Issuu on Google+

Mes de Agosto de 2010

REVISTA CULTURAL ARCILLENSE

Número X

Pereruela salda su deuda con Arcillo El pasado día 23 de septiembre de 2009, el alcalde de Pereruela, Agustín Lagarejos, hizo entrega de las nuevas porterías de fútbol sala, reclamadas por los jóvenes desde años atrás. Además, la presidenta del Real Arcillo, Sara Escalero, cede amistosamente una era para el desarrollo de actividades balompédicas. EL ARCILLENSE DEL MES:

Un arcillense en el CSIC Aarón Alejo, miembro de la “Peña Lobera” que nos cuenta su experiencia en el mayor organismo público de investigación de España y el tercero de Europa.

La piedra de Arcillo, protagonista en los monumentos de Zamora El atrio de la catedral, el Ayuntamiento, las Arcadas de la Plaza Mayor, el monumento a Viriato, Las Casas de la Albañeza… son algunos de los monumentos en los que, posiblemente la piedra de Arcillo tiene protagonismo. Existe un estudio de la Universidad de Salamanca que el año que viene dará a conocer resultados.

Con la cabeza bien alta Gran papel el que hace el equipo de fútbol sala de Arcillo, derrotando a Villamor 3-1. Estuvo a punto de clasificarse a la siguiente ronda.

YA PUEDES VISITAR LA RENOVADA PÁGINA WEB DE ARCILLO: ww.arcilloalexines.tk


“El Alguacil” echa un pulso a la crisis

Queridos amigos. Apreciado pueblo de Arcillo: un año más, y ya van cinco con diez números a sus espaldas, la revista “El Alguacil” regresa para intentar en la medida de lo posible, deleitaros con nuevas noticias, aportaciones, historias… sobre vuestro pueblo, con el fin de que lo conozcáis más, porque desde aquí, queremos sorprenderos año tras año. Como bien decía el gran Miguel de Unamuno, A veces, el silencio es la peor mentira y desde aquí lo que queremos hacer a través de estas páginas y más en concreto de este ‘juntaletras’ que os escribe es hacer hablar a Arcillo. Darlo a conocer más allá del lugar de la cabecina, donde empieza el progreso y donde los idílicos campos arcillenses agonizan. Queremos mantener la memoria y la cultura de Arcillo para así evitar su desaparición. Por todo ello, a pesar de los malos momentos en que la nación española está sometida, os presentamos una revista con más páginas de lo habitual. Con más contenido. Con una nueva imagen y lo más importante, con las ilusiones intactas desde el primer día en que este proyecto comenzó. Esta revista aúna a todo el pueblo. Siempre apostaremos por Arcillo y por sus afables gentes. Merece mucho la pena. Para acabar, quisiera saludar y agradecer el detalle que ha tenido la arcillense María Zulueta, por habernos comprado las redes para las porterías del campo de fútbol. También quiero agradecer a Isabel María una generosa donación que ha hecho para las arcas de la “Peña Lobera”.

REVISTA CULTURAL DE ARCILLO Fundación: 2005. Año: V. Número X. Director: Alejandro Méndez Frades. Editora: María José Frades Delgado. Han colaborado en este número: Miguel López Plaza, Roberto Llana Secades, José Andrés Casquero Fernández, José Antonio Garrido, Fernando García Roncero, María Agustina Calles Pérez.


Arcillo ve rejuvenecido ‘su’ puente muchos años después

El puente de la Albañeza recupera su viejo esplendor Patrimonio restaura el puente que une los territorios de Abelón y Arcillo. La intervención se centró en recuperar los tajamares y las deterioradas alcantarillas.

Máquina trabajando en la restauración llevada a cabo en el puente de La Albañeza. FOTO MIGUEL ÁNGEL ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES.-

El presente número de la revista “El Alguacil” lo iniciamos con una buena noticia. La que yo personalmente (un servidor que escribe estas modestas líneas) soñó desde que tiene su morada en Arcillo. Por fin, el puente de la Albañeza lo podemos ver con su aspecto original. Imponente, orgulloso y nostálgico ante el paso del tiempo y es que, en este caso, cualquier tiempo pasado fue mejor para esta colosal obra, pues hasta hace no mucho, carretas y bueyes eran las que circulaban por esta vía romana. Con la llegada de las nuevas comunicaciones y la mejora de la carretera de Fermoselle, todo el trasiego de mercaderes y arrieros desapareció en esta zona y con ello, el abandono se fue apoderando del viejo puente. La restauración llevada a cabo, se centró en la limpieza de la zona, pues eran muchos los sedimentos de arena y malezas las que poblaban los alrededores del puente. También se recuperaron los tajamares, muy deteriorados por algunas pasadas riadas, al igual que sus alcantarillas. Además, se reconstruyó la pequeña barandilla protectora, con sus originales bloques de piedra

graníticos, de gran valor, pues tienen sillería de la época. Todos estos trabajos se llevaron a cabo alrededor del mes de septiembre, finalizándose pasadas las fiestas patronales de Arcillo. Probablemente, la primera habitante que se enteró de la ejecución de estas obras, muy deseadas por los habitantes del humilde pueblo arcillense, fue Teresa Crespo, quien, comentaba a esta revista, que en una de esas tardes de verano en las que suelo ir con mi sobrina y con mi perra, vimos en el puente que estaban moviendo las piedras. Al principio nos asustamos por si las estaban robando, pero finalmente supimos que se trataba de la restauración del puente. Desde entonces, solemos ir hasta allí para echarle un vistazo. Una obra muy solicitada por el pueblo.Si hacemos las veces de “ratón de biblioteca” y nos sumergimos en la hemeroteca de “La Opinión de Zamora”, encontramos un periódico fechado el 5 de junio del año 2000, donde Juan Marcos, Juanito, ex alcalde del pueblo de Arcillo, pedía la restauración del mismo.


El ayuntamiento de Pereruela salda su “deuda” con los jóvenes de Arcillo

La juventud de Arcillo ya cuenta con sus anheladas porterías de fútbol sala En las pasadas fiestas del Ofertorio, el alcalde de Pereruela, Agustín Lagarejos, hizo entrega a los jóvenes del pueblo, de las deseadas porterías de fútbol sala.

A la izquierda, y sobre estas líneas, vista general del nuevo campo de fútbol de Arcillo. A la derecha, colocación de las mismas en la era de Sara. FOTOS ALEXINES. ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES

Día 23 de septiembre del año 2009. Esta fecha pasará a la intrahistoria del pueblo de Arcillo, como el día en el que los jóvenes de esta pequeña y acogedora aldea pueden decir por fin, que en su pueblo pueden practicar el deporte rey, muy de moda últimamente, tras la consecución del campeonato del mundo por parte de nuestra selección. Ocho años transcurridos del primer escrito enviado al consistorio perigüelano, éste cumplió con su palabra y finalmente hizo entrega, con motivo de las fiestas del Ofertorio, de las deseadas porterías de fútbol sala. Se tratan de dos rudimentarias porterías, reglamentarias, construidas por el ayuntamiento, con ayuda de los planes del fondo estatal, impulsados por el gobierno central. Desde aquí, queremos agradecer nuevamente al alcalde Agustín Lagarejos por hacer realidad nuestro deseo. Nuevo campo de fútbol.Con la llegada de las nuevas porterías, a la postre, anunciamos que tenemos un nuevo emplazamiento para el campo de fútbol. Se trata de una era cedida por la presidenta del Real Arcillo C.F., Sara Escalero, muy amplia, situada en la cañada que da hacia la antigua fuente municipal.

