Page 65

Arquitrave Nº

46, Diciembre de 2009

Pero Los brazos no dejan de renacer Para cuando llegue al cuarto de esa mujer las dos mangas vacías de su saco se habrán llenado de algo parecido a unas ramas Aunque se corte su cuerpo por el dorso los brazos renacerán tantas veces

Tesoro La palabra más hermosa del mundo es Concertgebouw Hace cuatro años en Ámsterdam mientras me paseaba en el tranvía de la tarde vi un edificio enorme frente a mí Te pregunté: ¿Qué es esto? Concertgebouw —Respondiste. Concertgebouw En ese entonces no sabía qué era eso pero tu voz que lo susurró fue tan linda que a partir de ese momento esa palabra se volvió mi tesoro No había escuchado a alguien decirla antes ni después 65

Arquitrave46  
Arquitrave46  
Advertisement