Page 1


BAHÍA BLANCA, 7 DE ENERO DE 1903

CARLOS DI SARLI POR: MARIBEL CARVAJAL FONNEGRA EDICIÓN NUMERO UNO 2010


ÍNDICE

Edición: 03/mayo de 2010 DISEÑO POR: Maribel Carvajal MEDELLIN - COLOMBIA Anaeva2006@hotmail.com Primera edición Diseño grafico: Maribel Carvajal

Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial, dentro y fuera del territorio de Colombia, del material escrito y/o gráfico, sin autorización expresa de los editores. Las ideas expuestas en este libro son responsabilidad exclusiva de los autores. Impreso en Medellín –Colombia 2010

BAHÍA BLANCA, 7 DE ENERO DE 1903

7

CARLOS DI SARLI, MÚSICO CLÁSICO

9

SU AMISTAD CON JUAN C. COBIAN

14

SENSACIONALES TRIUNFOS DEL SEXTETO DE CARLOS DI SARLI

19

EL SELLO R. C. A VICTÓR

21

VUELVE CARLOS DI SARLI A LA ACTIVIDAD

27

EN 1936 FORMA OTRA VEZ SU ORQUESTA TÍPICA

30

LR1 RADIO EL MUNDO

32


BAHÍA BLANCA, 7 DE ENERO DE 1903 Penúltimo vástago de una numerosa prole. Carlos di sarli nació en la ciudad de bahía blanca, el 7 de enero de 1903, según reza en su cedula de identidad nº 1`656.164 extendida por la policía de la capital federal con el verdadero nombre, Cayetano di sarli, que años más adelante cambio por el de “Carlos”. Hijo de don Miguel di sarli y de doña Serafina russomano, cuenta con 8 hermanos, nacidos los cuatro primeros en Italia, los tres siguientes en el Uruguay y el restante junto con él, en bahía blanca. Ana, María, Antonio, José, Miguel, Domingo, Nicolás, Cayetano (Carlos) y Roque. Este, el orden de nacimiento de los 9 hijos de don Miguel di sarli que llego al Uruguay en las últimas décadas del siglo pasado. Los cuatro primeros eran de origen itálico, patria del jefe de la numerosa familia, nacidos en el primer matrimonio. Los restantes, llegaron en la segunda unión matrimonial de don Miguel, al quedar viudo de su primera esposa. Loa sangrientos hechos revolucionarios acaecidos a fines del siglo 19, en la vecina orilla y que determinaron la ascensión al poder del partido colorado, hicieron que don Miguel di sarli, tomara un nuevo rumbo en su vida y por ende en 7


la de su numerosa descendencia. Activo dirigente del partido blanco, el ser derrotado, se vio en la imperiosa necesidad de “cruzar “el charco, para que su familia no pagara su pasión política. Bahía blanca, fue la ciudad elegida por el que huía a las represalias, por el hombre que había jugado su excelente posición de maestro en la escuela de artes y oficios del Uruguay. Allá en la lejana ciudad del sur argentino, Don Miguel Di Sarli encauzo su vida por una senda distinta. En la calle zelarrallan, instalo su hogar en un negocio de armería que le serbia para mantener su hogar decorosamente. Pasaron algunos años y cuando el mes de enero de 1903 ya estaba en plena marcha, el día 7 llega a este mundo el que en el correr de los años iba a transformarse en el más alto puntal del tango argentino Carlos Di Sarli. Olvidémonos desde ahora de su primer nombre: Cayetano. Pocos años después llega Roque Di Sarli cuatro con el suman cuatro los barones que tuvieron vinculación con el arte música. Domingo fue profesor de música del conservatorio Williams de bahía blanca, Nicolás llego a ser famoso como Barítono, Roque al igual que Carlos se volcó por el piano y por el tango, a pesar de haber abandonado esta actividad hace ya varios años. Observemos la coincidencia que se produce en esta familia, los cuatro últimos hijos son los que se dedican a las actividades musicales. 8

