escritura de Cartas, que culmina el 10 de diciembre. Se eligieron seis casos de personas que están encarceladas o que sufren graves situaciones de hostigamiento en seis países distintos.

Gao Zhisheng (China) Como abogado, Gao Zhisheng ha defendido a decenas de víctimas de violaciones de derechos humanos en China. En 2005, luego de que trabajara para el grupo espiritual Falung Gong y reclamara públicamente libertad religiosa en China, el gobierno le canceló la matrícula. Al año siguiente fue juzgado por “incitar a la subversión” y puesto bajo arresto domiciliario. Sometido reiteradamente a torturas y declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional, Gao estuvo desaparecido, sin que su familia supiera nada de él, durante 20 meses. Finalmente, en diciembre de 2011, y después de que la comunidad internacional presionara reiteradamente al gobierno chino por el caso, las autoridades reconocieron que lo tienen detenido y lo enviaron a una cárcel en una zona remota del país.

48

Para cada caso, Amnistía Internacional preparó una carta modelo y una lista de las autoridades a la que va dirigida. A través de actividades en la calle, de las redes sociales y de su página de Internet (www.amnistia.org. ar), la organización está pidiendo la firma para reclamar a los gobiernos de República Domicana, China, Irán, Guatemala, Estados Unidos y Egipto. Estas son las seis historias.


DICIEMBRE 06 ⁄ 2012

La ong amnistía internacional reedita la propuesta que le dio origen en 1961.

Juan Almonte Herrera (Rep. Domicana)

Azza Hilal Ahmad Suleiman (Egipto)

El 28 de septiembre de 2009, Juan Almonte Herrera fue secuestrado en las calles de Santo Domingo por cuatro hombres, cuando iba caminando a su oficina, en el Comité Dominicano de los Derechos Humanos. Allí trabajaba como contador. Aunque testigos contaron que quienes lo obligaron a entrar en un auto eran policías, las autoridades siempre negaron que lo tuvieran detenido. Pasados más de tres años, nadie fue llevado ante la Justicia para responder por el secuestro, que ni siquiera ha sido investigado, como lo señaló la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En octubre de 2009, dos cadáveres calcinados fueron encontrados en un auto en Santo Domingo. Uno de ellos fue identificado como Almonte Herrera por su hermana, pero luego las autoridades hicieron un examen de ADN que, según se informó, dio negativo. Desde entonces, familiares y abogados denunciaron que son acosados. Los han seguido personas en autos y los han vigilado desde la calle delante de su casa. La hermana de Juan Almonte Herrera recibió llamadas telefónicas anónimas en las que le advirtieron que no diera más publicidad a la desaparición de su hermano.

Es una mujer que en diciembre pasado, durante una manifestación en El Cairo, fue golpeada tan brutalmente por el Ejército que sufrió fractura de cráneo. Es una de las miles de personas que están reclamando justicia por los crímenes y abusos cometidos por dicho ejército, que desde octubre de 2011 mató a más de 100 manifestantes, sin que ninguno de sus miembros haya sido llevado a juicio.

En diciembre pasado, Azza Hilal Ahmad Suleiman fue golpeada tan brutalmente por el ejército egipcio que sufrió fractura de cráneo. Desde octubre de 2011, dicho ejército mató a más de 100 manifestantes, sin que ninguno de sus miembros haya sido llevado a juicio. 49


EL FEDERAL

EL FEDERAL EN EL MUNDO

María Isabel Franco (Guatemala)

Era una chica de 15 años que fue secuestrada y brutalmente asesinada en diciembre de 2001. Su madre, Rosa Franco, reclama justicia desde entonces pero los asesinos no han sido llevados ante la Justicia y ella recibe frecuentemente amenazas de muerte y hostigamiento con el objetivo de que cese su lucha. El caso fue tomado en 2006 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, debido a la injustificada demora del estado guatemalteco para investigar el caso. En Guatemala, como legado del conflicto armado interno que dejó 200.000 muertos entre 1960 y 1966, hay una cultura de la violencia que afecta especialmente a las mujeres. De acuerdo a números oficiales, 631 mujeres fueron muertas en 2010, a menudo con brutalidad extrema.

Narges Mohammadi (Irán) Es una mujer, madre de dos hijos, que está encarcelada desde abril y cumple una condena de 11 años de prisión por “propaganda contra el sistema” y por formar parte de un grupo cuyo objetivo es “alterar la seguridad del país”. Mohammadi ha hecho campaña durante 18 años a favor de elecciones transparentes y para que se ponga fin a las ejecuciones de menores de 18 años en Irán. Fue premiada en varios países por su trabajo a favor de los derechos humanos, pero desde 2009 no puede salir del país, ya que le confiscaron su pasaporte.

50

Hussain Salem Mohammed Almerfedi (Estados Unidos)

Es un ciudadano de Yemen que está detenido desde 2003 en la base naval norteamericana de Guantánamo, en Cuba. En todos estos años las autoridades de los Estados Unidos no presentaron cargos contra él ni lo llevaron a juicio. En 2010 un juez norteamericano ordenó su liberación, con el argumento de que su detención fue ilegal. Sin embargo, un tribunal de apelaciones revocó la medida y la Corte Suprema se negó a tratar su caso. Hussain Salem fue detenido en 2001 en Irán y siempre rechazó las acusaciones de que colaboró para el ingreso de combatientes extranjeros a Afganistán desde Irán.

ACTUALIDAD - Amnesty  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you