Page 33

al águila de agua con una antorcha ardiente. Cuando el trabajo está a punto de llegar a su fin, el león se transforma en el Ave Fénix Azul, que aparece en la clave 10 del tarot: la Rueda de la Fortuna que comprende el acertijo del destino humano. El águila se convertirá en el ave fénix de fuego que renueva la vida inmortal con fuego. El Arcángel tiene un pie en la tierra y otro en un estanque de agua. El reino donde está el Arcángel es Briah. Esto se muestra en el cielo dorado bajo el que está, el reino del día sin fin. El estanque representa el mundo acuático de Yetzirah y la psique humana, donde el Arcángel ha puesto un dedo del pie. Esto nos muestra, en forma pictórica, que el Yo Superior está presente en el corazón del alma, así como Briah penetra en Yetzirah, y está presente dentro de él. El "dedo del pie" del Y o Superior es una Imagen poética de la inmanencia que existe en los cuerpos sutiles. En el centro de los cuerpos sutiles (de Yetzirah), reside lo que algunas tradiciones llaman "la gota solar", que algunos perciben como una gota de oro derretido y otros como "la constante Flama ahusada de una lámpara en un lugar sin viento". En el yoga tibetano se le llama la "gota indestructible" (Mi gshigs pa'1 thig-le) y, como el "átomo semilla" de la literatura teosófica, es lo que persiste de una encarnación a otra. Es la Luz Interna, la Inmanencia Divina. Es el germen, la semilla potencial de la que crece el cuerpo solar incorruptible que es la meta de la Gran Obra. En los escritos de los Rosacruces se le llama granium in pectoris Jesu, "una semilla en el pecho de Jesús", la realidad esotérica que está detrás de la imagen del Sagrado Corazón en la iconografía Cristiana. Es la quietud central de ese lugar, la cueva del corazón, donde se escucha la Voz del Silencio (Shabda-Brahman, el canto del Absoluto). Y el hecho de que la conciencia se vuelva hacia esto, al Dios que vive en el interior, es lo que constituye la verdadera conversión mística. En el simbolismo de la Rosa-

Cruz, esta luz inmanente se representa como una gota de rocío que descansa en el centro de la rosa, Y refracta la luz del Sol Blanco de la Conciencia Suprema. Es un hecho establecido que cuando mueren los yoguis y los adeptos avanzados, sus cuerpos vacíos no muestran señales de descomposición o putrefacción al menos durante tres días. El cuerpo conserva su postura recta y la piel permanece dúctil. No se presenta el rigor mortis, y se percibe calor en la región del corazón. Cuando cesa este calor, por lo general después de tres días, el cuerpo vacío se colapsa y aparecen las señales usuales de la muerte. Esta Divina Presencia dentro del corazón es el verdadero Grial. La búsqueda es la percepción y manifestación del Santo Grial. Es lo que significa la terminación de la Gran Obra de la Alquimia; en la Tabla Esmeralda se le llama "Obra del Sol". La Cifra de Shemesh, la palabra hebrea que significa "sol", es el 640, la misma que corresponde a kos tankhumin, "la copa de la consolación" (que se menciona en el Salmo 23 en estos términos: "Ungiste mi cabeza con aceite; mi Copa está rebosante... "). En el Modelo Cabalístico que estamos usando, el Grial parece estar formado con diferentes sustancias en cada uno de los Sephiroth del Pilar Medio. Pero como leemos en la Tabla Esmeralda: "Todas las cosas provienen de Una", todas las sustancias están hechas de la Primera Materia. En Malkuth, el Grial está hecho de hierro (no de plomo, por razones que más tarde serán obvias); en Yesod está hecho de plata, en Tiphareth de oro. En Da'ath está grabado en cristal y en Kether la corona, es incandescencia pura, ya que el “cáliz” y su “contenido” no se pueden distinguir. En el Yoga Kundalini, la etapa más difícil es elevar el Fuego Espiritual del dragón al centro del corazón. Por consiguiente, en la mayoría de las prácticas siguientes, nos concentraremos en el Grial oro de Tiphareth. Tiphareth es la

Goddard David La Torre de La Alquimia  
Advertisement