Carlos Di Sarli, Músico clásico. Sus estudios el curso en el conservatorio Williams de la ciudad bahiense y las partituras de los grandes de la música integraban su carpeta, el piano y el armonium, fueron sus instrumentos directos. Desde muy pequeño ejecutaba maravillosamente a Beethoven, Bach, Liszt, Strauss, etc. Hasta que punto llegaban sus conocimientos musicales, lo que podemos comprobar atreves de la confianza que le dispensaban los maestros de los grados primarios que le entregaban al alumnado para que les dictara cátedra de música y canto. Pero estaba escrito que Carlos Di Sarli abría de emplear sus profundos conocimientos para la causa popular (léase tango). En cuanta ocasión se le ofrecía se daba el gusto de presentarse ante sus amigos como eximio interprete de la música orteña. Esto le ocasiono en varias oportunidades, sellos llamados al orden por parte de su profesor Enrique Guzmán que quería sacar de el a un maestro de la música clásica. A medida que iba creciendo, se ampliaban sus conocimientos musicales y notoriamente se percibía su vuelco hacia el tango. La música clásica perdió un gran ejecutante, pero el tango gano a un notable maestro. En 9


las noches bahienses acostumbraba a concurrir con sus amigos hasta la puerta de los locales donde llegaban en bajadas porteñas, para escucharlas e ir compenetrándose con la modalidad de los porteños. Los discos de Eduardo arolas y los de Roberto Firpo, eran estudiados con suma atención por parte del juvenil músico. Pero es conveniente apuntar que así como Carlos Di Sarli demostraba profundo interés por el tango, no se había apartado de las obras de las figuras cumbres del arte musical. En repetidas oportunidades dio claras muestras de su alta escuela para traducir esas producciones que sin duda, hallaban en Di Sarli aun ejecutante de primera línea. Su primera presentación en una embajada artística. Corría el año 1916, cuando Carlos Di Sarli hizo su primera escapada en busca del aplauso del público. Tenía tan solo 13 años. Una compañía de zarzuelas lo lleva como pianista, en una gira por las provincias argentinas y, si bien es cierto esto no le valía de nada en el sentido materias, tuvo si el encanto de la primera experiencia y un concluyente llamado al orden por parte del padre, por que el pequeño Di Sarli, salió a esa gira, sin la autorización de sus progenitores. De regreso a Bahía Blanca su padre recibe la visita de un paisano que además de vecino había tenido una casa comercial que le rindió buenas ganancias y con las cuales se había comprado una confitería en la entonces gobernación de la pampa 10

en su capital santa rosa de toay, aplazando su viaje de regreso a Italia este señor se llama Mario Manara y en la actualidad está instalado con un negocio de venta de tierras en la ciudad de cipolletti, provincia de rió negro en la calle M. Muños 354. Luego de conversas de cosas viejas, se sus recuerdos italianos y de bahía blanca, el señor Manara pone en conocimiento a Don Miguel Di Sarli, de la compra de esa confitería en santa rosa de toay ala que pensaba anexarle el clásico de ‘’ Biógrafo ‘’ provinciano. Tenía en su salón un piano alemán ‘’ Popper Wils ‘’ que había comprado en un remate en la capital federal. Este piano funcionaba, Si se ponía una moneda de 20 centavos, ejecutando partituras de música generalmente Americana. Contaba con solo dos tangos la falta de material de respuesta, impedía el uso de ese piano compuesto de varios instrumentos y particularmente no tenía salvación, pues la fábrica para reponer las páginas que necesitaba había desaparecido en la última guerra del 14 al 18. Este ‘’ Popper Wils ‘’, era uno de los cuatro únicos existentes en toda la república. A don Miguel Di Sarli le nace imprevistamente la idea de ofrecerle a su viejo amigo Manara, la cooperación de su hijo Carlos. Este acepta… y haya va el joven pianista, rumbo a la pampa, cuando aun estábamos en el año 1916. Este señor Mario Manara envió cuando se entero del fallecimiento de Don Carlos Di Sarli, una conceptuosa carta a sus familiares, expresando su pesar. Enterado de 11


la importancia que tendría su declaración se le solicito que enviara algunos apuntes relacionados con aquellas presentaciones del joven pianista, teniendo presente que figuran como las que le reportaron sus primeros pesos, como músico profesional. Al respecto dijo el señor manara: ‘’ Carlitos se hiso querer rápidamente por la gente que concurría a su confitería le solicitaban tangos y amplio muchísimo el repertorio con obras que ya conocía y las que iba concluyendo noche a noche. Después del biógrafo (léase cine) algunos muchachos se quedaban hasta altas horas de la madrugada no solamente escuchando los tangos que fluían del popper, ahora tocado por Carlitos si no que también bailaban entre ellos. Aquí le queríamos mucho. Era muy cariñoso. Cuando lamente su muerte ‘’ Estos son los párrafos extraídos de esta misiva que envió este buen señor, Brindándonos así un magnifico aporte para seguir la trayectoria inicial del singular pianista y compositor Carlos Di Sarli cuando volvió a su ciudad natal, regresaba con la idea fija de formar su propio conjunto típico…y así lo hizo, con elementos de aquella ciudad integro su primer sexteto con el cual debuto en el café ‘’ el moka ’’ de la esquina de zalarrayan y buenos aires. Con este debut se produce un hecho curioso que no solamente pasa a engrosar el anecdotario “disarliano”, sino que nos muestra su férrea voluntad de llevar adelante una empresa cuando se lo proponía. Para debutar en “el moka”, precisaba tener un piano y 12