Desde la revista de “El Aguacil” queremos concienciar a los más jóvenes del peligro que pueden tener estas porterías si de ellas se hace un mal uso. Queda totalmente prohibido rescolgarse de ellas. Un largo y costoso camino hasta conseguirlas.Como bien decíamos anteriormente, el hecho de que las porterías de fútbol sala hayan llegado por fin al pueblo, ha sido gracias a un largo proceso burocrático de reclamaciones hacia el ayuntamiento del cual depende Arcillo. El primer escrito firmado por la juventud de Arcillo data de agosto del año 2001. Otros escrito destacado es el que envió la habitante Isabel María a dicho consistorio con fecha del año 2004. Descontentos los arcillenses por la falta de respuesta por parte de Pereruela, un servidor que escribe estas líneas, decidió enviar una carta al Ministerio de Cultura (sección Deportes), recibiendo una alentadora respuesta por parte del jefe del gabinete, pero que pronto acabo como “agua de borrajas”. Finalmente, y gracias al cambio de alcalde en Pereruela, Agustín Lagarejos cumplió con su palabra e hizo realidad el sueño de los jóvenes de Arcillo, que desde este verano, podrán ser disfrutadas por muchas otras venideras generaciones.


Novedades en la “red de redes”: una nueva aplicación en la web de Arcillo

Ya puedes visitar la revista “El Alguacil” en internet Ya puedes visitar en Internet, en la web de Arcillo, una aplicación que te permite ojerar con toda comodidad y rapidez, todos los números de la revista “El Alguacil”.

Sobre estas líneas, diseño de la web de Arcillo, remodelada, moderna, rápida, sin publicidad. ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES.-

Arcillo está de enhorabuena. Ya cuenta con una nueva página web, cuya dirección es: www.arcilloalexines.tk. Aquí podrás visitar una gran cantidad de fotografías del pueblo y su entorno. Adquirir información de primera mano del mismo, conocer su historia, ojear las actividades que realiza la “Peña Lobera” anualmente con motivo de la época de estío y como novedad, podrás leer con comodidad y rapidez todos los números de la revista “El Alguacil de Arcillo”. No hace falta que los descargues, si no lo ves necesario. Con tal solo un sencillo “click” podrás rememorar viejos tiempos y leer el primer número que salió, hace ya cinco años. Para acceder a esta nueva aplicación, tendrás que entrar en la web que te hemos indicado y buscar la sección “El Alguacil de Arcillo Digital”. Una vez ahí, entramos en el apartado de “Hemeroteca Digital” y por fin podremos echarle un vistazo a todos los números publicados. Sin lugar a dudas esto supone un gran avance para la revista, pues, pone a disposición de cualquier arcillense, por muy lejos que esté, de todas las revistas. De hecho, esta vez, hemos reducido la tirada de ejemplares. Una importante ventaja de la “red de redes” es que, permite reducir el gasto de papel y acercar a todos la información de primera mano de su pueblo, en este caso, de Arcillo, que, estará disponible en cualquier momento del día en Internet.

PARA VISITAR LA “HEMEROTECA DIGITAL DE LA REVISTA”: Teclear: www.arcilloalexines.tk  “El Alguacil de Arcillo Digital  Hemeroteca Digital


TORNEO DE BERMILLO: Dos derrotas y una victoria para los arcillenses

VILLAMOR DE LA LADRE REAL ARCILLO, MHR

1 3

Triunfa el fútbol, fracasa la rudeza sayaguesa El Arcillo gana su último partido gracias a su juego, a pesar de caer en las ruines provocaciones de su rival, superado en todo. Lamentable arbitraje.

A la izquierda, formación del Arcillo contra Moinho. A la derecha, Javi Ochoa, que tuvo que hacer encaje de bolillos para sacar adelante el equipo de este año, por la cantidad de bajas que había. ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES.-

Un año más, y a pesar de las muchas bajas con las que contaba el equipo rojillo, Javi Ochoa logró apañar un equipo, que, de haber tenido una pizca de suerte, se hubiera clasificado para la siguiente ronda del torneo, por primera vez en toda sus siete años de historia. La verdad que hay que agradecer y enaltecer la labor llevada a cabo por el futuro galeno, sin lugar a dudas, uno de los mejores y acaso, culpable de que Arcillo, una minúscula población, contase con una representación en el susodicho torneo. Los partidos, un año más fueron tres: el primero de ellos, se jugó contra el conjunto lusitano de Moinho, perdiendo 4-1, con gol de Pedrito. El resultado fue engañoso pero me aventuró a decir, que ha sido uno de los mejores partidos que se han hecho. El segundo encuentro se disputó contra todo un clásico, como es Muga de Sayago, en el cual, la suerte dio la espalda a los arcillenses. El resultado fue de 4-3. Los

arcillenses se pusieron en el marcador con un 02, perdiendo su ventaja al final. Finalmente, el último partido se disputó contra el pueblo de Villamor de la Ladre, que a pesar de que provocó en todo momento a nuestros jugadores, se vio superado en todo momento por una apisonadora de equipo. Menos mal que aquí triunfó el fútbol y salió derrotada la rudeza sayaguesa. Por cierto, los árbitros muy lamentables. Muy condicionados por la gran cantidad de público llegado de Villamor, que intentó animar a los suyos, pero que de nada le sirvió, porque en el campo juegan cinco contra cinco y nuestros cinco futbolistas fueron mejores. Por último, hay que agradecer la asistencia a los futbolistas: Luís (el gran arquero), Ángel Ochoa, Antonio, Fran y los amigos del “chef” Javi, que hicieron un papel sublime.


El TUENTI, una red que une a los arcillenses durante el resto del año

Las redes sociales ya aglutinan a toda la juventud arcillense La red de redes proporciona una nueva aplicación muy ventajosa, pues permite mantener el contacto entre todos los arcillenses durante el año.

Sitio virtual de Antonio en Internet. Entrando en él, podrás establecer contacto con el protagonista y ver sus fotos. FOTO CORTESÍA DE TUENTI. ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES.-

Ha nacido un nuevo invento, que para la humanidad marcará un antes y un después: las redes sociales. A partir de ahora, los arcillenses podrán mantener vivo ese cordón umbilical que les une, por el mero hecho de pertenecer a la misma “patria chica” y así, hacer más llevadero las largas esperas ya que, por suerte o por desgracia, nuestra gente, y más en concreto, nuestros jóvenes, tan sólo se ven una vez al año. Curiosamente, todo el pueblo cuenta con un perfil de este tipo: los Adolfo, Irene, Enrique, Marcos, Rodrigo, Ángel, Javier, Pedro “Zulu”, Paula, Aarón… ya pueden establecer contacto en cualquier momento y durante el tiempo que deseen gracias a esta nueva aplicación. Podrán intercambiar entre ellos fotografías, experiencias, organizar eventos, felicitarle el cumpleaños, etc. Sin lugar a dudas, esto favorece a que la convivencia y el bienestar entre todos los miembros de la “Peña Lobera” reine, no sólo durante el verano, sino durante todo el año.

