Page 45

Arquitrave Nº

46, Diciembre de 2009

El paraguas de Sakutaro Una intensa noche de lluvia una voz llamó desde el jardín. Era un hombre que lloraba con un aire distraído con el rostro borroso por causa de la sombra de un paraguas. ¿Quién eres? Pregunté. Con voz triste, mostrando los dientes blancos y una picardía en la sonrisa respondió: Soy Sakutaro Hagiwara, dijo. No estaba llorando, solo ebrio. En una taberna del rio Ebigawa había bebido mucho y no estaba a gusto. Sube, dije, por un momento. Cargando su dudosa sombra mojada asciendió por el corredor de la casa y sentados, las piernas en cruz, sin decir palabra, bebimos copiosamente. 45

Arquitrave46  
Arquitrave46  
Advertisement