la empresa del café no disponía del citado instrumento. Opta por hablar con su señor padre y obtiene, después de algunas negativas, el consentimiento de utilizar el suyo y así es como traslada desde su hogar hasta el café, el piano de pertenencia. El debut fue bastante auspicioso y poco más tarde debuta en otro café bahiense, el denominado ‘’ café expréss ‘’, de la calle O’higgins numero 50 si mal no recuerdo.

13


SU AMISTAD CON JUAN C. COBIAN El retorno de Carlos Di Sarli, después de sus primeras apariciones ante el público de la capital de la pampa, tuvo su dosis de alegría al reencontrarse con un antiguo amigo de estudios Juan C. Cobián. Para ese entonces, Di Sarli si bien es cierto amaba intensamente a la música, sentía correr por sus venas, un deseo inmenso de hacerse marino. Soñaba con ser marino. Es entonces cuando sube las palabras de Juan C. Cobián y alienta al joven amigo para que no abandone la música. Con sus palabras logro el milagro. Hiso que Di Sarli creyera en sus interpretaciones y sus obras. ‘’ Probablemente deba al, el no haber sido marino. A él que me hiso creer en mi música y se declaro mi más grande admirador. Nunca he tenido un manager mejor, ni un amigo de sus quilates. Bajo la influencia de su temperamento impulsivo emprendedor, forme en mi primera orquesta a ya en bahía blanca y actué con el éxito que ustedes podrían imaginar ‘’ esta vocación la hiso Don Carlos Di Sarli en el año 1940, con motivo de un reportaje periodístico donde reconoció la influencia que sobre el ejerció ese otro grande del tango. La ciudad bahiense ya era chica para los afanes de triunfo que empeñosamente buscaba Don Carlos Di Sarli. 14

El quería que el pueblo de la ciudad porteña juzgara sus condiciones, ya sea como ejecutante o como compositor, ya que su equipaje lo integraba con ‘’ milonguero viejo ‘’ y ‘’ meditación ‘’, sus dos primeros tangos. Año 1923 Carlos Di Sarli en buenos aires. Pero buenos aires, reservaba para Di Sarli no solamente una lucha sin interrupciones, si no que le aguardaba con crueles desengaños sin interminables horas de privaciones. En los primeros tiempos después de su ingreso a la ciudad que tanto soñara y hallo algún apoyo por parte del tenor tito ruso mano que era primo hermano de su madre y que lucía su capacidad en el viejo politeama. El lo vinculo con algunos fines de le época, donde Di Sarli ejecutaba en piano en los entreactos. No eran muchos sus ingresos pero servían en cambio para ‘’ Ir tirando ‘’. Otro descendiente artístico de Don Carlos que le brindo alguna ayuda era, Don Alberico Spatola a quien también se le unía un parentesco con su madre. Recordemos que spatola, dio al tango diversos sucesos, tales como ‘’ ELI3’’ y muchos más. No llenaban las necesidades de Di Sarli estas ayudas de los familiares de su madre, pero iban cubriendo al menos lo esencial. Poco a poco fue vinculándose con el elemento musical de la ciudad y un buen día de le ofrece un puesto para actuar en calidad de pianista en un conjunto estable en uno de los tantos peringundines que abandonaban por la zona del bajo. En uno de ellos, Carlos Di Sarli traba amistad con un 15


viejo violinista alemán, compañero de orquesta. Siempre recordó don Carlos las palabras que le dijo aquel violinista: ‘’ Decían que mi amigo flo era un loco, dijo cierta vez Di Sarli y yo que de sus palabras pude sacar su tragedia, me hice el propósito de luchar, sin volver la cabeza atrás… sin pedir tregua ni darla ‘’ Recuerdo siempre cuando me dijo, agrega Di Sarli, ‘’ usted amigo Carlitos, va a dejar en estos hatillos, se refería al palco de la orquesta, todo lo que trajo de su ciudad. Le va a pasar lo que a mi. Quise ser concertista y de ello di pruebas en Londres y en Berlín… pero aquí me tiene. No me tomaron en cuenta y tengo que trabajar en esto para poder vivir’’ Pareciera que esas palabras de su amigo Flo influyeron enormemente en el espíritu de Di Sarli. Para no caer en el mismo destino, se repuso y cambio su camino. Se fue a calle corrientes arriba y se acerco a la zona iluminada con soñadoras carteleras… Las que algún día abría de alcanzar!. Poco a poco don Carlos se iba haciendo conocer en el ambiente musical. Ya se sabía que era un pianista, un pianista de alta escuela… Pero había que esperar que llegara la oportunidad. ¿Y como abría de llegar? ¿Cuánto tardaría? Eso es lo que no se podía ni siquiera vislumbrar. Anselmo Aieta lo incorporo a su plantel y va con el hacia el barrio de flores para inaugurar en 1923 el cine san Martín de flores. Iba cambiando su suerte. Di16