El último arcillense que se hizo un perfil de este tipo, por cierto, muy esperado y deseado por nuestro pueblo, es nuestro amigo Antonio Salgado. Gracias a su perfil virtual, podrás contactar con él cuando lo desees y podrás intercambiar con él, fotos y experiencias vividas. La principal desventaja que ve un servidor en las redes sociales es que, perdemos nuestra intimidad y en muchos casos, nuestro anonimato. La gente (más en concreto nuestros amigos) podrán saber dónde estamos cada segundo del día y cual es nuestro estado de ánimo. Debido a ello, desde la revista “El Alguacil de Arcillo” y en boca del que escribe este modesto artículo, no agregéis a gente desconocida y a ser posible, abrir vuestro perfil sólo a los amigos. Hay mucho descerebrado flotando por la red de redes. Internet es vasto e infinito, nunca podremos saber con quien nos podemos encontrar.


La crisis también llama a la puerta de la peña.-

Arcillo en Televisión Española.Nunca es tarde si la dicha es buena y, a pesar de que fue el pasado mes de noviembre del año 2008, desde la revista, queremos dar a conocer esta noticia a aquellos arcillenses que no tuvieran constancia de ello. Pues tal cual como lo leen: Arcillo salió en Televisión Española (TVE) en el famoso programa “España Directo” por motivos gastronómicos, pues, el regente de la Casa Rural “Los Misterios del Alba” dio a conocer a toda España un particular y riquísimo guiso de pollo de corral. Desde la revista enviamos un abrazo a José y le agradecemos mucho la promoción que hizo a Arcillo. Ete video está disponible en Internet.

Aquellos famosos 100 euros que nos regalaron nos permitió organizar tres semanas culturales y alguna que otra cena. Dimos el pelotazo por unos veranos. El tiempo nos dio la razón y bien hicimos en no meterlos en bolsa, porque sino los hubiéramos perdido. Ahora, la tesorería de la Peña Lobera está a cero. ¡Dios guarde a la dehesa de Fontanillas!

El tiempo pasa igual para todos.En esta sección dedicada a la juventud del pueblo, presentamos dos curiosas fotografías. A la izquierda, aparece la primera fotografía de la historia de la peña lobera como tal. Corría el año 2005, y por entonces, nació también esta revista. Eran buenos años: no había crisis, no conocíamos eso de la “universidad”, la juventud era la que presidía el paisaje de nuestro cuerpo, permanecíamos más tiempo en el pueblo... A la derecha, tenemos la última de las fotos de la peña, concretamente del año pasado, con motivo de la celebración de la Semana Cultural. ¡Gracias a todos por participar!


ARTÍCULO LITERARIO DE ARCILLO La encina que puede ser divisada desde cualquier punto del término municipal de Arcillo

“El lastrón”: una encina que siempre quiso fundirse en un abrazo al cielo arcillense ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES Encinares castellanos en laderas y altozanos, serrijones y colinas llenos de oscura maleza, encinas, pardas encinas; humildad y fortaleza! ANTONIO MACHADO

La abundancia de esas grandes formaciones graníticas, con forma de lápida, son la que dan el nombre a esta conspicua encina arcillense. FOTO ALEXINES.

En medio del verdadero paraje de cuento de hadas, donde se encuentra situado nuestro pueblo, como huyendo del mundanal ruido de las grandes urbes y a la vez, poblado por miles de centenarias encinas, testigos todas ellas del nacimiento de nuestro pueblo, acaso en plena Edad Media, y de la evolución del mismo, aparece, destacando entre todas ellas, imponente, robusta, excelsa, como queriéndose abrazar al cielo, y espectadora de lujo de los bellos ocasos que nos ofrece el rubicundo apolo al final de cada día de estas agradables épocas de estío arcillense, aparece la encina conocida como “El lastrón”.


Para encontrarla, tenemos que seguir la calzada mirandesa, tras recorrer menos de un kilómetro de la salida del pueblo en dirección al puente de la Albañeza y coger un desvío hacia la izquierda. Se trata de la única encina que puede ser divisada desde cualquier punto del territorio municipal de Arcillo. Fue utilizada en tiempos pasados por los pastores para orientarse en el campo. Junto a ella, podemos disfrutar de unas vistas muy agradables. Podemos divisar el teso de Bárate (según la tradición oral, donde se situaba Viriato en sus incansables luchas con los romanos), pueblos como Villaseco (al otro lado del río Duero), Pereruela, Malillos, Mogatar, Las Enillas y otros muy lejanos, como Peñausende. Además, si tenemos suerte y el cielo se muestra despejado, podemos divisar al norte, la Sierra de la Culebra, muy lejos de donde estamos. Si lugar a dudas, constituye un punto estratégico muy importante. Merece la pena detenerse aquí para oír el silencio y a la vez, descansar al ojo humano con estas afortunadas vistas.

Solitaria y sobresaliente la encina del Lastrón es divisada también desde “la raya”. FOTO MIGUEL ÁNGEL

Una vez visto el lugar, podemos preguntar ¿por qué se llama El Lastrón? Para ello, vamos a hacer una pequeña disertación del origen de este topónimo, cuanto menos, curioso. Al parecer, Lastrón es una palabra celta que es el abundancial de lastra, dícese de rocas que yacen de la tierra, rocas con forma de lancha o bien también, rocas con forma de lápida. Por lo tanto, “encina del Lastrón” viene a significar algo así como “encina situada en un lugar donde existe gran abundancia de “lastras” y cierto es que si visitamos este lugar, encontramos gran número de rocas graníticas que reposan sobre la tierra. Sobre ellas y si la noche es agradable, podemos tumbarnos y disfrutar de las estrellas del cielo.

Sobre estas líneas, dos fotografías de la encina del Lastrón. FOTOS ALEXINES

Sin duda, se trata de un lugar donde poder perderse, donde podremos olvidar nuestras preocupaciones, poder mirar al infinito y disfrutar de la naturaleza de primera mano. Además, queda muy cerca del pueblo, a menos de un kilómetro y su acceso no es difícil, pues podemos acceder a ella gracias a una buena servidumbre surgida, acaso, del añorado trasiego de carros, carretas, ganado, etc. actividades que como bien sabemos, en nuestro pueblo ya apenas se practican.


Aarón Alejo Alonso.ESTUDIANTE DE FÍSICA E INFORMATICA EN LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA. Pucelano de nacimiento pero arcillense de corazón, este verano, nuestro amigo Aarón ha cambiado el lirismo y la paz que se respira en Arcillo por la intranquilidad y gran actividad de se respira en una ciudad tan masificada como lo es la capital del reino: Madrid, donde está desarrollando una actividad investigadora relacionada con la física. Todo un honor, para un pueblo, de apenas veinte habitantes que tenga a uno de “sus hijos” como, quien sabe, futuro “primer espada” de la ciencia en nuestro país.

