Page 26

tus genitales. Malkuth abarca tus tobillos y tus pies con una coloración cuádruple que incluye: amarillo limón, verde oliva, café rojizo e índigo (como Binah). Cuando se han establecido los Sephiroth y se pueden recordar con facilidad, imagina los 22 caminos que los unen con Luz blanca. La visualización de los Sephiroth y los Caminos del Árbol de la Vida se puede utilizar como un ejercicio para implantar el simbolismo del Árbol en tu memoria, y para que lo evoques en tus momentos libres, durante tus actividades diarias habituales.

Etapa 3 Una vez que hayas alcanzado cierta destreza al establecer el Árbol dentro del aura, continúa con la serie de ejercicios que se conocen, en forma colectiva, como el Ejercicio de la Luz Entretejida. Son ejercicios graduados que están diseñados para establecer ciertas corrientes de energía en la "esfera de la sensación" (el cuerpo físico, el cuerpo sutil y los diversos niveles del aura) y llevar estas fuerzas a los niveles físicos. La primera etapa de la Luz Entretejida se inició antes al atraer energía del Kether hacia el lado izquierdo del cuerpo y del aura y llevarla hasta Malkuth, en una exhalación que se hace contando hasta cuatro. Luego, al inhalar, se hace subir la energía de Malkuth por el lado derecho del cuerpo y del aura, hasta llegar a Kether. Habiendo establecido una respiración rítmica, el Pilar Medio y la primera etapa de la Luz Entretejida, pasa a las dos etapas siguientes. Concéntrate en la corona central de Kether. Imagina que es una esfera de brillo blanco que gira rápidamente, atrae hacia sí energía del universo y la transforma

de modo que esté disponible para el uso inmediato del ser humano. Con una exhalación, dirige la energía blanca hacia Malkuth, haz que baje por la parte frontal de tu cuerpo y de tu aura. Permanece concentrado en Malkuth mientras cuentas hasta dos. Luego, con una inhalación, permite que la luz ascienda por la parte de atrás de tu cuerpo y de tu aura y regrese a la corona. Concéntrate en Kether mientras cuentas hasta dos, y luego inicia de nuevo el ciclo. Este ejercicio también debe llevarse a cabo con al menos seis ciclos completos. No te alarmes si empiezas a tener sensaciones físicas como escalofríos u hormigueos. Sólo es el cuerpo físico respondiendo al flujo de energía que entra. Encontrarás que este ejercicio tiene el efecto de vigorizarte con la corriente vital de la vida. Al terminar, descansa en la sensación de calma, vitalidad y bienestar que este ejercicio produce. Deja que la fuerza vital te nutra en todos los niveles.

Etapa 4 Habiendo establecido una respiración rítmica y el Pilar medio, como antes, haz circular la luz desde Kether hasta Malkuth, bajando y subiendo por los costados de tu esfera de sensación, al menos con seis ciclos completos. Después, haz circular la energía desde Kether hasta Malkuth, bajando por el frente y bajando por la parte de atrás de tu esfera de sensación, al menos con seis ciclos completos. Estas circulaciones de energía definen los perímetros del "Vaso de Alquimia", el aura. Concéntrate en Malkuth y visualiza una banda ancha de luz blanca, que asciende en espiral. Imagina que la espiral sube saliendo por debajo de tu pie derecho, pasa por tu pantorrilla izquierda, rodea y atraviesa tu muslo derecho, y así

Goddard David La Torre de La Alquimia