versas colaboraciones en distintos conjuntos de poca nombradía acercaban mas y mas a Di Sarli a las calles del centro. En 1924, exactamente cuando comenzaba en año, es incluido al elenco del violinista Juan Pedro castillo con quien actúa una temporada no muy prolongada. Sigue su peregrinal por las calles de la ciudad, buscando nuevas alternativas, y en 1925, llega al famoso cabaret ‘’ chantecler ‘’, hoy demolido, ubicado en parana 440. Por cuestiones privadas pierde el puesto en esa casa y retorna a las reuniones nocturnas de los cafés de buenos aires. En una de ellas, en el café de corrientes y parana, traba amistad con un violinista que acaba sus últimas actuaciones con su propia orquesta en el Uruguay. Se llamaba José Pécora. Ambos se hacen muy amigos y pécora, poco después lo recomienda al maestro Osvaldo fresedo que estaba formando otra orquesta para atender, además del cabaret florida un café que había comprado en la calle Rivadavia, cerca de pueyrredon. Carlos Di Sarli es sometido a una pequeña prueba y es aceptado, dejando maravillado a fresedo. Di Sarli queda con la orquesta que estaba en el florida y José marizzutti va con la que estaba en el café. Inconcebible. Carlos Di Sarli debuta, estábamos en 1926 y esa misma noche mantiene una discusión con la empresa de florida, porque se le quería obligar a que se quitara sus lentes amados. Para que se lo abran dicho! Di Sarli reacciono de tal manera contra esa imposición que ya no pudo continuar en la orquesta de fresedo cuando 17


estaba en 1927, el maestro Humberto canaro invito a José pécora a que forme un conjunto típico, para actuar en el café guaraní de la calle Lavalle, Canaro, Conocedor de la amistad que pécora mantenía con DI Sarli, le aclara que el director del conjunto debe ser el mismo pécora…Pero este, le da el trabajo a Di Sarli y continua haciendo las veces de primer violín en ese conjunto. Canaro se entero de lo que hizo pécora y muy contrariado, dejo de saludarlo durante más de 4 años.

18

SENSACIONALES TRIUNFOS DEL SEXTETO DE CARLOS DI SARLI Esta estupenda etapa de Carlos Di Sarli con su sexteto típico, en la escena del ‘’ guaraní’’, es posiblemente la que inicio su verdadera marcha en pos del triunfo final… Aunque este estaba muy lejos. Realmente pudo haber sido este y los años posteriores, lo que hacían elevado al pináculo de la fama, al distinguido maestro… pero distintos hechos, fueron aplazando su ascensión postergándola hasta 1939. Sigamos la hilacion de esos hechos. En el café ‘’ Guaraní ‘’ estuvieron 7 meses consecutivos, llenando noche a noche la sala y dejando en la acera a muchísimas personas que esperaban un turno para poder acercarse a oír al nuevo sexteto que traía algo distinto para el tango, aun que la base esencial fuera en estilo personal del pianista que encabezaba a esa formación. Eran tiempos en que con Carlos Di Sarli, Actuaban los violinistas pécora y Krause los bandoneonista ginzo y landó y el trabajo abramsky. Prueba elocuente del impacto que había hecho en el alma tanguera de la ciudad, este sexteto de don Carlos Di Sarli, la tenemos en los nuevos ofrecimientos que se le hicieron llegar y que generalmente arreglaba el violinista Domingo pé19


cora. De 17 a 20 y 21 a 1 actuaban para el “guaraní”, los sábados y domingos dejaban conjuntos de cambio, para poder entender los innumerables bailes que firmaban, gracias a ese auge mantenido en el café. Por la misma circunstancia fueron llevados al escenario del cine. Renacimiento, el día de su inauguración y en prolongadas fechas posteriores. La radiotelefonía en su época de gloria cuenta con el aporte del sexteto de Carlos Di Sarli y por la onda de LR.10 radio cultural, salen al aire los primeros tangos ejecutados por el citado sexteto. Esta intensa labor obliga a que dejen el escenario del ‘’ Guaraní ‘’ cuando ya estábamos en 1928, año en que el conjunto sufre nuevas modificaciones. Abramsky es reemplazo por el contrabajista Roberto Capurro que por muchos años siguió firme con Carlos Di Sarlí, en sus distintas reapariciones. El violinista krausse, dejo su puesto a lefallé… y así siguió su marcha Di Sarlí con sus muchachos.