“La ciencia en España no va tan mal como mucha gente piensa” “La física tiene muchos frentes abiertos, desde el estudio de lo más pequeño hasta el de lo más grande”

Aarón Alejo, arcillense del mes, en su visita reciente a Egipto. FOTO TUENTI. ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES.-

Aarón Alejo ha sido elegido por la revista “El Alguacil de Arcillo” como el arcillense del mes. Este verano, los arcillenses no podrán tener la suerte de verlo por las calles de su pueblo ya que está en Madrid, en el nada menos que Centro Superior de Investigaciones Científicas. Cuéntenos Aarón, ¿qué hace un arcillense de pro, como usted, en el CSIC, en nada menos que un prestigioso centro de investigación?


Me comentó una compañera sobre un tema de becas para universitarios, de cara a introducción a la investigación en el CSIC. Así que, como quería probar cómo funcionaba ese mundo, la pedí por si de casualidad me la daban. Y aquí estamos. En estos momentos, ¿en qué tema/ proyecto está estudiando? El título del proyecto es las trae: "Caracterización de nanoestructuras fotónicas por espectroscopía óptica de campo cercano". En esencia, es estudiar cómo interaccionan unas estructuras (como unos ladrillos nanométricos) y analizar su emisión. ¿Cómo es su día allí? ¿Le ha costado adaptarse? Depende del día, algunos son realmente aburridos. Sobre todo porque el laboratorio lo compartimos varios grupos, entonces los días que no tienes el laboratorio, te toca esencialmente estar leyendo para entender de qué va el asunto. Cuando tenemos el laboratorio, vamos avanzando con el montaje de las distintas partes del sistema necesario para realizar el estudio. ¿Echa de menos sus veranos en el pueblo? Hombre, es el primero desde hace varios que no voy. Sí que se nota, sobre todo porque lo de seguir madrugando en verano no me termina de convencer... Cambiando un poco tema, tocando temas más generalistas, ¿cómo ve la ciencia en España? ¿Merece la pena dedicarse a la investigación? La ciencia en España no va tan mal como mucha gente piensa. Veníamos desde bastante atrás, y en no demasiado tiempo estamos ahí, luchando por hacernos un sitio. Evidentemente, siempre se puede hacer más, pero la investigación tiende a ser cara, así que en épocas como la que atravesamos tampoco podemos quejarnos demasiado. Y dedicarse a la investigación, todavía no puedo hablar de ello, casi no lo conozco. Pero por lo que he visto, lo importante es que te guste y que valgas para ello. Para usted, ¿Qué nuevos retos tiene a día de hoy la Física? La física tiene muchos frentes abiertos, desde el estudio de lo más pequeño hasta el de lo más grande. Por ejemplo, son famosos los casos del LHC, que busca entender mejor cómo es la materia por dentro y encontrar a la famosa "partícula de Dios"; o centros como la NASA, buscando entender el origen y el futuro del Universo. Cuestión de gustos: Díganos que prefiere: ¿Física o Informática? No sabe / No contesta. La informática es entretenida y tiene una utilidad más directa. En cambio, la física te hace entender las bases, pero necesita mucho de la informática para seguir avanzando. Se complementan. ¿Recomendaría a los pequeños arcillenses, que aún no han entrado en la universidad, estudiar la carrera que –usted y un servidor- estamos haciendo? Depende. Cada uno debe estudiar lo que realmente le guste, o crea que le va a gustar. Ya sea física o un módulo de peluquería, de todo tiene que haber. De hecho, creo que física es de las peores carreras que puedes estudiar si no te interesa realmente. Muchas gracias por la entrevista. Le esperamos con los brazos abiertos en su pueblo y felicidades por su brillante curriculum. Muchas gracias, y a ver si puedo ir pronto para allá.

Perfil.Aarón Alejo nació en la capital del río Pisuerga un 25 de julio de 1989. Lleva viniendo en verano a Arcillo toda su vida, salvo el actual, en el cual, está en Madrid estudiando un interesante y desconocido tema relacionado con la Física. Actualmente estudia Física e Informática en la Universidad de Salamanca. Este año comenzará su cuarto curso.


Un estudio de la USAL sostiene que varios monumentos de Zamora están hechos con piedra de Arcillo

Los monumentos de Zamora usaron rocas plutónicas a partir del siglo XVI y muchas de ellas procedentes de la cantera de Arcillo Se trata de un estudio llevado a cabo por profesores de Geología de la Universidad de Salamanca, que gracias a Isabel María Hernández, visitaron nuestro pueblo el pasado mes de noviembre, contando con la compañía del lugareño Isuánez.

Visita, durante el pasado mes de noviembre, de los geólogos de la Universidad de Salamanca, Miguel López y Roberto Llana. A la derecha y sobre estas líneas, visitan la cantera de donde muy posiblemente se extrajo la piedra que actualmente sostiene el monumento homenaje a Viriato. FOTOGRAFÍAS CORTESÍA DE ROBERTO LLANA.

ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES.-

Haciendo una vez más, las veces de ratón de biblioteca, encontramos una noticia en el periódico de “La Opinión de Zamora” con fecha del 24 de octubre del año 2009, en la cual, el profesor de la Universidad de Salamanca y colaborador de este número de la revista “El Alguacil de Arcillo”, Miguel López Plaza, daba a conocer (en una conferencia impartida en el instituto Alfonso IX de Zamora) que está desarrollando un proyecto de investigación, en colaboración con la Junta de Castilla y León sobre la utilización de las rocas plutónicas en los monumentos de la ciudad de Zamora. Dichas piedras plutónicas fueron traídas de Sayago, de canteras tales como la de Arcillo, Pereruela o Peñausende. La utilización de estas piedras, en sustitución con las areniscas se debe fundamentalmente a que, en dicha época, quizás los medios de transporte mejoraron y se facilitó el traslado de este tipo de rocas a la capital zamorana, para llevar a cabo la construcción de numerosos monumentos y edificios. Probablemente estamos hablando de lugares muy conocidos en

Zamora como son las arcadas de la plaza mayor, la piedra que sostiene a Viriato (ya comentada en un número de la revista), la Casa de las Panaderas (donde se ubica el actual ayuntamiento) o el atrio de la catedral. Dichos geólogos visitaron el pueblo allá por el mes de noviembre del pasado año, con el fin de empaparse de lo que hay en Arcillo. Conocer su entorno y también, para visitar la posible piedra que fue usada para construir el monumento homenaje a Viriato. En aquella agradable visita, hizo las veces de cicerón, el lugareño Isuánez Alonso Peña, gran conocedor del lugar. Sin lugar a dudas, parece ser que Arcillo tiene mucha culpa, en que nuestros monumentos luzcan y radien tanta belleza como historia en la capital zamorana. Para el año que viene, tendremos resultados de este estudio. Por último, un servidor quiere aprovechar estas líneas para saludar y agradecer a Isabel María Hernández, por proporcionar esta interesante visita de estas dos eminencias de la geología.


El protagonismo en la historia de la “piedra de Arcillo”

Breves apuntes históricos acerca de la cantera de Arcillo La cantera de Arcillo no pasó desapercibida en tiempos pasados. La calidad de sus rocas graníticas hizo que tuviera su propio nombre identificativos: “piedra de pajarilla de Arcillo”.

ALEJANDRO MÉNDEZ FRADES Estudiante de la Universidad de Salamanca Dedicado a José Andrés Casquero Fernández

Arcillo: encinas y rocas, de la mano. Decir Arcillo, es, inevitablemente decir “piedras”, “rocas”, “granito” y no precisamente porque la etimología del nombre de nuestro pueblo quiera decir esto, sino, por el escenario donde se encuentra, el cual está poblado por gran cantidad de voluminosas rocas graníticas que yacen del suelo, como escapando del ostracismo del centro de la tierra y con el fin de ofrecerse como material de construcción para así facilitar, la vida del hombre. La historia de Arcillo, de la cual, sigo indagando año tras año, desde mi más que absoluta ignorancia y modestia hacía este tema, pues, me considero un mero aficionado de esta disciplina, sería imposible comprenderse, sin citar, o al menos, tener en cuenta, este importante elemento identificador, pues, no pasó desapercibido, en los pobladores de épocas pasadas, la calidad que esconde estas adorables formaciones graníticas, que, en perfecta simbiosis con las milenarias encinas, forman un conjunto armonioso, testigo de nuestro tiempo pasado.

Un posible dolmen en la Casa Rural “Los Misterios del Alba”. Una de las cosas que más me llamó la atención fue, cuando mi amigo José Antonio Garrido, un vecino del pueblo me facilitó un curioso artículo sustraído de una conocida web de historia, llamada “Celtiberia” en la cual, un investigador portugués, exponía que, en Arcillo, concretamente, en la casa rural “Los Misterios del Alba”, se encontraba un dolmen, que fue integrado en dicha casa, utilizado como columna. El autor en cuestión es José Cunha-Oliveira, en su obra “O Megalitismo por detrás da toponímia”, defiente la teoría


de que el vocablo Arcillo, podría significar algo así como “menhir”, ya que arcela es un diminutivo de arca y arca “foi usado pelos gromáticos na terminologia das demarcações rurais” según señala Aquilino Ribeiro en “Orcas, dólmenes e antas” Beira Alta, I (III) 1942. Este autor se inclina porque arca sea sinónimo de dolmen, mientras que en el mismo artículo, Alberto Sampaio piensa en un marco de cuatro caras “que os agrimensores edificavam nos quadrifínios e perto das nascentes”. Lo que podría confirmar que efectivamente el de Arcillo es una de estas arcas delimitadoras.

Dolmen en la “Casa Los Misterios del Alba”. FOTO CELTIBERIA.

La verdad que resulta muy interesante el hecho de saber, que, en nuestro pueblo se halla una formación megalítica, cuya datación es muy lejana y cuyo uso actual viene siendo una mera y rudimentaria columna integrada en el interior de una casa típica de Sayago.

Un documento histórico revelador. Hace tiempo, un excelso historiador de Zamora, José Andrés Casquero, me facilitó gentilmente un testimonio histórico muy interesante y muy revelador, pues es la prueba de que nuestro pueblo, y más en concreto la cantera de rocas graníticas de aquí, no pasó desapercibida a los hombres del pasado, los cuales, no dudaron de darle un uso, debido a su importante calidad. El archivo histórico de Zamora existe un protocolo notarial en el cual, Fray Juan de Huete se concierta con el cantero Juan Pies para sacar piedra de las canteras de Arcillo para el monasterio de Jerónimos de Zamora, conforme a los moldes dados por Juan de Álava. Al parecer, el viejo y desaparecido monasterio de los Jerónimos (del cual, en la actualidad quedan restos de columnas situados en la plaza de la Catedral), fueron utilizados para construirlo. Cito, del mismo artículo, en los bosques que fueron de Pero Gómez de la cantera de Arçillo, cuarenta e çinco pylares del mejor grano e mas negro que se halare en la dicha cantera, los cuales dichos pylares las pieças dellosan de ser desta manera siguiente. Vemos claramente que el cronista de la época, da a entender de la calidad que cuenta con las rocas de nuestro pueblo. Toda esta información, ha sido extraída de un apéndice documental que aparece en una tesis doctoral cuyo título es: LA CONSTRUCCIÓN DEL MONASTERIO DE SAN JERÓNIMO DE ZAMORA, 15351835. Su autor es: César Amador Isidro García Año 2008. Salamanca. A la izquierda de estas líneas, podéis ver algunas fotos correspondientes a esos documentos que avalan el hecho de que la piedra de Arcillo es de calidad y fue usada para construir monumentos de Zamora. Las citadas fotografías de los documentos han sido aportadas por el historiador José Andrés Casquero.


COLABORACIÓN: Un artículo divulgativo acerca de la naturaleza geológica de la “piedra de Arcillo”

Sobre la geología de Arcillo MIGUEL LÓPEZ PLAZA Profesor de Geología de la Universidad de Salamanca En los alrededores de Arcillo afloran dos tipos de rocas (figura 1): 1) Granitos biotíticos, con moscovita, y textura porfídica. Esta textura se caracteriza por la presencia de grandes cristales blancos y rectangulares de feldespato potásico (“diente de caballo”). Los granitos son rocas con contenido en cuarzo superior al 20 %. Son rocas ácidas, porque, en coherencia, tienen altos contenidos en sílice (generalmente más del 70 %). Su berrocal presenta grandes bolos porque el granito es de grano muy grueso.

Figura 1.- El plutón vaugnerítico de Arcillo 2) Vaugneritas y rocas relacionadas. Las vaugneritas son rocas dioríticas (o de esta familia) que tienen menos cuarzo que la familia de los granitos. Su textura se caracteriza por la presencia de cristales entrecruzados de biotita y agregados de anfíbol. Estos dos minerales confieren a la roca un color más bien oscuro. Esta cualidad, junto con su resistencia, fue apreciada por los canteros y arquitectos del Renacimiento, que las utilizaron en los monumentos de Zamora con la denominación de “piedra negra de Arcillo”. Las rocas intermedias, como las vaugneritas, muestran contenidos en sílice entre el 52 y 63 % de sílice. El suelo de estas rocas es siempre más arcilloso (y fértil) que el de los granitos (con mayor proporción de granos tamaño grava y arena). Además, el


berrocal de las rocas intermedias muestra generalmente bloques más pequeños, excepto las vaugneritas de grano más grueso. Los dos tipos descritos son rocas ígneas plutónicas, es decir, se formaron por la cristalización de un magma a bastante profundidad (generalmente más de 5-6 km). Tanto los granitos como las vaugneritas forman parte de un gran batolito, el batolito de Sayago, que se extiende desde el sur de Pereruela hasta Ifanes en Portugal. Este batolito se formó hace 319 millones de años, durante la orogenia hercínica o varisca. Se trata de un “batolito compuesto”, es decir, está constituido por numerosas pulsaciones magmáticas semejantes unas a otras, o no, como la de Arcillo, que es claramente diferente. La amalgama de todas estas unidades o plutones ha dado lugar a “una gran ciudad de plutones”, que es el batolito.