20

EL SELLO R.C.A VICTOR CONTRATA AL SEXTETO DE CARLOS DI SARLI Avanzaba el año 1928 y el directorio de R. C. A Victór de ese entonces, siempre atento a las manifestaciones populares de jerarquía, contrata con exclusividad al famoso sexteto de la primera etapa de Don Carlos Di Sarlí, que había demostrado su enjundia, en los bailes más cotizados de la capital y en los escenarios de mayor gravitación para el tango. Es importante destacar que este conjunto de Di Sarlí, no estaba con un ‘’ Chansonier ‘’ estable y por esa circunstancia, los que posean grabaciones de aquella época se encontraron con placas donde colaboran, primero Santiago Devicenzi, cantor de reconocida fama que ocupo a ya por los años 33 al 37 el primer plano de la canción norteña actuando entonces con el nombre de Santiago Devin. El segundo ‘’ Chansonier ‘’ que colaboro con Di Salí fue Ernesto fama, no menos famoso que el primero, Merced a su intensa labor en la orquesta de Fco canaro y por ultimo canto con el aporte de ‘’ Chansonier’’ Fernando Díaz que lograra popularidad en un puesto destacado en el cancionero, por medio de la orquesta de Fco lo muto. No quiero decir que el mencionado sea el orden correlativo de las actuaciones de los 3 ‘’ Chansoniers 21


‘’, alternadamente colaboraron con Di Sarlí sobre todo los dos últimos. Acotare que tanto Devin como fama o Díaz cantores nacionales de esa época de Oro de la radio, eran requeridos por Di Sarlí para esas grabaciones especialmente. Los tres cantores actuaban como solistas en las estaciones radiales y en más de una ocasión eran acompañados por el sexteto de Carlos Di Sarli. 46 obras condensadas en 23 placas fijas la primera e importante etapa de Di Sarli para el sello R. C. A Victór. Comenzó a grabar el 26 de noviembre de 1928 con los tangos ‘’ La Guitarra ‘’ de Arolas y ‘’ T.B.C’’ de Edgardo Danato finalizando esta primera gestión del 14 de agosto de 1931, con los tangos ‘’ una noche de garufa’’ de Arolas u ‘’ Maldita’’ de flores y rodio. Queda algo por relatar. Antes de dejar de grabar para la R. C. A, Carlos Di Sarli en 1929 debuta en la boite ‘’ follie Bergere’’ que estaba ubicada en lo que es hoy la avenida diagonal norte y que desapareció ‘’ barrida’’ por la piqueta, para dar paso a esta arteria. En el ‘’ Follie Bergere ‘’ Carlos Di Sarli entreno el tango ‘’ Soy un arlequín ‘’ que había puesto su amigo Enrique Santos Dicépolo y extraigo del Anecdotario una referencia que nos permite conocer lo sucedido una lejana noche de ese año 29. El celebrado Enrique Santos Dicépolo y la cancionista Tania eran asiduos concurrentes ala citada boite y ambos eran muy amigos. Tania, quiso darle una sorpresa a Dicépolo y reposa con Di Sarli y 22

sus muchachos, el tango ya citado y cuando a la noche llego Dicépolo, lo canto con toda su alma y recibió una clamorosa ovación por parte del público asistente, además del conmovido agradecimiento del autor. Di Sarli llevo el disco esa producción de Dicépolo, pero sin su parte literaria, lo que no resta atractivo a la excelente interpretación que verifica el disco nº47.033. Casi todo el año 1929, los bailarines que habían ‘’ adoptados ‘’ el ritmo bailable de Di Sarli lo pasaron en el ‘’ follie Bergere’’ hasta que hubo que demolerlo. En el 30 se va Di Sarli con el conjunto al cine teatro fénix del barrio de flores, donde están una corta temporada, para regresar a las carteleras del centro, presentándose en el cine teatro astral, donde reeditan anterior mente éxitos, sobre todo con una selección de obras de Enrique Santos Dicépolo. En el astral, cubrían principalmente una simple salida de pocos minutos, pero el aplauso del público obligo a darles más tarde, una sección integra para desarrollar su cometido. Bisaban los tangos de tres a siete veces y en más de una oportunidad ejecutaban una sección de tangos de Enrique Santos Dice polo que producía una apoteosis en la sala. Era el ritmo triunfante de Don Carlos Di Sarli que ‘’ se abría paso ‘’ en el alma popular. Dentro de ese año 1930 el conjunto del autor de ‘’ Milonguero Viejo ‘’ Pasa al café ‘’ El Germinal ‘’ que está enclavado en la calle corriente en la misma calle del teatro ‘’ El Nacional’’ poco tiempo duro este ‘’Ensayo’’ En ‘’ El Germinal 23