Formación granítica en Arcillo. FOTO EL ALGUACIL.

Los magmas tienen una “historia vital” (figura 2) que comprende: 1) generación o “nacimiento”, por fusión parcial de otras rocas anteriores, 2) ascenso, al encontrar vías de escape de “su hogar paterno”, 3) emplazamiento o instalación en niveles de la corteza terrestre, formando “un nuevo hogar” donde cristaliza (el de las rocas ígneas volcánicas está en la superficie), y 4) enfriamiento o “muerte”. Después, los procesos tectónicos de levantamiento y finalmente la erosión ponen al descubierto y modelan las rocas, tal como las observamos actualmente en el berrocal después de transcurrir más de 300 Ma. Los geólogos estudiamos las variaciones mineralógicas y químicas de las rocas, tal como reflejan los dos tipos de Arcillo, llegando a desvelar sus “hogares originales”.

Figura 2.- Procesos o “vida” de un plutón como el de Arcillo. *Todo lo que se expone en esta colaboración se enmarca en el proyecto de Investigación de la Junta de Castilla y León. Referencia SA137AO8.


Una interesante visita a Arcillo

Los arcillenses podrán disfrutar de una observación astronómica este verano El presidente de la Agrupación zamorana de Astronomía visitará Arcillo para mostrar al pueblo algunos secretos de esta ciencia. Alejandro Méndez Frades Fernando García Roncero, presidente de la Agrupación zamorana de Astronomía, visitará este verano (muy probablemente el día 19) con el fin de regalar a los arcillenses que así lo deseen, una actividad al aire libre para ver las estrellas que se pueden ver desde nuestro pueblo. Contamos con la ventaja, de que, este lugar, carece de contaminación luminosa, ello nos ayudará a realizar nuestras observaciones astronómicas con éxito. Para Arcillo será todo un honor contar con una visita de este tipo, que nos enseñará someramente un tema tan apasionado e interesante, como es la astronomía. Para el desarrollo de tal actividad se pide que la gente lleve ropa para abrigarse (sudadera por ejemplo) ya que, la observación será llevada a cabo en pleno monte por la noche y de todos es sabido, que las noches en nuestro pueblo, en cuanto al tiempo se refiere, son traicioneras. Desde la revista “El Alguacil de Arcillo” en boca de un servidor, anima a toda la gente del pueblo a que acuda a este evento, porque el mejor regalo que se le puede hacer a una persona que hace esta actividad desinteresadamente es la de premiarlo con una nutrida asistencia de gente. Para más información y para apuntarse (se ruega que confirme su asistencia al evento con algún día de antelación) no dude en pasarse por la sede social de la Agrupación Cultural “Peña Lobera”.

La divulgación de la astronomía y la reivindicación de la defensa de un cielo nocturno limpio, objetivos de la citada asociación Haciendo las veces de “ratón de biblioteca”, muy importante para la realización de esta modesta revista cultural, encontramos con fecha 3 de mayo de 2009 una entrevista al presidente de la Agrupación zamorana de Astronomía, concedida a La Opinión de Zamora, en la cual hablaba de los objetivos de la asociación que preside. La entrevista fue realizada por la periodista Natalia Sánchez: ¿Cuáles son los pilares que mueven a la agrupación? La divulgación y el apoyo al conocimiento de la Astronomía, reivindicar la defensa de un cielo nocturno limpio y sensibilizar a la población y las instituciones del fenómeno de la contaminación lumínica que dificulta la observación nocturna del cielo. El colectivo ha realizado una observación nocturna con bastante éxito de asistencia, ¿qué otras iniciativas van a llevar a cabo? Hemos pensamos efectuar charlas divulgativas por centros escolares, puesto que la Astronomía sólo se imparte dentro de la materia de Física. Todavía no hemos contacto con los colegios. Por otro lado, uno de los integrantes del colectivo, Joaquín Tapioles, que residen en San Agustín del Pozo, tiene instalado un observatorio en su casa y en muchas ocasiones acoge a personas a título particular. Aquellas personas que se quieran poner en contacto con nosotros pueden hacerlo a través de http://astrozamora.webhispana.net.

Fernando García Roncero. FOTO EXTRAÍDA DE LA OPINIÓN DE ZAMORA


COLABORACIÓN

Contemplar el cielo, descubrir el Universo FERNANDO GARCÍA RONCERO Presidente de la Agrupación Zamorana de Astronomía El verano es una época del año ideal para iniciar una aproximación a la contemplación y el conocimiento del cielo, y al descubrimiento del Universo del que formamos parte. De forma espontánea, en verano buscamos las últimas horas de la tarde o la noche huyendo de las altas temperaturas y, con suerte, esto puede ocurrir en un lugar de vacaciones lejos del entorno urbano. Un buen ejemplo puede ser nuestra pequeña localidad de Arcillo. Para ver el cielo en todo su esplendor y lleno de estrellas hace falta un lugar privilegiado, como Arcillo, pero también que esa noche no tengamos luna, pues con su luz tampoco podremos ver bien las estrellas. Bueno, estamos ya a las afueras del pueblo y miramos al cielo. Nuestra vista necesita acostumbrarse a la oscuridad, nuestros ojos se acomodan en unos 10-15 minutos si no encendemos luces o si utilizamos solamente luces rojas y de poca intensidad. Si lo hemos hecho así, empezaremos a ver millares de estrellas, cada vez más, de tal forma que será difícil orientarse en el cielo y reconocer las constelaciones. Para ello seguiremos unas indicaciones básicas. De forma natural percibimos que todos los astros se desplazan por el cielo saliendo por el este, cruzando por el sur y ocultándose por el oeste en un desplazamiento circular sobre nosotros. Así vemos el movimiento del sol, la luna y todo el cielo nocturno con sus estrellas. En realidad sabemos que no es el sol el que se mueve, sino que somos nosotros por el movimiento de rotación de la tierra. Por eso, al movimiento que vemos del cielo lo llamaremos “movimiento aparente”. Este movimiento aparente da la vuelta sobre nosotros girando alrededor de un punto fijo, inmóvil, que es el eje, igual que si hacemos girar un paraguas o un tiovivo, que dan vueltas alrededor de su eje. En el cielo este punto que permanece siempre fijo, inmóvil, es la estrella polar y alrededor de ella todo el cielo da vueltas, aunque sea tan despacio que necesitamos casi una hora para apreciar este movimiento. Está sobre el polo norte y coincide con el eje de rotación de la tierra, por eso, aunque giramos en rotación, el eje permanece inmóvil.

La estrella polar siempre está en el mismo sitio, por ello es un punto de referencia para orientarnos en el cielo y por ello es importante aprender a localizarla.