‘’, pues Di Sarli, contrariado por algunos hechos de la empresa que el considero perjudiciales dejo esa casa después de efectuar una brevísima temporada de tan solo quince días, los suficientes como para observar el suceso con que el publico de ese café recibió el calificado maestro. Sendas temporadas en el balneario ‘’ El Indio ‘’ y en el cabaret ‘’ Clardge ‘’ siguieron a esa de ‘’Cl. Germinal ‘’ donde el sexteto de Don Carlos Di Sarli entre dos nuevas modificaciones, con la llegada del violinista muzzi, en reemplazo de José pécora y casi de inmediato Roberto guisado por muzzi que era integrante de la orquesta de Osvaldo fresedo. Un tercer cambio se produce en esa misma época, al retirarse el bandoneonista Gargiulo, por quien ingresa otero. Quedamos entonces en que el sexteto de Di Sarli se alinea de esta forma. En violines, Guisado y lefalle. En bandoneones landó y otero, capuro en el contrabajo y como es natural, Di Sarli en el piano. El Cabaret ‘’ Clardge ‘’ que mencione más arriba, es el mismo que después se llamo ‘’ bambú ‘’ y que es hoy ‘’ empire ‘’. Al salir de esa casa y cuando ya estaba en 1931, pasan al cabaret ‘’ Cosmo ‘’ que más tarde se conoció como ‘’ Casino Pigall ‘’ y en nuestros días es el ‘’ Maipú pigall ‘’, Discos, Radio y bailes ocupaban los meses de la formación de Di Sarli. Hasta que en 1932 (ya había dejado el sello Victór) incorpora al ‘’ Charsonier ‘’ Rodrigo Lesende que en realidad, es el primer cantor 24

que puede considerarse estable de dicho conjunto, lamentablemente de este vocalista de amplio arraigó, en esos años no pudo dejar registrada su voz en los discos de Carlos DI Sarli, por lo apuntado más arriba ósea que el maestro aviase alejado de la R. C. A. Rodríguez lesende colabora occidentalmente en una placa del año 1940, cuando ya pertenecía al elenco de Di Sarli, el joven Rufino. Una indisposición obliga a Rufino a dejar momentáneamente al conjunto y es reemplazado en un gesto que debo destacar por Rodríguez lesende, que sin pensarlo encuentra la oportunidad de gravar la ‘’ Milonga de centenario ‘’ que Di Sarli dedica al entonces presidente de la república Doctor Roberto M. Ortiz. Pero volvemos al 32 unos meses antes de ese año Roberto Gianitelli reemplaza en la línea de bandoneones a Tito Landó que se va a Alemania con un conjunto que integra también el cantos Fco Florentino Gianitelli forma pareja con otero. En pleno 1932 regresan al casino Pigall y Gianitelli es reemplazo por Félix Verdi, otro elemento de larga actuación al lado de Di Sarli. El 33 pasa sin mayores alternativas en el mismo “casino pigall” y en 1934 después de los bailes del carnaval viaja solo rumbo a rosario donde se queda algunos meses .el sexteto no deja de trabajar. Incorporan al pianista Ricardo Canataro y siguen su actuación normalmente, con una variante en lugar de ser “orquesta Carlos Di Sarli” era “orquesta Dri sarli” ¡observemos el pequeño retoque que hicieron al nombre del maestro, 25