Nos fijamos en la Osa Mayor, que se ve todos los días del año y si prolongamos las dos estrellas del extremo como se ve en el dibujo, siempre llegamos a la polar, que es la última de la cola de la Osa Menor. A lo largo de la noche la Osa Mayor irá girando alrededor de la polar y en cualquier momento podremos localizarla de esta forma. También veremos todo el año girar otras constelaciones muy cercanas a la polar , como Casiopea. Aparte de estas constelaciones que se ven siempre porque están muy cerca de la polar, debemos saber que en cada época del año veremos otras que son específicas de cada estación y que no podremos ver en verano, por ejemplo, constelaciones de invierno, por más que las busquemos.


Las constelaciones son formas que nuestra imaginación ha construido uniendo estrellas próximas, como la Osa Mayor, llamada así en una época varios siglos A.d C.; ahora pensaríamos que se parece a objetos de nuestro tiempo, como un cazo con mango. En realidad esas estrellas no tienen ninguna relación entre sí, están muy lejanas, pero están colocadas de tal forma que desde la tierra las vemos cercanas. Las constelaciones permanecen siempre iguales, su forma y la posición de sus estrellas no cambia. En verano las principales constelaciones que podemos ver son: El cisne, también llamada la cruz, La lira, El águila, Escorpión y Sagitario. Con un mapa del cielo o un planisferio, un poco de paciencia y sin encender luces, se localizan. Sin embargo, en el cielo podemos ver unos astros que parecen estrellas, pero que no están siempre en el mismo sitio, van cambiando de lugar a lo largo del año, lentamente, a diferencia de las estrellas que nunca se mueven. Por tener este comportamiento cambiante y de desplazamiento se les llamó Planetas, que significa vagabundo-errante. A simple vista, como si fueran estrellas muy brillantes se pueden ver Mercurio, Venus (el lucero del alba y del atardecer), Marte, Júpiter y Saturno, aunque no siempre se ven todos a la vez. También debemos saber que los planetas, por tener una órbita, están unas veces más cerca de la tierra y se ven muy brillantes, pero cuando se alejan de nosotros pierden intensidad y brillo pareciendo estrellas débiles. Ahora, en este mes de agosto de 2010 podemos ver al anochecer Venus, muy brillante al oeste, descendiendo hasta su ocaso al poco de hacerse de noche. Saturno, de color amarillo y ya muy débil porque se está alejando mucho de nuestro planeta, en la constelación de Leo, cerca del horizonte oeste al hacerse de noche y que también se oculta muy pronto, porque todo lo que está en el cielo al oeste se va ocultando poco a poco. Júpiter sale por el este, como todos los astros, adelantando su salida cada día, de forma que a primeros de agosto asoma hacia las doce de la noche y a finales de agosto hacia las diez de la noche ya se empieza a ver, muy brillante y blanco, y destacando con su brillo sobre todas las estrellas, porque estará en septiembre en su punto más cercano a la tierra y está en todo su esplendor.


Si miramos estos astros con un telescopio, como hizo Galileo en 1609, comprobaremos que, aunque parecían estrellas a simple vista, ahora los podemos ver con forma, diámetro, manchas en su superficie, anillos y pequeños puntos a su alrededor que son sus satélites.

Fernando García Roncero

En estas fotos podemos ver Saturno con sus anillos y dos imágenes de Júpiter apreciándose el desplazamiento de uno de sus satélites, a través de un telescopio. A diferencia de los planetas, las estrellas las veremos con el telescopio igual que a simple vista, puntos brillantes diminutos, sin diámetro ni detalles.

Dejamos para el final la luna, que podemos ver con detalles incluso a simple vista, con zonas de manchas oscuras llamadas mares, porque en la antigüedad así lo creían. Par ver detalles de los cráteres de la luna bastan unos prismáticos y observarla cuando está creciendo o menguando, porque la luz del sol le llega transversal y hace sombras; en luna llena la luz del sol le llega de frente y la enfoca entera, pero no produce sombras que nos permitan apreciar detalles, como ocurre siempre que enfocamos con luz cualquier objeto, que si queremos que tenga sombras tendremos que enfocarlo de forma lateral, nunca de frente.


Fernando García Roncero

Si la observamos con telescopio, igual, siempre creciendo o menguando, para ver los cráteres con las sombras, pero ahora con más detalle, como si estuviéramos más cerca.

Fernando García Roncero

Como vemos, el cielo tiene muchas cosas que ofrecernos, porque es un reencuentro con la naturaleza, con la puerta de entrada al Universo en el que nos encontramos y que en las ciudades se está perdiendo, pero que está lleno de bellos objetos que contemplar, desde la observación a simple vista, pasando por unos prismáticos, que pocas veces se tienen en cuenta y pueden sorprendernos, o con un sencillo telescopio. Un consejo importante, en cualquier época del año hay que llevar ropa para protegerse del frío, en verano también. Desde estas páginas hemos querido transmitiros el ánimo a intentarlo. Feliz verano.


COLABORACIÓN

Breves apuntes sobre la indumentaria tradicional en la comarca de Sayago II MARÍA AGUSTINA CALLES PÉREZ En el anterior número hicimos una rápida descripción de la indumentaria tradicional que vestía la mujer en Sayago y, por tanto, en Arcillo. En este número haremos lo mismo, pero con la ropa del varón. Del mismo modo repasaremos prenda a prenda, en el mismo orden que en la mujer, es decir según se la van poniendo. Empezamos por la camisa, única prenda interior. Llegaban hasta media pierna y también servía de camisón. Los bordados son totalmente blancos, en contraste con las de la mujer, destacando los puños y, sobre todo, la pechera, con deshilados geométricos, de tema vegetal, animal o simbólico. A veces marcan sus iniciales en color encarnado produciendo gran contraste. Antiguamente no había calzoncillos. Comenzaron a usarse a finales del siglo XIX y se confeccionaban con el mismo lino de las camisas, tejido en los propios telares. Sobre la camisa, se colocaba el chaleco que cubre el cuerpo desde los hombros a la cintura y no tiene mangas. Los más antiguos, de burdo paño pardo o negro, tienen escote redondo, cerrado, alto y ajustado, con dos filas de grandes botones. En la trasera, sin adornos, llevan una simple costura central. Al sur de la comarca los hay con este mismo corte, pero de tejidos más suntuosos como terciopelo y rizo. Los más abundantes tienen escote cuadrado y se localizan en la zona noroeste. Son de paño negro o azul oscuro y se forran con lienzo blanco o lino. La delantera, de doble hoja, se cruza de derecha a izquierda. También llevan doble botonadura, bien de filigrana o grandes botones de plancha: cuadrados o redondos; generalmente de plata y con iniciales. La trasera, con gran variedad de tejidos y formas, contrasta con el oscuro paño, dándole vistosidad y colorido.


Encima del chaleco se vestía el antiguo jubón, confeccionado con paño pardo. Se caracteriza por la estrechez de la manga que, por ser de recio paño, está cortada con la forma curvada del brazo para facilitar el movimiento. Por la sangría asoma el repollo de la camisa, como en el de la mujer. Las hojas delanteras son angostas y en la trasera, las haldetas, le dan un aire arcaico. Cuando los jubones perdieron las haldillas traseras y la sangradera de la manga, se transformaron en las chaquetas que todos conocemos: muy cortas, entalladas, sin solapas y con delanteros estrechos imposibles de abrochar. Las más sencillas, en paño pardo, gordo y basto, iban sin forrar; con un simple bolso de forma ondulada y puños cerrados con 3 ó 4 botones metálicos, pequeños y cónicos. Las más adornadas van ribeteadas de paño negro o de terciopelo labrado y orlan puños y bolsos con sobrepuestos muy laboreados. Los botones eran de china o filigrana de plata. En el Sur predominan los gruesos terciopelos, ribeteados de rizo; con rica botonadura en los puños y grandes adornos de pasamanería en las hojas delanteras. E calzón cubre al hombre de cintura para abajo llegando a la rodilla. Se ajusta a la cintura mediante una pretina que desde la parte posterior se va ensanchando hacia el abdomen donde se cierra con dos o tres botones. La trapa o alzapón, arropa el abdomen y se sujeta con un botón y una mayuela de material que circunda la cintura de ojal a ojal. Hacia las extremidades se divide en dos perneras ajustadas, con abertura en su parte inferior externa que se cierra con pequeños botones. Los de fiesta eran de de paño fino, pero a diario llevaban los de pardo, habitualmente sin forro, produciendo rozaduras. La faja era una tira de tejido de lana merina, con cerras de cordón en los extremos que se esconden una vez ceñida alrededor de la cintura. Cubre parte del chaleco y del calzón impidiendo que la camisa saliera por entre ambos. Servía de abrigo y amparo del cuerpo y también de faltriquera. Las hubo encarnadas, azules, moradas, verdes, negras y también de rayas; a veces se le bordaban vistosos ramos con hilos de seda. Con el mismo fin se ponían cintos de material, anchos y repujados.


Al igual que la mujer, el hombre también gastó medias, en especial las de estribera, que tenían una trabilla bajo el puente del pie. A veces, se alargaba sobre el empeine formando lo que ellos llaman la puerta, sujetándola con una pequeña lazada. Tradicionalmente eran de lana, pero la Revolución Industrial impuso las de algodón. Para los diarios, de color negro, natural o teñido, y blanco para los domingos y festivos; éstas últimas, muy randadas. Las sujetaban con cintas de seda que tenían leyendas curiosas, repartiendo un verso del pareado en cada liga: “Niña que pide regalo / puedes decir, malo, malo”. “La vista de mi morena, / alivia toda la pena”. “Cien veces pasaba un majo / calle arriba, calle abajo”. El calzado habitual, tanto en invierno como en verano y para todas las faenas, eran las chancas. Generalmente las hacían en casa, de negrillo, porque era salagre y no partía. Se ataban con una cuerda o con mayuelas de piel de perro. Como las femeninas, se herraban y se protegían con grasa animal, pero a diferencia de éstas, eran más altas de caña, y las dejaban del color natural de la piel. En menor medida usaron borceguíes, botas y albarcas. En invierno, para defender las piernas y pies del frío y del agua, se ponían las polainas que confeccionaban los sastres, pues su hechura era algo complicada. Las hacían de paño burdo y grueso y con una carrera de botones, difíciles de abrochar. Antiguamente, el sayagués, cubría siempre la cabeza con variedad de tocados como la montera de paño pardo; la gorra de pelo, hecha con piel de cordero o de nutria; el sombrero de paño, de procedencia portuguesa; el de paja, para las faenas del verano; la gorrilla de embudo, que es la más conservada en la actualidad, o algún pañuelo que, doblado en forma de banda, se ataba sobre la sien izquierda dejando caer sus puntas. En cuanto a las prendas de abrigo, podemos destacar: el capote o capa, la anguarina o casaca, la manta sayaguesa y, más modernamente, el tapabocas. El capote o capa es un gran manto semicircular, de paño casero negro, muy tosco y abatanado. Con esclavina partida en dos alas y capucha puntiaguda, el picurucho o capillo. Era una prenda de gala imprescindible para misas y ceremonias, pero en su declive se usó para ir al campo en días de lluvia y frío.


Se conservan otras capas de corte más moderno, idénticas en muchos lugares de España, por lo que no tienen tanto valor etnográfico. La anguarina o casaca se hacía de paño tosco del país teñido de negro. Su hechura consta de cuatro piezas: dos delanteras y dos traseras, unidas mediante una costura central a la espalda y dos a los costados. En éstas, a la altura de los ijares, se abren unas rajaduras, como bolsillos sin fondo, con la finalidad de acceder a la faltriquera del calzón. Las mangas, similares a las del jubón, son curvadas y llevan sangrías. No tiene capucha. Cuando esta prenda cayó en desuso, al igual que la capa, sirvió de abrigo en los trabajos del campo y del ganado, y sus mangas hacían de alforja para la merienda. También los hombres se embozaron y protegieron del frío con las mantillas sayaguesas o de bandas y, en época más reciente, con tapabocas. Así como la mujer llevaba bastantes aderezos y complementos en su vestido, en el hato del hombre solo podemos considerar como tal los botones de oro y plata de camisas y chalecos y la bolsa de dinero: de forma tubular, tejida a punto de media con lana hilada en casa y teñida de vivos colores. Normalmente se llevaba metida entre la faja.

Sayagueses vestidos con indumentaria tradicional.


CONTRAPORTADA – NUESTRA GENTE DE ARCILLO

Un benefactor con mayúsculas.Nuestro amigo “Manolo” bien merecería un monográfico de esta revista de ‘poca monta’, pues su generosidad con el pueblo no tiene límites. Desde aquí, le agradecemos mucho la colaboración que nos ha prestado para la limpieza y rotulación del campo de fútbol, amen de las camisetas que nos regaló hace cuatro años. Gracias a su marca MHR, Arcillo viste su color rojillo, que le caracterizan y le identifican cada año en el torneo de Bermillo y otros tantos eventos. ¡Muchas gracias por todo Manolo!

Nunca nos falta a su cita veraniega.Nunca falta a su cita veraniega en su natal Arcillo. ‘Cefe’ abandona la rutinaria y estresante vida de Madrid por la tranquilidad de los benditos campos de Arcillo. Esperemos que nos siga deleitando con su picaresca e inteligente forma de jugar al “mus” (es el vigente campeón del pueblo). ¡Un saludo afectuoso para este arcillense de pro!

Ellos son más que ellas.El sentimiento arcillense, de madre a hija.Aquí le hacemos un pequeño homenaje a estas dos arcillensas que nunca esconden sus sentimientos y siempre allá donde van, promocionan su pueblo. Un saludo para Teresa y su hija Arancha, simpáticas militantes de la “Peña Lobera” e incansables participantes en los diversos actos que realiza la misma.

En este pueblo, por lo que se refiere a chicas la cosa está muy escasa. Tan solo contamos con cuatro chicas en nuestra peña. A saber: Irene, Alba, Sara y Paula. Sobre estas líneas, Enrique, Marcos e Irene, curiosamente la única chica que ha estado en el pueblo en esta primera quincena de agosto.

www.arcilloalexines.tk


alguacil10