para no tropezar con dificultades en el desenvolvimiento de las tareas… Y les salió bien! Debutaron en el ‘’ Guaraní’’ y la gente, posiblemente ante la creencia de que era el mismo conjunto que ya se había presentado en el 27, le brinda su apoyo al sexteto que sigue, manteniendo el estilo y el repertorio, creado por Don Carlos. No duro mucho eso de ‘’ Dri Sarli ‘’. Los muchachos resolvieron adoptar un nuevo nombre, para que no se les presentaran dificultades en el trabajo y así es como aparece en panorama del tango, la ‘’ orquesta típica Novel’’. La confitería ‘’ Novelty’’ que abría sus puertas a la actividad bailable lleva a los elementos que habían pertenecido a Di Sarli y un amplio éxito las acompaña en todas sus actuaciones obteniendo merced al mismo, contratos para las boîtes ‘’ tabaris’’ y ‘’ ambassador’’ primero y luego para el ‘’ embassy’’. La orquesta típica ‘’ Novel’’ es probada con todo suceso en L.R.G radio la Nación (hoy Radio Mitré) y en 1935 cuando debe incorporarse a esos micrófonos, una breve enfermedad del pianista reemplazante para no perder el contrato de L.R.G y del ‘’ Embassy’’. Probaron a varios elementos y ninguno tenía aptitudes para traducir los arreglos que eran de Carlos Di Sarli. Con esto queda dicho que Ricardo Canataro, fue el mejor suplente que tuvo Don Carlos, en la orquesta que continuo su tarea.

26

VUELVE CARLOS DI SARLI A LA ACTIVIDAD La impredecible necesidad por la que atravesaba abocaron a la tarea de preparar un pianista, para reemplazar a canataro por el tiempo que fuera necesario, es entonces cuando se enteran que don Carlos DI Sarli, ya había regresado hacia unos meses de Rosario, pero no se dedicaba a trabajar con su instrumento, estaba alejado de toda actividad musical. Fue Félix Verdi quien dio su domicilio. Di Sarli vivía en ese entonces en compañía de su sobrino del actual presidente de la república de Colombia, Don lleras Camargo que residía en nuestro país y del cual era muy amigo. Enterado de la necesidad de encontrar un reemplazante para canataro, Di Sarli no pode objeción al pedido de sus amigos… Pero había algo muy importante por medio. Hacía mucho que no ejecutaba el piano y sus manos estaban prácticamente endurecidas para esa tarea de tanta digitación. Acepto igualmente la petición y de inmediato se fue a practicar a la casa Romero y Fernández donde se le cedió un piano para ejercitarse. Debuto en el ‘’ Embassy’’ como pianista de la orquesta ‘’ Novel’’. Qué cosas tiene el destino! Carlos Di Sarli que había sido el fundador de ese elenco, que mantenía su ritmo y su repertorio, reaparece en el mismo como 27


‘’suplente’’! Pasadas las primeras noches de actuación. Carlos Di Sarli retoma su escuela pianística, un tanto abandonada en los últimos meses y lo que en primer momento le resultaba costoso realizar sobre el teclado del piano, poco a poco fue reencontrándose con quien había sido su creador. Las clásicas ‘’ Campanitas’’ de su inimitable arte, habían desaparecido y resultaban difíciles para el hombre que las había escrito en el papel pentagramado. Cuando ‘’ hablando sus nervios’’, Volvió a ser el alma de la orquesta. Sus elementos de ese entonces recuerdan la satisfacción que vislumbraban en el rostro de don Carlos mientras ejecutaba el piano junto a ellos. Había un motivo y era el adelanto que mostraban sus muchachos en la interpretación de los tangos que el había dejado orquestados al viajar a Rosario. Poco después regresa a su puesto en la orquesta ‘’ novel ‘’ el pianista Ricardo Canataro y Di Sarli ya no se conforma con vivir al margen de la música e ingresa al conjunto de Juan canaro, con quien está solamente unos 15 días por que no era de su agrado el estilo que cultivaba y aun mantiene, el hermano de Fco Canaro. Seguía su rumbo el que iba a ser el más fiel cultor del tango. Sus rápidas incursiones en otros conjuntos, lo tenían en actividad de la que nunca conviene alejarse, para mantenerse al día con todas las novedades. No quiero olvidar en estas líneas correspondientes a los años 34 y 35, el aporte que hizo Carlos Di Sarli al 28

conjunto de Juan D’Arienzo, cuando este formo un binomio con ‘’ El rey del compras’’... ¿Recuerdan? Era la orquesta D’Arienzo Visca’’ Para este tiempo, año 1935, Carlos Di Sarli que solo actuaba esporádicamente con conjuntos que precisamente no figuraban a su nombre, es cuando compone un tango con versos del popular ‘’ chamico ‘’ titulado ‘’ Loco Lindo ‘’ que es incluido en la película nacional del mismo nombre que protagonizaron Luis Sandrini y Tomas Simari. El tango solamente fue registrado para esa película por Ernesto Fama, jamás lo incluyo Di Sarli en el repertorio de su conjunto.

29


EN 1936 FORMA OTRA VEZ SU ORQUESTA TÍPICA

Corría este año 1936, cuando Carlos Di Sarli resuelve formar nuevamente su conjunto y para ello recurre a su hermano Roque Di Sarli que para ese entonces tenía su propia orquesta en la boîte ‘’ La chaumier ‘’. Acotemos ya que hasta ahora no lo dije, que su hermano Roque fue también un pianista de profunda estirpe tanguera que en distintas ocasiones tuvo su propio conjunto. En los últimos siete años de labor de Carlos Di Sarli fue su representante, abandonando la música, con lo cual privo al tango de un formidable interprete. Por mediación de su hermano, Don Carlos Di Sarli integro su nuevo elenco con algunos de los que actuaban con Roque en ‘’ la chaumier’’, junto a ellos se llevo al cantor Ignacio Murillo, debutando en el ‘’ moulin rouge’’ de la zona del bajo en 1937, yo había dejado de actuar con su propio elenco, es incorporado al famoso ‘’ trió numero 1’’ que actuaba por radio el mundo y que formaban como titulares, en piano Juan C. Cobian, bandoneón Ciriaco Ortiz, y en el violín Cayetano Puglisi, este ultimo actualmente primer violín de la orquesta de Juan D’arienzo. Primer violín de la orquesta de Juan D’arienzo. 30

La llegada de Carlos Di Sarli Al ‘’ Trió Nº 1’’ se produjo a raíz de la mucha actividad que tenía el pianista Juan C. Cobian y que en varias ocasiones se veía impedido de llegar al horario para cumplir con su labor en el trió. Rodríguez Lasende que era el cantor del trió y Cayetano Pulglisi, hablaron con el entonces el director artístico de la emisora de la calle Maipú 555, señor Pablo Osvaldo valle e hicieron emplear a Di Sarli como suplente de Cobián. Este poco después se marcho a los estados Unidos de Norteamérica y Di Sarli quedo efectivo en su puesto.

31


A FINES DEL 38 LO CONTRATAN Y DEBUTA EN LR1 RADIO EL MUNDO Ya estábamos en 1938 cuando reapareció con su orquesta en ‘’ Moulin Rouge’’ con el cantor Ignacio Murillo, una de las tantas noches de labor , recibe la visita del popular actor cómico Alisalem de baraja que estaba en compañía de un integrante del directorio de radio el mundo. Agrada a los visitantes el estilo que imprimía a su orquesta el inconfundible pianista y le propone efectuar una prueba en radio el mundo. Acepta Di Sarli y allá va con sus muchachos confiado en la fuerza de su ritmo. Aceptado, es la palabra final… y firma su primer contrato de importancia desde que se iniciara en buenos aires. Por fin le había llegado la gran oportunidad! Esa oportunidad que busco afanosamente en largos años de privaciones y desengaños ¡Ya estaba a un paso de la meta ansiada! El 1 de enero del 1939, a las 20:30 debuta Don Carlos Di Sarli con su orquesta típica en la LR1 Radio El Mundo, emisora a la que se mantuvo fiel hasta su desaparición en 1960. Cumplidos los dos primeros meses de labor, Carlos Di Sarli fue uno de los pocos conjuntos que reaparecían con brevísimos intermedios de descan32

so, para atender la solicitud de los avisadores que lo estaban convirtiendo en su preferido y para dar satisfacción al publico que rápidamente reparo en la bravura de los tangos que traía Carlos Di Sarli a la radiofonía. En su reaparición Di Sarli llevo al nuevo vocalista de su típica, Roberto Rufino. Aquí comienza una etapa trascendental, no solamente para el historial del desaparecido director sino también para su joven cantor y más aun, para el tango en sí. En ese entonces la típica de Carlos Di Sarli estaba integrada por estos elementos. En violines, Roberto Guisano, Daniel Goicochea y Adolfo Pérez. En bandoneones, Roberto Gianitelli, Alberto Mititieri y Domingo Sánchez, en el bajo Domingo Capurro y como único vocalista Roberto Rufino, con lo que queda dicho que Ignacio murillo se alejo de esa formación. Rufino antes de ingresas Carlos Di Sarli firmo con LR1 para todo la temporada 1939 se prolongo un año más… y otro más…y otro más… y así hasta que resolvió disolver su típica en 1948. Adjetivos tales como ‘’ El rey del tango ‘’, ‘’ As del tango ‘’, Etc., Son los que apuntalan el auge de Don Carlos Di Sarli durante ese año 1939.

33


34

35


36


Bahia blanca  

Artista famoso Argentino dueño de la mejor orquesta de tango. Carlos Di sarli